Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 7, 2022

Historia Del Nazismo Y Fascismo En Argentina.


Un busto de Hitler es parte del primer hallazgo de objetos nazi encontrados por la Policía argentina.

El nazismo y fascismo en Argentina, tuvieron  una inserción más profunda de lo que se quiere reconocer.  Si bien Hitler asume el cargo de Canciller en Alemania el 30/1/1933, no menos cierto es que el movimiento  fascista había sido fundado  en Italia  (Milano) por Benito Mussolini  el 23/3/1919. No es entonces una casualidad, que el nazismo que se inspira también en el fascismo (aunque no únicamente en él) encontró a Italia y Alemania como aliados en la Segunda Guerra Mundial.

El objetivo de este ensayo es exponer la enorme importancia nazi-fascista que imperó en Argentina desde las primeras décadas del siglo XX hasta prácticamente el 10 de Diciembre 1983, en que asume la presidencia Raúl Alfonsín. Después del golpe de estado que derroca al presidente Hipólito Yrigoyen el 6/9/1930  asume el Gobierno argentino  el general José Félix Uriburu y es precisamente en esa fecha que se crea la Legión Cívica Argentina que era un partido político nacionalista y fascista y que fueran conocido como los “Camisas Negras Argentinos”  que seguían el modelo fascista de Benito Mussolini  y que eran unas milicias de combate voluntarias. Este movimiento siguió actuando hasta aproximadamente el año 1940 , a pesar que el General José F. Uriburu falleció el 29/4/1932.  Para integrar la Legión Cívica Argentina, era un requisito imprescindible  (entre otros) repudiar  a los partidos políticos  y abogar por modificar la Constitución Nacional para establecer una organización corporativa en Argentina.

No es una casualidad que el Grupo Argentino del Partido de los Trabajadores Nacional Socialista Alemán fuera fundado en el año 1931, casi concomitantemente con la Legión Cívica Argentina según lo señalado anteriormente. Estos grupos fascistas eran muy bien acogidos por las autoridades argentinas de aquel momento, a punto tal que como lo refiere  el periodista e historiador Marcelo Larraquy  (artículo del 2/7/2021 ) , con motivo del desfile del 25/5/1931 la Legión Cívica Argentina, le hace un lugar especial al  Grupo Argentino del Partido de los Trabajadores Nacional Socialista Alemán y estos nazi- fascistas desfilan frente al Presidente de facto José Félix Uriburu con las Camisas Negras y la Cruz Gamada. La Legión Civica Argentina también interviene en hechos violentos, por ejemplo en el mes de marzo del año 1933,  cuando grupos  judíos se reúnen  en el Luna Park para denunciar y oponerse a la liquidación del Parlamento en Alemania y estos grupos judíos son atacados por la Legión Cívica Argentina.

Pero también existe un hecho  histórico importantísimo  y muy anterior del  nazi-facismo que sucedió en la Ciudad de Buenos Aires del 7/1/1919 al 14/1/1919  y que fue un Pogrom contra los judíos. Este hecho fue conocido  en la historia argentina como la Semana Trágica  y dentro de esta Semana Trágica  existió un verdadero  Pogrom contra los judíos llevado a cabo  por la organización nazi- fascista “Legión Patriótica” liderada por Manuel Carlés  y que yo considero un pequeño “Kristallnacht Argentino Anticipado “ de lo que sucedería en Alemania el 9/11/1938 y que la historia conocería  como Kristallnacht o  “La Noche de los Cristales Rotos”. Sugiero la lectura del artículo de este autor referido a este Pogrom consultando la página “albertoruskolekier.com” artículo titulado  “1919. POGROM EN BUENOS AIRES. LA SEMANA TRAGICA.”

Con motivo de la asunción del poder de Hitler en Alemania, se desatan en Argentina  despidos contra los argentinos  judíos  que trabajaban en las empresas alemanas  y las mismas  estaban alentadas a aplicar en Argentina, códigos de conducta compatibles con el ideario nazi de Alemania.

En el Diciembre del año 1933, asume como representante  de Alemania en Argentina el barón Edmund von Thermann  (quien vestía en ocasiones el uniforme de las SS del Tercer Reich) y tres años después fue nombrado oficialmente como embajador de Alemania en Argentina. El se encarga de desparramar y exigir el cumplimiento del ideario nazi entre la comunidad alemana y en sus empresas. El autor mencionado anteriormente, Marcelo Larraquy, refiere que “los nazis organizaron la Juventud Hitleriana con campamentos a orillas del Río Paraná y el Tigre”. Los nazis se infiltraron en cuanta institución social y deportiva podían e influenciaron a la Cámara de Comercio Alemana a tal punto que dicha Cámara fue subordinada al nazismo. Al mismo tiempo que Alemania “desjudaizaba” , el embajador von Thermann trataba de “desjudaizar” de las organizaciones alemanas de  los argentinos judíos incitándolos a su expulsión de las mismas. Incluso el Hospital Alemán , entre otras organizaciones, expulsó a médicos judíos de esa Institución.

Pero es importante destacar  la valiente postura del diario editado en  alemán que se publicaba en Argentina que era el “Argentinisches Tageblatt” que se enfrentaba al ideario nazi desde el intento fallido de Hitler de apoderarse del poder en el año 1923 en Alemania. Ello provocó que von Thermann calificara  al “Argentinisches Tageblatt” como un diario “judío comunista”. El diario “Argentinisches Tageblatt “ fue fundado en el año 1874 por el ciudadano suizo Johann Alemann. También la escuela Pestalozzi de Argentina (Instituto Pestalozzi)  que fuera creada por descendientes de la familia Alemann sufría las críticas del embajador von Thermann. Existían en Argentina en esa época publicaciones nazis como “Clarinada”, “El Crisol”, “Pampero” y “Bandera Argentina” entre otras.

En el año 1938 Alemania anexa a Austria y para festejar dicha anexión , en la Ciudad de Buenos Aires se celebra en el estadio Luna Park, el 10/4/1938  un acto nazi que reúne a cerca de 20.000 personas muchos de los cuales exhiben esvásticas y banderas nazis y hacían además el saludo nazi. A dicho acto asiste el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Manuel Fresco (que era un simpatizante nazi) , el ministro de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Sr. Roberto  Noble (fundador en el año 1945 del diario “Clarín” )  y también el subjefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires Sr. Carlos Suárez Pinto. Algunos historiadores atribuyen el nombre del periódico “Clarín” como una manera de recordar a la publicación nazi “Clarinada” referida anteriormente y que fuera prohibida por el Gobierno Argentino. Clarinada fue publicada entre Mayo de 1937 y Febrero de 1945. Existen referencias que en el primer número de “Clarinada” ciertos voceros de la Iglesia Católica mandaron mensajes de felicitación por la publicación (referido por Marcelo García) de dicho ejemplar. También es importante señalar que una gran parte de las fuerzas armadas argentinas  tenía una alineación ideológica  con el  Eje, o sea con el  nazifascismo .

En el año 1938, el presidente norteamericano Roosevelt preocupado por el futuro de los judíos en Alemania desde el año 1933, convoca una Conferencia en la localidad de Evian  (Francia) desde el 6/7/1938 al 15/7/1938 para tratar de que los países asistentes acuerden mecanismos de alivio a los judíos de Alemania cuyo   sufrimiento se incrementó a partir de Setiembre de 1935 con las Leyes de Nüremberg. La Conferencia de Evian contó con la presencia de delegados de 32 países, representantes de entidades judías como la Agencia Judía, Congreso Judío Mundial y la Organización Sionista. La República Argentina estuvo representada por su delegado Dr. Tomás Le Bretón (embajador en Francia). Pero lo increíble del caso, es que el 12/7/1938 el canciller argentino José María Cantilo, emite la circular Secreta No. 11 para que las legaciones diplomáticas de Argentina en el exterior no acepten visas de inmigración a inmigrantes judíos.  O sea mientras se exhibía el cinismo argentino en la Conferencia de Evian para aliviar el sufrimiento de los judíos de Alemania, Argentina emitió una circular que prohibía otorgar visas a los judíos. Esa fue la bestial postura nazi fascista de Argentina en aquellos tiempos. En aquel momento el presidente de Argentina  era Roberto Marcelino Ortiz. Es por dicha Circular muchos judíos que querían emigrar a Argentina escapando del horror nazi no eran autorizados para entrar a Argentina.  Dicha Circular Secreta fue descubierta en el año 1998 por la investigadora Beatriz Gurevich en la embajada argentina en Estocolmo (Suecia). Esta circular fue derogada el 8/6/2005 o sea 67 años después de haber sido emitida, estando de presidente Nestor C. Kirchner y como canciller Rafael Bielsa.

En el año 1939 funcionaban 203 escuelas alemanas en Argentina financiadas por privados y donde se transmitía la cultura nazi. Terminada la Segunda Guerra Mundial entraron muchos criminales de guerra a Argentina,  que pudieron llegar con la complicidad de la Cruz Roja Internacional, miembros de la Iglesia Católica y autoridades migratorias argentinas. Estos criminales nazis recorrían un camino que se denominaba la “ruta de las ratas “ o “ratline”, y generalmente llegaban desde el puerto de Génova en Italia. Fue así como llegaron entre otros, Adolf Eichmann ( ingresó con el nombre falso de Ricardo Klement), Josef Mengele (pasaporte expedido por la Cruz Roja No. 100.501 e ingresó  con el nombre falso de Gregor Helmut), Eduardo Roschmann (Carnicero de Riga , ingresó con el nombre falso de Federico Wegener) , Erich Priebke  (ingresó con el nombre falso de Otto Pape, responsable de la matanza de las fosas Ardeatinas),  Josef Schwammberger, (ingresó a Argentina en el año 1948 y vivió hasta el año 1987 cuando fuera extraditado a Alemania), Walter Kutschmann (ingresó con el nombre falso Pedro Ricardo Olmo  y llega a Argentina disfrazado de monte católico y trabajaba en la empresa Osram) ,  etc.

Obviamente que el Gobierno del General Juan D. Perón estaba al tanto de la entrada de estos criminales, pero también es cierto que otros países como Estados Unidos de Norteamérica abrían las puertas a ciertos nazis. En el caso de EE. UU, puntualmente le interesaban los científicos alemanes  por el desarrollo de armas muy sofisticadas que tenía Alemania .  Pero el hecho cierto es que existía en Argentina un gran antisemitismo y  una admiración por el fascismo. El General   Perón era admirador de Mussolini, de Italia y de Alemania e incluso el Ministro de Inmigración de Perón, Sebastián Peralta era un profundo antisemita quien había escrito sobre la amenaza que representaban los judíos para la sociedad.

El caso de Adolf Eichmann  es interesante, porque bajo el nombre falso de Ricardo Klement, trabajaba en la Mercedes Benz de Argentina,  (empresa alemana),  cuyo  presidente Jorge Antonio (financista de Perón), conocía la verdadera identidad de esta bestia nazi.

En Argentina  había un oscuro personaje nazi que era Rodolfo Freude que era amigo y secretario de Perón. El padre de Rodolfo Freude era Ludwig Freude quien era un inmigrante  alemán que organizaba el espionaje nazi en Argentina y que en el año 1944 se hizo cargo de los fondos y las actividades diplomáticas del Tercer Reich en Argentina. Rodolfo Freude era Director de Informaciones en el año 1946 y por él pasaban los trámites para el ingreso de nazis en Argentina. Rodolfo Freude apodado “Rudi” recluta otro nazi nacido en Argentina, de nombre Horst Carlos Alberto Fuldner  el que en el año 1947 comienza a trabajar en la Secretaria de Inteligencia y en la Dirección de Migraciones. Este personaje Fuldner era SS Hauptsturmführer o sea capitán del ejército alemán ,  por haber vivido en Alemania parte de su vida. El círculo ya estaba cerrado perfectamente, los argentinos nazis trabajando en el Gobierno Argentino eran los reclutadores de los criminales nazis y parte de la “ruta de ratas” de los nazis que  huían de Alemania. El mismo general Perón había sido agregado militar de Argentina en Italia durante los años 1939 y 1941 y era admirador confeso de Benito Mussolini,  padre del fascismo en Italia.

El 27/3/1945 el presidente de facto de Argentina, Edelmiro Farrell declara la guerra a Alemania y el Imperio de Japón, demostrando que la declamada posición independiente de Argentina en la Segunda Guerra Mundial era  una farsa, ya que en la Conferencia Hemisférica de  Río de Janeiro del mes de enero  del año 1942 Argentina se negó a declarar la guerra a los países del Eje (Italia, Alemania  y Japón), después del ataque japonés a Pearl Harbour el 7/12/1941. En aquel momento estaba en el poder en Argentina Ramón Castillo y como canciller Eugenio Ruiz Guiñazú. Recordemos que Brasil declara la guerra a Italia y Alemania en el año 1942.

Existió un nazi  argentino, Richard Oscar Walther Darré (Buenos Aires, 14 /7/1895 – Múnich, 5/9/ 1953), militar y SS-Obergruppenführer  (segundo rango militar más alto de las SS) que  fué  ministro de Agricultura y Abastecimientos  del Reich entre 1933 y 1942. Es increíble, pero esta persona que nació en Argentina y de joven emigró y finalmente vivió en Alemania llegó a ser ministro del Tercer Reich. Esta bestia escribió el libro “Sangre y Suelo” (Blot und Boden). Sostenía que había una desigualdad hereditaria entre los hombres y sigue siendo citado hoy en día en las páginas nazis y neonazis en Internet.

Es una mancha en el honor de la República Argentina, la gran cantidad de nazis ingresados, la Circular Secreta No. 11 y los funcionarios nazis ,fascistas y antisemitas  que desempeñaban tareas importantísimas en diferentes estamentos del gobierno criminales sin cuya colaboración los nazis no hubieran podido ingresar a este país y muchos judíos hubieran podido salvar sus vidas si se les hubieran otorgado las visas de inmigrantes.  El motivo de las autoridades argentinas no era solamente ideológico sino que también existían enormes sumas de dinero que los nazis pagaron a las autoridades argentinas para que esto fuera posible. Una  parte de la comunidad alemana en Argentina también  estaba dedicada  a proteger y esconder a estos criminales nazis. El Centro Simón Wiesenthal pidió investigar importantes transferencias de dinero que realizaron partidarios nazis radicados en Argentina en las primeras décadas del siglo XX. Estas transferencias fueron investigadas por haberse encontrado una lista de 12.000 aportantes nazis radicados en Argentina hacia bancos Suizos, mas específicamente el  Schweitzerische Kreditanstalt, que luego se convirtiera en el Banco Credit Suisse, con sede en Zurich, Suiza. Es en  ese banco   donde también se encontraban depositadas enormes sumas de dinero provenientes del saqueo que los nazis en Alemania realizaron a los judíos. O sea que con el dinero robado a los judíos en Europa, los nazis financiaban su escape y trataban de salvar sus vidas.

 

La historia es implacable con la verdad, por más que se la quiera ocultar.

 

Dr. Alberto Ruskolekier

Periodista- Escritor-Analista Internacional

Agosto 12 de 2021

 

 
Comentarios

Excelente nota, muy didáctica e ilustrativa de una etapa poco conocida de la Argentina, más bien «ocultada» . Celebro que este tema sea reflotado para el conocimiento de los argentinos ya que la historia argentina del antisemitismo está llena de estos oscuros episodios. Muchas gracias al autor y felicitaciones.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.