Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes agosto 12, 2022

¿Qué significa la felicitación de Hamas a los Talibanes?

El diablo los cría y ellos se juntan Fotos: Telegram Abu Ali Express


El jefe de Hamas en Gaza Ismail Haniya junto al jefe de los Talibanes Mula Baradar recientemente en Catar

El mundo se manifiesta con preocupación sobre los últimos acontecimientos en Afganistán y la toma del país por parte de los fundamentalistas islámicos Talibanes, pero la organización terrorista palestina Hamas los felicita. Por doquier se oyen expresiones de angustia por lo que pueda suceder a la población civil afgana  y muy especialmente a las mujeres , pero desde Gaza se publican manifestaciones de alegría y satisfacción por el regreso de los Talibanes al poder. Recordemos: ya anunciaron el cambio de nombre del país: Emirato Islámico de Afganistán. Es el primer paso simbólico, que inevitablemente recuerda la proclamación del Estado Islámico el 14 de junio del 2014.

Eso es lo que apoya Hamas ahora en Afganistán.

No son comentarios al pasar. No. Es un comunicado oficial de la organización que constituye desde junio del 2007, a raíz de la toma violenta del poder, el gobierno en la Franja de Gaza.

Y claro que eso irradia también sobre el ambiente general. En las redes palestinas en Gaza han circulado diversos mensajes de apoyo a los Talibanes, con fotos de golosinas, señal de celebración en la sociedad palestina.

Especialmente elocuente fue el post de Mousa AbuMarzuk, una de las principales figuras en la jefatura de Hamas, elogiando entusiastamente a los Talibanes por haber logrado lidiar “con Estados Unidos y sus colaboradores”, rechazando “todas las opciones” que se le presentaron y “sin caer en las trampas tituladas como democracia y elecciones”.

Lo bueno de los terroristas es que a menudo logran no esconder sus designios y su naturaleza. Cuando de islamistas fundamentalistas se trata, está claro: su existencia misma es opuesta de fondo a la democracia como sistema de vida y gobierno.

Evidentemente, este jefe terrorista no iba a perder la oportunidad de hacer comparacione con “la ocupación israelí”, pasando por alto un pequeño detalle: no hay ni un soldado israelí en Gaza desde el 12 de setiembre del 2005, lo cual no impide que Hamas y otros grupos, cuando consideran que ello sirve a sus intereses, disparen cohetes hacia la población civil israelí. Dicho sea de paso, lo han vuelto a hacer este lunes temprano a la tarde,  atacando la ciudad de Sderot.

El apoyo de Hamas a los Talibanes, por más chocante que sea en el momento actual, no sorprende en absoluto. Ese es el entorno en el que Hamas está cómodo: siempre con los extremistas, las fuerzas más oscuras, las que oprimen y matan a sus pueblos, las que socavan libertades y cobran vidas de inocentes.

Por eso el recientemente reelecto jefe de Hamas Ismail Haniya se reunió recientemente en Catar con una delegación de los Talibanes que fue especialmente a saludarlo, encabezada por uno de sus principales líderes Mulá Abdul Ghani Baradar .

Por eso estaba en la primera fila en la asunción del nuevo Presidente de Irán, el asesino Ebrahim Raisi, junto a otros terroristas como Ziad al-Nahale del Jihad Islámico . Por eso está en Teherán como en su casa. Es cuestión de ideología, de valores , traducidos trágicamente también en apoyo financiero y logístico concreto de parte de Irán a todos estos terroristas.

Haniya y Raisi

 

Pero todo esto, que nos parece importante destacarlo por si alguien aún piensa que Hamas “lucha para liberar a los palestinos”-aunque lo que hace es sumirlos en oscuridad y desgracia-nada tiene de nuevo. Lo sabemos. La pregunta es si en algún momento el mundo libre se moverá para enfrentar realmente a las fuerzas del mal.

Nos resultó bastante problemático-por ser delicada-un comentario del Secretario General de las Naciones Unidas António Guterres en Twitter este domingo 15 de agosto.

 

“Estoy profundamente preocupado por la situación en Afganistán y exhorto a los Talibanes y a todos los demás a ejercer la máxima contención para proteger vidas y garantizar que se pueda responder a las necesidades humanitarias. Las Naciones Unidas permanece decidida a contribuir a un acuerdo pacífico y promover los derechos humanos de todos los afganos”.

 

“¿Máxima contención para proteger vidas?” ¿Se lo pide a los terroristas? No conocen ese concepto. Ellos no protegen vidas. Las toman. Matan. Son responsables de la muerte de decenas de miles de afganos …o mucho más.

 

Lo que ha ocurrido con la entrada de los Talibanes al Palacio presidencial en Kabul, no es un asunto interno de Afganistán. Es un hecho que tendrá incidencia directa sobre Occidente, porque es un aliento al terrorismo y a todos aquellos convencidos de que el tiempo juega a su favor cuando se enfrentan a los valores de lo que nosotros vemos como mundo libre.

Ellos ya lo han dicho. La guerra santa no tiene una fecha de comienzo y fin.

Formalmente, proclamaron que la guerra ha terminado. En la práctica, para la población civil afgana, especialmente las mujeres y las niñas, recién ha comenzado.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.