Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 24, 2021

¿Mejor contagiarse de COVID-19 que vacunarse? Una mentira peligrosa

¿Qué hay detrás de la afirmación de que "no vale la pena vacunarse porque si me enfermo estaré más protegido contra el coronavirus que con la inyección"? Expertos israelíes analizaron un estudio en miles de pacientes que causó confusión en las redes sociales


En los últimos días se viralizaron en redes sociales publicaciones que se basan en una investigación realizada por Maccabi, una de las cuatro prestadoras de servicios de salud de Israel, y afirman que el estudio demuestra que es mejor enfermarse de coronavirus que vacunarse.
Las publicaciones afirman que en el estudio hecho por Maccabi se demostró que la posibilidad de contraer el virus por segunda vez era menor que la de contagiarse estando vacunado con dos dosis.

Sala de coronavirus del Centro Médico Barzilai.

Sala de coronavirus del Centro Médico Barzilai.
(AP)
Se trata de una interpretación incorrecta y peligrosa del artículo. Para obtener protección contra el coronavirus habría que enfermarse de coronavirus, y eso es exactamente lo que se pretende evitar. Y hay motivos para hacerlo. En Israel, uno de cada 50 pacientes confirmados alcanzó un cuadro grave de la enfermedad y 1 de cada 140 murió.
En Israel, uno de cada 50 pacientes confirmados alcanzó un cuadro grave de la enfermedad y 1 de cada 140 murió
Otro estudio publicado recientemente por Clalit, la prestadora de servicios de salud más grande del país, evaluó el riesgo de padecer complicaciones en las seis semanas posteriores al diagnóstico confirmado de COVID-19, entre más de 170.000 personas que se contagiaron sin estar vacunadas.
El estudio encontró que entre quienes se contagiaron de COVID-19 hubo una tasa mucho más alta de eventos médicos graves en comparación con personas de similares características que no se contagiaron. Estos eventos incluyen: accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, hemorragia intracraneal, embolia pulmonar, trombosis, miocarditis, pericarditis y daño renal entre otros.

Sala de COVID en el Hospital Beilinson de Petah Tikva.

Sala de COVID en el Hospital Beilinson de Petah Tikva.
(Reuters)
Más allá de todo esto, muchas de las personas que se recuperaron de coronavirus y no sufrieron eventos graves, sufren los síntomas a largo plazo de la enfermedad (Long COVID). Cabe señalar que entre las personas vacunadas, cuando se compara aquellas que contrajeron el virus con las que no, también se advierten diferencias en la aparición de eventos médicos, pero en mucho menor medida (inflamación de apéndice, culebrilla).
La interpretación que se le da al estudio de Maccabi cae en un error conocido como el “sesgo del superviviente”: evalúa solo a los que se recuperaron del virus e ignora a los que padecieron las consecuencias. No es la primera vez que alguien que opta por oponerse a las vacunas cae en esta trampa.

Sala de coronavirus en el hospital Beilinson.

Sala de coronavirus en el hospital Beilinson.
(Reuters)
Si bien es un error difícil de identificar, es necesario comprender su importancia: ignorar a la población de pacientes afectados por la enfermedad termina por caracterizar al virus como un fenómeno positivo, cuando en verdad, de lo que se trata es de una pandemia mortal. Una pandemia que hasta ahora ha terminado con la vida de más de cuatro millones y medio de personas (contando solo las muertes informadas por países que recopilan la información de manera confiable).
Se trata de una enfermedad que causa complicaciones a largo plazo, hospitalizaciones prolongadas y un deterioro significativo de la calidad de vida, incluso entre quienes la cursaron de manera relativamente “leve”. No debe correrse un riesgo tan alto solo para estar protegido de una reinfección. La vacuna es segura y eficaz, y es esencial para terminar con la pandemia.
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.