Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 24, 2021

Eli Gabai es un ex comandante de la prisión de máxima seguridad de Gilboa.

La próxima fuga de la prisión ya está en proceso

No importa cuántas cabezas se hagan rodar en el Servicio Penitenciario de Israel, no podemos evitar la próxima fuga de la prisión. Lo que el IPS necesita ahora es una reforma genuina en todos los frentes.


Carcel-de-Gilboa-Foto-Pardes-Hanna-Wikimedia

El mundo del Servicio Penitenciario de Israel se derrumbó el lunes cuando seis reclusos, algunos de los cuales conozco por mis años como director de la prisión de máxima seguridad de Gilboa, lograron escapar 

 

La increíble facilidad con la que los seis terroristas lograron salir de una celda de la prisión y huir sin que nadie se diera cuenta ha causado una gran vergüenza para el IPS y el Estado de Israel. El IPS está sacudido y bajo constantes ataques mediáticos desde todas las direcciones posibles debido a los fracasos que llevaron a la fuga de los presos.

No se puede negar que esto fue un fracaso. Hay quienes lo llamarían «un evento serio y sin precedentes», cada individuo de acuerdo con su cosmovisión, experiencia y relación con lo que sucede en los tiempos de rutina en los centros de detención para los presos de seguridad.

Ha habido cada vez más llamadas de altos funcionarios del establecimiento de seguridad, todo tipo de ex funcionarios, miembros de los medios de comunicación y varias partes interesadas para la destitución de la jefa de IPS, la teniente general Katy Perry, la jefa del Distrito Norte, y una serie de otros funcionarios vistos. como responsables. No me sorprendería saber que hay personas dentro del Servicio Penitenciario de Israel en particular y la Policía de Israel en general que buscan adoptar estos llamamientos para vengarse de los responsables.

La necesidad de sacar conclusiones personales hacia los responsables es a menudo una parte integral del proceso de recuperación de aprender las lecciones necesarias de un evento. No obstante, creo que no importa cuántas cabezas se hagan rodar, Israel no evitará el próximo escape. Incluso lo contrario puede ser cierto. Esto podría allanar el camino para los prisioneros para quienes este pensamiento solo ahora ha entrado en sus mentes.

Nada más fácil que unirse al coro de quienes culpan solo al IPS y a la mujer que lo dirige por este hecho. Pero la verdad que es tan difícil de tragar es que nadie está realmente interesado en el complejo y difícil trabajo de administrar el microcosmos que existe entre los muros de la prisión. Este es el patio trasero complicado y descuidado del Estado de Israel.

Según todos los «informados», todos los involucrados deberían ser destituidos, en una medida que seguramente paralizaría al IPS. Entonces, ¿Quién continuará custodiando no solo a los presos de seguridad, sino a los menores, criminales, detenidos y mujeres? ¿Quién se enfrentará a los disturbios y los incendios, poniendo al mismo tiempo sus propias vidas en peligro? ¿Quién continuará realizando una increíble variedad de tareas de rehabilitación de presos y acompañándolos a la corte y al hospital? ¿Quién trabajará bajo la presión insoportable de las amenazas y la falta de sueño suficiente en el tipo de entorno laboral que cabría esperar en el mundo en desarrollo?

¿Quién soportará el difícil trabajo de recibir a los asesinos de bebés, violadores y pedófilos que necesitan ser cuidados y protegidos y luego regresar a casa con sus familias e hijos mientras sus corazones amenazan con explotar? ¿Quién administrará las cárceles durante una pandemia, cuando los familiares de los presos no visitan y no hay movimiento dentro o fuera?

Sé que no será ninguno de esos críticos apasionados que ahora circulan por los estudios de televisión. No tengo ninguna duda de que, mientras escribo estas líneas, ya se están haciendo planes para la próxima fuga de una de las cárceles del país. Los presos tienen todo el tiempo del mundo. Esta es una verdadera batalla de mentes.

No fueron solo los reclusos del Penal de Gilboa los que cavaron un túnel y lastimaron al IPS. El estado y sus diversos gobiernos a lo largo de los años han roto el servicio penitenciario, creando brechas significativas, para peor, entre el IPS y sistemas penitenciarios similares en todo el mundo. Lo que el IPS necesita ahora es una reforma genuina, no solo en la forma en que detenemos a los presos y evitamos su fuga, sino en todos los frentes, incluida la agitación y mejora de los sistemas de inteligencia y operaciones, la infraestructura y la tecnología.

En conclusión, conozco personalmente al titular del IPS y al titular del Distrito Norte del IPS, así como la increíble soledad que sienten ahora mismo. Por el bien de todos, me gustaría esperar que la investigación de lo que sucedió y las conclusiones extraídas como resultado no vean al bebé siendo arrojado con el agua de la bañera. Deseo un feliz y exitoso año nuevo a los dedicados comandantes y al personal del Servicio Penitenciario de Israel.

Traducido para Porisrael.org y Hatzadhasheni.com

Israel hayom

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.