Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes octubre 25, 2021

Ex alto oficial en el Servicio de Seguridad de Israel, analiza la fuga de la cárcel israelí y la captura de los terroristas

Con el Brig. Gral. (RET) Lior Akerman


Brigadier Gral. Lior Ackerman Foto Liat Mandel

Akerman se desempeñó durante muchos años como alto oficial en el Servicio General de Seguridad de Israel (SHABAK en su sigla hebrea) y es hoy consultado asiduamente como analista en temas de terrorismo y seguridad. Además, es uno de los fundadores del Consejo del Pueblo que encabeza, una organización que brega por un cambio en el sistema de gobierno en Israel.

La gran fuga de 6 terroristas palestinos de la cárcel israelí Gilboa en el norte del país, presentada desde un primer momento como una falla colosal del Servicio Penitenciario israelí y una victoria moral para los palestinos, está terminando estrepitosamente. El viernes por la noche, cinco días después de la huida  e iniciados los rastreos, la Policía israelí logró capturar a 2 de los prófugos, ambos miembros de la organización terrorista Jihad Islámico. Y este sábado 11 de setiembre, llegó a otros dos, entre ellos Zakaria Zbeidi, considerado el gran símbolo del grupo, y a Muhamad Arda, comandante de la fuga.

 

La huida de la cárcel desató una tormenta de emociones entre los palestinos, para los que el tema de los presos en las cárceles israelíes es especialmente significativo. Cabe recordar que contrariamente a lo que suele presentarse tanto en los medios y redes de los palestinos como en diferentes medios extranjeros, no se trata de presos políticos sino de terroristas condenados por crímenes cometidos, por los que fueron detenidos y llevados a juicio.

Repartiendo caramelos en señal de celebración (Foto: difundida por Abu Ali Express en Telegram)

 

(Foto difundida por Abu Ali Express en Telegram)

 

La fuga desató una gran euforia pero esta se desinfló en forma inmediata e impactante apenas se informó de la captura de los primeros dos terroristas. Tal fue la necesidad de intentar levantar la moral que circularon por las redes fotos retocadas, presentando a los detenidos como satisfechos y sonrientes,  no derrotados.

El Photo shop

 

La realidad

 

La mentira y la verdad: Zakaria Zbeidi

 

De todos modos, el tema continúa siendo escenario de peligro, precisamente por el torbellino de cambios que envuelve el sentir de los palestinos. El hecho es que tras el disparo de un cohete desde Gaza a la zona de Eshkol en el sur de Israel el viernes por la noche,este sábado 11 volvieron a zonar las alarmas, esta vez en la ciudad de Sderot. Los responsables: Jihad Islámico. Y este domingo 12/9 por la noche, nuevamente disparos a Sderot. Todos los cohetes fueron interceptados por el sistema anti misiles Cúpula de Hierro. Algunos civiles resultaron heridos al correr al refugio y otros sufrieron conmoción nerviosa.

 

Para analizar todo esto, conversamos con el Brigadier General (reserva) Lior Akerman, ex comandante en el Shabak , o sea el Servicio General de Seguridad de Israel.

 

P: Más allá del análisis de las fallas que hicieron posible la fuga de la cárcel, la gran pregunta es qué derivaciones puede tener. ¿Cuál es en su opinión el problema central al que hay que prestar atención?

R: Hay dos problemas centrales. Uno es la falta de información de inteligencia en el Servicio Penitenciario y la capacidad de una gran cantidad de terroristas de planear y concretar una acción terrorista desde la prisión, sin que haya información al respecto de antemano. Y el segundo es el control de los presos de lo que ocurre dentro de la cárcel y la impotencia de los carceleros frente a ellos.

P: Los palestinos presentan a los prófugos como grandes héroes. Israel sabe que no son ángeles detenidos por ideas sino por crímenes cometidos ¿verdad?

R: Para los palestinos ellos son héroes también cuando están presos. Y claro que después de la huida.En el mundo, quienes los consideran “luchadores por la libertad”, cabe suponer que seguirán viéndolos así de todos modos. Y quienes los ven como asesinos, no cambiará de opinión porque se hayan escapado. Las razones por las que están presos están claras, los detalles sobre sus atentados han sido publicados.

P: ¿Cómo analiza el vínculo entre Zakaria Zbeidi y los otros 5 del grupo, todos ellos del Jihad Islámico?

R: En el terreno mismo, los miembros de todas las organizaciones están conectados por vínculos personales, de amistad, de barrio, familiares. Cuando son residentes de una misma zona y se conocen de cerca, la afiliación grupal no tiene tanto significado.

 

P: Estimo que la conexión entre todos ellos deriva del simbolismo que tiene Zbeidi en Jenin, que no está lejos de la prisión Gilbia, y quizás pensaron que lograrían llegar allí. ¿Pero puede tener también derivaciones en términos de cooperación futura?

R: La cooperación entre ellos de todos modos se da en el terreno todo el tiempo durante años. Fatah como organización ha dejado de cometer atentados hace mucho pero individuos como Zbeidi, miembros de Fatah, continuaron, también contando con ayuda de Hamas y Jihad Islámico.

 

P: ¿Considera que Zbeidi representa realmente al Fatah de hoy, a su verdadero rostro, o es una figura independiente que no le debe nada a nadie?

R: Zbeidi se representa más que nada a sí mismo y un pequeño grupo de hombres que lo rodeaba. Lo que él personalmente hace no dice nada respecto a Fatah como organización. Fatah está hoy sin duda muy dividido y yo hasta diría que en cada región actúan de otra forma, sin liderazgo.

 

P: Presos palestinos prendieron fuego a sus celdas como protesta contra Israel cuando a raíz de la fuga Israel decidió dispersar a los presos del Jihad Islámico por distintas cárceles ¿Cree que es el comienzo de algo más amplio? ¿Qué puede haber un levantamiento que encienda Cisjordania?

 

R: Siempre es posible un levantamiento. Cualquier chispa puede prender fuego. Las organizaciones terroristas buscan siempre un pretexto para ello. A la quema de celdas hay que reaccionar con mucha firmeza y el Servicio Penitenciario debe recuperar su control en las cárceles de los presos por seguridad. Renunció a ello hace mucho. Hay que tomar ciertas medidas unilaterales duras y decididas para revertir la situación.

 

P: ¿Cómo evalúa la reacción de las autoridades? Por un lado, del Servicio Penitenciario y por otro del Primer Ministro .

R: Mientras la situación no se deteriore a un levantamiento o una ola de atentados, no vislumbro ningún tipo de decisión dramática por parte del gobierno. Quizás un operativo militar en el campamento de refugiados Jenin llevaría a una escalada y a un enfrentamiento. A nivel táctico, estimo ue lueo de la investigación serán destituidos varios miembros del Servicio Penitenciario y el Estado tendrá que analizar el tema a fondo y tomar medidas duras para hacer cambios en esta organización, que es muy problemática.

 

P: ¿Qué puede hacer la huida a la coordinación de seguridad entre Israel y la Autoridad Palestina?  ¿Es una coordinación de aporta algo real a Israel? ¿Se verá perjudicada ahora? Imagino que es difícil concebir que la Autoridad , en caso de tenerlo, proporcione a Israel información que ayude a capturarlos ¿no?

 

R: La coordinación de seguridad es cómoda y buena para ambas partes. Se mantiene todo el tiempo, también en épocas de crisis. Es mucho más importante para los palestinos que para nosotros dado que la mayor parte de la información de Inteligencia la tenemos nosotros, incluyendo sobre los planes de atentar contra la administración palestina. Pero más allá de ello debo comentar que de todos modos el Servicio Penintenciario de Israel no se basa en la cooperación y coordinación de seguridad en sus acciones contra los terroristas sino que en la mayoría absoluta de los casos trabaja por sus propios medios.

 

P: ¿Cómo se puede resumir desde el punto de vista israelí por ahora este tema, que comenzó con una falla colosal del Servicio Penitenciario de Israel con la huida y siguió con la captura de 4 de los  6 terroristas, incluyendo Zbeidi con todo su simbolismo y el jefe de la fuga?

R : Recordemos que aquí lo que hubo fue una fuga de la cárcel no un atentado. Los prófugos fueron capturados y los que faltan considero que también lo serán. Hubo aquí un fracaso de Inteligenia y una falla operativa del Servicio Penitenciario y por otro lado un gran éxito del Shabak (Servicio de Seguridad) y la Policía de Israel. Los palestinos festejaron demasiado prematuramente . De entrada cabía esperar que serían capturados y devueltos a prisión. Y eso es lo que ocurrió. Una buena fuga  pero mal planeada, fue lo que los llevó a este punto.

 

P: ¿Cuál le parece que es el resumen desde el punto de vista de los palestinos? ¿Considera que la captura de 4 de los 6 es suficiente para arruinarles la sensación que han estado destacado estos días, de que “derrotaron” a Israel?

R: Yo no creo en absoluto que los palestinos realmente consideren que derrotaron a Israel. Eso es mera propaganda en los medios. La fuga no es una victoria sobre Israel.

 

P: ¿Cree que el acuchillamiento el viernes en la Ciudad Vieja de Jeriusalem y los disparos de cohetes desde Gaza al sur de Israel fueron una forma de expresar la sensación de victoria que embargaba a los palestinos?

R: Puede ser, pero más que nada, frustración por el hecho que no logran promover su agenda en Gaza . El acuchillamiento fue algo local y aislado, no considero que tena nada que ver de fondo con posturas políticas palestinas .

 

P: Se ha escrito y dicho mucho sobre las condiciones especiales y demasiado buenas en las que viven los presos por seguridad en las prisiones israelies. ¿Puede aclarar cómo son exactamente las cosas en este sentido?

R: No es una experiencia fácil estar preso. Pero los presos de seguridad disfrutan de un alto grado de autonomía y manejan sus cosas en la cárcel, recibiendo condiciones demasiado buenas . La dirección de las cárceles no logra realmente controlarlos ni logra imponer disciplina o recabar información de Inteligencia. El Servicio Penitenciario debe hacer cambios al respecto y lograr mejorar considerablemente sus capacidades y recursos . Pero para eso es necesario que el gobierno adopte determinadas decisiones.

 

P:¿Cree que Israel, o digamos el sistema que lidia con los presos, quiere más que nada silencio, tranquilidad, y está dispuesto a abstenerse de determinadas decisiones y medidas necesarias respecto a los terroristas presos con tal de garantizar esa calma?

R: Sí, es cierto. Israel busca constantemente la calma. En las cárceles, en Gaza, en Judea y Samaria. Y tanto se quiere calma que hemos perdido la capacidad de disuasión  y la iniciativa . Solemos más que nada reaccionar, demasiado poco y demasiado tarde.

P: ¿Cómo interpreta el hecho que árabes israelíes fueron quienes dieron la información que condujo a la captura de los dos primeros prófugos? Al principio se estimó que por otro lado recibieron ayuda de  algunos de ellos pero ahora parece claro que no hubo nada organizado sino cosas casuales y sin que se sepa a ciencia cierta de quiénes se trataba. Recordemos que también hubo algunas manifestaciones en su favor.

R: El 90% de los árabes israelíes no están involucrados en ningún tipo de actividad hostil contra la seguridad y se oponen al terrorismo. Por lo tanto no me sorprende que no hayan ayudado a los prófugos y hasta hayan reportado sobre ellos.

P:  Muchas gracias Lior.

R: Gracias por el interés.

Semanariohebreojai

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.