Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 1, 2021

El Discreto Encanto del Gris

Dr. Ariel Gelblung es el Director del Centro Simon Wiesenthal para América Latina


A menudo menospreciado, el gris es un gran color.
Para algunos remite mediocridad y tristeza.
Para mí, además de lucir una discreta elegancia, trasunta madurez.
No por nada es el color que el pelo toma luego de transitar lo bueno y lo malo de la vida. Y debe lucirse con orgullo.
Lo que escuchamos y recordamos de los sabios nos remite a sus cabelleras plateadas.
El mundo no puede ser visto en términos de blancos y negros.
Hace dos semanas pedí a mis lectores que analicen si creen que el mundo se divide en buenos (los que piensan como nosotros) y malos (los que no).
Este pensamiento llevado a cualquier campo es fatídico. Lleva a las peores consecuencias.
En términos políticos, el discurso extremo genera resultados lamentables.
En un ambiente democrático, la moderación debería ser vital. Al igual que el gris, posiblemente no destaque entre colores fuertes y brillantes, pero será más proclive a tener en cuenta y generar empatía con lo que a los demás le sucede, tratando que cada decisión genere más bien que mal.
Dividir al mundo entre buenos y malos, suponiéndonos los buenos y menospreciando al otro lleva a conclusiones ilógicas, perversas y a veces, ridículas.
Valga como ejemplo el reconocerse de izquierdas y comprar el combo que nos ofrece el mostrador. Yo soy de izquierda, Estados Unidos es malo. El aliado de Estados Unidos en Medio Oriente es Israel, Israel es malo. El enemigo de Israel es bueno. Viva Palestina Libre, y ya que está, la imagino laica y socialista.
¿Estás seguro que los clérigos de Hamás se consideran laicos?
¿Las mansiones de los líderes de la Autoridad Palestina son producto del socialismo?
El extraño fenómeno de la interseccionalidad también lleva a sorprendentes resultados.
Esta teoría supone que el mundo siempre se ha dividido entre opresores y oprimidos.
Y, vaya un ejemplo de su incoherencia. El universo LGTBI se coloca del lado de los oprimidos. Israel (siempre del lado de los malos) es el opresor de los palestinos. Por ende, no aceptaremos en nuestras marchas quienes se identifiquen con Israel. ¿No se advierte de esta forma que en ese caso se transforman en el opresor que tanto han criticado? ¿Están al tanto de lo que sucedería si saliesen del closet en una plaza pública en Gaza? ¿Saben que la Marcha del Orgullo más multitudinaria de Medio Oriente es en Tel Aviv?
Y voy a dejar (sin spoilear) la Teoría de la Cancelación para otro día.
En síntesis. No temas en darle crédito al gris. En términos políticos no te va a defraudar.
Al fin y al cabo alguien que supo mirar como nadie, que pudo graficar el origen de la vida, de la Chispa Divina, de lo bueno y lo malo que recorre la Tierra, como lo fue el gran Leonardo Da Vinci, sentenció “Un día gris proporciona la mejor luz”.
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.