Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves enero 27, 2022

En un nuevo aniversario de la Partición, recordamos el agradecimiento del Presidente Itzjak Navon a Latinoamérica


************************************************

“Sin el voto de América Latina, no habría nacido el Estado de Israel”

*****************************************************

Itzjak Navon, lamentablemente ya fallecido, fue el quinto Presidente del Estado de Israel.  Siempre lo unió un vínculo especial con América Latina. De joven, fue secretario en la Embajada de Israel en Uruguay, la primera de Israel en un  país latinoamericano.

Ahora, al llegar un nuevo aniversario de  la aprobación en la ONU de la resolución 181 de la Asamblea General que recomendó la creación de un Estado judío y otro árabe, lo que se conoce como la Partición de la Palestina del Mandato Británico del 29 de noviembre de 1947,  es oportuno recordar una entrevista que nos concedió cuando el 60° aniversario de aquel hito.

 

Publicamos aquí un resumen de aquella conversación, en la bendita memoria de Navon y de su aprecio por la votación de América Latina en la ONU.

 

 

P: Señor Navon, ante todo le agradezco el honor de recibirme hoy en su despacho, porque para mi ésto es una entrevista con un protagonista de la historia de Israel. Este jueves se cumplen 60 años de la Partición de Palestina, lo que hizo posible la creación del Estado de Israel. ¿Qué sentimiento le inspira que se haya llegado a esta fecha?

 

R: Tenemos la ilusión de ser un pueblo eterno así que 60 años, comparado con toda nuestra vieja historia , no es mucho. Pero en las condiciones especiales de Israel, rodeado de países que lamentablemente eran todos enemigos-ahora afortunadamente tenemos acuerdos de paz con Egipto y Jordania, esperamos tener más con otros países árabes y con los palestinos-Israel tuvo que luchar fuerte no sólo por su independencia sino por su existencia misma. Y agradecemos a Dios por cada año .Espero que este encuentro en Annapolis tenga resultados.Yo no creo que será ahora mismo, rápido, pero si ayuda a preparar el terreno para preparar el terreno para negociaciones de paz con los palestinos será una gran cosa, porque verdaderamente la llave para la paz en Medio Oriente está en manos de los palestinos. Si llegamos a un acuerdo con ellos, creo que vamos a ver relaciones diplomáticas también con otros países árabes.Así que estamos entre esperanzas, satisfacciones, algunas dudas, todo mezclado como en un cocktail típico para los israelíes.

 

P: En aquel entonces, cuando usted ya era partícipe en la lucha por la creación de Israel, en la Haganá, ¿pensaba que 60 años después se seguiría luchando, que a esta altura todavía habría países que ponen en duda el derecho de Israel a existir?

 

R: Si. Todo tiempo que no hemos visto la paz firmada, hecha, llevada a cabo, así es..No olvide que el primer día de nuestra independencia, cinco ejércitos árabes invadieron nuestro país: Siria, Líbano, Irak, Jordania y Egipto.Y éramos poco más de medio millón de habitantes, luchando contra 32 millones..Fue un milagro, pero también el resultado del sacrificio de los que lucharon.La sensación es que era ahora o nunca, cuestión de vida o muerte.No es cuestión de lujos, sino vivir o morir.La invasión fue tremenda.Hubo 6 mil muertos, muchos sacrificios.Pero felizmente, gracias a la devoción de los luchadores, ganamos la guerra.Todavía no hemos ganado la paz.Espero que eso también llegue.Hay que verlo en términos de una larga historia.

 

 

P: Cuando se mira el mapa de la partición de Palestina aprobada el 29 de noviembre de 1947, la sensación es que parecía un suicidio aceptar un territorio así.Pero el liderazgo judío de entonces comprendió que era aceptar eso o quedarse sin nada y que no se podía dejar pasar la oportunidad ¿verdad?

R: Usted lo dijo.No ocurre cada día ,una decisión de la ONU en la que por primera vez los Estados Unidos y la Unión Soviética dieron su apoyo a la partición.Si los árabes en aquel tiempo hubieran aceptado la decisión de las Naciones Unidas, tendrían hoy su estado.Esa era la decisión, dos estados, partición entre un estado judío y otro árabe.Nosotros aceptamos con mucho dolor porque el territorio era muy pequeño, pero teníamos la urgencia de esa independencia, para poder recibir a los miles y miles de refugiados del Holocausto y de los países árabes que estaban golpeando la puerta para entrar y no podían. Hay momentos históricos en los que uno toma la fortuna que se le da o la deja suelta.

 

P: ¿Dónde estaba usted el día de la partición?

 

R: En Jerusalem. Yo era en aquel entonces jefe del departamento árabe de la Hagana.Oímos la decisión de la ONU, salimos a la calle .Fuimos junto con un amigo a un profesor al que amábamos mucho, y compartimos con él la sensación de certeza de que ésto no pasaría tranquilamente.Ya sabíamos que los árabes rechazarían esa decisión y que sería el comienzo de una guerra.Y dos días después en efecto ya empezó la guerra, primeramente con los árabes palestinos y medio año después, la invasión de cinco ejércitos árabes.  Yo en ese entonces era  capitán en el ejército.

 

P: ¿En qué consistía ser el jefe del departamento árabe de la Hagana?

 

R: Era necesario tratar de saber cuáles son los planes de ataque de los árabes, tratar de comprender y de seguir el desarollo de las fuerzas enemigas. Debíamos seguir las declaraciones, la parte política y militar al mismo tiempo.

 

P: David Ben Gurion escribió que veía a la gente bailando celebrando la aprobación de la resolución de partición y que en su fuero íntimo comprendía que al día siguiente tendrían que ir a la guerra. Nadie lo dudaba ¿verdad?

 

R: Eso es lo que él escribió en su diario.Estaba cerca del Mar Muerto , en un hotel, cuando se declaró la decisión de la ONU. Todos los que estaban allí trabajando en la zona comenzaron a bailar y cantar y él escribió «están bailando y yo estoy muy preocupado sabiendo que aunque la resolución trajo una bendición, también llevará a una guerra y me pregunto quién de estos jóvenes va a vivir mañana».

 

P: Hoy, 60 años después,¿es ésto hoy lo que se soñaba?

 

R:Es más de lo que se pensaba.Ben Gurion dijo que cuando él vino a Israel de Plonsk en Polonia, aspiraba a vivir para ver medio millón de judíos en la tierra de Israel, en Palestina.Cuando él llegó había apenas 40 -60 mil. Llegó a ver 2 millones y medio. Ahora hay  aquí 6 millones de judíos. Tenemos también minorías de 1.250.000.Sobrepasa su sueño. Respecto a lo que veía para el futuro, decía que quizás algún día, después de cien años, si habrá aquí de 8 a 10 millones, esa será la realización del sueño sionista. En este sentido, fue un gran logro. Llegaron inmigrantes de 102 países, hablando 81 idiomas, es un refugio para cualquier judío perseguido o para quienes sueñan con vivir en la antigua patria y encuentra las puertas abiertas. Es la realización de un sueño sionista.Problemas , hay.Tenemos muchos problemas.Podemos exportarlos. Regalarlos.Problemas de defensa, de seguridad.Hay elementos extremistas árabes que siguen aspirando a la destrucción de Israel.Hay problemas a veces de conflicto interno entre comunidades con culturas diferentes, conceptos opuestos…no es fácil. El sistema electoral permite que haya muchos partidos políticos y eso puede ser mejorado.Hay todavía problemas sociales, con una gran diferencia entre gente que vive bien y gente pobre. Y no podemos permitirnos este lujos.Pero lo que no es normal es que un Estado esté amenazado por vecinos.

 

P: Usted mencionó antes a Ben Gurion, de quien usted fue su cercano Secretario.¿Cómo era trabajar con él?

Navon con David Ben Gurion (Foto: GPO)

 

R: Sin exagerar, diría que yo creo que él fue el líder más importante que tuvo el pueblo judío en 2000 ó 3000 años.La gran suerte del pueblo judío fue que en esa determinada encrucijada de la historia, estuvo este hombre en el centro de las decisiones más importantes y agudas. Consiguió los resultados de victoria en la guerra y logro político en tiempo de guerra.Trabajar con él fue una sensación muy excepcional.Generalmente cuando uno trabaja cerca de una persona, cuanto más cerca está, más ve las debilidades. Acá me ocurrió lo puesto.Cuanto máas estaba con él, más lo veía, lo escuchaba , más y más captaba cuán grande era .Era una personalidad extraordinaria, de gran sencillez, honesto, con una capacidad increíble de ver las cosas, de prever las cosas.

 

P: ¿Por ejemplo?

 

R: En 1934 hubo aquí una reunión y él habló y dijo : Hitler no puede existir sin hacer guerra.Va a hacer guerra. Va a hacer guerra contra Checoslovaquia, Francia, Polonia,Rusia, todo lugar en el que hay grupos alemanes.Va a ir a conquistarlos.Es un régimen que depende de hacer guerra.No sé cuándo estallará esta guerra.Quizás tenemos no más que cuatro o cinco años.Es una guerra que será fatal para el pueblo judío. Hizo un análisis de la situación.Cuando Hitler dijo que quiere eliminar al pueblo judía, él sabía que había que tomarlo en serio.

En 1945, ya finalizada la Segunda guerra mundial, en un encuentro con figuras judías en Nueva York, dijo que no tenía duda que Inglaterra saldría de sus colonias, también de Palestina y que seguro habría una guerra con los árabes. Por eso dijo que necesitamos ayuda para comprar armas.El preveía lo que sucedería y sabía con claridad qué es lo que hay que hacer.El también previó que habría un acercamiento entre Rusia y Estados Unidos, aunque eran los tiempos de la guerra fría. Comprendió qué miedo tiene Rusia a China y que no querría estar entre dos fuerzas, Estados Unidos y China.Además vio que miles de estudiantes terminan las universidades todos los años.Hombres de ciencia no pueden estar limitados a sus entornos, sino que tienen que estar en contacto con el mundo.Eso influirá en lograr más libertad, más dictadura, más apertura, y eso acercaría a China a Estados Unidos.Y eso es lo que ocurrió. ¿Qué significa ésto para el pueblo judío? El dijo que se abrirían las puertas de  Rusia y que dejarían a los judíos salir.Nunca les habían permitido pero eso cambiaría, como resultado del acercamiento con Occidente. Y eso significa que debemos prepararnos , debemos hacer planes cómo vamos a recibirlos, dónde vamos a alojarlos, escuelas, casas, fábricas.Diez años antes de que comiencen a llegar, Ben Gurion dijo que había que prepararse para la llegada de los judíos de la Unión Soviética. Veía las cosas de antemano, sacaba las conclusiones y tenía la fuerza y el coraje necesario para aplicar las conclusiones.

 

P: ¿Es verdad que Ben Gurion le pidió a usted que le enseñe español para leer el Quijote en el idioma original?

 

R: Le explico.Yo pasé dos años en Montevideo y un año en Buenos Aires.Tenía un profesor para aprender el castellano.Sabía judeo-español de casa, pero no era lo mismo.Al volver aquí fui nombrado Secretario del Ministro de Relaciones Exteriores Moshe Sharet.Ben Gurion era el Primer Ministro y Ministro de Defensa.Un día recibió un libro de cuatro tomos, del Profesor Leon Dujovne de la Universidad de Buenos Aires: «La vida y la filosofía de Spinoza».Ben Gurion era un gran admirador de Spinoza.  Quiso leer el libro.Un hombre normal le pide quizás a un amigo que le lea qué dice allí pero él decidió aprender el español para poder leer ese libro.Le dijeron que yo recién había llegado de Montevideo y así se dio que empecé a enseñarle español, con libros de gramática, diccionarios …Después de dos o tres meses dijo: «Ya entendí el principio.Ahora quiero leer el Quijote».Compramos El Quijote  de la Mancha y empezamos a estudiar y leer con diccionarios.Lllegó a tal grado que pudo leerlo solo, con el diccionario, sin necesidad de mi ayuda.A veces cuando nos encontrábamos me comentaba «ya leí tal párrafo, tal capítulo». Un día aprendió de memoria el capítulo XI, que es el discurso del Quijote frente a los cabreros. («Dichosa edad y siglos dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron nombre de dorados, y no porque en ellos el oro, que en esta nuestra edad de hierro tanto se estima, se alcanzase en aquella venturosa sin fatiga alguna, sino porque entonces los que en ella vivían ignoraban estas dos palabras de tuyo y mío!»).Le gustó mucho ese capítulo y se lo aprendió de memoria.

Sabía además una serie de idiomas.Durante la segunda guerra mundial estuvo en Londres unos meses-también durante los bombardeos-.y allí aprendió griego y filosofía griega. Tenía curiosidad intelectual. Decía que todo lo que ocurría en el mundo podía influir sobre nosotros y que por eso teníamos que saber lo que pasa. Un político siempre debe renovarse, decía,no juzgar las cosas de hoy como si hubieran pasado ayer porque cada día cambian cosas. Nada está congelado sino que cada día hay cosas nuevas, hay que seguir los cambios. Hay que saber lo que era el ayer pero ver todos los días lo que sucede.Es como el río que corre, como el agua.El filósofo Heráclito ya lo dijo: Panta rey, todo corre. Así es la vida, así es la política.En ese sentido era de mente muy joven.

 

EL ROL DE AMERICA LATINA EN LA CREACION DE ISRAEL

 

P: Señor Navon ¿qué tiene para decirle hoy a América Latina por el rol que jugó en la UNSCOP  que recomendó la Partición de Palestina?

 

R: Si no fuera por los países de América Latina, no existiría el Estado de Israel. Es gracias al apoyo, a la comprensión, a la identificación de los países de América Latina que dieron su voto por la creación del Estado de Israel…y de un estado árabe.Era una partición, no solamente en favor de un estado judío sino que tomaron en cuenta también la presencia árabe.Fue una decisión justa , correcta pero no era una actitud formal de los latinoamericanos sino también emocional.Se identificaron con la tragedia judía del holocausto, con el pueblo disperso que volvía a su tierra histórica.

P: Este jueves, el Parlamento uruguayo lleva a cabo una sesión especial de homenaje a Israel en los 60 años de la resolución 181 .¿No es algo muy común, verdad?

R: ¡Está muy bien! Algo así en el Parlamento uruguayo es un gran gesto. En Uruguay aunque hubo cambios de gobierno, siempre hubo una actitud positiva hacia Israel.Sentimos agradecimiento por Uruguay y por todos los países que apoyaron la partición y el nacimiento del Estado judío.Las palabras no son adecuadas para expresarlo.Diciendo «muchas gracias» no alcanza.Realmente el sentimiento es de profunda gratitud por la comprensión, por el apoyo, por el humanismo que demostraron en tiempos muy difíciles.

 

LOS RECUERDOS DE URUGUAY

P: ¿Qué le dejaron a usted sus años en Montevideo?

 

R: Montevideo fue la primera embajada de Israel en América Latina.Teníamos allí un grupo de amigos.Era la democracia pura, la Suiza del continente. Antes de viajar era un enigma para mi.Estuve allí en 1949-50. Llegamos por barco.En el puerto de Montevideo se agruparon no sé cuántos miles de judíos, 15 mil, 20 mil, no sé.Vinieron a recibirnos.Estaba el coche, con la bandera de Israel , la gente besaba la bandera, saludaba, gritaba, cantaba Hatikva.Fue una recepción muy conmovedora.Nos recibió el jefe del protocolo .Luego nos dijo: «Si quieren saber qué es Uruguay, pues tres cosas: fútbol, democracia y playas». Sentimos mucha amistad.Teníamos allí muchos amigos.Claro que Rodríguez Fabregat, pero no sólo él. Estaba Sabat Ercasty, otros.Estaba el Comité pro Palestina, en contacto con las autoridades, José Hazan por cierto..Y ahí estuve por primera vez en la golá.Yo nací en Israel y estuve toda mi vida aquí.Una vez había salido a Chipre de viaje , pero nunca había visto judíos fuera de Israel.La comunidad era muy simpática y sionista.Existían todos los partidos políticos, todas las comunidades, los alemanes,los húngaros, sefardíes, ashkenazís,,Tuvieron suerte de tener un Presidente, don Elías Seroussi, aceptado y respetado por todos.Su familia nos adoptó de modo que me sentía allí como en mi casa, como en mi familia.Era una familia sionista.Fifo (Rafael) estuvo aquí ya durante la guerra. Había otros hermanos,Abraham, Roberto.Vinieron  Máximo.,Gisella, todos.Vinieron a vivir aquí y ocuparon puestos importantes.

 

P: ¿Le dejó una vivencia especial el haber estado allí?

 

R: Desde Montevideo también pude llegar a otros países del continente y aprender qué es América Latina. Pude aprender qué es «Orientales la patria o la tumba, libertad o con gloria morir»….¡Esos himnos tan especiales, tocaban cuerdas muy íntimas en mi!.También en Buenos Aires , «Oid mortales el grito sagrado, libertad, libertad, libertad..»Esa palabra libertad tenía un sonido muy fuerte…La gente era buena.Y Montevideo era un lugar desde el que se podía ver desarrollos políticos, económicos y sociales, de todo el continente.

 

P: ¿Cómo fueron sus contactos con las autoridades del gobierno uruguayo?

 

R; Muy amistosas. Recordemos que yo fui Secretario.El embajador era Jacob Tsur Teníamos las puertas abiertas, siempre con mucha amabilidad. Me acuerdo que se presentó la Opera del Rey David, sobre la guerra bíblica entre David y Goliat, en la que David venció.Todo el mundo nos miraba allí en el balcón, como si fuéramos nosotros el David que venció a Goliat.

Yaakov Tsur, primer Embajador de Israel en Uruguay y Argentina, aquí con el Presidente uruguayo Luis Batlle Berres

 

P: ¿Qué impresión tenía de Uruguay en general?

 

R: Recuerdo que me extrañó que hubiera tantas divisiones políticas , porque no era sólo Blancos y Colorados sino las divisiones dentro de cada uno de los grupos. Pero claro, después en Israel fue peor todavía.. Pero era una democracia en un continente en el que no había mucha democracia. Recuerdo bien al Presidente Luis Batlle Berres. Recuerdo que lo vimos sentado en un restaurante  tomando un cafecito.El  mozo lo llamó «Luisito»….Tengo recuerdos muy gratos de Uruguay. La bandera por ejemplo, azul y blanco, como la nuestra.Inclusive en el himno hay una parte que habla de Sion…

 

P: «El código fiel, veneremos inmune y glorioso, como el arca sagrada Israel»…

 

R: Así es..

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.