Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves enero 27, 2022

¿Hay que vacunar a los niños pequeños? Un experto cree que sí

Israel está entre los primeros países en recomendar la vacuna contra el COVID-19 para menores de 5 a 11 años. Y un pediatra del comité asesor nacional explica por qué.


Vacunacion de chicos. Deposito de fotos

Días atrás el Comité Asesor de Vacunación del Ministerio de Salud de Israel votó abrumadoramente a favor -73 de 75 miembros- para recomendar la acción de vacunar contra el COVID-19 a los niños de entre 5 y 11 años.

Así, los servicios de salud del país anunciaron que ya están preparados para ofrecer las inyecciones tan pronto como lleguen las dosis específicas de la vacuna Pfizer-BioNTech para niños.

“La razón para vacunar a los más pequeños que se menciona en todas nuestras discusiones es, ni más ni menos, por su propia salud”, afirmó el doctor David Greenberg, miembro del comité, en una conferencia de prensa.
Así, dejó de lado la idea de que la consideración principal era para proteger a los adultos.

Greenberg es jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas Pediátricas del Centro Médico de la Universidad Soroka en Beersheva, profesor de pediatría y enfermedades infecciosas en la escuela de medicina de la Universidad Ben Gurion y miembro de la Junta Asesora Nacional de Vacunas y Enfermedades Infecciosas de Israel.

Según el especialista, las tasas de vacunación en Israel son realmente altas pero la epidemiología muestra que del 55 al 60 por ciento de todos los casos confirmados en la última ola fueron en niños menores de 19 años y principalmente por debajo de los 11 años. “Esto incluye muchas hospitalizaciones y complicaciones”, afirmó.

Si bien en general la enfermedad causa síntomas leves en los niños, Greenberg indicó que muchos menores se infectan y entre ellos el uno por ciento de forma grave.

COVID prolongado en menores

Por otra parte, los datos del Ministerio de Salud demuestran que hasta el 47 por ciento de los niños recuperados sufren efectos de “COVID prolongado” tales como pérdida de concentración, alteraciones del sueño y dolores musculares.

“En nuestra clínica ambulatoria tratamos a muchos niños recuperados que habían sufrido un grado leve. Incluso tuvimos niños asintomáticos que más tarde terminaron en cuidados intensivos”, manifestó Greenberg.

Un modelo matemático presentado al comité predijo que si Israel hubiera comenzado a vacunar a niños de entre 5 a 11 años en julio de 2021 se podría haber evitado unos 100.000 casos de COVID-19, así como el 13% de las muertes relacionadas con la enfermedad.
“Pero no fue esta la razón por la que decidimos recomendarlo. Como vacunólogo, creo que es mejor prevenir que curar. No queremos que nadie se infecte y luego sea medicado. Esta enfermedad causa la muerte y complicaciones a largo plazo”, expresó Greenberg.

Las dudas de los padres

Las discusiones del comité fueron guiadas por los datos disponibles sobre la vacuna descritos en un documento publicado por la Sociedad Israelí de Enfermedades Infecciosas Pediátricas.

El doctor David Greenberg, experto en enfermedades infecciosas pediátricas. Foto cortesía del Centro Médico de la Universidad Soroka

“Gracias a esos datos, realmente creemos en la vacuna, su eficacia y seguridad”, dijo el especialista refiriéndose a la información que Israel recopiló sobre niños vacunados de 12 a 17 años así como a los datos de Pfizer que indican una eficacia del 91 por ciento en la prevención de enfermedades entre los niños de 5 a 11 años.
A finales de octubre, esto llevó a EEUU a aprobar la vacuna para uso de emergencia en esa franja etaria.

El estudio de Pfizer no analizó la miocarditis relacionada con la vacuna, un efecto secundario poco común a corto plazo visto más entre los jóvenes de entre 16 y 19 años que entre los de 12 a  15, según dijo Greenberg.

Sin embargo, debido a que la dosis para los más chicos es un tercio de la que se aplica en adultos, el comité cree que “habrá menos eventos secundarios y será aún más segura para este grupo de jóvenes”.

En ese sentido, Greenberg reconoció que es posible que muchos padres quieran esperar a que se realicen estudios de seguimiento sobre cómo reaccionan los primeros vacunados más jóvenes a la inoculación.

“Creo que entre el 50 y 60 por ciento de los padres vacunarán a sus hijos en el próximo mes, y otros más lo harán cuando haya algunos datos públicos. Vamos a recopilar toda la información y la publicaremos lo antes posible”, manifestó.

Por otra parte, Greenberg dijo que no se está obligando a nadie a vacunarse sino que es una fuerte recomendación: “Estamos dispuestos a que los padres tomen la decisión y les ayudaremos a hacerlo ofreciéndoles tanta información como podamos sin ser coercitivos”.

El Ministerio de Salud planea comunicarse con los líderes de las comunidades árabes y ultraortodoxas, que de acuerdo con Greenberg tuvieron la mayor incidencia de contagios y la más baja cobertura de vacunación para explicarles la recomendación a los padres.

Los ojos del mundo puestos en Israel

“No somos el primer país en recomendar vacunar a los niños de 5 a 11 años. Un millón de ellos ya han sido vacunados en EEUU. Vamos a ser el cuarto o quinto país en implementar la recomendación, dependiendo de cuándo lleguen las vacunas y comiencen a ser inoculadas”, definió el doctor.

Sin embargo, tras haber dado conferencias en países europeos y sudamericanos sobre la vacuna contra el COVID en niños, Greenberg afirmó que sabe que “muchos están observando nuestras decisiones y procesos y quieren aprender de nuestras experiencias basadas en la calidad de los datos que se publicarán”.

Los datos futuros también ayudarán a responder preguntas no resueltas para guiar la política israelí y mundial de vacunación, incluso si los niños necesitarán dosis de refuerzo y cuándo deberían ser aplicadas.

“Creo que vamos a necesitarlo pero tendremos que seguir la serología y la epidemiología para tomar esa decisión”, dijo Greenberg, y señaló que cuatro millones de israelíes adultos ya recibieron el refuerzo.

Respecto a los niños que se han recuperado de COVID-19, Greenberg informó: “Sabemos que los que se recuperaron deben vacunarse. El tiempo transcurrido desde la recuperación hasta la vacunación, y si se debe vacunar una o dos veces, aún está por decidirse”.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.