Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 16, 2022

Viviendo en una fantasía: Irán, Estados Unidos y Europa en las conversaciones de Viena


Las potencias mundiales reanudas las conversaciones nucleares con Irán en Viena, Austria, el 9 de noviembre de 2021.Reuters

Introducción

Tras la reanudación de la séptima ronda de conversaciones en materia nuclear en Viena, se ve cada vez más claro que todas las partes involucradas viven en una fantasía y que sus delirios están siendo expuestos gradualmente. Todas las partes se están dando cuenta de que sus esperanzas y expectativas son en realidad meros engaños y sus declaraciones en los últimos días dan fe de que sus posturas están totalmente aisladas de la realidad.

El siguiente es un examen a las posturas de ambos bandos.

La parte estadounidense/europea

La parte estadounidense/europea no entiende que no existe forma alguna de volver al acuerdo PAIC del año 2015 – Irán lo ha despojado de su contenido y existe como mero marco de referencia vacío.

Aunque todo lo que queda del acuerdo PAIC es su marco de referencia formal e Irán lo ha vaciado por completo de contenido violando todos sus aspectos, la parte estadounidense/europea actúa como si el programa nuclear de Irán pudiera ser puesto bajo las restricciones del acuerdo PAIC del año 2015.[1] Según un informe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) publicado el 17 de noviembre, 2021[2] Irán se encuentra enriqueciendo uranio mucho más allá del 3,67% permitido en el acuerdo PAIC, en un 60%. Su inventario de uranio supera los 300 kg permitidos, con 2.489 kg de uranio enriquecido en un rango de niveles: 113,8 kg al 20%, 17,7 kg al 60%, 1.622 kg al 2% -5% y 59 kg al 2%. Este utiliza cascadas de centrifugas de generación IR-4 e IR-6, mucho más avanzadas que la primera generación que se le permite utilizar; y no coopera con la AIEA, en violación de su compromiso a hacerlo. Tampoco está permitiendo inspecciones de sus instalaciones nucleares declaradas y se niega a permitir inspecciones o incluso a responder preguntas sobre sus instalaciones nucleares no declaradas que han sido expuestas. Además, este no está cooperando con la AIEA en el tema de su reactor de plutonio ubicado en Arak.

Cabe destacar que ninguna de las declaraciones de altos funcionarios iraníes ha expresado un compromiso iraní de retornar al acuerdo PAIC original del año 2015, incluso si Estados Unidos levantase todas las sanciones impuestas.

La administración estadounidense ha llegado a un acuerdo con la extorsión de fondos por parte de Irán como condición para los contactos con este

Aproximadamente un mes antes de que comenzaran las negociaciones, el canciller iraní Hossein Abdollahian, exigió que la administración Biden liberara al menos $10 billones de los fondos iraníes congelados para demostrar la seriedad de sus intenciones.[3]

Canciller de Irán Abdollahian (Fuente: ISNA, Irán, 14 de diciembre, 2021)
Canciller de Irán Abdollahian (Fuente: ISNA, Irán, 14 de diciembre, 2021)

La administración estadounidense entregó $3.5 billones al régimen iraní como gesto de buena voluntad, con la esperanza de que fuera recibido como señal de que sus intenciones eran serias.[4] Además, varios días antes de que comenzaran las conversaciones, la administración extendió el nivel de excepción de sanciones para Irak respecto al petróleo iraní – una vía que le permite a Irán vender petróleo a través de Irak – lo cual también fue recibida en Occidente como un gesto por parte de los estadounidenses hacia el régimen iraní.[5]

El portavoz del régimen, el diario Kayhan, trató de aclarar que esto no era una condición previa, sino que «a partir de ahora, el pago que debe hacer la parte estadounidense es de $10 billones por reunirse» con la parte iraní «y esto es solo para poner a prueba la sinceridad de sus intenciones».[6]

Incluso después de años de negociaciones, la administración estadounidense no comprende la cultura política fundamental ni la ideología del régimen iraní en su actitud hacia los Estados Unidos: Estados Unidos es «el gran Satanás»; Irán no lo reconoce y no está dispuesto a mantener una relación pública con este y no aceptará un regreso de los Estados Unidos a las negociaciones antes de que este sea castigado.

Estados Unidos se ha visto obligado a aceptar una discusión preliminar sobre las condiciones para su reaceptación a las negociaciones y al acuerdo PAIC. El 12 de diciembre del 2021, el vice-canciller iraní Ali Bagheri Kani, quien también encabeza el equipo negociador iraní, aclaró lo siguiente: «Uno de los temas centrales en esta ronda de negociaciones en Viena es determinar las condiciones requeridas para el regreso de Estados Unidos al acuerdo del cual se retiró y al que ahora busca volver a unirse. En consecuencia, no podemos ignorar este acuerdo (el acuerdo PAIC en el que Irán dice que ha basado todas las demandas que este ha presentado) y creo que nuestra opinión no fue ni tampoco es una máxima en lo absoluto».[7]

Además, la administración Biden observo la insistencia de Irán en excluir a Estados Unidos de la sala de negociaciones como capricho inútil y sin propósito alguno, pensando que los verdaderos problemas serán determinados en las propias negociaciones. El enviado especial del Departamento de Estado estadounidense para Irán Robert Malley reiteró incluso, en una entrevista realizada por Al-Jazeera el día 9 de diciembre, 2021 la propuesta hecha por la administración estadounidense a Irán de celebrar negociaciones directas «en cualquier momento y lugar», diciendo: «Estamos preparados para reunirnos con ellos frente a frente. Creemos que esto es muy superior a realizar negociaciones indirectas».[8]

El enviado especial Robert Malley (Fuente: Al-Jazeera, Qatar, 9 de diciembre, 2021)
El enviado especial Robert Malley (Fuente: Al-Jazeera, Qatar, 9 de diciembre, 2021)

En sus declaraciones, Malley reveló el grave malentendido de la administración estadounidense sobre el cómo percibe Irán la postura estadounidense. «El gran Satanás» no es una consigna propagandística, sino una postura fundamental y un fundamento ideológico frente a los Estados Unidos tal como lo expresa la negativa del gobierno del presidente iraní Ebrahim Raisi, como el de su predecesor Hassan Rohani, en mantener cualquier relación pública con los Estados Unidos. Un ejemplo de los últimos días sobre este acercamiento del régimen iraní ante los Estados Unidos puede encontrarse en las declaraciones del 27 de noviembre, 2021 dadas por el portavoz de las Fuerzas Armadas iraníes Abu Al-Fadl Shekarchi: «El imam ayatolá Ruhollah Jomeini hizo bien en llamar a los Estados Unidos ‘el gran Satanás’. ‘El gran Satanás’ es una cosa y también hay Satanás más pequeños, tales como Inglaterra y Francia… De vez en cuando, ellos, con su naturaleza satánica, conducen al propio Estados Unidos a la perdición. En muchos casos, Inglaterra ha sido base para la debacle estadounidense, porque los funcionarios estadounidenses son extremadamente estúpidos. Los Satanás en Inglaterra… son aves de rapiña… Pero no existe diferencia entre Inglaterra, Francia y los Estados Unidos».[9]

Ahora queda claro para los estadounidenses que el hecho de que los excluya a ellos en las negociaciones es un tema de principio esencial que demuestra que Estados Unidos es el culpable de la situación y que, por ende, debe dar el primer paso – el levantamiento de todas las sanciones y la verificación iraní de ello sobre el terreno, un proceso que lleva tiempo. Solo después los iraníes darán algún paso.

Estados Unidos no comprende que Irán no comprometerá sus posturas

Con la renovación de la segunda etapa de la séptima ronda de conversaciones, el día 7 de diciembre, 2021 está del todo claro ahora para los estadounidenses que el régimen iraní está considerando su documento de postura, que este presentó, como postura final que debe ser aceptada y que esta postura debe ser el resultado final de las negociaciones. Los estadounidenses también pensaron que la séptima ronda de conversaciones comenzaría en el mismo punto en que terminó la sexta ronda y que no habría ningún retroceso en lo concluido por las dos partes en las seis rondas de conversaciones anteriores. Ahora se están dando cuenta de que la parte iraní rechaza dichas conclusiones y comienza desde un punto diferente, argumentando que su documento de postura tiene como base el acuerdo PAIC del año 2015 y por ende, debe ser aceptado en su totalidad.

El representante de Irán en la AIEA Mohammad Reza Ghaibi, en una reunión de la Junta de Gobernadores de la AIEA el día 25 de noviembre, 2021 explicó la postura del régimen iraní, según la cual «Irán cree que las negociaciones deben estar orientadas a resultados. Por lo tanto, es importante que el resultado de estos esfuerzos garantice que todas las sanciones sean levantadas de manera efectiva y que esto pueda ser verificado por Irán».[10]

La parte estadounidense/europea tuvo esperanzas de que después de la primera ronda de negociaciones con el gobierno de Raisi, los iraníes renunciaran más o menos a sus máximas demandas presentadas por escrito al comienzo de la séptima ronda de conversaciones y presentarían posturas mucho más realistas para la apertura de unas negociaciones «serias». Pero en una sesión informativa realizada en la Casa Blanca el día 7 de diciembre, 2021 el asesor de seguridad nacional estadounidense Jake Sullivan, expresó su frustración por la postura intransigente de Irán: «Cuanto más Irán demuestra su falta de seriedad en la mesa de negociaciones, más unidad hay entre los P5+1 y más estarán expuestos estos como la parte más aislada en estas negociaciones. Así que muy ciertamente, le toca a Irán decidir si quiere mostrarse y demostrar que será serio o no en sus decisiones».[11]

Asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan (Fuente: CNN, 18 de agosto, 2021)
Asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan (Fuente: CNN, 18 de agosto, 2021)

La administración Biden no concientiza que sus posturas positivas respecto a Irán no son apreciadas por el liderazgo iraní – en cambio, se perciben como debilidad y como base para aplicar más extorsión.

Ante la rigidez de Irán, los estadounidenses ahora se ven obligados a amenazar con alternativas, aunque enfatizan que su primera preferencia son las negociaciones y están examinando el hecho de cooperar con otros países – los tres países europeos en las negociaciones, Gran Bretaña, Francia y Alemania incluyendo también a Israel.

Estados Unidos no comprende la negativa de Irán en negociar otros temas estratégicos

La postura estadounidense incluyó una demanda para discutir los misiles balísticos de Irán con un alcance de más de 2.000 km, asumiendo que los iraníes están conscientes de que esto debe ser parte de las negociaciones. Pero los estadounidenses ahora se están dando cuenta de que la negativa de Irán a discutir este tema es un tema de principios y que Irán no dará marcha atrás en lo absoluto.

La parte iraní

Irán no entiende que sus posturas son poco realistas y que Occidente no puede aceptarlas – y cree que puede imponerlas forzosamente sobre Occidente

El nuevo gobierno iraní, encabezado por el presidente Ebrahim Raisi, cree que si insiste en su postura podrá obligar a Occidente a levantar todas las sanciones estadounidenses y que verificará que esto se halla hecho antes de tomar cualquier acción. Debe enfatizarse que las exigencias de Irán de que se levanten todas las sanciones es de hecho una expansión al marco de referencia del acuerdo PAIC; en el acuerdo PAIC se concluyó que solo se levantarían las sanciones en materia nuclear y que todos las otras sanciones contra Irán, impuestas por el Congreso por violar el tema de los derechos humanos y promover el terrorismo, permanecerán en vigor. Esto es debido a que Irán se negó a incluir estos temas en las negociaciones que llevó a cabo con la administración Obama, junto a temas de límites al alcance de sus misiles balísticos y su expansión en la región.

El régimen iraní cree que su argumento de que Irán ha cumplido con sus obligaciones en virtud del acuerdo PAIC seguirá siendo aceptado, a pesar de que Irán ha despojado de todo significado el acuerdo PAIC, partiendo de octubre del año 2019, en una acción ordenada y proactiva. Según la postura de Irán, Estados Unidos fue la parte que no cumplió con sus obligaciones y por ende, está obligado a dar marcha atrás y dar los primeros pasos, es decir – levantar todas las sanciones, hacer que Irán verifique que se han levantado y pagar compensación a Irán por el sufrimiento causado por la decisión del presidente Donald Trump de retirarse del acuerdo PAIC.

Las declaraciones de Ali Bagheri-Kani, vice-canciller iraní y jefe del equipo negociador de las conversaciones en Viena, demuestran esta postura. Este dijo el 9 de diciembre del presente año 2021: «La solución a estas disputas sobre el levantamiento de las sanciones depende de las serias intenciones y la voluntad práctica de su parte (es decir, los Estados Unidos). Cuando estas intenciones serias se actualicen, podremos tomar medidas para levantar las sanciones. El levantamiento de las sanciones crea una apertura seria para de esta manera avanzar en las conversaciones, particularmente respecto a la operación nuclear de Irán respecto al regreso a sus compromisos».[12]

Vice-canciller Bagheri-Kani (Fuente: Tasnim, Irán, 7 de diciembre, 2021)
Vice-canciller Bagheri-Kani (Fuente: Tasnim, Irán, 7 de diciembre, 2021)

El canciller iraní Abdollahian escribió en un artículo publicado el 7 de diciembre, 2021 por el diario ruso Kommersant: «Durante las seis rondas de conversaciones anteriores, quedó muy en claro para la parte iraní de que Estados Unidos no le está prestando atención al hecho de que no hay forma de revivir el acuerdo PAIC sin levantar todas las sanciones ilegales… Yo deseo enfatizar que la actual ventana de conversaciones no permanecerá abierta para siempre. Estados Unidos y los tres países europeos deben entender esto muy bien».[13]

Los iraníes creen que están demostrando seriedad en las negociaciones adhiriéndose a temas de procedimiento: su llegada a las conversaciones, su permanencia en Viena incluso cuando la otra parte se retira a consultas y, principalmente, la presentación del documento de postura cuyas demandas integrales esperan ser cumplidos plenamente debido a esta ostensible «seriedad». Estos también anunciaron que están a punto de presentar un documento adicional sobre la compensación que Estados Unidos debe pagarle a Irán por el daño que se le ha hecho.

El presidente Ebrahim Raisi dijo en una conferencia el 11 de diciembre del presente año 2021 para los embajadores de Irán en los países vecinos: «La presentación del texto de la propuesta de Irán en las negociaciones le demuestra a las partes en las negociaciones de que estamos en negociaciones muy serias y que si la otra parte está decidida a levantar las sanciones, el camino para llegar a un acuerdo es altamente fluido».[14]

Presidente Raisi (Fuente: Irdiplomacy.ir, 16 de abril, 2017)
Presidente Raisi (Fuente: Irdiplomacy.ir, 16 de abril, 2017)

El ministro del Interior iraní Ahmad Vahidi dijo en vísperas de la reanudación de las conversaciones, el día 6 de diciembre, 2021: «El gobierno de Raisi ha anunciado su intención de negociar dándole dos planes a los europeos. La decisión es ahora de Europa y el resultado será el levantamiento total de las sanciones y esta es la exigencia más seria del gobierno de Raisi. Las partes en Occidente han regresado a sus países para consultas. Nuestra demanda es clara y los países europeos deben compensarle a Irán por su inacción ante su violación al acuerdo PAIC. Debemos examinar qué tan serios son respecto a su compromiso y estamos dispuestos a trabajar con ellos si levantan las sanciones. Su compromiso debe ser levantar todas las sanciones impuestas».[15] Sin embargo, ahora queda del todo claro para los iraníes que ni Estados Unidos ni Europa están dispuestos a considerar sus posturas, ni siquiera como una postura inicial.

El régimen iraní no comprende las intenciones positivas de la administración Biden

El deseo iraní de que el régimen iraní humille públicamente a los Estados Unidos impide que el régimen comprenda que la administración Biden está tratando de todas las formas posibles, con genuina buena voluntad, de llegar a un entendimiento con este manteniendo el acuerdo PAIC de una manera que sirva a los intereses de Irán.

El régimen iraní se equivoca en sus delirios sobre su poderío militar ante los Estados Unidos

La parte iraní se engaña a sí misma de que es capaz de disuadir a Estados Unidos con amenazas y operaciones militares. Además, la parte iraní cree verdaderamente que Estados Unidos se ha estado deteriorando desde la Revolución Islámica del año 1979 y que su retirada de Afganistán es una manifestación adicional a su debilidad.[16] Recientemente, fue publicado un montaje de video de cuatro minutos de duración que mostraba un presunto enfrentamiento en el Golfo Pérsico entre las fuerzas del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) y la Armada de los Estados Unidos, en el que las fuerzas del CGRI impidieron que los estadounidenses capturaran un tanquero petrolero iraní. El video incluía una narración y comentarios del estratega iraní Hassan Abbasi, afirmando que Estados Unidos ha estado «sin vida» desde la crisis de los rehenes del año 1979. Es superfluo señalar que el Pentágono negó que tal incidente realmente haya sucedido.

 

También debe tenerse en cuenta que, según el régimen iraní, este le asestó un golpe exitoso ante el ejército estadounidense. En respuesta al asesinato del comandante de las Fuerzas Qods del CGRI Qassem Soleimani, quien lideró la expansión de Irán en la región, con misiles disparados contra la base Ain Al-Assad en Irak. Esto a pesar de que el ataque fue coordinado de antemano con los estadounidenses para que no hubiese pérdidas de vidas estadounidenses. Véase el informe de la serie de MEMRI Investigación y Análisis – La crisis Irán-Estados Unidos, Parte III: Los ataques de enero, 2020 por parte de Irán contra la base aérea estadounidense Ayn Al-Asad – Los rugidos de un temible tigre de papel, 10 de noviembre, 2021.

Evaluación

Parece ser que ante las profundas discrepancias entre las posturas de las partes y la falta de voluntad del régimen iraní para negociar directamente con los Estados Unidos, Irán continuará exigiendo que los Estados Unidos le pague por el contacto continuo con este en las próximas rondas de conversaciones, con el fin de apuntalar su tambaleante economía. Al mismo tiempo, este continúa amenazando a los Estados Unidos y exige que se levanten todas las sanciones estadounidenses impuestas, incluyendo aquellas sanciones impuestas por el Congreso que la administración Biden no está autorizada o no puede levantar.

Cabe señalar que la única restricción enfatizada por la administración Biden respecto a Irán es la obligación de Irán a nunca obtener armas nucleares. Tal demanda es aparentemente compatible con la orgullosa promoción del régimen iraní del supuesto fatua del líder supremo iraní Ali Jamenei que prohíbe obtener armamento nuclear.[17]

Partiendo del supuesto de que el régimen iraní realmente no tiene ningún interés en obtener armamento nuclear, las partes deberían haber encontrado base común para futuros entendimientos. La distancia no insuperable entre estas dos posturas debería haber llevado a las partes a un terreno común de entendimiento y de acuerdos. Pero el hecho es que ninguna de las partes es capaz de llevar a cabo negociaciones honestas. Esto es por dos razones:

  1. La suposición de que Irán no busca obtener armamento nuclear es incorrecta.
  2. La hostilidad ideológica institucional del régimen iraní hacia Estados Unidos, al que ve como el líder del orden mundial que debe renunciar a su papel, no permite que sus líderes lleguen a ningún acuerdo con los Estados Unidos hasta que este último no se rinda totalmente a las demandas del régimen iraní.

*A. Savyon es director del Proyecto de Medios de Comunicación de Irán en MEMRI; Y. Carmon es presidente de MEMRI.


[1] Véase los informes de la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1478 – A pesar del acuerdo PAIC, Irán acelera sus investigaciones y desarrollos nucleares, mientras que Estados Unidos después de dejar el acuerdo PAIC, de hecho lo preserva con excepciones para los países miembros que les permiten ayudar a Irán en seguir desarrollando un programa civil nuclear, 10 de octubre, 2019; serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1481 – Incluso cuando el Reino Unido y Francia reconocen que Irán viola el acuerdo PAIC, la administración Trump, luego de aparentemente retirarse de este, continúa preservándolo, mediante sus excepciones a la cooperación nuclear civil con Irán, 6 de noviembre, 2019.

[2] Iaea.org/sites/default/files/21/11/gov2021-51.pdf, 17 de noviembre, 2021.

[3] Abdollahian dijo en la televisión iraní el 3 de octubre, 2021: «Biden desea llegar a la mesa de negociaciones… por lo tanto, les hemos dicho a las otras partes que nuestras intenciones son bastante serias. Somos gente que negocia y somos gente de acción. Ustedes deben saber que el nuevo gobierno iraní es uno de acción. Nuestro pueblo no se beneficiará de negociaciones que resulten solo del sentarse y tomar café. Nuestro pueblo se beneficiará de negociaciones en las que todos sus intereses económicos estén actualizados dentro del marco de un acuerdo nuclear. Si la intención de Biden es seria, debe demostrarlo y una intención seria significa la liberación de al menos $10 billones de los fondos del régimen iraní que han sido bloqueados en otros países». Hamshahrionline.ir, 3 de octubre, 2021.

[4] El portavoz de la cancillería de Irán Saeed Khatibzadeh confirmó, el día 15 de noviembre, 2021 que se liberaron $3.5 billones de los fondos bloqueados de Irán y agregó que «Irán actúa para que se liberen más de sus fondos represados». ISNA, Irán, 15 de noviembre, 2021.

[5] Freebeacon.com/biden-administration/biden-admin-ignores-congressional-inquiries-into-iran-sanctions-relief. 29 de noviembre, 2021.

[6] Kayhan (Irán), 12 de octubre, 2021.

[7] ISNA (Irán), 12 de diciembre, 2021.

[8] Aljazeera.com/news/2021/12/9/us-privileging-path-of-diplomacy-with-iran-biden-envoy-says, 9 de diciembre, 2021.

[9] ISNA (Irán), 28 de noviembre, 2021.

[10] Tasnimnews.ir, 25 de noviembre, 2021.

[11] Whitehouse.gov/briefing-room/press-briefings/2021/12/07/press-briefing-by-press-secretary-jen-psaki-and-national-security-advisor-jake-sullivan-december-7-2021.

[12] ISNA (Irán), 9 de diciembre, 2021.

[13] Tasnimnews.ir, 7 de diciembre, 2021.

[14] President.ir/fa/133255, 11 de diciembre, 2021.

[15] Tasnimnews.ir, 6 de diciembre, 2021.

[16] Véase, por ejemplo, las declaraciones dadas por el portavoz de las Fuerzas Armadas iraníes Abu Al-Fadl Shekarchi el 27 de noviembre, 2021: «Hace cuarenta y tres años, Estados Unidos estaba en su apogeo materialmente y cada día que ha pasado desde la Revolución Islámica, Estados Unidos se ha desplomado cientos de metros y ahora está cerca de tocar fondo». ISNA, Irán, 28 de noviembre, 2021.

[17] Para obtener más información sobre el inexistente fatua en referencia al tema nuclear de Jamenei, consulte lo siguiente: Serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 825 – Las renovadas conversaciones en materia nuclear entre Irán y Occidente – Parte II: Intentos por parte de Teherán de engañar al presidente estadounidense Obama y a ??la secretaria de Estado Clinton con un fatua anti-armas nucleares inexistente del líder supremo Jamenei, 19 de abril, 2012; serie de MEMRI Despacho Especial No. 5406 – Publicación de la recopilación de los últimos fatuas del líder supremo iraní Jamenei, sin el presunto fatua sobre la bomba atómica, 13 de agosto, 2013; serie de MEMRI Despacho Especial No. 5461 – Presidente Obama respalda mentira sobre el ‘fatua’ de Jamenei contra las armas nucleares, 29 de septiembre, 2013; serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1022 – Versión oficial iraní sobre el supuesto fatua de Jamenei anti-armas nucleares, es una mentira, 3 de octubre, 2013; serie de MEMRI Despacho Especial No. 5574 – Presidente iraní Hassan Rohani en artículo publicado en diario saudita: Mientras evitamos la confrontación y hostilidad, seremos diligentes en la búsqueda de nuestros intereses supremos, 23 de diciembre, 2013; serie de MEMRI Despacho Especial No. 5681 – Destacado analista, autor y columnista iraní Amir Taheri: Nadie ha visto realmente el fatua anti-armas nucleares de Jamenei que Obama muy a menudo cita, 17 de marzo, 2014; serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1080 – Secretario de Estado estadounidense Kerry en nueva declaración sin precedentes: ‘El presidente Obama y yo estamos extremadamente agradecidos y nos acogemos al hecho de que el líder supremo iraní Jamenei haya emitido una prohibición (inexistente) del fatua sobre el tema del armamento nuclear, 19 de abril, 2014; serie de MEMRI Despacho Especial No. 5881 – Teherán ofrece nuevamente el fatua inexistente de Jamenei en las negociaciones como garantía de que este no desarrolla armamento nuclear, 14 de noviembre, 2014; serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1151 – El régimen iraní continúa sus mentiras y fabricaciones sobre el inexistente fatua del líder supremo Jamenei que prohíbe las armas nucleares, 6 de abril, 2015; serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1458 – Canciller iraní Zarif reitera la mentira de Irán, promovida por la administración Obama, de que el líder supremo Jamenei emitió un fatua que prohíbe las armas nucleares; nunca existió tal fatua, 31 de mayo, 2019.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.