Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 16, 2022

Increíble: nacen en Israel mellizos que crecieron separados en una mujer con útero didelfo

Comunicado por el Centro Médico Sourasky, hospital Ichilov de Tel Aviv


Los mellizos en brazos de sus padres, junto al Prof Liran Hirsh

Este fue un embarazo que se da 1 en 1 millón. Y terminó con el nacimiento de mellizos de una mujer con dos úteros, en realidad un útero separado totalmente en dos partes. La mujer estaba embarazada con un feto en cada útero, o sea que sus mellizos no se encontraron hasta después de nacer.

Esta es la historia.

 

Al Davidovich nació con un útero didelfo, o sea una situación en la que una mujer tiene de hecho dos úteros, cada uno de ellos con una cámara separada y su propio cuello. En una situación absolutamente extraordinaria, al quedar embarazada con mellizos, cada uno de ellos creció en otro útero. O sea que a diferencia de todos los embarazos de mellizos, que comparten la cámara del útero y crecen uno junto al otro, en este caso los mellizos de Al  se encontraron por primera vez recién después de nacer.

Se trata de una situación muy poco común que según la literatura médica se da en uno de cada millón de embarazos. En la literatura profesional han sido descriptos menos de 15 casos similares.

Tanto el útero didelfo como el hecho que el embarazo era de mellizos, hacían que esta fuera una situación de alto riesgo, lo cual se acrecentaba con un parto  antes de tiempo.

Al  hizo su control de embarazo en la clínica de mellizos dirigida por el Profesor Liran Hirsh, que es también el Director del Departamento de Embarazos de Alto Riesgo. Fue un control especialmente estricto,por lo complejo del caso. Finalmente, en la semana 35, el Prof. Hirsh hizo una cesárea a Al y los mellizos nacieron sanos.

“Cuando tenia 20 años, mucho antes de los embarazos, me dijeron que tengo dos úteros. En el primer control del embarazo, el médico casi se desmaya”, contó Al.”Le llevó diez minutos decirme que tengo un feto en cada útero. En ese momento comenzó para mí un embarazo pleno de temores, pero apenas llegué al Prof. Hirsh entendí que estoy en buenas  manos y continué todo el embarazo bajo control, hasta que di a luz. Los mellizos, una nena y un varón, son dulces y maravillosos. Estoy segura que aunque no se encontraron hasta ahora, al hacer, serán los mejores hermanos y amigos”.

 

.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.