Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 16, 2022

Con el periodista israelí Ohad Hemo, sobre el trabajo detrás de las líneas enemigas

Parte 2


Cuando se trata de este gran periodista israelí, cronista del canal de televisión N12 para asuntos palestinos, el título de esta nota puede confundir. Es que por una parte, es indudable que lo particular de su trabajo es que pasa “al otro lado”, reporta desde adentro de la sociedad palestina con osadía pero sin mandarse la parte de héroe. Eso, aunque está clarísimo que arriesga su vida para mostrar la verdad. Pero por otra parte Ohad no habla solamente con el “enemigo” entrevistando terroristas y encapuchados armados, sino también con el vecino, con el palestino que vive a pocos kilómetros de territorio israelí con sus preocupaciones diarias y sus amores, como cualquier ser humano normal.

Además de su don de gente, de la forma apasionante en que plantea los temas que trata y de su profundo conocimiento a fondo de los mismos, su grandeza es que sabe mostrar las distintas facetas de la sociedad palestina, sin olvidar que es “la otra parte” en el conflicto con Israel, pero sin olvidar tampoco su dimensión humana.

En esta parte de la entrevista, Ohad Hemo nos cuenta sobre los desafíos singulares de su trabajo, que a menudo parecen salidos de una película de acción. Bueno, ya lo afirma la conocida frase: la realidad supera la ficción.

En la nota que pueden ver apretando el link que aquí reproducimos, la periodista Dana Waiss que trabaja en N12 al igual que Ohad Hemo, lo entrevista a raíz de su galardón con el Premio Sokolov de periodismo que acababa de recibir. Está en hebreo. Recomendamos también a quien no entiende el idioma, mirar la nota porque incluye varias escenas interesantes sobre sitios en los que Ohad Hemo ha estado trabajando.

https://www.mako.co.il/news-channel12?subChannelId=ee9878bd9e46a710VgnVCM200000650a10acRCRD&vcmid=06f6e94ebc12b710VgnVCM100000700a10acRCRD&Partner=searchResults

 

P: Ohad, tengo claro que sería para una entrevista de varias horas que nos cuentes de los encuentros principales, quizás los más especiales que has tenido en el marco de tu trabajo.Pero al menos un resumen seguro será de gran interés.

R: Creo que se puede decir que los más interesantes ha sido con miembros de Hamas y del Jihad Islámico. Tengo muchas fuentes de Hamas en Cisjordania. Suelo encontrarme con ellos a menudo. La idea es tratar de enender cómo piensan. Ese es el mayor desafío, entender cómo piensa el otro lado. Y lo hago no pocas veces.

P: ¿Algún encuentro que podamos incluir en la categoría de aquellos que inspiran miedo?

R: Millones. O sea, ha tenido muchos así. Pero te cuento de uno en especial. Hace unos meses estuve en el funeral de uno de los principales requeridos de la Autoridad Palestina que había sido eliminado por la AP en el campamento de refugiados Balata . Di vueltas en el funeral…

P: Y seguramente todos te reconocían ¿no? O sea, miran la televisión israelí.

R: Por supuesto, seguro que todos me reconocían. El campamento de refugiados fue rodeado por todas partes por los aparatos de seguridad de la Autoridad Palestina. Francotiradores apostados en los techos apuntaban hacia los participantes en el funeral. La verdad, daba mucho miedo porque cuando traté de salir de allí, alguien me empezó a gritar, qué hace un medio sionista allí, que vuele de inmediato del lugar. Traté de salir pero en cada callejón por el cual intentaba hacerlo veía el caño de un arma apuntándome.

P: ¿De la Autoridad Palestina?

R: Así es, de la AP. Fue todo un tema, nada sencillo, poder salir de allí. Adentro sabía que podían dispararme y al mismo tiempo sabía que afuera me esperaba gente a la que no le gustaba que yo esté allí. La cantidad de situaciones de este tipo es interminable.

 

¿Dónde es más peligroso?

P: Cuando se habla de miedo, me pregunto si asusta más estar con encapuchados armados en las calles de los campamentos de refugiados o escuchar ideas muy extremistas.

.R: Lo que da más miedo es el hecho que soy israelí, judío, sionista, y estoy del otro lado. Uno no sabe dónde y cuándo te puede pasar algo. La verdad es que justamente esos encapuchados , si uno llega previa coordinación  en general con sus líderes, entonces el tema es relativamente seguro. Relativamente, claro está, ya que siempre puede venir alguien y pegarte un balazo en la cabeza. Pero cuando uno entra a los territorios A, bajo control de la Autoridad Palestina, no lo hace previa coordinación con nadie sino que simplemente se entra . Y uno se puede encontrar con gente que resulte muy problemática.

P: ¿Algo especial que te haya pasado en situaciones así?

R: Mira, hace unos meses se me acerca un hombre, me empieza a increpar, quién eres, qué eres, no te dejamos estar aquí, vuela de inmediato de acá, gritos, líos, me hacen entrar al auto y se cerciora de que yo salga del territorio de la AP . Justamente una situación en la que uno no coordinó nada de antemano, puede dar mucho miedo. Pero si voy a un campamento de refugiados en el que coordiné de antemano mi llegada, es muy alta la probabilidad de salir con vida.

 

P: Y ese contacto en el campamento ¿te protege porque le es  importante que trasnmitas su mensaje?

R: Me protege más que nada porque estamos en contacto desde hace ya muchos años y porque saben que ningún periodista árabe o palestino podrá cubrir lo que ellos hacen ya que la Autoridad Palestina lo detendrá. Y aunque resulte extraño, justamente yo, de un medio israelí, soy como inmune a esa detención por parte de la Autoridad Palestina o a que me ataquen físicamente.

 

Lo indudablemente peor

P: Más allá de estos riesgos como periodista israelí del otro lado y de los escenarios a los que entran- y mucha gente comenta que llegas a situaciones y lugares de locos-¿dirías que eso es lo más difícil o las ideas extremistas de algunos?

R: No me hace temblar escuchar ideas extremistas porque ya he escuchado de todo. Me deprime muchas veces y me hace pensar que este conflico es insoluble. Cuando uno habla con miembros de Hamas que se manifiestan en términos eternos y divinos, términos del Corán, y entiende que a su modo de ver, el conflicto no se resolverá nunca sino únicamente cuando Israel desaparezca.

 

 P: ¿Qué es lo que más estremece?

R: Hablar con los niños jovencitos. Hace un mes y medio hice una nota en cuyo marco entrevisté a un muchacho de Jerusalem que no es ciudadano israelí pero sí residente , del campamento de refugiados Shoefat, que me dijo directamente: “Ustedes, al final, van a desaparecer. Ustedes, los judíos, vendrán acá como turistas, porque al fin de cuentas, todo esto es nuestro”. Y uno escucha eso y trata de entender si realmente lo dice en serio, en qué mundo vive. ¿De que está hablando? Y cuando uno oye algo así de una persona joven que dentro de 20 ó 30 años será la generación que lidere de hecho a los palestinos, uno siente una profunda desesperación. Creo que esa es la definición exacta.

P: Sin duda, desesperante. Por eso digo que me temo que la juventud palestina crezca convencida de que tuvieron un país independiente y los judíos se los robaron.

R: No sé si un Estado, pero sí que les robamos la tierra. Muchos de los jóvenes palestinos creen eso porque están en un sistema educativo en el que hay inclusive elementos antisemitas. Indudablemente muchos jóvenes crecieron creyendo que el territorio era palestino y que Israel se los sacó. Por eso, para muchos palestinos, lo que ellos llaman “Nakba”…

P: Recordemos, una palabra que significa “catástrofe”, con la que ellos hacen referencia a la creación de Israel.

R: Así es. Pues creen que la “nakba”, que comenzó para ellos en 1948, no ha terminado. Ellos viven la Nakba hasta hoy en día. Y ese es el trasfondo de las voces que me dicen “ustedes son algo pasajero aquí”. Y cuando uno lo oye de jóvenes, es especialmente preocupante, realmente desesperante.

 

Sin coordinación con la Autoridad Palestina

P: Volvamos a  tus notas en el terreno, a las coordinaciones y contactos de fondo. ¿Cuándo vas a la zona A que está bajo control de la Autoridad Palestina, coordinas algo con ellos?

R: No, con la AP no coordino nada porque ellos no cooperan.

P: ¿Para nada?

R: Para nada. Yo llego casi a escondidas o a zonas que son como “islas” en las que la Autoridad Palestina no está realmente en control. Puedo moverme libremente más que nada en los campamentos de refugiados, pero en los territorios A gobernados por la AP es muy problemático. Hace dos meses estuve en Kalkilya, filmé una nota cuando los presos palestinos se escaparon de la cárcel israelí Gilboa, y se detuvo a mi lado un vehículo de la Seguridad Preventiva palestina, bajaron tres hombres del servicio de seguridad palestino, me preguntaron quién soy, me indicaron que baje la cámara, revisaron todo tipo de cosas y me acompañaron hasta la salida de la ciudad dejando en claro que no están dispuestos a que yo filme y entreviste allí. No cuento con ningún tipo de colaboración de la Autoridad Palestina.

P: Es interesante porque por otro lado, ellos realmente no podrían permitirse que te pase algo en el terreno…uno podría pensar que tendrían interés en cuidarte.

R: Por suerte, atacar a un periodista israelí es una línea roja que por ahora no ha sido cruzada.

Entre Abu Mazen y la Autoridad Palestina

P: El tema de la incitación y la demonización de Israel influye mucho en el ambiente general. Tú ya me dijiste que Abu Mazen no puede permitirse suspender los pagos a los terroristas presos y las familias de los muertos.¿Pero no te parece que con sus mensajes, en distintos discursos, alegando que Israel no tiene vinculación histórica ninguna con la tierra, es ir mucho más allá de ello?

R: No estoy de acuerdo contigo en esto, para nada.

P: Pero esos son mensajes de Abu Mazen.

R: No, no es así. Contrariamente a Hamas en la Franja de Gaza y a ciertos elementos en Judea y Samaria , Abu Mazen nunca ha transmitido un mensaje que Israel no tiene nada que ver con esta tierra y que tiene que desaparecer. Nunca. Abu Mazen habla en términos de dos Estados, busca la solución de dos Estados. Ha dicho públicamente que no volvería a Safed, ciudad en Israel, donde nació. Yo creo que Abu Mazen es un líder palestino con el que Israel podría llegar a un acuerdo, pero lamentablemente eso no sucede y al parecer tampoco ocurrirá. Pero lo que tú estás planteando es relevante no necesariamente en el mundo del propio líder, de Abbas. Es cierto, sí, que hay figuras en la Autoridad Palestina que hablan en esos términos, que Israel y los judíos no tienen conexión con esta tierra. Pero Abu Mazen específicamente, el líder palestino en los últimos 17 años, no habla en ese idioma.

P: Pero se ha pronunciado en ese tono en discursos en las Naciones Unidas por ejemplo, en más de una oportunidad. Pero es cierto que es mucho más notorio de parte de figuras a su alrededor en la Autoridad Palestina. 

R: Por eso digo, la AP no es necesariamente Abu Mazen . Son dos cosas separadas. Es cierto que hay muchas figuras en la AP que hacen deligitimización de la existencia misma de Israel . Es cierto. Y creo que por eso el movimiento nacional palestino, Fatah, la AP, la OLP,son vistos casi como entidades del pasado en continuo deterioro en el marco del equilibrio de fuerzas palestinas. El motivo, en mi opinión, es que no han logrado elaborar un nuevo ADN.

P: ¿A qué te refieres?

R: La OLP y Fatah eran un movimiento opositor, de resistencia. En 1993 firmaron un arreglo con Israel. O sea, por un lado hablaban en idioma de armas y y por otro en lengua de acuerdo y hasta paz. Y tienen una verdadera dificultad, hasta hoy, de juntar esas dos puntas, de hallar el nuevo equilibrio. Su agenda, su orden del día, es muy confuso.

La amenaza de Hamas sobre la AP

P: Y la pregunta es también cuánto y qué controlan. ¿Dirías que la AP está en control realmente de la situación? Cuando uno ve algunas escenas en tus notas, con enmascarados armados en las calles, se pregunta si no volvió el caos de años atrás.

R: La Autoridad Palestina controla el terreno porque no tiene alternativa. Tiene 40.000 hombres armados y si la AP cae y Hamas toma el poder, es el fin de todos ellos. Lo que vimos en Gaza en el 2007 habrá sido un mero juego preliminar de lo que veremos en Judea y Samaria si eso ocurre. Entonces…es cierto que acá tenemos a Tzahal (las Fuerzas de Defensa de Israel) y que esa es la gran dierencia ya que Tzahal no permitirá a Hamas tomar el poder. Pero sí puede ocurrir que se vuelva a la anarquía deaños atrás. La AP no quiere esa situación. Es una cuestión de vida o muerte para su gente. Y por otro lado, el hecho es que sí vemos escenas propias de anarquía  en ciertos sitios un poco alejados del centro, más que nada en campamentos de refugiados, lugares en los que la AP tiene menos control .

P: ¿Eso significa que la Autoridad Palestina se está desintegrando?

R: No, creo que aún no estamos allí. Todavía no. Temo que en algún momento eso llegue, pero aún no. La AP aún es fuerte. No la quieren. La odian. Pero aún es muy fuerte en el terreno.

P: Mil gracias Ohad. Como siempre, mucho más para preguntar. 

R: Gracias a ti Jana.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.