Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 16, 2022

La ministra Zandberg visitó UBQ, una fábrica que produce un sustituto del plástico a partir de los restos de basura de los residentes israelíes.


La ministra de Protección Ambiental, Tamar Zandberg, visitó la planta de producción de UBQ Materials en el Kibbutz Tselim en el Negev. La planta produce y exporta material termoplástico ecológico que los residentes israelíes fabrican completamente a partir de basura y que se transforma en un proceso único. A la visita asistió la Directora General del Ministerio de Protección Ambiental, Galit Cohen, y otros profesionales del Ministerio de Protección Ambiental.
UBQ Materials ofrece una solución a un problema global de aproximadamente 2 mil millones de toneladas de desechos domésticos que no se reciclan hoy y llegan a los vertederos o se vierten sin supervisión en áreas naturales, incluidos ríos y océanos. Este desecho es la tercera causa más grande de emisiones de metano de la actividad humana. La planta sabe absorber todo tipo de residuos domésticos sin clasificar, que incluyen basura orgánica, plásticos, papeles y cartones e incluso pañales sucios. En el proceso de conversión, UBQ descompone los desechos en sus componentes moleculares más básicos y ensambla una nueva materia prima a partir de ellos. Gracias a la prevención de vertidos, cada tonelada producida por la compañía ahorra hasta 12 toneladas de emisiones de CO2 durante 20 años, por lo que el producto es considerado el material termoplástico con menor huella de carbono del mundo.
Tato Biggio, uno de los fundadores y codirector ejecutivo de la empresa, presentó a la ministra Zandberg los planes de desarrollo de UBQ Materials, luego de completar una recaudación de fondos de $ 170 millones el mes pasado. con una historia de éxito de una economía circular y ser un ejemplo para el resto del mundo», dijo Bigio.

La empresa suministra la materia prima a una serie de fábricas líderes en las industrias automotriz, logística, construcción, comercio minorista e incluso impresión 3D.
Entre sus clientes se encuentran gigantes mundiales como Mercedes-Benz, Keter Plastic, Carmel Olefins de Zen Group y el franquiciado de restaurantes McDonald’s más grande del mundo.

La  ministro Zandberg dijo durante la visita: «En una era de crisis climática en la que todo el mundo se está moviendo hacia una economía circular, aquí hay una solución de dos propósitos. Por un lado, reduce la cantidad de desechos que se depositan en vertederos, y por otro trae la producción en un proceso que no contamina el medio ambiente. Las tecnologías verdes son una parte importante en el tratamiento de la crisis climática, y la innovación israelí debe y puede ser un líder mundial en el campo
Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
https://www.mivzaklive.co.il/archives/515431

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.