Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 16, 2022

Los crecientes lazos entre China e Irán representan una amenaza para Israel


China está involucrada en proyectos masivos de ciudades inteligentes en todo el Medio Oriente. Dios sabe cuánta información se recopila a través de estos programas y qué se puede hacer con ella.

Hace unos días, uno de los interruptores de mi estufa se rompió. En mi intento de encontrar una solución al problema, terminé buscando en el sitio web AliExpress del servicio minorista en línea con sede en China. En tres minutos, había encontrado el interruptor. Pasé otro minuto ordenando, y eso fue todo. El producto estaba en camino y mis niveles de estrés habían bajado.

Los chinos están en todas partes, no solo en el comercio minorista en línea. El imperio chino moderno ha crecido y ahora invierte miles de millones de dólares en infraestructura en docenas de países de tal manera que pronto establecerá un nuevo orden mundial. En Medio Oriente, China está involucrada en proyectos masivos de ciudades inteligentes. Dios sabe cuánta información se recopila a través de estos programas y qué se puede hacer con ella. En Israel también hay varias ciudades que han firmado iniciativas bilaterales con China. Las compañías de crédito israelíes compran tecnologías chinas, y eso es solo el comienzo.

El público israelí tiende a centrarse constantemente en las conversaciones nucleares con Irán en Viena. Un día, escuchamos que Irán ha rechazado los entendimientos, mientras que la semana siguiente, hay informes estadounidenses sobre el progreso en las negociaciones. Mientras tanto, China, según varios pronósticos, superará a los EE.UU. para convertirse en la economía más grande del mundo en 2030.

No es necesario ser un chinólogo certificado para comprender que el equilibrio de poder está cambiando ante nuestros propios ojos. Estamos siendo testigos de procesos con los que estamos familiarizados en el mundo antiguo. Un imperio que dominó el mundo está desocupando lentamente su lugar a otra cultura y una fuerza política diferente. Sin embargo, el foco permanece en Viena.

Hace solo tres días, los medios de comunicación árabes informaron que Beijing y Teherán estaban profundizando la cooperación como parte de un acuerdo estratégico de 25 años firmado entre los dos países el año pasado. Todo esto está sucediendo mientras los dos nuevos mejores amigos enfrentan sanciones de Washington.

Este acuerdo estratégico se está implementando ahora. La importancia de esto es que China está más activa que nunca en nuestra región y amenaza los intereses de nuestro aliado durante años, el Tío Sam.

Para nosotros (Israel), sin embargo, es lo de siempre, ya que hablamos sobre el acuerdo nuclear y luego hablamos sobre el acuerdo nuclear un poco más. Esto es casi un caso de sesgo cognitivo colectivo y trastorno por déficit de atención. El enfoque obsesivo en los lazos entre Estados Unidos e Irán en el contexto del acuerdo nuclear es parte del problema. No sería una exageración decir que el enfoque chino sobre información tan sensible sobre la infraestructura tecnológica y civil israelí es una amenaza para la seguridad nacional. Deberíamos prestar atención a esto en lugar de profundizar en algo irrelevante. Ese tren ya ha salido de la estación.

Entonces, sí, compré el interruptor de la estufa. Tal vez yo también sufro de trastorno por déficit de atención. Afortunadamente, no me llevará al borde del abismo. El abismo iraní-chino, sin embargo, está más cerca que nunca.

Traducido por Hatzad Hasheni

 
Comentarios

Los éjes del mal, no descansan en su proposito, y tienden ademas a unir sus fuerzas, en su afan dominador …asi fue desde la antiguedad entre potencias regionales, y asi sigue siendo hoy en dia, ahi estan sino China e Iran para recordárnoslo , dos potencias emergentes en busca de expansion y de un control férreo y hegemónico, de orden militar y economíco a escala global …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.