Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes mayo 20, 2022

Ignorancia Y Odio Gratuito. La Otra Pandemia.


Han pasado muchos años pero pareciera que algunas personas, por ignorancia o por simple odio gratuito, desean revivir nuevamente ese fatídico momento y ser ellos los protagonistas, esos que se pusieron la cinta roja.
El Mundo tiene otras pandemias eternas aparte de la del Covid-19, que dicho sea de paso, según expertos se convertirá en una endemia (es decir, se quedará para siempre y será una enfermedad más como tantas), podemos nombrar miles, la inseguridad, la pobreza y… el antisemitismo.
Una maestra en una clase virtual en México hizo un «chiste» que no merecía explicación alguna.

“¿Qué tienen en común una pizza y un judío?” Que la pizza no grita cuando la meten al horno”.

La historia cuenta que los nazis apilaban cuerpos como se apila la basura cuando hay paro de recolectores, quemaban vivos o muertos los cuerpos de miles personas como nosotros, (lo que fue conocido como Sonderaktion 1005 en el marco de la Operación Reinhard), sin distinción de edad ni sexo ni nada, incluso los primeros en la lista eran los que padecían alguna enfermedad de cualquier tipo ya que se consideraban incurables, así como a los ancianos ya que tampoco podían lidiar con lo que los altos mandos exigían, aunque, como sostiene el judaísmo hay que darle una gran importancia a la gente mayor por su experiencia y sabiduría. Como si fuera poco, con los niños hacían experimentos del peor tipo.
No es la primera vez que pasa esta expresión de antisemitismo sucedida en esta clase en la que entre los alumnos había una joven judía.

No es la primera ni va a ser la última, esto que se puede bajar a un terreno de la educación, en el que pasa muy seguido, pintadas de esvásticas en los pizarrones, golpes y ensañamiento a chicos por el simple hecho de ser judío y otras tantas atrocidades que algunas culminan con víctimas fatales. También pasa de otras maneras en las grandes esferas.
¿El antisemitismo tiene solución? ¿Puede evitarse? ¿Qué se puede aprender?
Mientras haya gente que niegue o desconozca situaciones tan dolorosas como la Shoah o se esfuercen por odiar al prójimo sin motivo esto no va a ser posible.

Por otro lado, nosotros, los ciudadanos comunes o quienes se encargan de luchar contra esto, podemos simplemente, o no tan simplemente, educar al ignorante, al que uno puede abrirle el corazón para que le entre un poquito de dignidad y empatía con el otro y que se empape de un poquito de historia, ya sea de la antigua o la reciente. Mientras este en nuestra mano enseñar o abrirle los ojos aunque sea a un solo ser humano ya cumplimos, al igual que los sobrevivientes del régimen que comenzó en 1933 o antes, (si contamos la historia completa), esa historia que aún se puede contar. El boca a boca es exactamente lo que puede cambiar el mundo, aunque sea un poquito

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.