Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles mayo 18, 2022

Editor de diario saudita: ‘Biden se está convirtiendo en un maestro en perder amigos y alejar aliados’; todos los perjudicados por la actual crisis del petróleo deben darse cuenta de que la política exterior de Biden es responsable de su actual difícil situación


Faisal ‘Abbas (Fuente: Arab News, Arabia Saudita)

En un artículo publicado el día 22 de marzo del presente año 2022 en Arab News, el principal diario en inglés de Arabia Saudita, el editor del diario Faisal ‘Abbas, afirma sarcásticamente que, si el autor estadounidense Toby Young alguna vez deseara escribir una secuela de su libro ‘El cómo perder amigos y alienar gente’, encontraría un gran e importante contenido en la política exterior del presidente estadounidense Joe Biden, que contraviene sistemáticamente los intereses de los aliados de Estados Unidos y de los propios estadounidenses.

Un ejemplo flagrante, dice este, es el actual afán de Estados Unidos por apaciguar a Irán con el propósito de renovar el acuerdo nuclear con este. Como parte de esto, los Estados Unidos incluso están considerando eliminar también de la lista de organizaciones terroristas al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI), una medida que muy probablemente envalentonará a Irán en lugar de restringirlo. «Desclasificar al CGRI simplemente para obtener un nuevo acuerdo sería el equivalente a tratar de apagar un incendio rociándolo con combustible para aviones», dice ‘Abbas.

‘Abbas señala que esta anticipada decisión respecto al CGRI se produce a raíz de la decisión anterior de Biden de eliminar de la lista de organizaciones terroristas a los houties en Yemen – una acción que solo envalentonó a esta milicia respaldada por Irán a que incrementara sus ataques contra los aliados estadounidenses, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Este subraya que el desprecio estadounidense por los ataques perpetrados por los houties, tales como sus repetidos ataques a las instalaciones petroleras de Aramco, es la causa fundamental de la crisis energética que actualmente aflige al mundo. Todas las industrias y personas que sufren esta crisis deben darse cuenta de que esta desacertada política exterior es responsable hoy día de su difícil situación.

Pero el ejemplo más flagrante de la errada política exterior estadounidense, dice ‘Abbas, es su conducta en la crisis de Ucrania. La administración Obama, afirma’ Abbas, preparó el terreno para esta crisis al permitir que Rusia se saliera con la suya anexándose Crimea en el año 2014 y ahora los ucranianos tienen que suplicar por ayuda a los Estados Unidos para enfrentar la invasión rusa. Citando al diario El Wall Street Journal, ‘Abbas concluye que, «En esta nueva era de competencia entre las grandes potencias, Estados Unidos no puede darse el lujo de alienar a sus aliados que puedan ayudar a disuadir a autoritarios agresores empeñados en perjudicar y dañar los intereses y valores estadounidenses».

 

A continuación puede leerse el artículo:[1]

«¡El peor escenario político-militar es verse amenazado por Rusia con protección prometida por parte de los Estados Unidos!»

«Tal como tuiteó el lunes el veterano periodista libanés y columnista del diario Asharq Al Awsat Eyad Abu Chakra: ‘¡El peor escenario político-militar es verse amenazado por Rusia y la promesa de estar protegido por los Estados Unidos!’ Yo no podía estar más de acuerdo con ello: fue un resumen brillante y conciso del estado en que se encuentra el mundo hoy día.

«Lo que puedo agregar al respecto, sin embargo, es que si el autor Toby Young alguna vez decidiera escribir una secuela de sus memorias del año 2001 ‘El cómo perder amigos y alienar gente’, este encontrará gran contenido en la política exterior del presidente estadounidense Joe Biden.

“Solo observen los titulares de las últimas semanas, comenzando con Israel, el aliado más cercano de los Estados Unidos en el Medio Oriente. Expresando conmoción por lo lejos que los mal asesorados negociadores estadounidenses en Viena parecen estar dispuestos a ceder ante las demandas de Irán, El primer ministro israelí Naftali Bennett y el canciller Yair Lapid dijeron que «se niegan a creer» que Estados Unidos eliminará la designación de organización terrorista hecha al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI).

“Cuan raro es tener a los dos ministros más importantes de Israel luchando por las preocupaciones árabes (así como también las suyas propias) al recordarle al equipo Biden que los tentáculos malignos del CGRI se extienden por todo el Medio Oriente y que son responsables de los ataques contra civiles estadounidenses y contra las fuerzas estadounidenses en la región.

“Por supuesto, ninguna persona en su sano juicio desea ver a un Irán con capacidad nuclear y el mundo debería hacer todo lo posible para obtener un trato mucho más duro y más estricto. Sin embargo, desclasificar al CGRI simplemente para obtener un nuevo acuerdo sería el equivalente a intentar apagar un incendio rociándolo con combustible para aviones.

“En el corazón del celo de la administración Biden por el acuerdo en Viena existe una venganza personal contra su predecesor Donald Trump. Esa venganza, junto a las disputas políticas internas, también condujo a la exclusión de la milicia houtie respaldada por Teherán como grupo terrorista a comienzos del año 2021, revirtiendo la loable acción de la administración Trump antes de que este dejara el cargo.

«En respuesta, los houties, que derrocaron al gobierno internacionalmente reconocido de Yemen en el año 2014, intensificaron sus deliberados ataques contra las instalaciones civiles en Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. En lugar de reconsiderar su postura, la administración Biden redobló su aparente estrategia de alienar a sus amigos».

«Desde Toronto a Tokio, los camioneros, las aerolíneas, los buques de carga y los hospitales… deberían recordar que la presión económica que sienten recae única y exclusivamente sobre Biden»

«Estados Unidos ni siquiera ha tomado en consideración la nada-costosa decisión de volver a incluir a los houties en la lista de grupos terroristas, a pesar de sus flagrantes ataques perpetrados el fin de semana contra las instalaciones de Aramco en Arabia Saudita en un momento en que el suministro mundial de energía ya está siendo interrumpido y los aumentos de precios que lo acompañan ya preocupan al mundo. Por lo tanto, Arabia Saudita tenía toda la razón al decir, tal como lo hizo el lunes, que no podía ser responsable por ningún problema de suministro de petróleo como resultado de estos ataques por parte de los houties.

“De hecho, desde Toronto hasta Tokio, los camioneros, las aerolíneas, los buques de carga, los hospitales y casi todas las demás industrias e individuos afectados por la desacertada política exterior de Biden deben recordar que la presión económica que sienten recae exclusivamente sobre su persona.

Pero dejemos de lado a Arabia Saudita, olvidémonos de Afganistán, ignoremos a Israel. La mayor demostración de juicio erróneo por parte de Estados Unidos es evidente en Ucrania. El presidente Volodymyr Zelensky tuvo que suplicarle al Congreso de los Estados Unidos para obtener más ayuda, luego de que la eterna esperanza de que Ucrania se una a la OTAN se desvaneciera y un irrespetado punto de no-retorno de la era Obama sobre la anexión de Crimea sentara un precedente peligroso que allanó el camino a lo que está sucediendo hoy día.

«Si los antiguos amigos y aliados en Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Israel y Ucrania no son suficientes como para persuadir a Biden, o si este cree que la opinión del editor de un diario saudita se verá necesariamente parcializada en su contra, tal vez su equipo debería mirar más de cerca en casa – y leer un editorial reciente en el diario El Wall Street Journal que condenó en términos elocuentes la dirección en que iba su política exterior: «En esta nueva era de competencia entre las grandes potencias, los Estados Unidos no pueden darse el lujo de alejar a los aliados que pueden ayudar a disuadir a los agresores autoritarios empeñados en perjudicar los intereses y valores estadounidenses. Estados Unidos está pagando muy caro en la crisis de Ucrania por haber perdido el apoyo de los saudíes”, finalizó el editorial.

«Concluyo mis argumentos.»


[1] Arab News (Arabia Saudita), 22 de marzo, 2022.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.