Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes agosto 12, 2022

Israel enfrenta a una ola de terrorismo estimulada por el antisemitismo

La "ocupación" no tiene la culpa de que una niña árabe de 15 años apuñale a un judío, porque la responsabilidad es de la incitación en los libros de texto palestinos y la retórica de líderes políticos, que allanan el camino a jóvenes terroristas


En víspera de Pascua, una joven árabe de 15 años, en Haifa, salió de su casa y se dispuso a atacar a un judío. Horas más tarde, la adolescente apuñaló e hirió a un hombre de 47 años en un parque de la ciudad norteña.
Algunos pueden excusar este ataque con el lema, demasiado conocido: «todo se debe a la ocupación».
Pero esos motivos no pueden aplicarse a una joven de Haifa, cuya familia era originaria de Cisjordania y tuvo que ser trasladada después  que su padre cooperara con fuerzas de seguridad israelíes.
Esto no debería ser sorpresa. Varios seguidores fanáticos de líderes árabes en Israel, incluyendo a Raed Salah -líder de la Rama Norte del Movimiento Islámico en Israel- ya llevaron a cabo ataques incitados por una retórica de odio. Y es probable que el «toque mágico» de Salah estuviera en juego durante los disturbios del viernes en el Monte del Templo, en el momento exacto en que la adolescente de Haifa perpetró su ataque.
Pero nadie incita más que la propia Autoridad Palestina.
Un estudio realizado por IMPACT-se, organización que analiza los libros de texto y planes de estudio para que cumplan con la UNESCO, descubrió que los nuevos libros palestinos tienen un contenido que roza el antisemitismo.
Ya no es necesario que predicadores musulmanes que simpatizan con Hamás o la Yihad inciten. Todo está en los libros que los niños usan para estudiar.
El contenido de esos libros no hace honor a la resistencia a la ocupación, ni a la reivindicación de un Estado palestino junto a uno israelí. Al contrario.
Tomemos como ejemplo una tarea asignada a los alumnos de 10º curso, en la que se les pide que describan las «características judías». Para encontrar la respuesta, los alumnos deben analizar una ilustración que muestra una estrella de David en una mano que sostiene el globo terráqueo.
El texto bajo la ilustración afirma: «el colonialismo cultural es el más peligroso, porque ataca el espíritu de la nación y sus creencias».
Un extracto de otro libro dice: «Los hijos de Israel son corruptos, y esa fue y será la razón a de su destrucción». ¿No era ésta la justificación de los nazis?.
Estas ideas coinciden con los mensajes difundidos por el muftí Haj Amin al-Husseini y el jeque Yusuf Qaradawi, clérigos suníes de más alto nivel -que predicaban su admiración por las políticas de Adolf Hitler- y con las palabras del actual muftí de Jerusalem, que pide lo mismo, justificando el exterminio de los judíos en el pasado y en el futuro.
Podemos seguir afirmando que la culpa es de la ocupación que, en efecto, es mala, y nadie quiere vivir bajo dominio extranjero. La historia está llena de revoluciones violentas e incluso de actos de terrorismo.

Mapa de "Palestina" en los libros de texto.

Mapa de «Palestina» en los libros de texto.
(Ynet)
No son sólo Hamás y la Yihad Islámica quienes incitan a la violencia. También es la AP, que cuando se ve obligada a elegir entre la construcción de un hogar por un lado, y la incitación antisemita por otro, siempre prefiere lo segundo
Incluso el establecimiento del Estado judío mientras estaba bajo el mandato británico incluyó ataques de este tipo llevados a cabo por judíos contra -a veces- personas inocentes. Pero éstos fueron rechazados por los dirigentes.
La batalla palestina, sin embargo, es diferente. No están luchando por la emancipación política o la independencia.
Hay quienes se dicen a sí mismos que porque a los palestinos se les ofreció sólo el 96% de Cisjordania -en lugar del 98%- su resistencia está justificada. Esto es una tontería.
También hay quienes prefieren ignorar la negativa rotunda de los dirigentes palestinos a aceptar cualquier propuesta de soberanía sobre la tierra, desde 1937 hasta hoy. Incluso rechazaron el plan de paz saudí, que preveía la vuelta a las fronteras de 1967.
No luchan por un Estado independiente ni por ellos mismos, su lucha es contra Israel y su retórica es contra los judíos. Cualquiera que eduque a los niños en el odio a los judíos es la fuente del mal, y los que eliminan cualquier mención a la paz de los libros de texto están en busca de algo muy siniestro.
No son sólo Hamás y la Yihad Islámica quienes incitan a la violencia. También es la AP, que cuando se ve obligada a elegir entre la construcción de un hogar por un lado, y la incitación antisemita por otro, siempre prefiere lo segundo.
De hecho, no es la ocupación, que podría haber terminado ya, lo que allana el camino a la violencia entre los jóvenes palestinos. Es la incitación, en sus libros de texto y en las palabras de los influenciadores religiosos dentro de Israel y en los territorios palestinos.
Los investigadores de IMPACT-se presentaron conclusiones a representantes de la Unión Europea (UE), gobiernos europeos y al Congreso estadounidense.
Como resultado, se retrasaron 200 millones de euros en ayudas. El ministro de Asuntos Exteriores palestino, Riyad al-Maliki, admitió que la AP rechazó las exigencias de la UE de poner fin a la incitación antes de que descongelen la ayuda. Está claro que dan más prioridad al odio que al bienestar.
Incluso antes, miembros del Congreso de Estados Unidos, encabezados por representantes demócratas, votaron a favor de detener la ayuda mientras estos actos de incitación continúen.

El cuchillo utilizado por la joven de 15 años en el ataque terrorista en Haifa.

El cuchillo utilizado por la joven de 15 años en el ataque terrorista en Haifa.
(Policía de Israel)
Por alguna razón, Israel parece quedarse atrás.
No condiciona la ayuda financiera a la AP al fin de la incitación, al igual que no aplica una ley que cortaría la transferencia de los impuestos recaudados en nombre de la Autoridad Palestina, parte de los cuales se entregan como estipendios a terroristas que cometieron atentados contra israelíes.
Mientras tanto, toda la incitación se traduce en terror. Y eso es lo que impulsó a una niña de 15 años a convertirse en una atacante. No la ocupación.
 
Comentarios

El antisemitismo está en el origen de las agresiones sufridas por el Estado de Israel desde su misma declaracion de independéncia, y no un méra cuestion territorial, suceptible de ser resuelta en términos «politicos» …
los succesivos fracasos cosechados en tal sentido, asi lo evidencian, debido a la falta de voluntad real, por parte árabe, en respectar los acuerdos alcanzados, en tanto que sus fronteras delimitaran con las de un Estado judio … no busquen mas, y si lo hacen, me témo que seguiran apuntando en la direccion equivocada …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.