Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles mayo 18, 2022

Con Din Raichel, dueño de dos bares de Dizengoff que fueron blanco de atentados terroristas


Los 3 dueños del Ilka -Din en el medio- en entrevista con N12 (captura de pantalla)

Din Raichel ya lo había  vivido. El 1° de enero del 2016, un terrorista abrió fuego hacia los comensales sentados en su bar “Hasimtá” en la calle Dizengoff de Tel Aviv, matando a 2 personas. Uno de los muertos era Alon Bakal, uno de sus socios y amigo cercano. Y este 8 de abril, cuando recibió la noticia sobre un nuevo atentado en esta arteria central y simbólica de la gran ciudad, llamó enseguida a la directora del “Ilka”, otro de los bares del que es uno de los dueños. “Din, fue aquí. Tuvimos un atentado terrorista. Hubo disparos, hay muertos,  hay sangre en el piso. Vení rápido”, le contestó. A sólo 200 metros del atentado de años atrás.

Las primeras víctimas mortales cuyos nombres se confirmaron, eran dos entrañables amigos, Tomer Morad y Eitam Magini, ambos de 27 años. Al día siguiente, falleció en el Hospital Ichilov el herido más grave, Barak Lufan de 35 años. En su casa quedaron su viuda y 3 niños pequeños.

De izquierda a derecha: Tomer, Eytam y Barak, de bendita memoria

 

Din volvió a vivir el horror del 2016. En una entrevista concedida al canal de televisión israelí N12 junto a Gal y Saar, los otros dos dueños del “Ilka”, contó que los padres de los jóvenes que habían idol bar consiguieron sus teléfonos y lo llamaban sin cesar. “¿Dónde está mi hijo? No nos responde”.

“Sabemos lo que están pasando las familias”, dijo en la mencionada entrevista la noche después del atentado. “Todos quedan con heridas y trauma. Tristemente, ya sabemos cómo funciona esto. Todo fue como un déjà vu. Realmente, literalmente, dejá vu”.

No en sentido figurado, sino clarísimo, volviendo a aquel 1° de enero del 2016 cuando Alon Bakal (26) y Shimon Ruimi (30),  fueron asesinados por Nashat Milhem, un árabe ciudadano israelí , islamista, que logró huir del lugar, mató luego al taxista Ayman Shaaban-árabe como él- y se escondió hasta que seis días más tarde fue ubicado y eliminado.

Desde aquel atentado, los dueños del bar guardan una caja con las fotos de los asesinados , y velas, para prenderlas en el aniversario del atentado. “Ahora comienzo a entender que el año próximo habrá dos días en los que haremos esto”, dijo Din a la televisión.

Cuatro días después del atentado terrorista del 8 de abril en el “Ilka”, el bar volvió a abrir. El Primer Ministro Naftali Bennett y el Ministro de Seguridad Interna Omer Barlev fueron a la apertura. Encendieron velas recordatorias y transmitieron un mensaje de aliento.

Din Raichel con el Primer Ministro Bennett, la noche de reapertura

 

“Vine aquí esta noche para dar fuerza a los dueños del bar y a los residentes de la zona. Ocurrió aquí algo realmente duro, gente fue asesinada, buenas personas resultaron heridas”, declaró Bennett. “No permitiremos a nuestros enemigos detener nuestras vidas. No les dejaremos derrotarnos. Volvemos a la vida y al mismo tiempo los combatimos donde se encuentran, en sus bases, y con la ayuda de Dios, prevaleceremos”.

Y el Ministro de Seguridad Interna escribió en las redes sociales tras la visita a “Ilka”: “Junto al terrible dolor por la pérdida de vidas, esta noche, en un pub lleno de vida vemos nuestra fortaleza, nuestra mirada hacia el futuro, y sabemos que aún si nos dañan, no nos quebraremos. Continuaremos viviendo, floreciendo y desarrollándonos. Ganaremos”.

Din Raichel y sus compañeros, lo transmiten recorriendo los bares que manejan en Dizengoff, prendiendo velas y colocando una gran bandera de Israel.

Esta semana nos comunicamos con Din Raichel. Ya no tiene fuerza para las entrevistas, pero acepta conversar con nosotros aunque sea por unos minutos. Pero antes, recordaremos una frase que escribió en su página de Facebook al anunciar la reapertura de “Ilka” en medio del dolor, citando a uno de los muertos en el atentado del 2016 en su bar “Simtá”: “Tal como dijo Alon Bakal, el pueblo eterno no teme a un largo camino ”.

 

P: Din, has pasado seguramente días difíciles. Nuevamente un atentado terrorista en un bar que tú abriste, muertos y heridos. ¿Cómo estás ahora?

R: No soy muy bueno para responder a algo así. Puedo decirte en términos generales que estoy bien, pero el solo pensar lo que están sufriendo las familias, me dificulta mucho dormirme en las noches.

P:Estuve en el bar el día después del atentado. Las escenas de la gente de duelo, de religiosos y laicos juntos en solemne recuero, emocionaban hasta las lágrimas. ¿Ayuda a lidiar con la situación el sentir que el pueblo los acompaña?

R: Lo más hermoso que tiene el pueblo de Israel es la solidaridad en momentos de crisis. En la rutina a veces la gente es muy impaciente, pero cuando hay una emergencia, nadie reacciona mejor que el pueblo de Israel.

P: Unos pocos días después del atentado, volvieron a abrir las puertas. ¿Era por la necesidad de seguir trabajando, por un mensaje a los terroristas o por el simple hecho que la vida debe continuar?

R: La verdad es que la razón principal por la que abrimos fue para hacer posible que nuestros empleados vuelvan al trabajo. Estaban agotados emocionalmente por lo que vivieron y los psicólogos que nos acompañan recomendaron que abramos lo más rápido posible para que ellos puedan volver a la rutina . Lo más pronto que pudimos fue después de los funerales. De no ser por esa recomendación de los psicólogos, habríamos abierto después de la shivá, la semana de duelo.

P: ¿Has en contacto con las familias de las víctimas mortales?

R: Por supuesto. Fuimos a los funerales y también los visitamos durante la shivá.

P: Es difícil pensar en el hecho que fue el segundo atentado en un bar del que eres propietario. ¿Te hace sentir vulnerable?

R: Yo entiendo en forma madura que la calle Dizengoff es vista como un “blanco” , por todo lo que simboliza. Y por eso hasta diría que es en cierta medida “lógico” que me haya pasados dos veces. Pero claro que es muy duro.

P. ¿Cómo se sigue adelante después de algo así? ¿A qué te puedes aferrar?

R: No sé cómo contestarte al respecto. Simplemente uno sigue adelante, concentrándose en cosas buenas . Y no nos olvidamos de recordar. Nos encargaremos de organizar todos los años una noche que honre su memoria.

P: Israel señala el día de recuerdo de los caídos en batalla y las víctimas del terrorismo Iom Hazikaron. Y luego, Iom Haatzmaut. ¿Qué significan para ti ahora estas fechas? 

R: Siento mucho más fuerte que antes Iom Hazikaron.  Me duele como si yo fuera en el término estricto de la palabra una familia de duelo que perdió a un ser querido. No veo gran diferencia en cómo percibo Iom Haatzmaut. Lo claro es que tenemos que seguir.

P: Muchas gracias Din.

R: A ti.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.