Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 7, 2022

Jerusalén contempla su propio Burj Khalifa mientras las ciudades israelíes buscan nuevas alturas

Los arquitectos están planeando edificios súper altos para dominar los horizontes del mañana


El ‘Burj Khalifa’ propuesto por Jerusalén, el edificio Epstein. (AS + Arquitectura GG)

Los planificadores de la ciudad están discutiendo actualmente un nuevo edificio que puede llegar a definir Jerusalén tanto como los monumentos religiosos y arquitectónicos de la ciudad. Conocido como la versión de la ciudad del Burj Khalifa , si se aprueba, tendrá 40 pisos de altura en el barrio de Kiryat Hayovel, junto a la estación de tren ligero de Mount Herzl.

Los arquitectos internacionales detrás del diseño, Adrian Smith y Gordon Gill , fueron los responsables de la supertorre original de Dubái. Pero aquellos que lideran los aspectos prácticos del proyecto se apresuran a enfatizar que no será una copia del original, sino una estructura de diseño único para encajar en el paisaje de Jerusalén.

Después de cuatro años de proceso de desarrollo, el desafío constante ha sido ofrecer un diseño que sea a la vez tradicional y moderno y que satisfaga las diferentes necesidades de la comunidad. El edificio propuesto estará revestido con piedra de Jerusalén e incluirá balcones como parte integral del amplio diseño. Ofrecerá espacio privado y público, incluidos espacios de observación. Y contará con 240 viviendas, más 48 departamentos pequeños, un hotel y un centro cultural.

El edificio aún carece de algunas licencias y llevará cinco años construirlo. Pero todos los involucrados reconocen que este rascacielos debe encajar dentro del paisaje arquitectónico único de la ciudad.

La presión sobre los precios de la tierra y la vivienda en Jerusalén inevitablemente está centrando la atención en elevar el paisaje de la ciudad. Ya se está construyendo una torre de 30 pisos en la calle Pierre Koenig en Talpiot, cuya finalización está prevista para 2026. Ofrecerá 144 apartamentos, incluidas 30 unidades de vivienda para estudiantes. Se planea un grupo de 20 torres para la entrada occidental de la ciudad y se está cuidando que los planes incluyan espacios culturales, galerías de arte y museos. Se están considerando otras torres para otras partes de la ciudad.

 

Pero a medida que se aprueba un número cada vez mayor de edificios relativamente altos en Jerusalén, existe la preocupación de que el carácter de la ciudad está cambiando, las vistas se están alterando y la conexión entre la ciudad y las colinas y los bosques circundantes se está oscureciendo.

La estructura similar al ‘Burj Khalifa’ propuesta por Jerusalén, también conocida como el Edificio Epstein. (AS + Arquitectura GG)

La situación no es sencilla. Jerusalén necesita más viviendas y sigue siendo de gran interés para los inversores extranjeros. Con terreno limitado, la ciudad debe aumentar su densidad. El programa TAMA 38, que permite agregar pisos adicionales a los edificios existentes, está siendo ampliamente utilizado por los desarrolladores de Jerusalén,  promovido por la Municipalidad de Jerusalén como una forma de ofrecer renovación urbana y nuevos apartamentos dentro de la huella existente de la ciudad.

Pero el horizonte y la sensación de los vecindarios están cambiando. La mayor parte del tiempo, estos edificios altos tampoco brindan las viviendas asequibles que necesita una comunidad ultraortodoxa en crecimiento. Por ejemplo, Savyon View Tower, actualmente en construcción, tendrá 27 pisos y 194 apartamentos, pero el precio de una unidad de un dormitorio comienza en 2,5 millones de NIS (785.742 dólares)

horizonte de la ciudad durante la noche

El Burj Khalifa. Unsplash

Tel Aviv ya ostenta el título de séptima ciudad más alta de Oriente Medio , en base al número de edificios de más de 150 metros. Los precios ya altos están aumentando las alturas y la densidad de los edificios de gran altura allí también, y un nuevo plan maestro para la ciudad prevé un número creciente de edificios de 20 a 80 pisos de altura.

El rascacielos más alto de la ciudad actualmente en construcción es la Torre Espiral Azrieli . Se espera que mida más de 300 metros, con 91 pisos. El diseño ha sido dirigido por Kohn Pederson Fox Associates , la firma de arquitectura estadounidense detrás de algunas de las estructuras existentes más altas del mundo, incluida la Torre Lotte World de 555 metros en Seúl, Corea del Sur, y la Torre One Vanderbilt de 435 metros en Manhattan.

La Torre Espiral superará la cercana Torre Azrieli Sarona, actualmente el edificio más alto del país, en unos 100 metros y costará alrededor de 2.500 millones de NIS (790 millones de dólares). Su base se sumará al centro comercial Azrieli existente, pero el edificio también incluirá pisos de oficinas, 171 apartamentos, un hotel con alrededor de 250 habitaciones y un restaurante y bar al aire libre en los pisos superiores.

La próxima Torre Espiral del Grupo Azrieli en Tel Aviv. (PRNewsfoto/Grupo Azrieli)

Es probable que el dominio de los cielos por parte de Tel Aviv dure poco. El alcalde de Ramat Gan, Carmel Shama Hacohen, aprobó un plan maestro para la remodelación del distrito Diamond Exchange que incluye un rascacielos de más de 400 metros de altura.

El plan del área, diseñado por el arquitecto israelí David Glor , incluirá una variedad de opciones de viviendas asequibles. La pieza central del plan pretende ser el primer edificio de Israel de más de 100 pisos. La Torre Bein Arim ya está en construcción cerca de la bolsa en Menachem Begin Road y se espera que esté terminada en 2023. Se le unirá una bolsa de diamantes reconstruida de 120 pisos que se construirá dentro de los próximos 10 años.

Hacohen, hablando con el diario de negocios Globes , dijo que buscaba aprovechar este edificio para “convertir a Ramat Gan en el Abu Dhabi de Israel en términos económicos”.

En Haifa, la vista es diferente. La alcaldesa Einat Kalisch-Rotem ha establecido una visión de duplicar la población de la ciudad a 600.000 habitantes. Pero está decidida a preservar la relación entre la ciudad, la cordillera del Carmelo y el puerto, y cree que permitir el desarrollo de edificios de gran altura interrumpirá esas vistas.

Por lo tanto, la ciudad propone restringir los edificios a un máximo de 30 pisos, o menos de 100 metros, y ha establecido alturas máximas para diferentes partes de la ciudad.

Se permitirán edificios de hasta 22 pisos en los vecindarios del oeste: Neot Peres, Neve David, Sha’ar Ha’aliya y Kiryat Eliezer. También se pueden construir torres de 22 pisos en Hahistadrut Boulevard, la principal arteria de tráfico, y en el espacio dejado por el retiro de la industria petroquímica de la Bahía de Haifa. Se permitirán construcciones más altas en la parte baja oriental de la ciudad en el barrio de Neve Shaanan y en el área de Savyonei Hacarmel debajo de la Universidad de Haifa.

Pero se están imponiendo límites estrictos en otras partes de la ciudad. En Hadar Hacarmel, la intención es permitir aumentos de altura en los edificios existentes solo hasta cinco o seis pisos, mientras que en el área central de Hacarmel sobre la Colonia Alemana y el Jardín Bahai la construcción se limitará a 10 pisos.

Kalisch-Rotem ha dicho que no habrá negociación con los desarrolladores y que la prioridad será devolverle la vida al centro de la ciudad y a los vecindarios más antiguos, manteniendo el carácter de la ciudad. Las únicas torres más altas que han sido aprobadas son dos edificios de 54 pisos que conectan la parte más baja del sitio de la cantera Nesher con el teleférico y el Technion, visto como cayendo fuera de la ciudad de Haifa.

Con una gran demanda de viviendas y un terreno disponible limitado, subir es una forma de cuadrar el círculo aparentemente imposible.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.timesofisrael.com/jerusalem-eyes-its-own-burj-khalifa-as-israeli-cities-seek-new-heights/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.