Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes agosto 15, 2022

Despegue: “auto volador” de startup israelí pasa la primera prueba


AIR dice que su avión AIR ONE, un vehículo eVTOL (despegue y aterrizaje vertical eléctrico) de dos plazas, se desempeñó «sin problemas» en una prueba de vuelo estacionario en el norte de Israel

Una startup israelí que está desarrollando un vehículo «volador», un avión eléctrico de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) para consumidores individuales, dijo que su prototipo de avión recientemente completó con éxito una primera prueba de vuelo estacionario con reguladores, colocando a la compañía en el camino para una mayor certificación de vuelo.

La startup AIR, con sede en Pardes Hanna, comenzó a aceptar pedidos anticipados para su avión AIR ONE – un eVTOL de dos plazas totalmente eléctrico – en octubre pasado después de presentar los primeros diseños para el mercado de consumo.

La aeronave, según la compañía, ofrece un alcance de 110 millas (177 km) con una sola carga a velocidades de hasta 155 millas (250 km) por hora, con un tiempo de vuelo de una hora. Tiene alas plegables para facilitar el estacionamiento y la capacidad de despegar o aterrizar en cualquier superficie plana, dice la compañía.

El AIR ONE ya tiene un certificado de aeronavegabilidad – un permiso para operar una aeronave en vuelo – y en junio se embarcó en una prueba de vuelo estacionario en la que el prototipo a gran escala despegó sobre los verdes campos del Kibutz Megido en el norte de Israel, bajo la supervisión de la Autoridad de Aviación Civil.

Rani Plaut, cofundador y director ejecutivo de AIR, le dijo a The Times of Israel que fue el primer vuelo real de la aeronave después de la certificación de aeronavegabilidad.

“Esta prueba es la primera vez que el avión [de AIR] a gran escala y de peso completo se prueba en vuelo”, lo que marca “el comienzo de un largo viaje que continuará con una [prueba] de vuelo tripulado y luego se convertirá en una prueba de unidad de producción en masa”, dijo.

El avión prototipo AIR ONE de la startup israelí AIR para el mercado de consumo. (AIRE/cortesía)

La aeronave completó múltiples vuelos estacionarios a lo largo de más de dos semanas, despegando, flotando en el lugar y regresando a tierra, «desempeñándose de manera óptima en una envolvente de vuelo estable», dijo la compañía. (Una envolvente de vuelo son los parámetros operativos y las capacidades de una aeronave en función de su diseño. Se refiere a factores como la velocidad aerodinámica, la altitud y el factor de carga).

Plaut dijo que este primer vuelo estaba «destinado a realizar un vuelo estacionario durante unos minutos por vuelo y se midieron muchos parámetros, como el consumo de energía, el comportamiento del control de vuelo y la capacidad de respuesta al viento».

Dijo que la aeronave se desempeñó «sin problemas» en su primera prueba de vuelo estacionario y que la compañía ahora se está preparando para su próximo hito: una prueba de vuelo completo en algún momento de octubre.

“Fue realmente impresionante ver el despegue del AIR ONE por primera vez. Hemos estado en este viaje ascendente durante casi cinco años y no podemos esperar a que el público se una a nosotros en este viaje”, dijo Plaut en el anuncio oficial de la compañía la semana pasada. “Este hito trascendental asegura el lugar de AIR como líder del mercado en el espacio de movilidad aérea personal, haciendo posible la emoción de volar todos los días”.

Además de los reguladores israelíes, AIR también ha estado trabajando con la Autoridad Federal de Aviación (FAA) de EE. UU. para obtener la certificación G1, que describe los estándares ambientales y de seguridad iniciales para las operaciones comerciales civiles.

Plaut dijo que AIR está «en vías de completar el proceso de certificación en los EE. UU.», un proceso que lleva de cuatro a cinco años en general.

El avión AIR ONE eVTOL de la startup israelí AIR. (Cortesía/AIRE)

En una entrevista anterior con The Times of Israel, Plaut explicó que, pendiente de toda aprobación regulatoria, el plan es finalizar el proceso de certificación a fines de 2023 y comenzar a entregar el avión en 2024.

Mientras tanto, la compañía “continuará firmando proveedores para la cadena de suministro para la producción en masa del AIR ONE en los EE. UU. en 2024, a tiempo para las entregas”, dijo.

En marzo, AIR firmó un acuerdo con la empresa australiana FlyOnE, un distribuidor de aviones eléctricos, para entregar 25 de los primeros vehículos AIR ONE a clientes locales en 2025. FlyOnE también actuará como socio local de servicio y mantenimiento de AIR.

Los pedidos anticipados para el AIR ONE fueron de tres dígitos y es probable que el número crezca a medida que avanza el proceso de certificación, dijo Plaut.

Hacer que volar sea accesible

AIR fue concebido por primera vez en 2017 por Chen Rosen, un experto en aviación, a quien luego se unieron Plaut y Netanel Goldberg, ambos emprendedores en serie. Plaut también es presidente ejecutivo de la empresa automotriz israelí Moodify, y miembro de la junta ejecutiva de Tactile Mobility, una startup con sede en Haifa que proporciona autos inteligentes con la capacidad de «sentir el camino».

Con AIR, los fundadores se propusieron “marcar una verdadera diferencia al hacer que la libertad de volar sea realmente accesible para las personas”, según Plaut.

El avión AIR ONE de la startup israelí AIR en el Derby de Kentucky, mayo de 2022. (AIR)

La compañía “combina la innovación aeroespacial sostenible con el conocimiento automotriz” y está aprovechando un mercado naciente de eVTOL que se estima alcanzará los $ 12 mil millones para 2030.

Los fundadores de AIR creen que, si bien el sector en general se centra en «taxis aéreos autónomos o con piloto comercial para ciudades», AIR ONE ofrece «una alternativa para aquellos que desean disfrutar de la máxima libertad de volar en sus propios términos».

“Por el momento, volar para la mayoría de nosotros implica meterse en un enorme tubo de metal y ser transportado de esa manera. Realmente no te sientes como si estuvieras volando. Queremos llevar la aviación a las masas y combinar el alcance, la simplicidad y la facilidad de uso de los [sistemas de vuelo computarizados] fly-by-wire con el ADN de los automóviles – facilidad de uso, bajo costo de mantenimiento, etc. Y es eléctrico, por lo que hay un elemento verde”, explicó Plaut en nuestra entrevista anterior.

La startup israelí AIR desarrolló un avión eVTOL llamado AIR ONE para uso del consumidor. (AIRE)

“Las aeronaves pueden ser fáciles de manejar si tienes buena tecnología”, dijo. Con ese fin, AIR desarrolló lo que llamó software de «volar por intención», que permitirá a la gente común operar y navegar el vehículo, no solo a los pilotos capacitados. La aeronave también está equipada con un sistema de monitoreo habilitado por IA para inspecciones frecuentes para “garantizar una seguridad primordial, incluso para pasajeros con un entrenamiento mínimo”, dice la compañía.

“Queremos vender directamente a los consumidores. La mayoría de nuestros competidores están haciendo cosas como taxis aéreos y transbordadores”, dijo Plaut.

“En este momento, hay aproximadamente 1.500 millones de automóviles en el mundo, con alrededor de 80 millones de automóviles producidos cada año. Si podemos hacer volar 10.000 autos, podemos comenzar a hacer mella. Nadie está haciendo esto”, dijo.

No prevé que AIR se convierta en un importante fabricante de automóviles/aviones, pero Plaut dijo que la visión inicial es vender aproximadamente 10 000 AIR ONE por año.

Traducción:Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/liftoff-israeli-startups-flying-car-completes-first-test/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.