Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes agosto 9, 2022

Ayman Al Zawahiri: «Los musulmanes deben resistir ante la ocupación de sus tierras, exponer el cristianismo, rechazar la legitimidad internacional, el ateísmo y el laicismo»

En su último discurso antes de morir asesinado en un ataque perpetrado con drones estadounidenses en Afganistán, publicado en ulio, 2022 el líder de Al-Qaeda declaró:


Yihad a través del dawa (predica)

l 1 de agosto del presente año 2022, informes noticiosos afirmaron que el líder de Al-Qaeda Ayman Al-Zawahiri fue asesinado mediante un ataque perpetrado por los estadounidenses en Afganistán. Un discurso de Al-Zawahiri apareció en un video publicado por el ala central de medios de comunicación de Al-Qaeda As-Sahab el día 14 de julio, 2022 siendo esta la sexta parte de una serie titulada «Acuerdo del siglo o cruzadas que se expanden durante siglos». El video presentaba una grabación de un discurso de Al-Zawahiri, acompañado de una fotografía fija de su persona.

En su mensaje, Al-Zawahiri les dijo a los musulmanes de todo el mundo que deberían tratar de liberar a los países musulmanes de las manos de los apóstatas e infieles y proveerles hechos e información para que expongan las herramientas que las potencias de ocupación utilizan para implementar su ocupación política o militar. Este además les pidió a los musulmanes que expusieran y confrontaran el tema de la cristianización y rechazaran la legitimidad internacional, el laicismo, el estado-nación y el ateísmo.

El siguiente informe contiene extractos del discurso dado por Al-Zawahiri el 14 de julio, 2022:

El día 14 de julio, 2022 el medio de comunicación oficial de Al-Qaeda Al-Sahab, publicó un video que contenía un discurso de audio del líder de la organización Ayman Al-Zawahiri. El video es la sexta parte de una serie titulada «Acuerdo el siglo o cruzadas que se expanden durante siglos», cuya primera parte fue publicada el 11 de septiembre, 2020. La quinta parte fue publicada el 14 de junio.[1]

Al igual que en la quinta parte, el nuevo video presenta una grabación de un discurso de Al-Zawahiri, acompañado de una fotografía fija de su persona. Esto es muy diferente de los primeros cuatro episodios de la serie, que mostraban a Al-Zawahiri hablando en la cinta.

En su nueva alocución Al-Zawahiri continuó discutiendo dos elementos que este expuso en partes anteriores de la serie en relación a contrarrestar «la agresión del cruzado», diciendo que esta agresión involucra librar el yihad a través de la prédica, así como también el yihad físico, es decir, el combatir físicamente.

Hablando del primer tipo de yihad, la prédica, este explicó que en episodios anteriores habló de los diferentes elementos que pueden clasificarse en esta categoría, tales como «la batalla de la conciencia, la educación yihadista, dawa (prédica), el yihad político y la unidad».

 

«Hoy me gustaría hablar sobre la batalla del dawa» dijo y agregó que desea dirigirse a todos los musulmanes, pero sobre todo a «la élite informada que busca cambiar la miserable realidad del ummah (nación) y que siente que tiene la obligación de asumir dicha carga».

Este continuó diciendo que el dawa tiene un estatus muy significativo en el islam y señaló que existen puntos clave que los predicadores musulmanes deben tener en cuenta en su esfuerzo por confrontar el «Acuerdo del Siglo» y la alianza cruzado-sionista en contra de los musulmanes.

«Lo primero a lo que deseo referirme es a los objetivos detrás de la prédica islámica. Es indiscutible que el islam es un llamado al tawhid (monoteísmo) que comenzó con Adán y continuará hasta que Alá herede Su tierra y los que están en ella». Luego señaló que, en consecuencia, invitar a la gente a unirse al credo del tawhid y defenderlo es la primera etapa de la batalla del dawa.

«Hoy me gustaría hablar sobre la batalla del dawa» dijo y agregó que desea dirigirse a todos los musulmanes, pero sobre todo a «la élite informada que busca cambiar la miserable realidad del ummah (nación) y que siente que tiene la obligación de asumir esta carga».

Este continuó diciendo que el dawa posee un estatus muy significativo en el islam y señaló que existen puntos clave que los predicadores musulmanes deben tener en cuenta en su esfuerzo por confrontar el «Acuerdo del Siglo» y la alianza cruzado-sionista en contra de los musulmanes.

«Lo primero a lo que deseo referirme es a los objetivos detrás de la prédica islámica. Es indiscutible que el islam es un llamado al tawhid (monoteísmo) que comenzó con Adán y continuará hasta que Alá herede Su tierra y los que están en ella». Luego señaló que, en consecuencia, invitar a la gente a unirse al credo del tawhid y defenderlo es la primera etapa de la batalla del dawa.

Los musulmanes deberían rechazar el estado nacional

Elaborando, este señaló que los musulmanes deben defender su religión ante los enemigos del monoteísmo, incluyendo a «los gobiernos nacionales, la legitimidad internacional, el ateísmo y la opresión e injusticia, la ocupación militar y la cristianización». La prédica, afirmó, debería incitar a todos los miembros de la nación islámica a defender su religión en contra de dichos oponentes.

Hablando de cada enemigo, Al-Zawahiri dijo que un estado nacional, en principio, debilita al ummah y «hace añicos su fuerza en cincuenta pedazos» y afirmó que por esta razón, los cruzados de Occidente lo defienden de entre los musulmanes.

Este agregó: «La conclusión es que el mundo debe darse cuenta del peligro que estas naciones cruzadas, desde Europa oriental hasta Europa occidental y Estados Unidos, representan para la existencia del ummah como entidad, autoridad, influencia, credo, sharia y comportamiento» imponiendo el estado nacional sobre el ummah.

Al-Zawahiri afirmó además que un estado nacional laico representa una amenaza para la unidad musulmana y dijo que su historia en el mundo musulmán ha estado «manchada de traición».

«Hussein bin Ali[2] y su hijo Faisal fueron los primeros sionistas árabes en reconocer a Israel en el Acuerdo Weizmann del año 1919″, señaló, acusando a Ali de abrirle la puerta al establecimiento de un estado basado en la etnicidad en lugar del islam, tal como fue asesorado por «sus maestros ingleses».

El laicismo es ateísmo

Hablando del laicismo Al-Zawahiri lo definió de «ateísmo cortés o engañoso» destinado a convencer a los musulmanes a que rechacen o se desvíen de su religión. El laicismo que llama a separar la religión del estado también es ateísmo porque eventualmente permite que el estado tenga control sobre la religión, este argumentó. Por esta razón, agregó, los cruzados establecieron organizaciones que supuestamente hablan por los musulmanes y el islam y dictaminan fatuas «atroces», como el permitir que los musulmanes se unan al ejército de los Estados Unidos o declarando de que «no existe necesidad alguna de un califato ni de los que afirman que los actuales estados nacionales son entidades religiosamente legítimas.

“O aquellos que afirman que se debe obedecer a un gobernante que comete adulterio durante media hora en la televisión a diario, o que es aceptable reconciliarse con Israel o obtener una visa israelí para visitar Bait al-Maqdis (Jerusalén), o que Osama bin Laden y los que se oponen a la familia Saud son predicadores de discordia».

Este afirmó además que desde que abandonó el concepto religioso del Califato, el mundo islámico se ha hecho añicos y señaló que desde el final de la Primera y Segunda Guerra Mundial, el principio de establecer estados nacionales ha sido reforzado a través de las Naciones Unidas y de la comunidad internacional que dictan leyes, así como a través de los planes de estudios educativos y de los medios de comunicación.

«El concepto de estado nacional también se infiltró entre los movimientos islámicos», dijo Al-Zawahiri, señalando que algunos miembros de estos movimientos han llamado a la unidad nacional con partidos que traicionaron a sus países para complacer a Occidente.

Entre los elementos clave del dawa, este argumentó, está el exponer la corrupción y las deficiencias de establecer un estado nacional secular. En lugar de ello, debe hacerse un llamado a la unidad musulmana como base para establecer un estado, dijo.

Las razones detrás del ateísmo

Al contrarrestar el ateísmo, Al-Zawahiri dijo que uno debe entender que existen razones para el ateísmo, algunas de ellas políticas, tales como el rechazar una religión falsa defendida por falsos clérigos y algunas razones de comportamiento, como la tendencia de la gente en practicar un estilo de vida libre. Otra razón que mencionó es que algunas personas sufren de confusión intelectual en ausencia de una prédica islámica fuerte y sólida.

«Difundir el ateísmo pudiera ser un objetivo político destinado a distraer a la nación de practicar su credo, siendo este su fuente de poder», agregó, citando estudios de investigación publicados por académicos árabes y de Occidente.

Por lo tanto, agregó, la élite islámica informada debe contrarrestar el ateísmo y los instó a ser diligentes en sus esfuerzos.

Rechazar la legitimidad internacional

Al-Zawahiri agregó lo siguiente: «En cuanto a la legitimidad internacional, este es un sistema que fue impuesto por aquellos vencedores en la Segunda Guerra Mundial y a través de este, buscaron oprimir al mundo en general y a la comunidad musulmana en particular». Este agregó que es el Consejo de Seguridad, siendo este controlado por «cinco criminales», el que legitimó la creación de Israel en el corazón de la nación islámica, al igual que legitimó el control de China que posee sobre el este de Turkestán, la toma de Cachemira por parte de India, la toma de Ceuta y Melilla por España, la ocupación rusa del Cáucaso y más recientemente, la ocupación cruzada de Afganistán e Irak.

“Tenemos que exponer estos complots criminales arrogantes de la llamada legitimidad internacional”, le dijo a la élite musulmana, instándolos nuevamente a enfrentar la opresión, la injusticia y la corrupción política, financiera y moral. Este agregó que la injusticia debe ser confrontada y rechazada incluso cuando es infligida por un musulmán a un infiel.

«Tenemos que exponer la corrupción practicada por los estados y las herramientas que estos utilizan para administrar las tierras musulmanas. Tenemos que exponer su corrupción, injusticia y desviación ante la noción del islam. Debemos exponer las mentiras de quienes apoyan estos estados y decirle a la gente que obedezcan».

Rechazar la ocupación de tierras musulmanas

Al abordar la ocupación militar de tierras musulmanas, Al-Zawahiri les dijo a los musulmanes que deberían tratar de liberar a los países musulmanes de los apóstatas e infieles y brindarles hechos e información para de esta manera exponer las herramientas que las potencias de ocupación están utilizando para implementar su ocupación política o militar.

«Tenemos que mostrarle a nuestra nación hasta qué punto las bases militares estadounidenses, británicas, francesas, rusas, turcas, iraníes, de los Emiratos Árabes Unidos, chinas e hindúes están esparcidas en tierras musulmanas y el peligroso papel que juegan estas bases en todo el mundo. Para mostrarle al ummah que aún no está libre de ocupación pero que ha pasado de una forma de ocupación a otra más engañosa y contundente”.

Exponer y confrontar la cristianización

Hablando sobre el tema de la cristianización, este dijo que el tema debería verse como un elemento vibrante en la campaña de los cruzados israelíes en contra del islam, empoderada por las iglesias que tienen sus propios intereses, recursos y «soldados». A pesar de la diferencia entre estas iglesias dijo, todas tienen el objetivo común de combatir al islam.

Para contrarrestar la cristianización, aconsejó que los musulmanes deberían exponer la «ideología desviada de la iglesia y el cómo distorsionó el mensaje de Essa (Jesús)».

El segundo enfoque que aconsejó sería exponer la historia política de la iglesia y los objetivos políticos tras sus acciones.

Para concluir, Al-Zawahiri dijo que ora por la victoria de los muyahidines que están en el frente para así contrarrestar la cristianización.


[1] Talk.gnews.bz/channel/as-sahab-mussh-alshab, 14 de julio, 2022.

[2] Hussein bin Ali Al-Hashimi, líder árabe del clan Banu Hashim quien fue jerife y emir en Meca desde el año 1908 y, tras proclamar la Gran Revuelta árabe contra el Imperio otomano, fue rey del Hiyaz desde los años 1916 a 1924.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.