Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo diciembre 4, 2022

Tragedia palestina: Israel no tiene con quien dialogar


No podemos tener dudas acerca del antisemitismo visceral de Mahmoud Abbas, conocido por su seudónimo de Abu Mazen, presidente vitalicio de la Autoridad Palestina, pues son muchas las muestras públicas de su odio contra el judaísmo y contra el Estado de Israel.

Ese sentimiento antijudío de Abbas es de larga data. En 1982, siendo encargado de las relaciones exteriores de la OLP, recibió un doctorado del Instituto de Orientalismo de Moscú; en aquella ocasión, su disertación no sólo negó el Holocausto, sino que también fantaseó sobre un inexistente nexo entre nazismo y sionismo, lo que supuestamente repercutió en la masacre de millones de judíos. Además, adaptó los prejuicios antisemitas gestados durante el oscurantismo medieval y las teorías conspirativas zaristas con el fin de demonizar al pueblo judío. Abbas utilizó materiales propagandísticos nazis para desarrollar excéntricas fábulas. En 1984, su tesis doctoral se imprimió en Jordania. Esas quimeras son una proyección de su realidad histórica, pues está comprobado que vastos sectores árabes colaboraron con el eje; fue obvia la relación del Mufti de Jerusalén, Haj Amin al-Husseini con jerarcas nazis.

Por otro lado, hay serios indicios que señalan a Abbas como agente de la KGB, organismo que proveyó y falsificó materiales para la tesis doctoral de Abbas e incluso, se sospecha que también la redactó; la propia OLP fue creación de la KGB. Precisamente, la KGB supervisaba al Comité Antisionista del Público Soviético, que se conoció por su acrónimo ruso AKSO, que promovió los mismos falaces argumentos que le suministró a Abbas para otorgarle un doctorado. Resulta claro que las narrativas antisemitas del siglo XX fueron urdidas por el imperio soviético y persisten en el presente.

La semana pasada, Abbas protagonizó un escándalo en Berlín, durante una rueda de prensa junto al canciller Olaf Scholz. Abbas culpó a Israel de cometer “50 Holocaustos” contra los palestinos, lo cual no sólo es una brutal banalización de la Shoá, pues comparar seis millones de judíos masacrados, incluyendo un millón y medio de niños, con las complejidades de los palestinos que ya han rechazado varias ofertas de independencia es una enorme mentira al estilo del que podría ser su mentor, Joseph Goebbels, ya que, para colmo, lo dijo en el propio suelo alemán. Cabe destacar que, esa fue la respuesta que Abbas encontró a la pregunta de un periodista sobre si pediría disculpas o mostraría arrepentimiento por el ataque terrorista perpetrado por un comando vinculado a Fatah en los Juegos Olímpicos de Múnich, en septiembre de 1972.

Al respecto, Muhammad Odeh, alias Abu Daud, uno de los fundadores del movimiento Septiembre Negro, reveló en su libro que, Mahmoud Abbas estuvo entre los que financiaron la masacre de los atletas israelíes en Munich; de hecho, Abbas era el encargado de las finanzas de la OLP, allegada a Fatah.

Por todos estos abusos, trampas y farsas, resulta evidente que los esfuerzos para alcanzar una vecindad armoniosa entre Israel y los palestinos no han sido exitosos. La dirigencia palestina, ya sea de Fatah, Hamas, Jihad Islámica, FPLP (todos estos grupos con demostradas actividades terroristas), no ha sido capaz y muy probable, no ha querido, llegar a un acuerdo de paz a largo plazo. Lo que permanentemente exhibió Arafat en su momento y luego Abbas, es que Israel no tiene una contraparte honesta con quien negociar.

 
Comentarios

És el drama al que se viene enfrentando Israel en todos éstos años; la ausencia de un interlocutor válido, capaz de trasnsigir y no solo de exigir, de plantear las cosas con pragmatismo y sentido de la responsabilidad, y de cumplir sus compromisos en materia de seguridad, en lugar de incentivar y financiar la violencia anti-israeli y de promover intifadas, como instrumento de presion politica contra Israel …en lugar de educar en el ódio, y la falsedad histórica , aceptando ademas ser correa de trasmision del regimen irani, y prestárse a colaborar activamente, con grupos terroristas tales como hamas o la yidad islámica …un interlocutor dotado de sentido comun , preocupado mas por el devenir de la ciudadania a la que dice representar, que por sus luchas internas, el afan de protagonismo de las facciones que lo componen, o sus ingresos bancários a cuenta de los cuantiosos fondos, destinados por los EE UU y la U.E principalemente, en favor de la poblacion «palestina» que sin pudor desvia una y otra vez en beneficio própio…
un interlocutor en definitiva, que en verdad véle por los intereses y el devenir de su ciudadania, en lugar de anteponer a ellos, su ódio enfermizo hacia Israel, y sus anhelos de ver ese pais debilitárse y desaparecer
con semejante «interlocutor» ¿que puede estar Israel en disposicion de «negociar»?

Ampliando lo manifestado por Eliseo 7 debo recordar a todos los que lean estas notas y comentarios que, de no ser por el apoyo explícito política y financiera que Europa y ahora EEUU brinda permanentemente a esta carroña árabe autoidentificada como palestina, el conflicto árabe-israelí ya hubiera quedado resuelto hace décadas. Pero la judeofobia aún imperante en Europa lo ha impedido y lo sigue haciendo, por más esfuerzos que Israel haga para llegar a convivir pacíficamente con sus vecinos árabes.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.