Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes febrero 7, 2023

El aumento del antisemitismo, a 125 años del primer Congreso Sionista

No podemos garantizar un futuro judío seguro sin grandes esfuerzos para hacer retroceder el antisionismo extremo rampante en muchos países y que se filtra en los foros internacionales.


En 1897, un abogado y periodista judío austrohúngaro convocó una conferencia en Basilea, Suiza, que cambiaría el mundo. Este congreso serviría como la primera reunión internacional del movimiento sionista y, como predijo Theodor Herzl, conduciría a uno de los desarrollos más importantes del siglo XX: la creación de una patria nacional judía.

Así como los delegados se reunieron en esa hermosa ciudad hace 125 años, los líderes judíos ahora se han reunido nuevamente para celebrar el aniversario de ese momento histórico en un evento organizado por la Organización Sionista Mundial. Me siento honrado de que me hayan pedido que hable en esta importante reunión y tengo el honor de compartir mis ideas sobre el flagelo continuo del antisemitismo, y reflexionar sobre lo que significa el sionismo en 2022.

Desde Basilea se asumió el compromiso de devolver al pueblo judío a su patria histórica construida sobre el sionismo religioso que había animado la fe durante casi dos milenios. La pura fuerza de la voluntad de Herzl se proyectó en las más altas esferas del poder y se involucró en el arte de gobernar política contra obstáculos aparentemente abrumadores, lo que resultó en la creación del Estado de Israel 50 años después.

Si bien dos mil años de marginación y persecución como minoría que vive en la diáspora, y mucho menos el genocidio de seis millones en el Holocausto, nunca pudieron remediarse, la búsqueda de la creación de Israel generó nuevas esperanzas para el futuro y transformó la narrativa del pueblo judío de uno de dispersión e impotencia en uno de fuerza y acción concertada.

Como sabemos, el sueño de Herzl se realizó en su mayor parte. El Israel de hoy es un Estado judío floreciente que continúa brindando un refugio acogedor para los judíos de todo el mundo y es una fuerza pionera en las áreas de la ciencia, la medicina, la tecnología y la agricultura. Y, sin embargo, la existencia de Israel no ha “resuelto” el antisemitismo, ni el Estado israelí es una utopía perfecta.

Herzl y sus compañeros sionistas en Basilea no podrían haber previsto que Israel tendría que defenderse en ocho guerras desde 1948, el conflicto israelí-palestino aún no resuelto, las amenazas constantes planteadas por Estados maliciosos como Irán y grupos terroristas como Hamás y Hezbollah, y la cooperación internacional coordinada de esfuerzos para marginar y deslegitimar al Estado judío, incluida la afirmación absurda de que “el sionismo es racismo” y las odiosas campañas de BDS.

Antisemitismo en aumento

Mientras los líderes judíos regresan a Basilea, el antisemitismo continúa siendo un problema grave con manifestaciones preocupantes que habrían sido familiares para las personas que vivían en 1897. También hemos visto nuevas formas, como el odio y el acoso online, o culpar y convertir a los judíos en chivos expiatorios y organizaciones para las acciones del Estado judío.

El año pasado, la Liga Antidifamación registró la mayor cantidad de incidentes antisemitas en los EEUU desde la década de 1970. Un pico importante se produjo durante el conflicto entre Israel y el grupo terrorista Hamás en mayo de 2021, cuando rastreamos un aumento del 150 % en los incidentes, incluidos 15 ataques y muestras grotescas de odio contra Israel.

Los judíos fueron atacados descaradamente en lugares públicos en las principales ciudades como Nueva York y Los Ángeles simplemente por el “crimen” de su fe e identidad.

Del mismo modo, en los EEUU y en todo el mundo hemos visto a líderes políticos y candidatos en los puntos de conversación antisemitas de extrema derecha, y aquellos en la extrema izquierda que utilizan una retórica antisionista que es antisemitismo en su esencia.

En Boston, un grupo antisemita creó un «Proyecto de mapeo», afirmando exponer una siniestra conspiración judía con nodos interconectados de «sionismo, policía e imperio». Invocaron tropos antisemitas clásicos y pusieron en peligro a toda la comunidad judía, acusando a las casas de culto y a las organizaciones sin fines de lucro orientadas al servicio del libelo de la lealtad dual.

En ADL, estamos haciendo todo lo posible para combatir el antisemitismo desde todos los lados y luchar contra aquellos que buscan socavar la legitimidad de Israel. Pero el hecho de que un antisemitismo tan virulento esté dirigido a los “sionistas”, es decir, a los judíos, es quizás uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo.

Como he dicho antes, el antisionismo es antisemitismo. En este momento, es necesario que todo el mundo judío se una contra esta nueva y peligrosa forma de antisemitismo.

No podemos garantizar un futuro judío seguro sin grandes esfuerzos para hacer retroceder el antisionismo extremo rampante en muchos países y que se filtra en foros internacionales y lugares como legislaturas y campus universitarios.

A pesar de estos obstáculos, el aniversario de Basilea es un momento para celebrar. El pueblo judío es mucho más fuerte ahora de lo que éramos en 1897. De la misma manera que el Primer Congreso Sionista ofreció fuerza a los judíos de todo el mundo y redefinió nuestra narrativa, debemos esforzarnos por sacar fuerzas de ese momento y dejar que nos nutra contra los retos por delante.

*El escritor es director ejecutivo de la Liga Antidifamación.

 
Comentarios

Si algo ha quedado claro por la via de los hechos, es que el antisemitismo no está sujeto a un periodo concreto de la história, y a unas «cáusas» únicas, tal como se deduce de su propagacion y permanencia en el tiempo …abordárlo pues sin tener en cuenta este hecho, es a mi juicio errar en el análisis y por ende en el «diagnóstico» …
la fóbia hacia los judios se remonta al origen de este pueblo, por mas que ésta se haya visto luego condicionada por elementos puntuales que en cada periodo de tiempo han ido apareciendo …
A dia de hoy, existe un antisemitismo de carater «politico» relacionado con Israel, disfrazado de «anti-sionismo»
(por aquello de ahuyentar sospéchas) el cual se refleja en la orientacion informativa ofrecida por los medios internacionales con contadas exepciones, en las politicas hacia Israel implementadas por los distintos gobiernos, en el discurso de colectivos supuestamente «humanitários» en el cual se demoniza invariablemente a Israel, y en un sinfin de «tics» hacia ese pais, y el pueblo que le dá nombre, que solo escapan a aquellos que los tienen interiorizados …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.