Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 7, 2022

Elecciones palestinas: Informe de situacion

En vísperas de las próximas elecciones en Palestina los conflictos internos no parecen terminar, el partido de Mahmud Abás (Fatah) apuesta a los ciudadanos de Jerusalén Este para que lleguen a votar a su favor, y las organizaciones política que responden a Hamás intentan llegar al votante palestino con promesas de liberar presos políticos a través de un intercambio de prisioneros con Israel, el problema es que Israel no responde a tal pedido


Nada nuevo bajo el sol, como siempre llegando las elecciones en la Autoridad Palestina los rivales principales buscan una manera de conseguir votos bajo el famoso lema «todos contra Israel». Abbas sigue un camino más dócil, el cual consiste en el diálogo con el gobierno israelí pero siempre bajo el interés palestino en relación a los territorios que consideran ocupados prometiendo que pronto los recuperarán, por el lado contrario Hamás acrecenta su violenta amenaza con utilizar el uso de la fuerza contra Israel desde diversos frentes, desde incitar a sus civiles para enviar al cielo globos explosivos desde la franja de Gaza hasta incitar a los mismos ciudadanos árabes en el este de Jerusalén a tomar la iniciativa de realizar ataques terroristas utilizando el método de los lobos solitarios.

Fatah está realizando un plan para poder encontrar un candidato y una lista que provenga del este de Jerusalén, para así demostrar que todavía los árabes con documentación palestina que habitan del lado israelí pueden ser relevantes dentro del mecanismo político palestino.

Los contrincantes principales serían Hamás y Fatah, sin embargo estos dos estarían perdiendo bastante prestigio ante los ojos de la sociedad palestina, la cual ya se cansó de la corrupción del gobierno de Abbas y de la falta de cumplimiento en los objetivos de Hamás en destruir a Israel, peor aún después del último enfrentamiento llamado por Israel «Operativo Amanecer», esta última organización terrorista no intervino, lo que despejó el escenario para la pro-iraní «Jihad Islámica» que desde Jenin viene pisando fuerte hasta el punto de lograr despojar a miembros del Fatah y tomando posiciones de poder en distintos lugares de la autoridad. Al haber sido el único cuerpo combatiente que enfrentó a Israel en la última guerra, obtuvieron una imagen de liderazgo fuerte en una época donde el caos reina.

Franja de Gaza

Franja de Gaza

Para entender el movimiento político de la Autoridad Palestina hay que contemplar que Mahmud Abbas es el presidente de esta Autoridad desde 2005 y desde entonces no han habido elecciones, entre las razones por la cual no fueron posibles están las diferencias insalvables en la división entre Cisjordania y la Franja de Gaza, la toma por parte de Hamás de la Franja de Gaza y la expulsión de la Autoridad Palestina.

De todas maneras, todavía es incierto la fecha para unas futuras elecciones en la Autoridad Palestina, ya que Abbas hace todo lo posible para poder evitarlas, por su temor a no recibir el mayor apoyo a su favor. Él quiere completar el proceso de transferencia del poder a sus asociados y su estrategia cuenta con el apoyo de Israel, Estados Unidos y los países árabes. Su interés es otorgar a los residentes de Jerusalén Este el derecho al voto e incluso la posibilidad de postularse a aquellos que quieran ser parte del sistema político palestino, según establecen los acuerdos firmados entre Israel y la OLP.

Política exterior: Fatah quiere mejorar su imagen ante el mundo árabe

El juego de política exterior de Abbas tiene doble filo, una razón es porque gran parte de su apoyo económico llega de los países árabes y otra porque para seguir en el poder necesita el voto de la sociedad palestina, el problema aquí es que ambos aspectos son contradictorios.

La influencia de Irán, por otra parte, es un factor importante en la sociedad palestina. Influencia que va más allá de lo económico, y aquí nos referimos al aspecto ideológico, que tiene un peso más importante que el factor económico en la región; a diferencia de la creencia occidental que cree que se puede arreglar los problemas con acuerdos económicos.

Irán está influyendo a través de diversas organizaciones tanto terroristas e incluso civiles, sobre la opinión popular en la sociedad árabe, es decir, inculcando su ideología, por lo cual existe una gran parte de la sociedad palestina que sin haber recibido dinero iraní, se alinean a la ideología de la República Islámica, y cuando me refiero a “ningún dinero” en realidad esto significa que en las organizaciones que sí reciben presupuesto solo lucran sus dirigentes y no la sociedad. Cabe preguntarse ¿por qué la población palestina quien sigue sufriendo por la crisis económica, opta por acoger la influencia iraní?

Simple, porque el régimen iraní interpela y alimenta sus ideologías extremistas basadas en la religión y la tradición, ambas en la cultura social del Medio Oriente son mucho más importantes que el poder económico o lo material, o la modernización – que en estas sociedades se interpreta como influencia foránea occidental que perjudica las tradiciones locales.

Teniendo en cuenta que Fatah recibe dinero y apoyo por parte de los países árabes sunitas, ahora tiene que lidiar con una sociedad que si bien pertenece a esta última rama del Islam, recibe un apoyo ideológico por parte del Irán chiíta y el resultado se vio cuando el pasado mes de enero en la Franja de Gaza, se realizó una manifestación en contra de la política exterior de Arabia Saudita y los Emiratos Arabes Unidos contra Irán en Yemen, siendo estos dos patrocinadores de Abbas.

Por lo tanto, el líder palestino se encuentra en una situación incómoda sonriendo a los sauditas tratando de explicar el por qué de la conducta negativa de la calle palestina, al mismo tiempo que de la misma necesita el apoyo para ganar las elecciones.

Por lo sucedido, el alto funcionario de la Autoridad Palestina Hussein al-Sheikh, quien es visto como el sucesor potencial de Mahmoud Abbas, salió el 27 de enero con una declaración sin precedentes de apoyo a Arabia Saudita, el líder del mundo sunita:

نجدد التأكيد على تقديرنا العالي للمملكة العربية السعودية وشعبها الشقيق بقيادة خادم الحرمين الشريفين وولي عهده سمو الامير محمد بن سلمان للمواقف الثابته والمناصره لفلسطين والشعب الفلسطيني طوال مراحل نضاله. وهو موقف نؤكده ونعتز به بقيادة الرئيس محمود عباس رئيس دولة فلسطين.

— حسين الشيخ Hussein Al Sheikh (@HusseinSheikhpl) January 27, 2022

Expresamos nuestro agradecimiento a Arabia Saudita por su liderazgo y su pueblo debido a su postura permanente de apoyo a nuestro pueblo a lo largo de todas las etapas de nuestra lucha nacional, estamos orgullosos de esto”.

Majed Faraj, Jefe General de Inteligencia Palestino también se unió expresando lo siguiente:

«No hay nadie entre nosotros que esté dispuesto a molestar a Arabia Saudita, Egipto o Jordania, no es aceptable para nosotros que Irán tome las capitales de los países árabes, estamos en contra de la influencia iraní en la región árabe

El trasfondo de las declaraciones de altos funcionarios de la AP es la indignación en los estados del Golfo por las manifestaciones de apoyo de los palestinos en la Franja de Gaza a los rebeldes hutíes en Yemen que atacaron Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos con misiles balísticos y drones de precisión.

Esta situación es muy delicada, la Autoridad Palestina no quiere volver a vivir lo mismo que en el año 1990 cuando Arafat apoyó a Saddam Hussein en el ataque a Kuwait, un hecho que los Emiratos Árabes no olvidaron hasta el día de hoy y todavía guardan rencor,  lo que afectó la economía y bienestar de cientos de palestinos que vivían en la zona y se vieron obligados a escapar.

Hacia el lado israelí y occidental, para ganar la admiración de la población palestina, como parte del juego, Abbas desea crear una imagen de líder fuerte dispuesto a enfrentar la dominación de Occidente. Es un ritual repetido: se reúne con líderes turcos y hasta realiza un nefasto discurso en las Naciones Unidas negando el Holocausto, siendo esto último criticado por la sociedad israelí y su gobierno, pero en realidad todos sabemos que es un teatro conocido en el escenario político palestino, cada vez que hay crisis entre las partes lo más común es ver este tipo de eventos, como si fuera un concurso entre Fatah, La Jihad Islámica y Hamás llamado «¿Quién ofende mejor a Israel?».

Hamás entre el conflicto interno y su imagen en el mundo árabe

Si bien Hamás ganó gran popularidad en los últimos años, hoy se enfrenta a una gran crítica por parte de los países islámicos radicales por su falta de participación en el último enfrentamiento contra Israel.

Bashar al-Assad

Bashar al-Assad

Sus relaciones con Siria no están en un buen momento y hay que tener en cuenta de lo que eso implica siendo la frontera siria el medio por el cual recibe armamento y apoyo iraní. Pero ya desde 2011 cuando comenzaron las revueltas en Siria, el presidente Bashar Assad acusó regularmente al movimiento Hamás de traicionar al régimen sirio y luchar contra él junto a los rebeldes, lo que provocó el traslado de la sede de Hamás en Damasco a Doha, Qatar en marzo de 2012.

Hasta la fecha 1700 palestinos están actualmente detenidos en Siria, algunos de ellos operativos de Hamás que fueron arrestados durante la guerra civil.

Esta situación crea un conflicto interno dentro de Hamás entre aquellos que quieren llegar a un acuerdo con el gobierno sirio y los que no, por ejemplo Khaled Mashal, el líder de Hamás en el exterior se opone firmemente, ya que durante su tiempo como jefe del buró político del  movimiento en 2011, fue cuando sucedió la ruptura con el régimen sirio en el contexto de la oposición de Mashal a las masacres que el presidente Bashar Assad cometió contra el pueblo sunita.

Khaled Mashal

Khaled Mashal

En relación a su imagen ante el pueblo palestino, la organizacion terrorista se está involucrando en la demanda de los terrenos costa afuera del mar Mediteráaneo para la extracción de gas natural, una zona económica marítima la cual Israel comparte con Chipre y que en estos días llegó a un aparente acuerdo con el Líbano.

Nuestro gas es nuestro derecho

Nuestro gas es nuestro derecho

El 13 de septiembre, la organización Hamás lanzó una nueva campaña de protesta en la Franja de Gaza exigiendo el levantamiento del bloqueo israelí sobre la Franja y el reclamo de los derechos sobre las reservas de gas natural en el Mediterráneo frente a las costas de la Franja bajo el título «Nuestro gas es nuestro derecho».

La campaña se lanzó en una gran ceremonia en el puerto de Gaza con drones del brazo militar de la organización sobrevolando. De esta manera desea ganarse el reconocimiento del pueblo palestino.

Resumen                                         

La Autoridad Palestina pierde poder bajo el liderazgo de Fatah por la débil imagen que está presentando Mahmud Abás y su baja motivación de luchar contra el terrorismo dirigido contra Israel. El resultado es el fortalecimiento de las organizaciones terroristas como Hamás o la Yihad Islámica, que están ganando poder en especial al norte de Judea y Samaria y en parte la última ronda le ganó esta última, la Yihad. Quitando a Fatah del medio quedan dos contrincantes, y solo podemos decir… que el último apague la luz.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.