Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 27, 2024

Código veinte-veintitrés. Análisis sobre los retos mundiales para el próximo año


Refugiados ucranianos esperan un tren a Polonia en la plataforma de la estación de tren de Lviv

Se ha transformado en una costumbre realizar un pequeño análisis sobre los retos de cada año que se aproxima como una forma de proyectar lo que podría ser tendencia en el inicio del nuevo calendario. Es importante hacer un «descargo de responsabilidad» en cuanto a que el cambio de calendario no implica el reinicio de la vida; lo que pase hasta el 31 de diciembre a las 11:59 pm no cambiará mayor cosa el primero de enero a las 0:00 horas.

También es importante señalar que, aunque estos son algunos de los temas que tendrán importancia en el año que se avecina, no se deja de lado la posibilidad de que otros tomen trascendencia dependiendo de los acontecimientos a nivel global que empujen a diferentes países o actores del sistema internacional a experimentar crisis.

A continuación, un resumen de los principales que destacan, no en orden de prioridad sino de manera aleatoria.

La guerra en Ucrania

En febrero de 2023 se cumplirá un año desde que el gobierno de Vladimir Putin decidió lanzar una invasión contra territorio ucraniano en lo que ellos denominaron «operación especial» y que se ha convertido en una flagrante usurpación de territorios históricamente ucranianos.

La invasión y la contraofensiva han causado según cifras del Estado Mayor de los Estados Unidos aproximadamente 200 mil víctimas entre muertos y heridos, datos que por supuesto son vistos con recelo entre algunos analistas al considerarlos «sensacionalistas e irreales», sin embargo no se pueden negar los datos duros como lo son la enorme cantidad de refugiados del conflicto que son contemplados por la Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados y que se pueden ver a continuación publicado por la cadena inglesa BBC.

Refugees

De igual modo, los otros datos duros son los cambios territoriales que han existido desde la invasión rusa contra territorio ucraniano llevando a transformaciones significativas en un conflicto que ya empieza a tener matices de guerra de desgaste y de la posibilidad de que los rusos se queden con las zonas ocupadas hasta este momento, las cuales pueden ser vistas a continuación en el siguiente mapa reproducido por la cadena qatarí Al Jazeera.

WarMap

En ambas informaciones presentadas, las esperanzas para un cambio en el paradigma del conflicto son poco alentadoras y, por el contrario, hay posibilidades que toda escalada que ocurra en las próximas semanas, días o incluso horas generen mayores problemas principalmente para el gobierno de Kyiv por cuanto ningún país realmente ha logrado poner un alto al enfrentamiento y se pronostica que para el 2023 tenga picos, así como largas pausas tensas de negociaciones sin resultados positivos reales.

Tanto el gobierno de Putin como el de Zelenski continuarán promoviendo sus posiciones para fortalecerse frente a la opinión extranjera, principalmente del respaldo que puedan recibir por medio de sus aliados. En el caso del presidente ruso, continuará tocando las puertas de los presidentes y líderes que vuelven a ver hacia otro lado mientras él actué sobre territorio ucraniano.

Mientras tanto, el presidente ucraniano deberá cambiar su estrategia para causar una participación más activa de aliados dentro del conflicto que les ayude a cambiar la situación tanto en el mapa como en cuanto al tiempo que esta invasión se pueda extender y señalar verdaderas líneas rojas para obligar a Moscú dar pasos hacia atrás, lo cual en la situación actual es poco probable que suceda en el corto plazo.

El panorama estadounidense

El gobierno de Joe Biden no le ha sentado bien realmente a los Estados Unidos, parte de su política exterior ha sido altamente cuestionada por alejarlos de aliados históricos, como Arabia Saudita, o de ponerlos en una posición de desconfianza con respecto a otros como ocurre con el acuerdo nuclear iraní y las reacciones de los aliados estadounidenses en la región.

También hay dudas con respecto al papel que realiza el gobierno estadounidense en cuanto a la competencia contra sus principales competidores a nivel internacional como lo son Rusia y, principalmente, China. El gobierno de Biden intenta retomar el dialogo con Beijing y ha procurado bajar la intensidad de las relaciones entre ambos países.

A las situaciones de tensión en política exterior donde el gobierno norteamericano redefine sus relaciones con aliados y opositores, la política doméstica que es fundamental no se escapa de las tensiones y problemas, ante esto, Edelberg, Frank y otros analistas (2022) del think tank estadounidense Brookings, en su documento «Key economic policy developments in 2022 and what to expect in 2023», plantean cinco ejes importantes que generan expectativa en Estados Unidos para el año que se avecina, mencionados a continuación.

Brookings

Fuente: creación propia con datos de Brookings.

Los aspectos internacionales permean la opinión para la prensa global, sin embargo, la situación nacional pone presiones sobre los gobiernos para intentar impulsar políticas que cambien la realidad y mejoren la calidad de vida de los ciudadanos o al menos que grupos de poder tengan asidero para promover sus propios beneficios.

El empoderamiento de China

Mientras para el gobierno estadounidense y, principalmente, para el presidente Biden el panorama resulta un tanto turbio y las luces en el camino no son tan claras, el gobierno de China va aumentando su poder a nivel global, el totalitarismo de Xi Jinping está en un auge importante.

Aunque parezca el gran aliado de Rusia, en realidad se ha mantenido al margen relativamente durante la invasión de Moscú contra el territorio ucraniano, esto muy de la mano de su política de no intervención en asuntos internacionales, lo que le ha permitido también lograr forjar alianzas y acuerdos que benefician sus proyectos.

El gobierno chino tiene un adecuado planteamiento para lograr generar nuevas alianzas a través de actores del sistema internacional en diferentes partes del mundo. un ejemplo de lo anterior es el caso del reino de Arabia Saudita, El gobierno de Xi Jinping ha logrado aprovechar el vacío que deja el gobierno de Washington para gestar una alianza más sólida con el gobierno de Riad.

China y Arabia Saudita han firmado acuerdos de conveniencia para temas en común relacionados con el desarrollo tecnológico de telefonía, desarrollo de energías y acuerdos comerciales que impulsarían aún más las relaciones entre ambos países.

Sin embargo, China tiene una serie de retos, entre estos el que aún se encuentran en una situación pandémica bastante delicada en algunas de sus ciudades, también tienen el problema de las crisis en las relaciones con algunos de sus territorios autónomos o de algunas zonas que consideran parte histórica de China y que por el momento no han logrado reunificar como por ejemplo el caso de la República de Taiwán, donde incluso al cierre del 2022 se acusaba de hacerle incursiones que ponen en peligro la estabilidad regional.

La beligerancia norcoreana

De acuerdo con Bruce Klingner, investigador senior de The Heritage Foundation no se considera que Corea del Norte vaya a cambiar su discurso en los próximos meses, sino que por el contrario su nivel de beligerancia aumente todavía mucho más; así lo planteó en su artículo «North Korea Likely to Continue Escalating Threats Next Year, Experts Say» la periodista Christy Lee y publicado por la Voz de América en el mes de diciembre 2022.

Las reuniones llevadas por el gobierno norcoreano durante el mes de diciembre han sido para poder programar las próximas pruebas de misiles balísticos que se están desarrollando, por lo tanto, no se puede creer que el gobierno de Kim Jong-un tenga intereses reales de cambiar su discurso con respecto a las relaciones con otros países de la zona.

Durante el último año se han dado una serie de violaciones a resoluciones de las Naciones Unidas por parte del gobierno de Pyongyang. Estas acciones, se ven respaldadas de alguna manera por los niveles de beligerancia con que se comportan las potencias de China y de Rusia con respecto a las resoluciones de las Naciones Unidas en temas de seguridad internacional.

Tanto Pekín como Moscú han mantenido su posición de defensa al gobierno norcoreano y han bloqueado toda resolución que implique condenas contra el gobierno de Kim Jong-un, y, por el contrario, su comportamiento da mayor fuerza a las actividades contrarias al derecho internacional que ejecuta el liderazgo norcoreano.

Históricamente para Corea del Norte este tipo de comportamiento ha sido común, por lo que cada acción que realizan tiene como intención lograr suavizar las sanciones que pesan en su contra. Cuanto más agresivo se muestra el gobierno de Pyongyang, mayor interés posee en llegar a una negociación que flexibilice las acciones sancionatorias en su contra, permita hacerse con recursos y evite una crisis mayor para su población civil la cual al final de cuentas es la más perjudicada por las tensas relaciones entre su gobierno y el liderazgo global.

Crisis económica

En este apartado se toma como referencia un artículo publicado por el financiero de México, donde su autor, Ernesto O’Farrill Santoscoy de Bursamétrica, el 26 de diciembre de 2022, proyecta diez elementos importantes que serán noticia económicamente hablando en el mundo durante el 2023.

En primer lugar, plantea un crecimiento del Producto Interno Bruto menor que durante el año 2022 llegando a alcanzar un promedio general de 1.4% durante todo el año. Esto se verá complementado con una baja en la inflación a nivel internacional, pero con ciertos riesgos dependiendo de la oferta y demanda de productos, principalmente recursos estratégicos, que se puedan hacer durante el próximo periodo.

Por otro lado, los bancos centrales van a seguir endureciendo sus medidas restrictivas haciendo un incremento en las tasas de interés con la intención de tratar de equilibrar sus ingresos y la solvencia para generar más capital de riesgo internacional. Aunque se espera que, en la segunda mitad del 2023, se intente mantener invariable las tazas de referencia para equilibrar el mercado.

En el mercado monetario, el dólar continuará siendo la moneda de referencia más importante a nivel internacional por encima incluso de otras monedas fuertes como son el euro y la libra esterlina. Incluso en los mercados europeos se observa cierta contracción económica al punto de casi una recesión extendiéndose al menos durante el primer semestre del próximo año.

La zona euro por lo tanto tendrá una recesión desde inicios del 2023 y su Producto Interno Bruto tendrá una disminución entre el 1.5 y el 1.0 porcentual anual. Mientras tanto, el Reino Unido tendrá también una recesión desde inicio del año con una baja del PIB de aproximadamente 0.8% anual.

Mientras tanto, Japón iniciará posiblemente una desarticulación gradual de su la política monetaria alcanzando un crecimiento anual de 1.3% del Producto Interno Bruto. Por otra parte, China, si logra flexibilizar su política anti-covid podría tener un crecimiento anual del 2% durante el año 2023.

El caso latinoamericano es crucial porque su situación política podría llevar a algunos de sus países a caer en un proceso de desaceleración económica o un crecimiento menor que el esperado. Tales son los casos de Brasil, Perú, Colombia, Argentina y México con problemas estructurales y políticos que podrían repercutir en temas como la economía y la estabilidad social.

A continuación, se puede observar un gráfico de la OCDE donde se señala la situación económica compleja de algunos países de la región latinoamericana que repercuten con mucha más fuerza debido a su situación inestable en la política y en la institucionalidad, colocando a la región en el ojo de la tormenta con posibilidades de agravarse mucho más.

Latam

Fuente: France24 con datos de la OCDE.

Convulsión en Medio Oriente

El Medio Oriente continúa siendo una de las zonas más calientes a nivel global. La situación de los kurdos en el norte de Siria y los enfrentamientos con el ejército de Turquía que prevé mayores violaciones a los derechos humanos es uno de varios temas que seguirán teniendo importancia durante el año que se aproxima. A este tema se le une la situación política de inestabilidad que vive Siria desde el año 2011 y que todavía en el año 2023 difícilmente se va a poder resolver.

Por otra parte, el tema palestino-israelí seguirá obteniendo sus altas y sus bajas. En primer lugar, debido al nuevo gobierno de Israel liderado por partidos de derecha religiosa, con importantes retos internos como lo es el tema de la seguridad del Estado, la economía, las relaciones internacionales; principalmente con Estados Unidos y Rusia, la reactivación del diálogo con los palestinos y la posibilidad de ampliar los alcances de los Acuerdos de Abraham con otros países de la zona, intentando contrarrestar la influencia iraní y el peligro que significa su programa nuclear para la zona.

Del lado palestino, continúan las negociaciones para llegar a un gobierno de unidad fortaleciendo la imagen de la OLP como voz cantante de los intereses palestinos ante la comunidad internacional representada en la Autoridad Nacional Palestina desgastada por la imagen de Mahmoud Abbas. Internamente los palestinos seguirán buscando un nuevo liderazgo que pueda tomar el rol de Mazen en el momento en que él no esté más, contemplando que deben resolver asuntos internos, pero también mantener la política exterior de forma tal que les pueda beneficiar tanto frente a Israel como otros aspectos estructurales de los cuales carecen hasta este momento.

También en la región del Medio Oriente continuará la competencia por el liderazgo del mundo árabe y musulmán entre el Reino de Arabia Saudita junto a los Emiratos Árabes Unidos que se enfrentan a un importante liderazgo turco de la mano de Recep Tayyip Erdogan, así como también la lucha contra la influencia chiita que recae en países como Siria, Irak, Líbano y Yemen, así como algunos territorios palestinos.

Otros temas dentro de la región, como es el caso del Líbano, la crisis del Yemen, problemas de carácter militar y estratégico seguirán estando vigentes durante el año 2023 y requerirán de un análisis progresivo conforme se vaya avanzando en el transcurso del próximo año. Es por esta razón que lo acá contenido es una síntesis muy breve de algunos de los asuntos que tendrán mucho peso y que serán altamente mediáticos.

Cambio climático

El cambio climático sigue siendo uno de esos temas que tendrá vigencia no solamente durante el año 2023, sino a lo largo de las próximas décadas por cuanto no existen políticas de Estado que realmente reviertan la situación climatológica, sino que por el contrario todas las acciones que se están realizando viene a dar algún tipo de cuidado de carácter paliativo. Es decir, no se está buscando resolver la problemática, sino sencillamente alargar las decisiones reales que se deben tomar para lograr una verdadera revolución en materia ambiental.

Uno de los aspectos más importantes con respecto al cambio climático ha sido el aumento de refugiados por cambio climático que ha estado aconteciendo a nivel global. Este tema se aborda principalmente por expertos en la materia, pero no es de conocimiento público para todas las personas a nivel global, esto impide que se pueda hacer consciencia real de los alcances y de las afectaciones que viven los países del mundo que sufren por los cambios repentinos en el clima.

De esta manera, un gran reto que tiene la comunidad internacional en el año 2023 es poder enseñar la forma adecuada de combatir todos los aspectos que provocan el cambio climático y sus impactos hacia las sociedades de cara no solamente a una agenda internacional como lo son las ODS del año 2030, sino pensando en la propia sobrevivencia del planeta y de los seres humanos.

Conclusiones

En esta pequeña síntesis se abordaron algunos de los temas importantes para el año que se avecina, pero queda pendiente retomar algunos de estos, conforme se vayan presentando cambios a lo largo del tiempo. Por lo tanto, si se diese algún cambio que requiera de un análisis más profundo se estará desarrollando en el momento que la coyuntura así lo amerite.

De igual manera, si algún tema ameritara realizar algún análisis profundo debido a su complejidad se estará desarrollando en futuros números de la revista para el interés de los lectores, pero principalmente con la intención de ampliar el conocimiento crítico de algunos aspectos que dan sentido a las situaciones internacionales más importantes del momento.

Notas

Bailey, N. (2022). 2023 could be a tough diplomatic year for IsraelGlobes.
Blanchard, B. (2022). China-Taiwan: why tensions are rising and what could happen in 2023Reuters.
Edelberg, W. et al. (2022). Key economic policy developments in 2022 and what to expect in 2023Brookings.
Lee, C. (2022). North Korea Likely to Continue Escalating Threats Next Year, Experts SayVOA.
Oré, D. (2022). Climate change will fuel humanitarian crises in 2023 -studyReuters.
Sánchez, J. (2022). Los que nos deja el 2022 y los retos del 2023Expansión.
Stuenke, O. (2022) Latin America in 2023: Five Trends to WatchAmericas Quarterly.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.