Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo enero 29, 2023

En medio de la actual ola de violencia, la prensa palestina debate qué sería lo preferible, la lucha armada o la resistencia popular


Ante el incremento de los ataques terroristas palestinos lanzados desde Cisjordania, el surgimiento de nuevas milicias terroristas tales como Guarida de Leones en Nablus y el Batallón Jenin en Jenin junto a la falta de esperanza a una renovación del proceso de paz, ha surgido un debate en la prensa palestina sobre el carácter deseable de la lucha contra Israel. Hubo artículos que elogiaron los ataques contra israelíes y exaltaron a sus «heroicos» perpetradores, tanto individuos quienes operaron de forma independiente como las milicias armadas organizadas, haciéndose eco del discurso que ha sido promovido por la Autoridad Palestina y Fatah en los últimos meses.[1] Algunos de estos artículos llamaban a continuar con la lucha armada, ya que esta es «la vía más eficaz» para alcanzar los objetivos de independencia nacional y liberar a toda Palestina «desde el río hasta el mar». Uno de los que escribieron hizo un llamado al eje de la resistencia, liderado por Irán, para que ayude militarmente a los palestinos y también para que cultive una «cultura de resistencia» que formará una base sólida para todas las continuas acciones palestinas.

Al contrario, hubo artículos que criticaron la militarización de la lucha contra Israel, argumentando que esto exige un precio muchísimo más alto al pueblo palestino pero que a la vez logra muy poco.[2] Estos artículos declararon que la resistencia popular desarmada producirá muchos más logros para los palestinos, ya que agotará a Israel mientras aumenta la crítica internacional y mediática en su contra y la solidaridad con los palestinos. Algunos incluso sugirieron que las nuevas milicias deberían liderar al pueblo en este tipo de lucha, es decir, un alzamiento popular generalizado similar a la intifada del año 1987. Varios escritores, como el ex-ministro palestino Ashraf Al-Ajrami, evaluaron que la resistencia solo producirá resultados si esta persigue reformas políticas integrales en la Autoridad Palestina y la celebración de elecciones para nombrar un nuevo liderazgo que formulará una nueva visión política en lugar de los Acuerdos de Oslo.

Gráfico en la página Twitter afiliada a Fatah: "La solución - un AK-47" (Twitter.com/palestfateh1965, 24 de octubre, 2022)
Gráfico en la página Twitter afiliada a Fatah: «La solución – un AK-47» (Twitter.com/palestfateh1965, 24 de octubre, 2022)

Este informe presenta extractos traducidos de los artículos de la prensa palestina que reflejan dicho debate.

Artículos que abogan por la lucha armada: Esta es la única manera de tratar con Israel y liberar a Palestina

Tal como se dijo, algunos de los artículos publicados en la prensa palestina expresaron un claro apoyo a las milicias armadas en Cisjordania y a los terroristas que llevaron a cabo ataques contra israelíes. Estos artículos responsabilizaban exclusivamente a Israel por la violencia, mientras la demonizaban a esta y sus políticas y afirmaban que solo múltiples bajas israelíes conducirán a la liberación de Palestina «desde el río hasta el mar».

Ex-funcionario palestino: Sólo la resistencia armada, infligiendo tantas bajas como sea posible al enemigo, nos traerá la independencia

En un artículo publicado por el diario Al-Quds titulado «¿Ha terminado la farsa de la paz?», As’ad ‘Abd Al-Rahman, ex-miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, escribió que la independencia y liberación solo pueden ser logradas a través de la resistencia armada: “La ocupación israelí es plena y directamente responsable de sus crímenes, que alcanzan el nivel de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. Es la conducta de la ocupación lo que ha llevado a los jóvenes palestinos a concluir que la opción más eficaz es empuñar las armas una vez más – porque ya no es posible aceptar las excusas de la ocupación por sus continuos ataques y que la verdadera independencia implica e incluso requiere de la resistencia, armada o de otro tipo…

“Durante muchos años, muchos palestinos y árabes creyeron en un arreglo político, a pesar de que las negociaciones palestino-israelíes siguieron fracasando a lo largo de esos años y no liberaron ni una pulgada de la tierra ocupada. Después de todo, Israel solo emplea la fuerza y no respeta contratos, convenios internacionales y resoluciones internacionales. Este pretendía convertir el ‘proceso de paz’ en una farsa que perpetuara la ocupación. En este contexto, la nueva generación ha llegado y reitera que la resistencia militar es el camino para lograr la liberación, que lo que no comienza hoy no terminará mañana y que la resistencia debe continuar, porque los palestinos no ganarán nada excepto a través de la resistencia, armada o de otra manera y causándole tantas bajas como sea posible al enemigo sionista…

“La historia nos enseña que todos los pueblos que fueron agredidos por extranjeros buscaron su identidad e independencia, por la creencia de que los derechos nacionales son tomados por la fuerza y no son otorgados gratuitamente. La resistencia, en todas sus formas, no debe ser un estado de emergencia temporal, sino debe continuar mientras haya elementos que busquen borrar la identidad política y cultural del pueblo palestino…”[3]

Artículo en diario Al-Quds: Los palestinos persistirán en la resistencia armada a fin de liberar el territorio «del río al mar» y «sacarse la daga Shylock de sus cuellos»

Un artículo de Rashid Hassan, publicado el día 23 de octubre en el diario jordano Al-Dustour y un día después en el diario Al-Quds, argumentaba de manera similar. El artículo, que incluía motivos antisemitas, defendía la opción de la resistencia armada y pedía incrementarla:

«Los usuarios en las redes sociales, los académicos e institutos de investigación están todos de acuerdo en un hecho unificador que ha sido subrayado por el pueblo palestino y su gloriosa revolución, es decir, el compromiso con la opción de la resistencia armada, la determinación de mantener esta opción y la voluntad de dar el salto hacia una guerra de liberación para de esta manera expulsar a los sionistas invasores y liberar todo el territorio desde el río hasta el mar… Esta revolución gloriosa que estalló como un reguero de pólvora en toda Palestina puso de manifiesto el rechazo del pueblo palestino a los Acuerdos de Oslo y a la política de abandono de los principios palestinos y de cederles el territorio a los invasores sionistas.

“Nadie discute el hecho de que Palestina le pertenece al pueblo árabe palestino y a nadie más. Esta ha sido su tierra y la tierra de sus antepasados desde que Alá la creó y creó a su pueblo, desde que los árabes cananeos y los jebuseos construyeron la ciudad de Jerusalén… Esta tierra no puede ser regateada y no puede ser dividida en dos o más partes. Abandonar así sea un grano de esta tierra sagrada es un acto grave de traición que merece el peor de los castigos…

“Pueda toda la nación islámica, desde Yakarta hasta Rabat, escuchar el cómo nuestro pueblo en Palestina responde a esta revolución y al valiente enfrentamiento librado por los fidayyoun y los leones de esta revolución – tal como el héroe mártir Uday Al-Tamimi,[4] quien logró… salir tranquilamente de su auto, disparar hacia el puesto de control de los soldados enemigos en la entrada del campamento de refugiados Shu’afat, asesinar a un soldado sionista e herir a otro y luego retirarse con la mayor confianza y habilidad. El estado opresor de Israel entonces no pudo ubicar al héroe durante 11 días, hasta que este los sorprendió, decidido a enfrentarlos cara a cara frente a un asentamiento sionista. Armado con su arma personal, su pistola, se enfrentó a una gran unidad de soldados del ejército enemigo, hirió a un guardia de seguridad y fue martirizado mientras atacaba al enemigo y no huía.

«Nuestras masas leales palestinas vitorearon con orgullo al abnegado héroe y su valiente postura, viendo esto como una auténtica acción palestina que debe continuar para expulsar a los sionistas invasores… defender Al-Aqsa y los lugares sagrados y sacarse la daga Shylock del cuello de nuestro pueblo[5]… Estos son días de poderío, gloria y orgullo. Los leones de Jenin, Nablus y Shu’afat han restaurado el honor de nuestro pueblo, revivieron el espíritu de resistencia y firmeza y frustraron el miserable carril de Oslo… Gloria y laureles de victoria a esta nación de gigantes y a sus leones[6] que rugen en Jerusalén, Jenin, Naplusa y todas las demás ciudades, pueblos y campos de refugiados palestinos, que siembran el miedo en los corazones de los desdichados descendientes de los judíos de Khaybar[7] y que seguramente anuncian la llegada del amanecer. Alá akbar, Alá akbar, apresúrense a librar resistencia».[8]

Columnista de Al-Ayyam: El «eje de la resistencia» debe ayudar a los palestinos a luchar contra Israel

En una columna titulada «Palestina y el eje de la resistencia», el columnista del diario Al-Ayyam Muhammad Yaghi, le hizo un llamado al eje de la resistencia, encabezado por Irán, para que ayude a los palestinos a tomar represalias militares por cada ataque israelí. Este escribió: “El número de pérdidas palestinas va en aumento, mientras que el número de pérdidas sufridas por la ocupación no está aumentando hasta el punto de hacer que se reevalúe y comprenda que el precio de mantener la ocupación es más alto que el precio de desmantelarla. «Hacer que la ocupación pague un precio que luego se traduzca en un beneficio político para los palestinos es algo que la resistencia palestina no puede lograr por sí sola. Es necesario involucrar al llamado eje de la resistencia en esta actividad. Estamos bien- conscientes de que los integrantes de este eje se coordinan, entrenan e incluso se arman entre sí, pero cuando se trata de enfrentar directamente a la ocupación, cada bando actúa por separado frente al estado de ocupación…

“Por lo tanto, la solución radica en unir este eje, de modo que cualquier ataque a uno de sus miembros sea un ataque a todos. Cuando Hezbolá reacciona ante los ataques de Israel contra los palestinos, Irán reacciona a los ataques de Israel ante Siria y las facciones de la resistencia en Palestina, Irak y Yemen reaccionan ante los ataques contra Irán; entonces estos ataques cesarán e Israel lo pensará dos veces antes de asesinar palestinos, destruir un aeropuerto sirio o bombardear una planta en Irán.

“Muy cierto, los palestinos encabezan la defensa de su tierra, pero los tiempos han cambiado y aunque cientos de ellos mueran, eso no es suficiente para liberar la tierra cuando todo lo que poseen es un arma que alguien robó, compró o transfirió a los combatientes de la resistencia. El eje de la resistencia no tiene que revelar su presencia hablando mucho en los medios de comunicación. Más bien, debe hacerse sentir tomando acciones claras para cambiar el equilibrio de poder y establecer nuevos equilibrios a su favor”.[9]

La lucha armada debe ir acompañada de una cultura de resistencia

En otro artículo, Yaghi escribió que todo tipo de lucha contra Israel debe tener como base la «resistencia cultural»: «La resistencia armada no es la única forma de luchar contra la ocupación. También existen otros métodos, no menos importantes que la resistencia violenta, tales como la resistencia popular para defender la tierra contra los colonos, las marchas no violentas para expresar el compromiso del pueblo con sus derechos y la presencia popular masiva en las zonas que la ocupación desea expropiar. También está la desobediencia civil, lo cual es negarse a prestarle atención a las instrucciones y leyes de la ocupación, por ejemplo entrando en tierras que han sido incautadas y levantando tiendas de campaña en el lugar, o viniendo a Al-Aqsa en días en que la ocupación ha decidido cerrar sus puertas… También existe el boicot comercial, que puede ser utilizado renunciando a los productos israelíes que se pueden fabricar localmente y, por lo tanto, debilitar la economía israelí y fortalecer la economía palestina… Además, existe la resistencia de los medios de comunicación, que debe centrarse en exponer los crímenes de la ocupación y refutar su falsa narrativa, tanto sobre la historia de la región y del conflicto en ella, como sobre los hechos cotidianos que allí se suceden.

«De hecho, el precio que estas formas de resistencia exigen del pueblo palestino no es menor que el precio de la resistencia armada, porque la experiencia pasada muestra que la ocupación generalmente responde a cualquier acción en su contra con violencia brutal… lo que resulta en gente martirizada y herida. Esto es exactamente lo que sucedió durante la primera intifada, que incluyó todo tipo de resistencia no-violenta.

«Pero para emplear todos estos tipos de resistencia, debemos fortalecer a nuestro pueblo incrementando el valor de la resistencia ante sus ojos. No existe forma de frustrar los planes de la ocupación… sin emplear una de las formas más importantes de la resistencia, es decir, la resistencia cultural…

“Yo me refiero a fortalecer el espíritu de nuestro pueblo rememorando la historia de la resistencia, propia y ajena; convirtiendo a sus mártires – tanto a los funcionarios como al pueblo – en modelos a seguir para esta; convirtiendo a sus poetas y a los íconos de la cultura internacional en fuentes de inspiración a esta y conectándolo con su historia árabe, islámica y cristiana. Ningún pueblo puede soportar el tipo de opresión que sufre el pueblo palestino sin contar con una cultura sólida que le permita perdurar y le dé la esperanza que necesita para continuar la resistencia y negarse a sucumbir ante la ocupación. Si nombramos en todas y cada una de las calles en honor a uno de los mártires de este pueblo, eso no será demasiado. En cada barrio, campo de refugiados, ciudad y pueblo existen cientos de calles y cientos de mártires. Nombrar las calles en honor a los mártires no es solo una forma de honrarlos, sino también una forma de recordarles a los vivos que estos mártires dieron su vida por el bien de la liberación de esta patria y que el trabajo aún no está completo. Ponerle nombres a las calles hará que muchos periodistas de todo el mundo renueven su interés por la causa palestina, que decayó debido a la preocupación por el ‘falso proceso de paz’. El interés también disminuyó porque nuestra causa fue tratada como si ya tuviésemos un estado y el único problema es nuestra falta de capacidad para manejarlo, debido a la ausencia de elecciones o debido al cisma…

“La resistencia cultural será el muro fortificado que protegerá al pueblo palestino, contra el cual se quebrarán todos los métodos operativos de la ocupación. Por lo tanto, debemos dedicarle una semana o quizás incluso un mes todos los años a recordarles a los palestinos los poemas de Mahmoud. Darwish, Samih Al-Qasim, Tawfiq Ziad, Tamim Al-Barghouti, Hussein Al-Barghouti, Mourid Al-Barghouti, Ibrahim Tuqan, Fadwa Tuqan, ‘Abd Al-Rahim Mahmoud, Kamal Nasser, ‘Izz Al-Din Al-Manasra y decenas de otros poetas palestinos…

La resistencia cultural significa establecer una conexión entre nuestro presente y nuestro pasado antiguo y la historia de la defensa de esta tierra, desde la época de la llegada del califa ‘Omar Ibn Al-Khattab a Jerusalén en el año 637… Esto requiere realizar talleres culturales fundando cientos de clubes y salones culturales que les recordarán a los palestinos la historia reciente y lejana de esta tierra. Todo palestino debe saber qué es el Nakba y cómo sucedió y la historia del conflicto por esta tierra en los últimos 100 años… Debemos construir este muro cultural fortificado, sin el cual la victoria es prácticamente imposible».[10]

Columnista de Al-Ayyam: La actual Intifada combina la resistencia popular y armada

Rajab Abu Sariya, columnista del diario palestino Al-Ayyam, alardeó de que Israel es débil y no puede lidiar con la resistencia palestina. Este concluyó afirmando: «Lo más importante es que la actual tercera intifada combina los métodos de las dos anteriores. Es una intifada popular, en la que todos los ciudadanos se enfrentaron al ejército de ocupación cuando invadió Jenin y Nablus… Pero este está también armado. Es decir, el uso de armas no se limita a los soldados y policías de la Autoridad Palestina, tal como fue el caso en el año 2000, sino que también incluye a los grupos armados: aquellos afiliados al grupo Yihad Islámico palestino, como en Jenin, así como también el grupo Guarida de Leones en Nablus, siendo este un grupo unido de todas las facciones e individuos que hacen resistencia por iniciativa propia, tales como ‘Uday Al-Tamimi (quien llevó a cabo el ataque con arma de fuego al puesto de control Shu’afat)».[11]

En otro artículo, Abu Sariya llamó a continuar dotando con armas a todo el pueblo palestino: «… En la práctica, los regímenes de la región e incluso de la comunidad internacional serán más comprensivos con la resistencia palestina, incluyendo la resistencia no-violenta, ante el carácter fascista y racista del nuevo gobierno israelí. Sin embargo, la oposición regional e internacional a este gobierno israelí dependerá de la resistencia palestina en el terreno. Por lo tanto, el primer paso que debe tomarse de inmediato es declarar la unidad, al menos en el campo de batalla, sin esperar los resultados provenientes de las conversaciones reconciliatorias entre las facciones palestinas en Argelia…

«Debemos declarar la unidad entre las fuerzas combatientes, basadas en el método de la milicia Guarida de Leones en Naplusa y comenzar a entrenar a toda la gente, involucrándolos, organizándolos en varios comités de resistencia, armándolos de inmediato y organizando sus filas. Es hora de una confrontación integral que unirá a todas las filas – los funcionarios, las facciones de la resistencia y el pueblo – para oponerse así al Israel racista y su ocupación fascista”.[12]

Columnista en diario portavoz de la Autoridad Palestina elogia al terrorista Uday Al-Tamimi: Él presentó «un ejemplo exquisito de un ataque sorpresa»

Los artículos en la prensa palestina también elogiaron a los perpetradores de los ataques más recientes. Por ejemplo, Yahya Rabbah, funcionario de Fatah en Gaza y columnista del diario de la Autoridad Palestina Al-Hayat Al-Jadida glorificó al terrorista ‘Uday Al-Tamimi, quien se ha convertido en uno de los emblemas de la actual ola de violencia. Este escribió: «Según lo publicado por las autoridades palestinas, la huelga general del jueves pasado 20 de octubre tenía como objetivo honrar el martirio de ‘Uday Al-Tamimi ocurrido en el puesto de control Shu’afat en Jerusalén… La segunda operación llevada a cabo por este joven héroe, Al-Tamimi, fue un brillante ejemplo de lo que es un ataque sorpresa y el nombre ‘Uday Al-Tamimi ha quedado grabado en la memoria palestina. Por lo tanto, la huelga general tenía por objeto demostrar el amor, aprecio y admiración que sentía su pueblo por él y transmitirles a ustedes, los ocupantes israelíes, que juramos en el nombre de Alá, el Señor de los Mundos, que nunca verán nada en Palestina, excepto sus modelos de heroísmo que eventualmente provocarán su derrota.

«En cuanto a ti, ‘Uday Al-Tamimi, escribiste tu nombre en el resplandor del fuego sagrado y de ahora en adelante seremos nosotros quienes escribiremos tu nombre, que le será dado a decenas de miles de nuestros recién nacidos en Palestina… Tu nombre, ‘Uday Al-Tamimi, surgirá entre los miles de nombres nuevos en su patria Palestina…» l-Tamimi llevó a cabo un ataque con armas de fuego el día 9 de octubre del 2022 en un puesto de control en Shu’afat en Jerusalén oriental, en el que una mujer israelí soldado Noa Lazar resultó muerta y diez días después otra balacera a la entrada de la ciudad israelí de Ma’ale Adumim, durante el cual él mismo fue asesinado a tiros por agentes de seguridad israelíes.[13]

Para ver el resto del despacho en inglés junto a las imágenes copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/amid-current-wave-violence-palestinian-press-debates-which-preferable-armed-struggle-or


[1] Véanse los informes de MEMRI: Investigación y Análisis No. 1661 – La Autoridad Palestina responde a la ola de violencia en dos formas contradictorias: Este trata de contener a los pistoleros en Cisjordania, mientras que al mismo tiempo los alienta e incita al terrorismo – 21 de octubre, 2022; Despacho especial No. 10279 – Diario de la Autoridad Palestina elogia al terrorista ‘Uday Al-Tamimi: Este llevó a cabo actos heroicos por el bien de la patria – 24 de octubre, 2022; Despacho Especial No. 10284 – Funcionarios de Fatah en eventos en honor del terrorista ‘Uday Al-Tamimi: Fatah sigue el camino de la lucha; el mártir Al-Tamimi llevó a cabo acciones heroicas – 27 de octubre, 2022.

[2] Estos artículos recuerdan el discurso crítico que ha prevalecido en la prensa palestina en el pasado, incluso hace unos 20 años. Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 9674 – Ex-ministro de la Autoridad Palestina: Los ataques perpetrados individuales palestinos no sirven a nuestra causa y deben cesar; el liderazgo está permitiendo que nuestros jóvenes derramen su sangre para encubrir su incompetencia – 10 de diciembre, 2021; serie de MEMRI Despacho Especial No. 213 – Crítica palestina al uso de armas en la Intifada – 30 de abril, 2001.

[3] Al-Quds (Jerusalén oriental), 21 de octubre, 2022.

[4] Al-Tamimi llevó a cabo un ataque con armas de fuego el día 8 de octubre, 2022 a un puesto de control en Shu’afat situado en Jerusalén oriental, en el que murió una mujer soldado israelí Noa Lazar y otro ataque con armas de fuego 10 días después en la entrada de la ciudad Ma’ale Adumim, durante la cual él mismo fue muerto a tiros por agentes de seguridad israelíes.

[5] Aparentemente se trata de una referencia al personaje del prestamista judío Shylock en la obra El mercader de Venecia de Shakespeare.

[6] El uso repetido de la palabra «leones» puede ser una referencia a la milicia Lions’ Den (Guarida de Leones) activa en Naplusa.

[7] Según la tradición musulmana, en el año 628 EC, Mahoma expulsó a las dos tribus judías de Medina, los Banu Qaynuqa y los Banu Nadir, de la ciudad. Otra tribu judía, Banu Qurayza, fue completamente destruida: todos sus hombres fueron ejecutados y las mujeres, niños y las propiedades fueron distribuidas como botín entre los musulmanes. Mahoma también derrotó a los judíos de Jaybar (incluyendo los judíos de Banu Nadir, quienes se asentaron allí después de su expulsión de Medina), pero les permitió permanecer allí y continuar trabajando sus tierras con la condición de que dieran la mitad del rendimiento de sus cultivos a los musulmanes de medina. Durante la época del segundo califa musulmán ‘Omar ibn Al-Khattab, los judíos fueron expulsados de Jaybar y sus tierras fueron dividas entre los musulmanes.

[8] Al-Dustour (Jordania), 23 de octubre, 2022; Al-Quds (Jerusalén oriental), 24 de octubre, 2022.

[9] Al-Ayyam (Autoridad Palestina), 2 de diciembre, 2022.

[10] Al-Ayyam (Autoridad Palestina), 21 de octubre, 2022.

[11] Al-Ayyam (Autoridad Palestina), 18 de octubre, 2022.

[12] Al-Ayyam (Autoridad Palestina), 6 de diciembre, 2022.

[13] Al-Hayat Al-Jadida (Autoridad Palestina), 25 de octubre, 2022. Para ver otro artículo de Rabbah que alaba los ataques “en solitario”, véase la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1661 – La Autoridad Palestina responde a la ola de violencia en dos Formas contradictorias: Intenta contener a los pistoleros de Cisjordania, al mismo tiempo que los alienta e incita al terrorismo – 21 de octubre, 2022

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.