Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| lunes abril 15, 2024

¿Qué educación recibe un niño que sale a matar judíos?

La imagen de un palestino de 13 años disparando plantea preguntas profundas. Israel debe desterrar la educación del odio que reciben los niños palestinos, y al mismo tiempo fortalecer la educación judía en la diáspora para combatir el antisemitismo.


En los últimos días recordé al gran educador Janusz Korczak. Fue uno de los primeros en comprender profundamente el alma de un niño, y entregó su propia alma junto a sus amados alumnos durante los terribles días de la liquidación del Gueto de Varsovia.
Corregir al mundo, decía Korczak, comienza con corregir la educación. Solo cuando educamos bien a las generaciones más jóvenes podemos esperar que los frutos sean dulces. Recordé al educador polaco cuando vi las imágenes del atentado del sábado pasado en la Ciudad de David, en Jerusalem, que siguió a la brutal matanza de la noche anterior en el barrio Neve Yaakov. En un video de las cámaras de seguridad se puede ver a un niño de solo 13 años acercándose sigilosamente con un arma en la mano, y de repente disparando contra un grupo de judíos que incluían niños y adultos.
Estamos acostumbrados a ver a los niños como un símbolo de integridad y pureza. Todos de vez en cuando reconocemos en nuestros hijos una inocencia olvidada, desgastada por los trajines de la vida. Por eso la imagen de un niño empuñando un arma y disparando indiscriminadamente es tan impactante y plantea preguntas profundas. ¿Quién llenó ese pequeño cuerpo y alma con un odio tan intenso que le drenó toda su infancia?

El líder de Hamas, Yahya Sinwar, sostiene al hijo de un combatiente de las Brigadas Al-Qassam, que murió en los recientes enfrentamientos con Israel.

Yahya Sinwar, líder de Hamás, sostiene a un niño con una ametralladora en un acto público.
(AFP)
La respuesta está en los educadores que desde el jardín de infantes le enseñaron a él y a sus amigos que un judío es alguien que merece la muerte, que el Estado de Israel es un diablo y que el objetivo de la vida es morir como un mártir. El joven terrorista de la Ciudad de David no fue educado por personas que siguieron los pasos de Korczak, sino por libros de texto que en cada página destilan un veneno antisemita que se inyecta cada día en miles de niños y jóvenes palestinos.
Estos educadores deben responder por sus acciones, pero es principalmente responsabilidad del Estado de Israel impedir que estas actividades continúen. Los libros de textos que llaman al asesinato de judíos deben ser confiscados y los maestros que enseñan de qué manera dañar a Israel deben ser prohibidos.
Los atentados en Jerusalem ocurrieron cerca del Día Internacional del Holocausto, fecha en la cual la Organización Sionista Mundial publicó un informe anual sobre antisemitismo. Si bien el estudio exhibe una desaceleración en el aumento de los incidentes antisemitas en relación a la década pasada, la situación sigue siendo preocupante: todos los días en el mundo se reportan más de diez incidentes antisemitas. Muchos otros nunca son denunciados.

Janusz Korczak

Janusz Korczak, de visita en un kibutz en la década del 30.
(Ynet)
Una de las consecuencias del antisemitismo es el miedo de muchos judíos de exhibirse públicamente como judíos. En sus casas viven un estilo de vida judío, pero afuera evitan mostrar símbolos judíos y mantienen un perfil bajo porque temen a la violencia antisemita. El precio es alto: si una persona oculta su identidad judía, sus hijos y nietos terminarán perdiendo esa identidad por completo. Una comunidad judía con miedo a la identificación con símbolos judíos está destinada a desaparecer.
Esto también se resuelve con educación. Alrededor de 250 maestros israelíes son enviados a la diáspora por la Organización Sionista Mundial y el Ministerio de Educación de Israel. Su función es fortalecer la identidad judía en lugares en los que se encuentra debilitada por temor al antisemitismo u otras razones. El gobierno de Israel precisa aumentar significativamente esta cantidad de maestros mensajeros. Una educación judía arraigada y orgullosa garantizará la prosperidad de las comunidades judías de la diáspora y neutralizará una de las graves consecuencias del antisemitismo.
El Estado de Israel necesita actuar con las dos manos, una para “quitar el mal” y la otra para “hacer el bien”. Es necesario hacer todo lo posible para desarraigar la educación antisemita que reciben los niños palestinos en Jerusalem Este y los territorios de Judea y Samaria, y al mismo tiempo debemos hacer todo lo posible para fomentar la educación judía en todo el mundo. Porque la lucha contra el antisemitismo, en Israel y en el extranjero, comienza con la educación.
 
Comentarios

En este artículo hay 2 errores. No es Israel quien debe desterrar la educación del odio que reciben los niños neopalestinos. No existe palestina, ya q es Judea jordana y gaza egipcia. Palestina ya fue dividida en 2 estados. Jordania e Israel. Cuando Roma puso el nombre palestina no había árabes ahí. Xq no dicen la verdad y usan el lenguaje enemigo?

El mundo q regala dinero a los árabes sabiendo en que se usa ese dinero y los árabes deben desterrar la educación del odio que reciben los niños árabes. No Israel. Desde cuándo la víctima es responsable?

Volvi dias atras a ver la pelicula Korczak invitado a ello junto a ótros por el Centro Sefarad-Israel, en la cual éste hombre admirable se propóne contra viento y marea, no dejar a su suerte a niños judios recluidos en un orfandáto, con vistas a educárles y protegérles, haciendo de ellos adultos de provecho …si éste es el ejemplo a seguir, consistente en impartir una pedagogia práctica, sustentada en valores y desarollo de la personalidad del niño, su reverso es aquella otra, que pása por adoctrinar en el ódio a mentes aún por formar, con vistas a utilizárlas posteriormente en beneficio de una ideologia mortífera, y hacer de esos jóvenes séres, milicianos del terror, adiestrados para matar… la utilizacion de la infancia, es un delito en si mismo, asi como su explotacion, manipulacion y adoctrinamiento con fines partidístas, pero nada de eso parece preocupar ni detener individuos infámes que de ella se valen para recrutar activistas a cualquier précio y extender asi su macábra espiral de violencia y fanatísmo …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.