Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles mayo 29, 2024

Después que Biden envió mil millones de dólares a la OLP, las muertes israelíes aumentaron un 900 %

Matar a un niño de 6 años costó 10.000 dólares y los terroristas tienen el dinero.


 

Taylor Force. Asesinado en Israel,Ciudadano norteamericano

Cuando el secretario de Estado Blinken se reunió con el líder de la OLP, Mahmoud Abbas, se jactó de los más de mil millones de dólares en ayuda que la administración Biden había programado para los territorios terroristas.

Esa ayuda ha tenido un precio muy alto.

En febrero de 2019, se hizo oficial el corte total de la ayuda del presidente Trump. Ese año, 10 israelíes o personas en áreas controladas por Israel murieron en apuñalamientos, disparos, cohetes y otros ataques, frente a los 12 del año anterior, 15 en 2017 y 16 en 2016.

En 2020, sin embargo, solo tres israelíes fueron asesinados.

Estos números reflejaron la capacidad disminuida de los terroristas islámicos. La reducción en el número no se debió a la pandemia. 2020 todavía vio ataques , incluidos bombas incendiarias, lanzamientos de cohetes y apuñalamientos, pero las tasas de éxito y letalidad de estos ataques fueron más bajas.

Los números cambiaron dramáticamente una vez más en 2021.

En abril de 2021, la administración Biden restauró la ayuda a la OLP. Los incidentes terroristas, que reflejan intentos de ataque, se dispararon bruscamente de 91 en febrero y 89 en marzo a 130 en abril.

En mayo, se reanudaron los principales combates con 13 israelíes muertos, entre ellos dos niños.

Para cuando terminó el año, 17 personas en áreas israelíes habían sido asesinadas. El aumento de más del 400% en las muertes fue solo el comienzo. En 2022, 31 israelíes o personas en áreas israelíes fueron asesinados, en comparación con solo 3 en 2020, lo que representa un aumento masivo del 900% en las bajas desde que se restableció la ayuda exterior a los terroristas. Este fue el peor número de muertos desde 2015 bajo Obama.

Pero en enero y la primera quincena de febrero de 2023, ya han sido asesinados 10 israelíes, incluidos un niño de 6 años y un niño de 8 años.

Tres veces más muertos en un mes y medio de 2023 que en todo 2020. Eso es un aumento del 233% con respecto a 2020 en solo una fracción de año, pero también es una marcada escalada mes a mes desde 2022 que no presentó ataques en absoluto en enero o febrero. Más personas ya han sido asesinadas por terroristas en 2023 que durante la mayor parte de marzo en 2022.

Qué diferencia hace mil millones de dólares.

Si bien los medios de comunicación han tratado de retratar el terrorismo como ataques de “lobos solitarios”, se trata de violencia colaborativa del tipo que Al Qaeda e ISIS ayudaron a innovar. Pero la versión de la OLP es única a través de su programa ‘Pay-to-Slay’ que recompensa a los terroristas, independientemente de su afiliación formal, incluidos los miembros de ISIS y Hamas, con salarios y pagos para sus familias.

A los terroristas se les paga en función de la duración de su sentencia de prisión. Eso significa que los asesinos exitosos pueden ganar de $2000 a $3000 al mes en una parte del mundo donde el salario promedio es de alrededor de $700 al mes. Es cinco veces más rentable ser terrorista que profesor.

La Autoridad Palestina pide el asesinato de judíos, lo alaba y luego lo premia.

Muhammad Al-Lahham del Consejo Revolucionario de Fatah, que dirige el movimiento político detrás de los terroristas de la Autoridad Palestina, fue captado en video alabando la “conciencia patriótica” de un terrorista que había matado a un rabino y se había llevado a su hijo de 2 años por un paseo en 2022.

La administración Trump cortó la ayuda a la Autoridad Palestina de la OLP y el Congreso aprobó la Ley Taylor Force que prohíbe que los fondos se destinen a financiar Pay-to-Slay.

A lo largo de todo esto, los líderes de la OLP han sido consistentes en negarse a dejar de financiar el terrorismo.

“No reduciremos ni impediremos [el pago] de las asignaciones a las familias de los mártires, presos y excarcelados, como pretenden algunos, y si nos quedara un solo centavo, se lo pagaríamos a las familias de los mártires y presos”. Abbas se había jactado . Por “mártires” se refería a los terroristas islámicos que murieron mientras realizaban ataques terroristas.

A pesar de esto, la administración Biden restauró la ayuda y reconstruyó las relaciones diplomáticas. Biden y Blinken se han reunido con Abbas. Y mientras han atacado a Israel por todo, desde permitir que los judíos oren en el Monte del Templo (debido a que las oraciones judías ofenden la sensibilidad musulmana) hasta la reforma judicial democrática que limitará la autoridad unilateral de los jueces proterroristas, Biden y Blinken no han tenido nada que decir a los terroristas sobre el programa que financia el asesinato de judíos .

America First Legal, bajo Stephen Miller, presentó una demanda contra la administración de Biden en nombre de los padres de Taylor Force: un veterano de guerra de Afganistán no judío asesinado en Jerusalén .

“La Administración Biden es muy consciente de que la Autoridad Palestina paga a terroristas palestinos para herir o matar a estadounidenses e israelíes inocentes en Israel. Sin embargo, en flagrante violación de la Ley Taylor Force, una ley federal que prohíbe que el gobierno envíe dólares de los contribuyentes estadounidenses a la Autoridad Palestina hasta que deje de apoyar el terrorismo, el presidente Biden y el secretario de Estado Blinken han reanudado los pagos a la Autoridad Palestina después de que la Administración Trump detuvo estos pagos en cumplimiento de la Ley Taylor Force”, declaró America First Legal.

  • “La Ley Taylor Force, que lleva el nombre de nuestro hijo, fue aprobada por el Congreso y firmada por el presidente Trump para detener este Pay to Slay. Sin embargo, la Administración Biden ha reanudado los pagos a la AP a pesar de su programa Pay to Slay”, dijo Stuart Force, el padre de Taylor.

La decisión de la administración Biden de financiar a la Autoridad Palestina tiene consecuencias más allá de Israel. El terrorismo islámico es una amenaza global y ha sido un asesino confiable de estadounidenses en el extranjero.

“Robbi y yo hacemos un llamado al presidente Biden para que deje de enviar dólares fungibles de los contribuyentes a la Autoridad Palestina que terminarán financiando el terrorismo”, apeló Stuart Force.

Y la última ola de violencia muestra cuán ‘fungible’ es ese dinero.

El aumento masivo de ataques terroristas exitosos no es una coincidencia. Las cifras se vuelven más significativas cuando distinguimos entre los llamados ataques de “lobo solitario”, que se ven más directamente afectados por el ‘Pagar para matar’ y los ataques con cohetes de otros grupos terroristas. 14 personas murieron en ataques terroristas directos en 2018. Ese número se redujo a 5 en 2019, el año en que Trump cortó la ayuda a la OLP. Para 2020, cayó a 3, en 2021, el año en que Biden restauró la ayuda, aumentó a 4 y luego se disparó a 32 en 2022, lo que refleja el efecto de «combustión lenta» del dinero de ayuda fungible que se retira y luego se restaura dentro de una burocracia gubernamental. aunque esté dirigido por y para terroristas.

A medida que la administración Biden continúa inyectando dinero a las entidades terroristas que ocupan partes de Israel, la violencia aumenta drásticamente. 2023 ya está en camino de superar 2022, que tuvo las peores cifras desde 2015. El nivel de terrorismo islámico está volviendo al de la administración Obama y eso significa que podemos esperar un número de muertos aún mayor en Israel.

Los miles de millones de dólares en ayuda son un factor, pero un factor aún mayor es que la administración Biden, al igual que su predecesor demócrata, no ha ocultado su apoyo a la Autoridad Palestina. Y la administración Biden ha ido aún más lejos con su apoyo diplomático al régimen de la OLP y su presión sobre Israel. Los últimos asesinatos son obra de un grupo terrorista que sabe que Washington DC lo respalda e intervendrá para protegerlo de Israel.

La decisión de la administración Biden de nombrar a Hady Amr, un abierto partidario del terrorismo islámico y opositor del Estado judío, como su enlace clave con la OLP , que se inspiró en la intifada, tiene consecuencias, y los cadáveres en Jerusalén se encuentran entre los más los obvios.

El terrorismo islámico funciona con dinero y apoyo extranjero. La administración Biden ha proporcionado ambos. La Autoridad Palestina gasta cientos de millones de dólares al año en Pay-to-Slay.

El oleoducto del terror puede terminar con un niño de 6 años muerto en una calle de Jerusalén, pero comienza con efectivo saliendo de Washington DC Los ataques del 11 de septiembre le costaron a Al Qaeda alrededor de medio millón de dólares. El costo para la OLP de matar a ese niño pequeño, a su hermano ya un hombre recién casado que iba a pasar el sábado con la familia de su esposa probablemente asciende a unos 30.000 dólares al año. O $10,000 por persona judía muerta. Esa es una fracción de los millones de dólares en ayuda exterior que podrían usarse para financiar cientos y miles de asesinatos de judíos más.

$10,000 para matar a un niño de seis años, otros $10,000 para matar a su hermano de 8 años. Gracias a los financiadores del asesinato de judíos en la administración Biden, los terroristas tienen el dinero.

Y nosotros somos los que lo proporcionamos

 

***Daniel Greenfield, becario de periodismo Shillman en el Centro de Libertad David Horowitz, es un periodista de investigación y escritor que se centra en la izquierda radical y el terrorismo islámico.

Traducido para Pofrisrael.org por Dori Lustron

 
Comentarios

Quiero pensar que el gobierno israeli tendrá cuenta de éstos dátos, y que los mas refráctários a la presencia de un candidato republicano al frente la administracion norteamericana entre los laboristas, se habran quedado sin argumentos para seguir siendolo, al menos con las cifras en la mano, pues dificil les resultariá defender desde ahora tal postura ante sus potenciales electores, y mantener una linea discursiva, que los hechos («siempre ellos») han venido a descreditar …
Dificil tambien para el gobierno Biden, presentárse como mecenas y colaborador necesario, del terrorismo que viene padeciendo Israel, y cuyas ramificaciones nos amenazan a todos …
un poco de cordura no vendriá mal creo yo …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.