Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo abril 21, 2024

Habitantes del sur del Líbano: Hezbollah utiliza una organización ambientalista como tapadera para actividades cerca de la frontera entre Israel y el Líbano


Green Without Borders opera en estrecha colaboración con Hezbollah

Durante la segunda mitad de 2022, hubo dos incidentes de enfrentamientos entre residentes cristianos de Rmeish, una ciudad en el área de Bint Jbeil en el sur del Líbano, y activistas de la ONG libanesa Verde sin Fronteras (GWB). Uno de los enfrentamientos incluyó disparos.

GWB se presenta como una organización medioambiental cuya misión es proteger y desarrollar los bosques y las zonas verdes del Líbano. Es una de varias organizaciones no gubernamentales establecidas por Hezbollah que afirman brindar servicios al público libanés, pero en realidad sirven como fachada para la actividad militar y financiera de la agrupación. Algunas de las otras organizaciones son Jihad Al-Binaa,[1] Al-Qard Al-Hassan,[2] y Waad Project,[3] todas las cuales están definidas por EEUU como organizaciones que tienen vínculos con elementos terroristas.

Los residentes cristianos de Rmeish afirman que GWB se ha apoderado ilegalmente de sus tierras arrendándolas a un habitante del lugar que es copropietario de la tierra, pero que firmó el contrato de arrendamiento sin su conocimiento o consentimiento. GWB, dicen, ahora trata la tierra como propia, los amenaza y les impide cuidar sus campos, privándolos así de su sustento. Los residentes estiman que el objetivo de la organización es provocar la salida de los cristianos de la zona para apoderarse de todas sus tierras. También afirman que los activistas de GWB no realizan ninguna actividad de protección del medio ambiente sino que, de hecho, son agentes de Hezbollah ocupados en operaciones de seguridad, cuya presencia en el área amenaza su seguridad. Al mismo timepo, los damnificados critican duramente al ejército y las autoridades del Líbano, quienes – según afirman – permiten que Hezbollah opere libremente en la región.

Estas afirmaciones de los residentes corroboran las denuncias presentadas por Israel a FINUL (Fuerza Provisional de Naciones Unidas para el Líbano) y al Consejo de Seguridad de la ONU en los últimos años, de que GWB sirve como tapadera para la actividad de Hezbollah en la frontera.

Estas actividades contravienen la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad (2006), que prohíbe la presencia de Hezbollah en esta área. Israel incluso ha bombardeado las instalaciones de GWB cerca de la ciudad de Rmeish, ya que sospechaba que eran utilizadas para realizar actividades hostiles.

Aunque el Consejo de Seguridad no aceptó la afirmación de Israel de que la presencia de GWB en la zona fronteriza es una violación de la Resolución 1701, implícitamente mencionó a esta ONG en la Resolución 2650 del 31 de agosto de 2022. Preocupada por la misión de FINUL, esta resolución establece que el Consejo de Seguridad considera «con preocupación la reciente instalación de contenedores a lo largo de la Línea Azul que restringen el acceso de la FINUL o la visibilidad de la Línea Azul». [4]

Usar una ONG como fachada para consolidar su presencia en la zona fronteriza no es el único método de Hezbollah para desafiar la autoridad del Consejo de Seguridad, la FINUL y el gobierno libanés. En los últimos años hubo informes sobre múltiples incidentes en los que «civiles» libaneses impidieron que las fuerzas de la ONU cumplieran su misión.[5] El más reciente de ellos, el 14 de diciembre de 2022, se saldó con la muerte de un soldado irlandés de la FINUL. Aunque Hezbollah negó cualquier conexión con este incidente, muchos en el Líbano lo responsabilizan.[6]

Hezbollah ha desestimado los reclamos de los residentes de Rmeish, e insiste en que GWB opera de acuerdo con la ley y continuará trabajando por sus objetivos. En otras palabras, a pesar de los roces con los habitantes del lugar, todo parece indicar que Hezbollah no tiene intención de detener las actividades de la ONG en la zona fronteriza. Además, Hezbollah acusa al partido Fuerzas Libanesas el  partido cristiano dirigido por Samir Geagea que se opone a Hezbollah – de inflar y exagerar los reportes sobre los enfrentamientos y explotarlos con fines políticos.

Este informe presenta detalles sobre los incidentes que ocurrieron en la ciudad de Rmeish.

Green Without Borders opera en estrecha colaboración con Hezbollah

La Sociedad Nacional para la Protección y el Desarrollo de los Espacios Verdes, el Medio Ambiente y la Vida Silvestre», también conocida como Verde sin Fronteras (GWB), tiene su sede central en Nabatieh, en el sur del Líbano y se estableció el 20 de junio de 2013. Su secretario general es Zuhair Nahle.

Logotipo de GWB (Akhdarbelahodod.blogspot.com, consultado el 26 de enero de 2023)
Logotipo de GWB (Akhdarbelahodod.blogspot.com, consultado el 26 de enero de 2023)

Según su blog, su misión incluye proteger los espacios verdes del Líbano, localizar y combatir incendios forestales, administrar viveros, plantar árboles y limpiar áreas boscosas, en colaboración con las autoridades estatales, la sociedad civil y organizaciones internacionales. GWB firmó un memorando de entendimiento y cooperación con el Ministerio de Agricultura, encabezado por el Dr. Hussein Al-Hajj Hassan,[7] miembro del bloque Lealtad a la Resistencia, el ala política de Hezbollah en el Parlamento libanés.

La actividad de GWB se concentra en el sur de Líbano, particularmente cerca de la frontera con Israel. Durante los primeros años posteriores a su creación, lanzó varios proyectos, como la plantación de un millón de árboles y una iniciativa denominada «Un árbol para cada ciudadano». Además de plantar árboles, la ONG también establece torres de vigilancia y centros supuestamente dedicados a la detección de incendios forestales y otras amenazas a los bosques.[8] Se sospecha que estas torres y centros son utilizados por Hezbollah para mantener agentes en áreas donde su presencia está prohibida por la Resolución 1701 de la ONU y para monitorear la actividad de las Fuerzas de Defensa de Israel.[9]

Hezbollah y GWB no ocultan la estrecha cooperación entre ellos. En diciembre de 2021, por ejemplo, lanzó la iniciativa «Verde en la frontera» en colaboración con la Administración de Actividades Rurales de Hezbollah.[10]

El 6 de diciembre de 2022, el canal de televisión Al-Manar de Hezbollah informó que GWB y la Administración de Actividades Rurales en la región de Jabal Amil habían lanzado la iniciativa anual de forestación de GWB en el área. Un miembro de la administración describió la cooperación entre Hezbollah y la ONG, y explicó que los pueblos presentan solicitudes a la administración, que las revisa junto con GWB, luego de lo cual la ONG selecciona los árboles más adecuados para cada área.[11]

Funcionario del Municipio de Rmeish: “Hezbollah está tratando de convertir la ciudad en un puesto militar”

La actividad de GWB en el área fronteriza no sólo preocupa a Israel, sino también a los residentes locales, especialmente a la población cristiana. Como se indicó, durante la segunda mitad de 2022 hubo dos enfrentamientos entre activistas de GWB y habitantes de Rmeish, que tiene una mayoría cristiana maronita. Estos incidentes arrojan luz sobre la actividad de la ONG en el área.

Según el jefe de la Municipalidad de Rmeish, Milad Al-‘Alam, GWB comenzó a operar en la ciudad por primera vez en 2017, cuando un habitante del lugar. que era copropietario de tierras agrícolas en el área, las arrendó a GWB sin el conocimiento o consentimiento de los demás dueños. GWB construyó dos oficinas en el terreno y, cuando se acabó el contrato de arrendamiento, se negó a retirarse. [12]

Los residentes afirman que los desacuerdos con GWB son frecuentes. Pero un incidente registrado en julio de 2022 fue inusual porque incluyó disparos. Según fuentes locales, GWB confiscó madera que un lugareño había talado en su propia tierra y, cuando se negó a devolverla, los habitantes de la zona se reunieron frente a las oficinas de la organización. Luego, miembros armados de Hezbollah llegaron al lugar y se produjeron enfrentamientos, durante los cuales se realizaron disparos. El ejército también fue llamado y trató de resolver la disputa. El jefe del consejo municipal, Al-‘Alam, señaló que, dos días antes, había ocurrido un incidente similar, pero se resolvió rápidamente.[13] La Municipalidad emitió un comunicado instando a las autoridades estatales a retirar las estructuras «ilegales» de la localidad. También expresó duras críticas a las autoridades por no cumplir con sus obligaciones y hacer cumplir la ley [14].

A principios de diciembre de 2022 se produjo otro conflicto cuando, según los lugareños, GWB estableció estructuras temporales y comenzó a construir una carretera en su terreno sin permiso[15]. Fueron incendiados invernaderos y el ejército tuvo que intervenir.[16]

Camino despejado por GWB a través de terrenos privados en Rmeish en preparación para pavimentar una carretera (imagen: Almodon.com, 17 de diciembre de 2022)
Camino despejado por GWB a través de terrenos privados en Rmeish en preparación para pavimentar una carretera (imagen: Almodon.com, 17 de diciembre de 2022)

Una declaración de los residentes locales, publicada en la página de Facebook de la Alcaldía, decía que «el gobierno de facto», es decir, Hezbollah,  amenazaba a los terratenientes y los perjudicaban arrancando árboles, limpiando amplias áreas y utilizando maquinaria de construcción pesada en sus terrenos privados, y todo esto “a la vista de las Fuerzas Armadas Libanesas, que operan en la región en virtud de la Resolución 1701, y a pesar de la fuerte oposición de los residentes”.

Los lugareños pidieron a los líderes políticos y religiosos del Líbano, empezando por el patriarca maronita Bechara Boutros Al-Rahi, que actúen con rapidez para frenar «las provocaciones y las agresiones» contra ellos y sus bienes, detener todos los ataques que socavan la convivencia e impedir una nueva escalada.[17] Los habitantes del lugar también publicaron documentos que, según afirman, prueban que ellos son los propietarios de las tierras donde opera GWB.[18]

Según el sacerdote de la ciudad de Rmeish, Najib Al-‘Amil, Hezbolá tiene puestos en la ciudad, ubicados detrás de los del ejército y uno incluso adyacente a una posición de la FINUL. Al-‘Amil  señaló también que «hace poco la ONG comenzó a talar viejos robles y plantar algarrobos en su lugar, y nosotros, los dueños de la tierra, tenemos prohibido ir allí… Vivo en Qatmoun en la frontera; hay un puesto de Hezbollah allí. Con el pretexto de proteger el medio ambiente, lograron pavimentar caminos y arrancar árboles. Han estado trabajando [allí], especialmente en el último tiempo. Envían personas que hablan a los lugareños en nombre de Hezbollah y los presionan para que firmen contratos de arrendamiento. [Pero] es probable que nadie esté de acuerdo esta vez». [19]

Un funcionario municipal que no dio a conocer su nombre le dijo al diario saudí Al-Sharq Al-Awsat que «el propósito de la actividad de Hezbollah es transformar Rmeish en un puesto militar de avanzada para la organización. Agregó que agentes de la organización construyeron un camino militar a través de las áreas verdes alrededor del ciudad, para obtener acceso a la frontera con Israel. «Los residentes de Rmeish no permitirán que continúe esta agresión contra sus tierras y propiedades, y no permitirán que su ciudad segura se convierta en un área militar violenta», dijo el funcionario citado.[20]

Los residentes del lugarar afirman que el ejército no atendió sus solicitudes para evitar que GWB tomara posesión de sus tierras, y se negó a intervenir, alegando que la ONG había arrendado legalmente las tierras en cuestión.[21]

Según el sitio web libanés Daraj, un residente del área vio que agentes de Hezbollah traían armas al área, lo cual pudo haber originado la ira de los lugareños.[22] Otro informe afirma que GWB amenaza a quienes fotografían sus actividades y que recientemente erigió un nuevo puesto, a unos 30 metros de la Línea Azul.[23] Sus activistas viajan armados, en vehículos sin placas y han disparado contra los lugareños en varias ocasiones[24].

Otro sitio web libanés afirma que Hezbollah incrementó su actividad en el área luego de que se registrara una disminución en el apoyo local a su aliado cristiano, el partido Movimiento Patriótico Libre, y un claro aumento en el apoyo al partido cristiano rival, el partido Fuerzas Libanesas de Samir Geagea, que se opone Hezbolah. El sitio web especula que Hezbollah perturba la vida de los cristianos en las aldeas fronterizas en un intento de obligarlos a abandonar su tierra. Para ello bloquea carreteras, tira basura y escombros en zonas residenciales y agrícolas, etc. Cabe señalar que la agrupación chiita emplea tácticas similares contra los sunitas en el área, específicamente en las ciudades fronterizas de Yarine y Marwahin.[25]

Líderes cristianos: “El Estado es impotente frente a Hezbollah”

De un modo para nada soprendente, el liderazgo político y religioso cristiano que se opone a Hezbollah se puso del lado de los residentes y criticó duramente la conducta de los aparatos de seguridad y las autoridades estatales en este asunto. Tras el enfrentamiento de julio de 2022, la oficina política del Partido Kataeb (también conocido como las Falanges), dirigido por Samy Gemayel, condenó los «actos de intimidación de los ‘camisas negras'[26] bajo el pretexto de actividades medioambientales» en el área de Rmeish y afirmó que el uso de armas contra los lugareños «es otro ejemplo de la intimidación y el uso de la fuerza por parte de Hezbollah para proteger sus intereses». El partido hizo un llamado a las instituciones estatales para que pongan fin a esta amenaza a la seguridad de los ciudadanos.[27]

El patriarca maronita Bechara Boutros Al-Rahi también reaccionó a los incidentes. Durante el servicio dominical del 31 de julio de 2022, expresó “pesar por el incidente» que había ocurrido entre «miembros armados de cierto partido» [es decir, Hezbolah] y los habitantes de Rmeish, y pidió a los aparatos de seguridad que hagan su trabajo y defiendan a «nuestros hijos» para que «sientan que pertenecen a un país que los protege… de acuerdo con la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad, que prohíbe la presencia de cualquier fuerza armada en su área».[28]

El Patriarca también reaccionó al incidente registrado en diciembre. Durante la misa dominical del 18 de diciembre expresó su pesar por el hostigamiento a los pobladores por parte de “agentes de las fuerzas de facto pertenecientes a uno de los partidos de la región”, y volvió a instar a los aparatos de seguridad a cumplir con su rol y proteger a los pobladores y su propiedad, remover estructuras ilegales y expulsar a los «elementos ajenos» al pueblo.[29]

En otra ocasión, el sacerdote afirmó que los ataques a las tierras de Rmeish son inaceptables. Los lugareños, dijo, apelaron a las autoridades correspondientes, pero éstas se declararon impotentes para detener la ofensiva. En respuesta a las preguntas de los residentes, las autoridades admitieron que los ataques fueron ilegales, pero dijeron que no podían hacer cumplir la ley.[30]

En un comunicado emitido el 17 de diciembre, la rama Bint Jbeil del partido Fuerzas Libanesas de Geagea afirmó que “todos los funcionarios libaneses deben reconocer y comprender las implicaciones de estas infracciones, es decir, la violación de la propiedad de los residentes, el desarraigo de árboles, la construcción de caminos y las amenazas recurrentes a los vecinos y terratenientes por parte de «elementos partidistas cuya filiación y objetivos son conocidos». Según el partido, entre estos objetivos están: «tomar la tierra ancestral [de los lugareños] y cambiar la identidad del área, obligándolos a renunciar a sus derechos, en ausencia de un gobierno con poder de disuasión, que haga cumplir la ley y castigue a los agresores». El comunicado advierte sobre las implicaciones de estos hechos, que podrían provocar «respuestas impulsivas e inesperadas», e instó a los sistemas de seguridad y judiciales a hacer su trabajo y detener todas las violaciones a los derechos de los residentes [31].

Hezbollah: “No hay disputa con los residentes; GWB continuará sus actividades en la zona”

Después de cada uno de los enfrentamientos en 2022, Hezbollah intentó restaurar la calma y envió representantes al área para hablar con los residentes. Sin embargo, al mismo tiempo, Hezbollah y GWB insistieron en que la ONG continuaría con su actividad en la zona. Tras el incidente de julio, una fuente de GWB le dijo al diario libanés en línea Al-Mudun que el altercado había ocurrido después de que los activistas de GWB intentaran evitar que los lugareños talaran árboles. Según esta fuente, “la organización está trabajando para proteger los espacios verdes en el área y en otras partes del sur de Líbano, y está decidida a prevenir la deforestación”.[32]

En un esfuerzo por resolver el conflicto se realizó una reunión entre representantes de la Municipalidad de Rmeish, el Ejército del Líbano y Hezbollah. Según el sitio web de Al-Janoubia, los representantes de Hezbollah admitieron que sus agentes se habían “pasado de la raya”y prometieron que rendirían cuentas por ello.[33] Una reunión similar se llevó a cabo después del incidente en diciembre. Según Hezbollah y sus sitios de noticias afiliados, la organización hizo esfuerzos para calmar la situación y los lugareños apreciaron dichos esfuerzos.

Estos sitios también acusaron al partido de las Fuerzas Libanesas de intentar escalar la situación.[34]

El sitio web Al-Ahed de Hezbollah informó que una delegación de funcionarios locales de la agrupación chiita se reunió con líderes municipales, el jefe de la iglesia y representantes de los residentes, y que el asunto se resolvió de inmediato y en una forma satisfactoria para todas las partes. Al-Ahed alegó también que la información difundida sobre el asunto en las redes sociales y por otros medios de comunicación fue extremadamente exagerada. El sitio web citó al sacerdote de la ciudad de Rmeish, Najib Al-‘Amil, quien dio la bienvenida a la visita de la delegación de Hezbollah y dijo que no se había producido ataque a las tierras y que todo el incidente fue «insignificante». Según el sitio, Al-‘Amil dijo que la gente de Rmeish «da la bienvenida y alienta a cualquiera que quiera defender las fronteras o plantar árboles», y que los lugareños acordaron mantener contacto con Hezbollah para evitar tales incidentes en el futuro.[35]

La reunión entre representantes de Hizbullah y la ciudadanía (Alahednews.com.lb, 21 de diciembre de 2022)
La reunión entre representantes de Hizbullah y la ciudadanía (Alahednews.com.lb, 21 de diciembre de 2022)

Al-‘Amil, por su parte, negó el informe de Al-Ahed y dio su propio relato del incidente: Llegó al lugar y pidió a los activistas de GWB que dejaran de hacer lo que estaban haciendo, pero éstos se negaron e incluso amenazaron a algunos de los lugareños presentes. Para evitar un enfrentamiento, Al-‘Amil trató de pacificar a los residentes y les prometió que intentaría resolver la crisis.

En la reunión con los representantes de Hezbollah, estos últimos dijeron que el propósito de la actividad de GWB es defender la frontera. Al-‘Amil les dijo que esto es innecesario, ya que el ejército libanés tiene una posición en la zona desde la que «es posible ver todo el camino hasta Haifa», y la FINUL también tiene un puesto en el área. También señaló que GWB no había plantado ni un solo árbol en el área durante seis años; por el contrario, había ignorado la tala de árboles y tal vez «incluso participó en la venta de la madera». Un representante de Hezbollah prometió la carpa de GWB instalada en el lugar sería y que se permitiría el acceso de los propietarios a sus tierras; también afirmó que las instalaciones de GWB se habían construido en coordinación con el ejército [36].

*N. Mozes es investigador en MEMRI.


[1] Jihad Al-Binaa es una empresa de construcción propiedad de Hezbolá que ha sido designada por los Estados Unidos como organización terrorista extranjera desde el año 2007. Según el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, esta está financiada directamente por Irán y se encuentra subordinada al Consejo Shura de Hezbolá, encabezado por el secretario general de la organización Hassan Nasrallah (Treasury.gov, 20 de febrero, 2007).

[2] Al-Qard Al-Hassan (AQAH) fue establecida en el año de 1982. Su portal afirma que ofrece pequeños préstamos sin intereses con términos convenientes. Según un informe que publicó en el año 2014, la asociación otorgó 123.696 préstamos valorados en $276.532 (Qardhasan.org, consultado el 2 de mayo del 2019). Se sospecha que la organización es una cortina de humo para las operaciones financieras de Hezbolá y fue designada por los Estados Unidos como organización terrorista extranjera en julio del año 2007 (Treasury.gov).

[3] Waad Project es una empresa de construcción propiedad de Hezbolá establecida después de la guerra con Israel en el año 2006. El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos le impuso sanciones en el año 2009 (Treasury.gov, 1 de junio, 2009).

[4] Unscr.com/en/solutions/2650, 31 de agosto, 2022. El representante adjunto de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, el embajador Richard Mills, explicó que los contenedores en cuestión pertenecían a GWB y dijo lo siguiente: «La proliferación de contenedores prefabricados colocados por Green Without Borders obstruyen el acceso de la FPNUL a la Línea Azul y aumentan las tensiones en la zona, lo que demuestra aún más que este supuesto grupo ambientalista actúa en nombre de Hezbolá» (usun.usmission.gov, 31 de agosto, 2022).

[5] Véase, por ejemplo, los informes del PSATY de MEMRI: Hezbolá intensifica sus amenazas a la FPNUL tras la resolución de la ONU para extender su mandato por otro año adicional y ampliar su autoridad, 13 de septiembre, 2022.

Hezbolá continúa incitando y utilizando a los residentes del sur del Líbano para obstruir las actividades de la FPNUL, 11 de enero, 2022.

[6] Véase la serie Informe de MEMRI – Periodistas libaneses: Hezbolá es responsable por la muerte de un soldado irlandés perteneciente a la FPNUL, 22 de diciembre, 2022.

[7] Akhdarbelahodod.blogspot.com, consultado el 26 de enero, 2023.

[8] Http://77.42.251.205, 20 de junio, 2013.

[9] Idf.il, 22 de junio, 2017.

[10] Alánews.com.lb, 4 de diciembre, 2021.

[11] Almanar.com.lb, 6 de diciembre, 2022.

[12] Al-Nahhar (Líbano), 30 de julio, 2022.

[13] Al-Nahhar (Líbano), 30 de julio, 2022.

[14] Janoubia.com, 30 de julio, 2022.

[15] Imlebanon.org, 9 de diciembre, 2022.

[16] Almarkazia.com, 19 de diciembre, 2022.

[17] Facebook.com/BaladietRmeich, 17 de diciembre, 2022.

[18] Nidaalwatan.com, 21 de diciembre, 2022.

[19] Sawtbeirut.com, 22 de diciembre, 2022.

[20] Al-Sharq Al-Awsat (Londres) 18 de diciembre, 2022.

[21] Nidaalwatan.com, 21 de diciembre, 2022.

[22] Daraj.media, 20 de diciembre, 2022.

[23] La Línea Azul entre el Líbano e Israel, delineada por la ONU en el año 2000 tras la retirada de las fuerzas de las FDI del sur del Líbano, se extiende a través de 120 km.

[24] Sawtbeirut.com, 22 de diciembre, 2022.

[25] Nidaalwatan.com, 21 de diciembre, 2022.

[26] ‘Las camisas negras’ es un nombre dado a los seguidores de Hezbolá, que tienden a vestirse de negro en los mítines de la organización junto a otras muestras de apoyo. Por ejemplo, el 19 de enero, 2011 cientos de activistas de Hezbolá vestidos de negro realizaron una demostración de fuerza en Beirut y en otras ciudades libanesas luego de la publicación de algunos de los hallazgos del comité que investigó el asesinato del ex-primer ministro libanés Rafiq. Al Hariri.

[27] Aliwaa.com.lb, 2 de agosto, 2022.

[28] Aljoumhouria.com, 31 de julio, 2022.

[29] Al-Nahhar (Líbano), 18 de diciembre, 2022.

[30] Al-Akhbar (Líbano), 28 de diciembre, 2022.

[31] Aliwaa.com.lb, 19 de diciembre, 2022.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.