Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| sábado febrero 24, 2024

Cuando el terrorismo palestino golpeó Jartum


El 1° de marzo de 2023 es el 50° aniversario de un ataque terrorista palestino en Jartum, la capital de Sudán. Se podría decir que en realidad se trató de un ataque terrorista palestino en suelo saudí ya que el objetivo era la Embajada de Arabia Saudita en la capital sudanesa.

El grupo era Septiembre Negro, en ese momento notorio por el ataque a los atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972. Todavía antes, en noviembre de 1971, Septiembre Negro había asesinado al primer ministro jordano Wasfi Al-Tal en el vestíbulo del Hotel Sheraton en El Cairo. Uno de los sicarios palestinos se inclinó y lamió la sangre del suelo de mármol después de los disparos.

El ataque del 1° de marzo de 1973 en Sudán tuvo como objetivo una recepción ofrecida por el embajador saudí en honor de un colega diplomático estadounidense que se marchaba, George Curtis Moore, quien era el subjefe de misión estadounidense. Los terroristas tomaron diez rehenes, seis de ellos eran saudíes: el embajador, su esposa y cuatro niños. Los otros cuatro eran dos estadounidenses, el recién llegado Embajador Cleo A. Noel, Jr. y Moore, el Encargado de Negocios belga Guy Eid y el Encargado de Negocios jordano Adli Al-Nasser.[1]

Como algunos recordarán, después de presentar grandes exigencias a cambio de los rehenes (entre ellas la liberación de los miembros de la pandilla alemana Baader-Meinhof, el asesino de Robert F. Kennedy Sirhan Sirhan, además de muchos palestinos detenidos en Israel y Jordania), los ocho hombres armados se entregaron a las autoridades sudanesas unos días después. Antes de rendirse mataron al belga y a los dos diplomáticos estadounidenses. Antes de su asesinato, se les permitió escribir mensajes de despedida (escritos en papel con membrete de la Embajada de Arabia Saudita) a sus familias. Moore escribió: «Cleo y yo moriremos con valentía y sin lágrimas, como deben hacerlo los hombres».

Ahora sabemos, por supuesto, que Septiembre Negro era una subsidiaria de la organización Fatah de Yasser Arafat.[2] El ataque se llevó a cabo con la plena aprobación y conocimiento de Arafat desde su cuartel general en Beirut. Tanto los asesinatos como la rendición del equipo que llevó a cabo el ataque fueron coordinados con Arafat. El gobierno sudanés de Jaafar Al-Nimeiry, inicialmente furioso por el ataque, entregó a los terroristas a la OLP para que los castigara (por tanto, los entregó a la organización que había llevado a cabo el ataque).

Según los informes, Sudán fue presionado para mostrar indulgencia por la Libia de Gadafi, un gran patrocinador de los palestinos en ese momento y una gran influencia en Sudán (en 1976, Gadafi financió una invasión terrestre por parte de rebeldes sudaneses que casi derrocó a Al-Nimeiry).

Algunos de los atacantes palestinos cumplieron condena en prisión en el Egipto de Sadat, tres de ellos escaparon de la custodia egipcia. En respuesta a las acciones sudanesas, Estados Unidos suspendió la ayuda económica a Sudán durante tres años.

Las consecuencias inmediatas de este ataque terrorista son una especie de instantánea, una imagen captada en sepia, de la región hace medio siglo. Tenemos Septiembre Negro, forjado tras el fracaso de la OLP en su intento por derrocar a los hachemitas en Jordania. Tenemos a Arafat enviando a la célula desde su refugio seguro en Beirut, capital de un Líbano que la OLP ayudaría a desestabilizar y destruir. Tenemos la habilitación del terrorismo palestino por Gadafi y Sadat, quienes terminarían mal. Finalmente, tenemos un Sudán a merced de los demás, temiendo a Gadafi y castigado por los estadounidenses.

Cincuenta años después, mucho ha cambiado en la región. El mayor patrocinador del terror palestino no es un estado árabe, sino Irán (tanto la Turquía de Erdogan como Qatar también desempeñan papeles secundarios). La violencia es menor en países extranjeros y misiones diplomáticas y mayor cerca de casa. El año pasado fue el más sangriento en la Margen Occidental desde la Segunda Intifada palestina y 2023 no pinta mucho mejor. Treinta israelíes y 167 palestinos resultaron muertos en 2022 y la ira va en aumento en ambos lados.

Existen las dos cosas: tanto la tensión, la violencia y la lucha muy reales del conflicto palestino-israelí de larga data como, al mismo tiempo, las maquinaciones orquestadas de factores externos que quieren incendiar la región. Hay una «guerra asimétrica en las sombras » entre Irán e Israel y los Territorios Palestinos son uno de varios campos de batalla.[3] La autoridad palestina gobernante, esencialmente heredera del Fatah de Arafat, es corrupta e incompetente, y se encuentra en problemas para competir con sus rivales palestinos respaldados por Irán.[4] Y la pregunta es si la competencia es para frenar a esos rivales o para emularlos. Los estados árabes, especialmente Jordania y Egipto, pero también los países del Golfo, todavía están involucrados en el tema palestino, aunque de ningún modo como lo estaban 50 años antes.

Una reunión urgente celebrada en Aqaba el 26 de febrero con funcionarios israelíes y palestinos de seguridad buscó reducir la tensión antes del mes típicamente volátil de Ramadán, a fines de marzo.

El ataque de Septiembre Negro en Sudán fue, en retrospectiva, una de las últimas operaciones «exitosas» llevadas a cabo por el grupo (1972 fue el año más intenso y lleno de incidentes de la existencia de Septiembre Negro). Una organización fundada para reavivar la «violencia revolucionaria» palestina y realizar el trabajo sucio para el Movimiento Fatah, mientras fingía no tener nada que ver con él y cumplía su propósito. Que las muertes de estos tres diplomáticos occidentales ayudaran a la causa palestina de alguna manera parece extremadamente dudoso. Pero unos años más tarde en el Líbano, la CIA forjaría una estrecha relación con Ali Hassan Salameh de Septiembre Negro, supuestamente para proteger a los diplomáticos estadounidenses en el Líbano.[5]

*Alberto M. Fernandez es Vicepresidente de MEMRI.

[1] Adst.org/2013/02/the-terrorist-attack-on-the-saudi-embassy-khartoum-1973, 20 de febrero de 2013.

[2] Youtube.com/watch?v=sEnHHNVv1aM, 7 de noviembre de 2008

[3] Haaretz.com/news/middle-east/2022-09-07/ty-article-opinion/.premium/how-north-korea-taught-iran-to-entrap-and-threaten-israel/00000183- 1723-d6b9-a993-f72ffa420000, 7 de septiembre de 2022.

[4] Véase el clip de MEMRI TV No. 10139. En este video, Hamás brinda instrucciones detalladas para llevar a cabo ataques con disparos desde vehículos en movimiento contra israelíes, muestra a militantes simulando ataques contra peatones, automóviles: “Planifique sus movimientos, evite a la policía, elimine sus objetivos”. 22 de febrero, 2023.

[5] Nypost.com/2019/06/08/how-a-cia-agent-and-the-red-prince-terrorist-became-dangerously-close, 8 de junio de 2019.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.