Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo diciembre 3, 2023

Discurso de Yubal Noah Harari a los manifestantes en Tel Aviv 4/3/2023

“Debemos levantar la cabeza ahora o tendremos que mantener la cabeza baja por el resto de nuestras vidas” Las concentraciones pretenden enviar un mensaje de apoyo al Tribunal Supremo y una advertencia a la Knesset


Desde hace semanas decenas de miles de personas se manifiestan en Israel contra el plan del gobierno de limitar los poderes de la Corte Suprema.  “Cambio de régimen”,” golpe de Estado “, son algunas de las consignas de los manifestantes frente a esta reforma por la puerta de atrás que supone una grave crisis institucional en el país.

Los más críticos afirman que la reforma judicial equivale a un golpe de Estado y destruirá la democracia israelí. También dicen que el actual presidente Benjamín Netanyahu, que está siendo juzgado por una serie de cargos de corrupción, tiene un conflicto de intereses.

Aseguran que esto destruirá el sistema de controles y equilibrios del país y desencadenará un proceso similar al de países que han emprendido el camino autoritario como Polonia y Hungría. Las concentraciones pretenden enviar un mensaje de apoyo al Tribunal Supremo y una advertencia a la Knesset  (Parlamento) 

Entre los aspectos que conforman los cambios propuestos por el Gobierno, uno en particular ha exacerbado los ánimos en las calles israelíes: la cláusula de anulación. Esta podría eliminar las sentencias del Tribunal Supremo con una mayoría simple de diputados al Parlamento local.

Como consecuencia, esta medida podría afectar la principal atribución con que cuenta el organismo, que es velar por la constitucionalidad de las leyes que apruebe el Legislativo, que actualmente cuenta con una mayoría de apoyos a la gestión de Netanyahu.

Otras reformas propuestas otorgarían al Gobierno el poder de seleccionar magistrados. Los opositores explican que debilitaría la separación de poderes, pondría en peligro las libertades civiles y las muestras de oposición.

Las concentraciones están siendo masivas en todo el país, lo que supone un clamor popular y reúne a personas muy diversas. También a personajes mediáticos cuya voz puede amplificar el mensaje. Es el caso del historiador y escritor israelí, Yuval Noah Harari, que ha pronunciado un discurso muy certero en estos momentos

enpositivo.com

************************************************************************************************************

Discurso de Yubal Noah Harari a los manifestantes en Tel Aviv 

“Debemos levantar la cabeza ahora o tendremos que mantener la cabeza baja por el resto de nuestras vidas”

Se detiene el golpe. Con un golpe no se negocia la profundidad del mordisco que da en nuestro cuerpo, amigos y amigas. Estamos en medio de una tormenta histórica, esta tormenta no despierta en nosotros ira ni odio, sino miedo. Estamos ansiosos, no dormimos de noche, sólo estamos asustados.

 

Y eso está bien.  Hay momentos en la historia en el que el miedo es un parámetro de realidad perfectamente normal. Hay momentos en la historia, en el que el miedo es una emoción útil porque él nos motiva a la acción. Hoy tenemos grandes razones para temer y tenemos una gran razón para actuar. Lo que este gobierno está haciendo no es reformar. ESTO ES UN GOLPE.

 

Así como se ve un golpe. Los golpes no necesariamente suceden con tanques en las calles, muchos golpes en la historia ocurrieron en habitaciones con bolígrafos y papeles y hasta que la gente pudiese entender el significado de los papeles, ya era demasiado tarde para resistir.

 

La historia está llena de dictaduras instauradas por quienes llegaron al poder ilegalmente. El paquete de leyes que el gobierno está tratando de aprobar tiene un significado simple: A partir de ahora el gobierno podrá eliminar por completo nuestra bandera. 61 miembros de la Knesset también podrán cambiar el sistema de elección como deseen de modo que resulte imposible sacarlos del poder. Al preguntar a los líderes actuales del golpe en ciernes quién podrá o qué herramientas habrá para frenar el gobierno con el nuevo sistema y quién protegerá los derechos humanos, la única respuesta que dan es “Confía en nosotros”. Con todo el debido respeto, no confiamos en Ustedes. Están rompiendo el contrato que mantuvo unida a nuestra sociedad durante 75 años y ¿Esperás que confiemos en ti?, Netanyahu, Levin, Rothman, no confiamos en ustedes porque sabemos lo que quieren, quieren un poder ilimitado.

 

Quieren callarnos y decirnos como vivir. Quieres decirnos qué comer, qué vestir, qué pensar y a quién amar, pero no entiendes con quién estás tratando. Los israelíes no son un buen material para hacernos esclavos. Los israelíes somos tercos, somos libres y nadie ha conseguido nunca callarnos. No permitiremos que conviertan a Israel en una dictadura. Entonces, ¿Qué puede pasar en las próximas semanas? Seguirán intentando aprobar las leyes tiránicas, también nos seguirán llamando anarquistas y traidores y aprovechar o incluso iniciar acciones extremas para reprimir la protesta. Nosotros, por nuestra parte, seguiremos manifestando y nos aseguraremos que los jueces del Tribunal Supremo cuenten con el respaldo popular y la determinación para invalidar las leyes de la tiranía. ¿Y qué pasará si el gobierno no acepta la sentencia del Tribunal Supremo? Entonces, estamos entrando en lo que se llama una “crisis constitucional”, una crisis constitucional es un país desconocido. Donde no hay leyes ni reglas. ¿A quién obedecerá entonces la policía, al gobierno o a la Corte?  ¿A quién obedecerán el Shin Bet y el Mossad? ¿A quién obedecerán las FDI? Y la pregunta más importante será ¿Qué harán los ciudadanos? Las encuestas son claras, una gran mayoría de ciudadanos israelíes se opone a la acción de este gobierno. Pero las encuestas no detienen la tiranía. La historia demuestra que los ciudadanos son la última y más importante línea de defensa de la democracia.

 

Según las reglas de la democracia, los ciudadanos deben respetar las decisiones del gobierno, siempre que el gobierno respete las libertades fundamentales de los ciudadanos. Cuando una de las partes rompe el contrato, la otra parte no tiene por qué seguir haciendo su parte. Cuando un gobierno trata de establecer una dictadura, los ciudadanos pueden oponerse. Esta es una prueba histórica para los ciudadanos de Israel, no hay una segunda oportunidad en esta cinchada. Debemos levantar la cabeza ahora, sino tendremos que agachar la cabeza por el resto de nuestras vidas, debemos alzar nuestras voces ahora. Es hora de manifestarse, es hora de gritar y este es también el momento de negarse a colaborar. No hacerlo por ejemplo, como profesor universitario. Espero que mientras siga el golpe cerraremos todas las instituciones académicas en Israel. Por supuesto debemos continuar apoyando a nuestros estudiantes en este momento de necesidad pero es hora de desactivar los estudios regulares y hablar sólo de democracia, derechos humanos y libertad.

 

Y si es difícil para cualquier de nosotros hacer huelga oficialmente. Estoy convencido que como israelíes encontraremos formas creativas de arrastrar nuestros pies y enviar instrucciones de texto. Todos y cada uno de nosotros podemos poner un pequeño palo en las ruedas del golpe de Estado y finalmente como un israelí común, quiero aprovechar, ya que me dieron el privilegio de usar un micrófono y enviar algunos mensajes personales. Ester Hayut y Gali Baharav-Miara a quienes les han asignado uno de los trabajos más difíciles y el más importante en la historia del Estado de Israel. Esta es una gran responsabilidad y es un gran privilegio. Algunas personas tienen una responsabilidad única en un momento determinado de la vida, este es el momento de Uds. Esta es la oportunidad, no se rindan y no vacilen. Protejan nuestra libertad. Al presidente Herzog y a los jefes de los partidos de oposición Protejan nuestra libertad y no la pongan en peligro. Cuando un tigre viene a devorarnos, es imposible creer que sólo nos comerá medio cuerpo. Para los reservistas que están debatiendo. No sirvan a los dictadores. Su contrato es con la sociedad israelí No con sus sepultureros. A las FDI el Shin Bet y el Mossad y la policía de Israel: Si, Dios no lo quiera, llega el momento de la verdad, hagan la elección correcta.

 

Entrarás en los libros de historia como aquellos que protegieron a los ciudadanos y no a los dictadores. A todos los manifestantes que vinieron aquí esta noche y para cada una de las docenas de manifestaciones en todo Israel: Uds. Son la esperanza de la democracia israelí. Si persistimos en la lucha juntos venceremos.

 

 Y finalmente en nombre de todos nosotros quiero transmitir un mensaje claro desde aquí para Netanyahu, Levin , Rothman y sus amigos. Es cierto, contáis con 64 votos en el parlamento pero eso no significa que estéis autorizados. Voten de modo diferente, cambien el voto. No toquen nuestra libertad.

¡¡¡Detengan el   golpe o pararemos el país!!!

 

***Este Discurso fue traducido para Porisrael.org por Alberto Ruskolekier

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.