Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| martes julio 16, 2024

Bitácora de un Viaje Productivo por Ariel Gelblung


Estos últimos 15 días he tenido la oportunidad de dejar claramente establecida la necesidad de instituciones como la que dirijo en esta región de estar presente en foros internacionales y la urgencia del apoyo de los privados para que esto suceda.

Comenzamos en la hermosa Dubrovnik, donde Croacia organizó el primer plenario de su presidencia anual de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto, conocida por sus siglas en inglés, IHRA.

Allí el primer día participé en el Grupo de Trabajo de Sitios y Memoriales. Era esperable que el tema que dominara la sesión fueran las “recomendaciones” de los expertos internacionales sobre cómo Croacia aborda su participación durante el Holocausto durante el gobierno Ustasha, aliado y colaborador de los Nazis, y el sostenimiento del Campo de Concentración de Jasenovac.

 

Hacerse cargo de su historia obliga a mantener en condiciones el campo y que sea sede de una muestra permanente de las atroces violaciones a los derechos humanos contra serbios, judíos, roma y antifascistas. Contar historias de sobrevivientes y víctimas, explicar los monumentos en distintos idiomas, ofrecer accesibilidad, destinar fondos para manutención y promoción, trabajo arqueológico, programas para diplomáticos, fuerzas de seguridad y especialmente escuelas. Además revisar muestras anteriores.

En épocas de distorsión y banalización de la Shoá, esta tarea durante la presidencia croata es fundamental.

Para América Latina esto repercute de forma especial. Cabe recordar que el jefe de dicho campo se refugió hasta fines de los ’90 en Argentina. Dinko Sakic vivía en Santa Teresita, una población de la costa Atlántica de la Provincia de Buenos Aires hasta su detención y extradición en 1998. Fue juzgado y condenado en Croacia donde murió cumpliendo condena.

El segundo día fue el trabajo en el Comité sobre Antisemitismo y Negación del Holocausto. Alli, durante el día se profundizó sobre las marchas nazis que anualmente se suceden en las calles de Europa, el uso de las redes sociales para promover el conocimiento sobre el Holocausto, el antisemitismo en el deporte y especialmente reportes sobre el estado de antisemitismo en España, Noruega, Países Bajos y República Checa.

En la programación del próximo plenario, que se desarrollará en Zagreb en Noviembre se incluyó un espacio para que pueda exponer las particularidades del antisemitismo en América Latina.

Desde allí me trasladé a Washington para participar de la 53ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos.

Junto al Rabino Abraham Cooper, Decano Asociado y Director de Acción Social Global del Centro Wiesenthal tuvimos una reunión con el Secretario General Luis Almagro.

 

 

Compartimos la preocupación por la creciente presencia iraní en América Latina y sus consecuencias. Ahondamos sobre perspectivas de capacitación a funcionarios públicos por la utilización de redes sociales para diseminar odio y reclutar terroristas. Denunciamos la creciente actividad neonazi, especialmente en el sur de Brasil. Abordamos las dificultades que plantea la condena al régimen de Nicaragua, entre otros temas. Claro está que volvimos a coincidir en instar a más países de América Latina a adoptar la Definición de Antisemitismo de IHRA.

Durante la Asamblea tuvimos la posibilidad de tener encuentros directos con cancilleres.

Al Ministro Bustillo, de Uruguay, le planteamos la urgencia de involucrarse más como miembro observador de IHRA. Agradecimos al Canciller Buccaro por el compromiso de Guatemala al abrir su Embajada en Jerusalén, Capital del Estado de Israel. Conversamos con el Ministro Van Klaveren sobre la urgencia de tratar los temas relacionados con antisemitismo en Chile. Acompañamos al Director de la Cancillería Israelí para América Latina, Jonathan Peled y planificamos encuentros con los embajadores que llegarán para renovar su misión en esta región.

Importante encuentro fue el que sostuvimos con Rosa María Payá, activista cubana que obtuvo el reconocimiento por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en su reclamo contra el régimen.

Por último, la gira nos llevó a una audiencia en el Senado de los Estados Unidos donde los representantes de una comisión bipartidista, un senador republicano y uno demócrata, sostuvieron que la denuncia efectuada por el Centro Wiesenthal respecto a la existencia de activos relacionados con nazis de antes, durante y después de la guerra en el Credit Suisse tiene base cierta.

 

 

Luego de dicha denuncia, la entidad helvética se comprometió a encargar una investigación. Cuando los prestigiosos investigadores presentaron sus conclusiones preliminares, indicando que nuestra denuncia tiene asidero, fueron despedidos y rápidamente, nuevos contratados sostuvieron que no había dinero nazi en el banco. Los investigadores despedidos llevaron su informe a la Comisión de Presupuesto del Senado de Estados Unidos, quien luego de su análisis, apoyaron la denuncia del Centro Wiesenthal y la investigación independiente, pidiendo sanciones contra el Credit Suisse.

Como verán, ha sido un viaje de lo más productivo, que de ninguna forma podría hacerse sin el apoyo de todos aquellos que entienden lo importante de nuestra tarea y la necesidad de sostenerla. A todos uds, muchas gracias.

Dr. Ariel Gelblung

Centro  Simon  Wiesenthal

Director Para América Latina

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.