Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| sábado abril 13, 2024

El gran juego del gas en el Mediterráneo oriental recién empieza


Durante los últimos seis meses más o menos Oriente Medio se ha centrado en los problemas internos de cada país, fruto de conflictivas  elecciones que han tenido que pasar algunos de ellos, como Líbano o Turquía, no dejemos de lado la rebelión legislativa que vive Israel que mantiene atentos a todos los medios internacionales.
Sin embargo, las empresas del mercado energético continuaron sus actividades de exploración y producción en el Mediterráneo Oriental, sin perder tiempo, buscando la mejor forma de extraer el gas que les de ganancias relativas. Ahora que el gas volvió al interés del mercado, necesitamos saber qué pasó todo este tiempo y cuál es la situación actual.

Ya no es posible ignorar la posición de Israel en el mercado energético a los ojos de los principales inversores o analistas políticos, es una parte clave que debe tenerse en cuenta cuando se quiere entender más el juego de poderes. Desde 2020, Israel ha estado exportando gas natural a Jordania y Egipto, siendo Egipto un lugar estratégico que centra los dos oleoductos de transmisión, lo que permite que el gas se expanda al mercado mundial. Esta estructura permitió a Israel acercarse a Chipre y Grecia, y llegar a un histórico acuerdo de fronteras marítimas con el Líbano. También desempeña  un papel central en el establecimiento del Foro de Gas del Mediterráneo Oriental con sede en El Cairo y logra atraer inversiones extranjeras de las compañías energéticas más grandes del mundo y de los países del Golfo.

Pero esto crea un desafío adicional para Israel, ya que las exportaciones de Egipto a otros destinos están limitadas por la capacidad de las instalaciones de licuefacción de Idco y Damietta, lo que dificultará el movimiento del gas natural israelí, problema que no se resolverá en el corto plazo.

Israel debe de proteger su seguridad energética buscando nuevos clientes en otros terrenos, esta oportunidad se debe hacer con diplomacia como lo está haciendo con el nuevo gobierno chipriota, que intenta atraer inversiones extranjeras y despertar el interés internacional por la isla y convertirla finalmente en un actor relevante en la arquitectura energética del Mediterráneo Oriental, y Chipre aprovecha el aporte israelí y la  cooperación.

Con la Ministra de Energia de Chipre la Sra. Natasha Filides

El primer objetivo de Israel es resolver la disputa sobre el campo de gas Aphrodite-Yishai, que no produce desde hace mucho tiempo, y atrasa el mercado. El ministro israelí Katz y su homólogo chipriota, George Papenstasio, están hablando de un acuerdo intergubernamental que ayudará a acelerar el desarrollo de Afrodita. En el contexto comercial, se sabe que la empresa Chevron y otros socios han invertido en la zona en mención, lo que indica que pueden querer comprar la zona y empezar a trabajar. Con el éxito en la apertura de Aphrodite-Yishai Israel aumentará su mercado y será una solución para quienes limiten desde Egipto.
La segunda opción es ser parte del proyecto chipriota en desarrollar un gaseoducto que lleve el gas natural desde Israel a una instalación de licuefacción en tierra en Chipre o a una instalación flotante cerca del puerto de Vasilikos, esto le otorgará a Israel nuevos mercados. Para Europa esto sería muy positivo porque responde a su intereses de expandir las fuentes de energía de sus países miembro (como alternativa al gas ruso), y se puede adherir al  proyecto de cable eléctrico submarino “EuroAsia Interconnector” para conectar las redes eléctricas de Grecia, Israel y Chipre. Podemos ver que los dos países tienen muchas razones para cooperar. Existe un interés de Israel en cooperar y de Chipre en convertirse en un centro energético regional, y esto podría llevar a Turquía a aceptar conversaciones directas sobre cómo podría ser el futuro de la isla.

Seamos honestos, esta nueva planta de licuefacción en Chipre es costosa y llevará tiempo, no está muy claro quién aportará el presupuesto, aunque es posible que la responsabilidad la asuma Chevron, que tiene gran parte del control junto con otros socios.
Por el otro lado es importante decir que al nuevo presidente de Chipre, Nikos Christodoulides, le resultará difícil impulsar proyectos energéticos regionales a costa de reanudar las negociaciones con Turquía, y Ankara lo entiende.

Existe la posibilidad de que el Primer Ministro de Israel lleve  este tema a la mesa durante la reunión con el Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Un acuerdo de cooperación podría cumplir el deseo de Turquía de ser parte de un centro energético a pesar de las diferencias, esta es una oportunidad que no debe perderse, y para la UE Turquía suele ser un socio confiable.

El desafío israelí en el momento de exportar gas todavía está vigente, siguen las perforaciones que continuarán hasta fines de año y esto proporcionarán a  Egipto, Líbano y las empresas relevantes un incentivo para invertir. Todo depende de llegar a un equilibrio adecuado entre las relaciones geopolíticas y económicas junto a la demanda de energía, para poder obtener un resultado lucrativo donde todos ganan.

¿Cómo afectará la cooperación con Turquía las relaciones con Egipto, Grecia, Chipre y los actores regionales? ¿Cooperará Radon con Ishar para hacer a un lado a Chipre? ¿Cómo servirá a los intereses? Y en general, en el nuevo mandato de Erdogan, ¿Será la política exterior de Turquía más consistente y predecible que en los últimos 15 años? Los proyectos energéticos internacionales están pendientes. De hecho, Israel y Turquía han abierto una nueva página entre ellos, pero los proyectos conjuntos de transporte de gas no se ven de momento, tampoco a tiempo cercano.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.