Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| viernes julio 12, 2024

Campamentos de verano palestinos para matar judíos

Traducido por El Medio Fotos Abu Ali Express en Telegram


Este verano, más de 100.000 niños palestinos de Gaza asistirán a campamentos de verano dirigidos por Hamás y la Yihad Islámica. Los campamentos enseñan a los niños a luchar contra Israel y los judíos, y les proporcionan entrenamiento militar con cuchillos y armas de fuego, combate cuerpo a cuerpo y marchas a pie.

Mientras los escolares de todo el mundo disfrutan de las vacaciones de verano con deportes y entretenimiento, a los niños palestinos se les adiestra para luchar contra Israel y los judíos.

El adoctrinamiento y lavado de cerebro de los niños palestinos no es nuevo. Los líderes palestinos llevan generaciones adoctrinando en el odio a Israel y a los judíos. Esta incitación se produce en guarderías, escuelas, universidades, mezquitas, medios de comunicación, incluso en los crucigramas. Por eso las encuestas siguen mostrando que los palestinos abrazan opiniones radicales y apoyan el terrorismo contra Israel.

Desde hace más de una década, las organizaciones terroristas Yihad Islámica Palestina (YIP) y Hamás, respaldadas por Irán, organizan campamentos de verano para miles de escolares de toda Gaza. Estos campamentos vienen sirviendo de marco para inculcar a los menores una ideología extrema que glorifica la Yihad (guerra santa), el terrorismo y la lucha armada contra Israel, a fin de «liberar Palestina desde el río [Jordán] hasta el mar [Mediterráneo]».

Estos campamentos ofrecen también adiestramiento militar: prácticas con cuchillos y armas de fuego, combate cuerpo a cuerpo, marchas a pie… Asimismo, los menores representan obras de teatro y escenas de lucha y captura de soldados israelíes o de lanzamiento de cohetes contra Israel.

El reclutamiento y la inscripción se llevan a cabo a través de los sitios web y las redes sociales de Hamás y la YIP, y en stands atendidos por miembros de ambos grupos en mezquitas y otros lugares públicos de Gaza. Altos cargos de Hamás y la YIP asisten regularmente a las ceremonias de inauguración y graduación de dichos campamentos, en las que pronuncian discursos.

El 8 de julio, Hamás puso en marcha sus campamentos de verano de este año, con la participación de más de 100.000 niños y niñas. El lema de este año es Escudo de Jerusalén, lo que implica que la organización terrorista pretende utilizar a los niños en su lucha contra Israel. Los menores serán adiestrados para llevar a cabo ataques terroristas y servir como escudos humanos en la yihad contra Israel. Se les enseña que están siendo reclutados para participar en la batalla para «liberar» Jerusalén. Huelga decir que los palestinos no reconocen los derechos ni la historia de los judíos en Jerusalén.

El jefe del Comité Superior de Campamentos de Verano de Hamás, Jaled Abu Askar, declaró durante una rueda de prensa en la ciudad recreativa de Asdaa, en Gaza, cerca de Jan Yunis:

Nos reunimos hoy en la ciudad de Asdaa, que alberga recreaciones de varios lugares emblemáticos de Jerusalén, para anunciar el lanzamiento de nuestros campamentos de verano, los campamentos del Escudo de Quds [Jerusalén]. Aseguremos al mundo que la ciudad de Jerusalén, con sus santuarios, es la brújula de todo palestino libre y honorable.

Abu Askar afirmó que Hamás se preocupa por la generación más joven y está dispuesta a invertir en ella. También dijo que los jóvenes palestinos están puestos sistemáticamente en la mira, se socavan sus creencias, su actitud, su moral y su patriotismo. ¿A quién culpó? A Israel, por supuesto.

En otra ceremonia celebrada en Gaza, el presidente del Comité Administrativo de Rafah, Yumá Hasanein, dijo:

Estos campamentos juveniles están destinados a formar a la generación de la liberación y la victoria.

El director del campamento de verano de Rafah, Muhamad Barhum, declaró que los campamentos forman parte de las actividades de Hamás centradas en la generación [más joven] debido a su importancia como «la generación de la liberación y la victoria».

Como en años anteriores, los campamentos de verano se centran en familiarizar a los jóvenes con diversas armas, como el AK-47, los fusiles de francotirador, los lanzagranadas RPG, los morteros y las ametralladoras. Los campistas practican el montaje y desmontaje de armas, su sujeción y uso, y también se entrenan en guerra urbana y de túneles. Algunas de las clases las imparten miembros enmascarados del brazo armado de Hamás, las Brigadas Izedín al Qasam, y algunas incluso se celebran en bases militares de Hamás. Un niño de uno de los campamentos hizo una demostración de guerra de túneles para Yunis al Astal, miembro del Consejo Legislativo Palestino en representación de Hamás, que recorrió los campamentos con otros funcionarios de Hamás. En algunos de los campamentos se extendieron banderas israelíes en el suelo para que los campistas las pisaran. Los terroristas que llevaron a cabo atentados mortales contra israelíes son presentados a los campistas como modelos de conducta, y sus retratos figuran en los campamentos y en las actividades de los mismos.

El portavoz de Hamás Abdel Latin Qanu dijo que los campamentos lanzados este año por su organización en Gaza representan un paso importante en la construcción de esta generación, inculcando en sus almas la importancia del estatus de Jerusalén y la mezquita de Al Aqsa, y vinculándolos a su «legítimo derecho al retorno [a Israel] y a la liberación». Qanu declaró que el lema Escudo de Jerusalén pretende preparar a los niños para «liberar Jerusalén».

En el pasado, la YIP organizó campamentos de verano bajo el lema La Venganza de los Libres, y en ellos participaron cientos de menores de 17 años. Darwish al Gharabli, dirigente de la YIP, dijo durante una ceremonia de graduación:

Estos campamentos establecen una generación que sigue el camino de la Yihad y la resistencia, creyendo en esta opción y en que Palestina es la cuestión central, y en que luchar contra los judíos es un acto de culto. Nuestra yihad contra continúa en todos los ámbitos. Aseguramos a nuestro enemigo que esta generación llevará la bandera y resistirá con todas sus fuerzas.

En 2021, el brazo armado de Hamás, las Brigadas Izedín al Qasam, organizó campamentos de verano bajo el lema Espada de Jerusalén. Según el sitio web de las Brigadas,

el objetivo de los campamentos es avivar las llamas de la yihad entre la generación de la liberación, inculcar valores islámicos y preparar el tan esperado ejército para la liberación de Palestina.

El portavoz de los campamentos de verano de Hamás, Abu Bilal, declaró que los mismos se celebran «por convicción en el papel de los jóvenes y por sentido de la responsabilidad hacia la generación [más joven]». Añadió que «los jóvenes han sido [siempre] los que han llevado a cabo operaciones armadas, y fueron el combustible de las intifadas y los levantamientos».

Los medios de comunicación occidentales, las Naciones Unidas y la mayoría de los políticos ignoran este abuso generalizado de menores por parte de los palestinos. La próxima vez que los palestinos se quejen de que hay menores muertos o heridos mientras llevan a cabo ataques terroristas contra israelíes, valdría la pena recordar a los niños de los campos de verano de la Franja de Gaza, donde comienza el proceso para transformarlos en combatientes.

Es hora de que la comunidad internacional y, sobre todo, las organizaciones de derechos humanos exijan responsabilidades a los dirigentes palestinos por el abuso infantil inherente al adoctrinamiento para convertir a los menores en «mártires» y  por la Yihad para matar judíos .

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.