Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| martes junio 18, 2024

Críticas en la prensa saudí al acuerdo de intercambio de prisioneros entre Estados Unidos e Irán: “Es un acuerdo peligroso y perjudicial para la región; Estados Unidos es egoísta y poco confiable”


Recientemente se informó que Estados Unidos e Irán alcanzaron un acuerdo de intercambio de prisioneros, como parte del cual Estados Unidos también liberará varios miles de millones de dólares de fondos iraníes congelados fuera del país. Según los informes, el acuerdo fue negociado por Qatar y Omán, y los fondos se transferirán al Banco Central de Qatar, que se encargará de garantizar que se utilicen solo con fines humanitarios, como la compra de alimentos y medicinas.[ 1]

 

Los artículos publicados en los medios saudíes en respuesta a estos informes criticaron sin rodeos el acuerdo y la conducta estadounidense. En este sentido, calificaron el acuerdo de movimiento peligroso que dañará aún más a la región e incluso conducirá al «desastre», ya que mejora la situación económica de Irán y le permite avanzar tanto en su expansión regional como en su avance hacia las armas nucleares. Los autores acusaron a Estados Unidos de conducta egoísta, manipuladora, deshonesta y poco confiable, y de falta de transparencia con sus aliados, quienes no fueron informados sobre los detalles de este acuerdo, del cual se desconocen muchos aspectos. Algunos afirmaron que Estados Unidos hizo este trato para lograr la paz y la tranquilidad frente a Irán, de modo tal de poder centrarse en la próxima temporada electoral norteamericana y ayudar a Ucrania en su guerra con Rusia. Otros se preguntaron por qué a Estados Unidos no le bastó con un intercambio de prisioneros, sino que también sintió la necesidad de «recompensar la conducta problemática de Irán» dándole acceso a miles de millones de dólares.

Lo siguiente son extractos traducidos de estos artículos:

Periodista saudita: “Estados Unidos mantuvo a sus aliados en la oscuridad sobre este acuerdo, y también podría hacerlo en el acuerdo nuclear con Irán”

El periodista saudita Tariq Al-Homayed, ex editor y actualmente columnista del diario Al-Sharq Al-Awsat, atacó el acuerdo y criticó a Estados Unidos por no informar a sus aliados al respecto con anticipación. Al preguntarse cómo será posible confiar en que Estados Unidos negocie un acuerdo nuclear con Irán, expresó su temor de que, si el presidente Biden es reelegido, la política de apaciguamiento de Irán continuará, lo que eventualmente conducirá a su adquisición de armas nucleares y a una desastre en la región. Lo siguiente son extractos de la versión en inglés de su columna, publicada en la edición en inglés del diario:[2]

Tariq Al-Homayed escribió: «Las [olas] de choque de la ‘diplomacia de los rehenes’ entre Estados Unidos e Irán – que implican un desembolso de 6.000 millones de dólares de Washington a Teherán a cambio de la liberación de cinco rehenes estadounidenses – continúan resonando, no solo dentro de nuestra región, sino también en toda Europa y Estados Unidos… El quid del debate gira en torno a una pregunta fundamental: ¿este acuerdo, o el rescate, alentará a Irán a tomar más rehenes y utilizarlos como moneda de cambio por los fondos liberados?”

«La situación, sin embargo, es considerablemente más compleja. El peligro de esta «diplomacia de rehenes» radica en el momento, el enfoque y el papel de los aliados en el acuerdo nuclear. Este acuerdo [de intercambio de prisioneros] es el resultado de un claro escenario que nos advierte de lo que nos espera en el tema nuclear… ¿Por qué? La razón es que Washington ha entrado en el ambiente electoral, o la temporada de la locura, como se le llama allí, negociando con Irán sobre el programa nuclear, mientras que Teherán ha dado pasos importantes que le permiten construir armas nucleares”.

“Lo que sucedió, según varias fuentes, es que Washington decidió congelar las negociaciones nucleares hasta después de las elecciones, y ahora decidió lograr ganancias electorales con Teherán, traducidas en la liberación de los rehenes, al tiempo que advierte a Irán que cualquier continuación del proyecto nuclear podría ser respondida con una acción militar israelí”.

«Se completó el trato y se proporcionó dinero para liberar a los rehenes, que no [han] llegado a su país al momento de escribir este artículo, pero sin total transparencia con las partes involucradas en las negociaciones nucleares, conocido como el Plan Integral Conjunto de Acción (JCPOA). Si las partes internacionales involucradas en el tema nuclear no conocían el acuerdo de “diplomacia de rehenes”, ¿cómo se les informará del curso de las negociaciones, si se retoman después de las elecciones?”

«¿Cómo se puede confiar en el negociador estadounidense cuando el mundo no sabe qué pasó con el enviado especial para Irán, Robert Malley? ¿Por qué fue investigado? ¿Por qué razones fue expulsado?… [3] ¿Cuál es la razón detrás de esto? ¿cuál es el motivo detrás de esta indulgencia demócrata con Irán, desde el mandato de Obama, ya sea liberando fondos o apresurándose a negociar de acuerdo con las condiciones de Teherán, a pesar de su continua postergación?”

“Por lo tanto, el temor ahora es que el proceso de liberación de los rehenes estadounidenses a través de este acuerdo de “diplomacia de rehenes” sea solo un ensayo para las negociaciones postelectorales de Estados Unidos con Irán, especialmente si el presidente Biden gana otro mandato presidencial. Se espera que la indulgencia demócrata hacia Irán aumente, ya que el presidente está en un segundo mandato y no tiene nada que perder. Esto afectaría el futuro de la región, e incluso su realidad y estabilidad, porque significaría la proliferación de armas nucleares, un verdadero desastre…” [4]

Escritor en sitio web saudita: “La postura de Estados Unidos sobre el programa nuclear de Irán es manipuladora”

En un artículo publicado el 13 de agosto de 2023 en el sitio web saudita Alarabiya.net, el periodista y comentarista político egipcio Emile Amin también se pronunció en contra del acuerdo entre Estados Unidos e Irán. Amin sostuvo que, al liberar fondos iraníes, Estados Unidos estaba recompensando a Irán por su comportamiento problemático. Al tiempo que atacaba a Estados Unidos y lo calificaba de poco confiable y manipulador, el comentarista escribió:

«¿Puede el reciente ‘acuerdo de intercambio’ estadounidense-iraní ser llamado un acuerdo misterioso, ya que lo que sabemos al respecto es menos de lo que no sabemos?… Washington y Teherán liberarán a varios rehenes que retienen: cinco iraníes detenidos en Estados Unidos a cambio de cinco estadounidenses detenidos en Teherán. Hasta ahora, la ecuación parece simple y clara… Pero la primera señal en el camino hacia el misterio es la gran suma de dinero que Estados Unidos liberará de los fondos congelados de Irán fuera el país: unos 10.000 millones de dólares, lo que plantea la pregunta de por qué. Es en este punto que el reciente acuerdo entre Estados Unidos e Irán adquiere proporciones metafísicas diferentes. Porque Teherán parece el claro vencedor, dado que estos considerables fondos están fluyendo [hacia Irán] como una especie de recompensa por detener [a los estadounidenses]…”

«Las relaciones entre Washington y Teherán parecen estar confundiendo a todos… [Solo] aproximadamente una semana antes del anuncio sobre el misterioso acuerdo, la armada estadounidense anunció que estaba reforzando su presencia en la región del Golfo Arábigo con 3.000 soldados y un gran número de buques… La justificación declarada de la presencia estadounidense fue [la necesidad] de hacer frente a las amenazas iraníes a la navegación en la región, que es importante para el transporte de petróleo y para el comercio internacional… Al mismo tiempo, es [también] imposible ignorar el muy avanzado estado de enriquecimiento nuclear en el programa nuclear de Irán. Casi seguro que ha alcanzado el 90% [de enriquecimiento], lo que le permite alcanzar un arma nuclear, el gran y famoso sueño de Irán”.

«Uno se siente confundido por la posición estadounidense frente a este programa nuclear, que amenaza la paz de la región del Golfo y de Medio Oriente, particularmente porque esta posición es manipuladora, deshonesta e inestable. Por la mañana, un funcionario estadounidense, a veces un civil y a veces uno militar, advierten al mundo que los iraníes están a solo semanas, ni siquiera a un mes, de obtener armas nucleares. Al día siguiente, o el posterior… viene el anuncio [estadounidense] de que [Irán] todavía tiene un largo camino por recorrer [para obtener] armas nucleares de destrucción masiva. Un día, la Casa Blanca grita que todas las opciones están sobre la mesa para poner fin al programa nuclear de Irán, y que Washington de ninguna manera permitirá que los ayatolás tengan armas nucleares con las que amenazar a todos… y al día siguiente, escuchamos una melodía diferente, [y ellos] afirman que Estados Unidos prefiere una solución de paz y negociación con los iraníes. En todo el mundo, y particularmente la gente en Medio Oriente, se preguntan: ‘¿A qué norteamericano debemos creer? …’”

“La pregunta es, ¿Washington liberó los 10 mil millones de dólares congelados de Irán como un regalo a Teherán antes de que completara [su] programa nuclear, o tal vez como un regalo a la Guardia Revolucionaria como recompensa por atacar barcos que navegaban en el Golfo Arábigo? ¿es [un intento] de incentivar la toma de rehenes y establecer un nuevo método que sea bienvenido por los secuestradores, ya que [con ese método] pueden obtener miles de millones [de dólares?]…”

«Ha quedado claro para todos que en realidad existen relaciones entre estos dos países, que aparecen, en la escena [política], como enemigos mortales, pero los hechos prueban que no lo son… Algunos dirán que Washington determinará los límites y el mecanismo para el uso de los fondos que libera, de modo que Teherán no los utilizará para ningún otro propósito que no sea el propósito humanitario para el que están destinados. Esta declaración insulta la inteligencia de aquellos que están bien versados ​​en relaciones internacionales”.

“Además, está muy claro que Washington está tratando lo mejor que puede de tranquilizar o anestesiar el problema [nuclear] iraní hasta que pase la crisis entre Rusia y Ucrania. Algunos piensan que la liberación de los fondos iraníes es [un intento de este tipo] de anestesia o soborno [a Irán] para evitar que inicie un conflicto con los estadounidenses en este momento, particularmente después de que Washington se dio cuenta de que, detrás de escena, es probable que Rusia presione a Irán para que le tienda una trampa militar a Washington en el Golfo Arábigo, lo que interrumpiría la ayuda [estadounidense] a Kiev y permitiría a Moscú poner fin a su crisis cada vez más prolongada con los ucranianos…»[5]

Artículo en diario saudita: “El acuerdo entre Estados Unidos e Irán conducirá a más perjuicios para Medio Oriente”

En su columna del 13 de agosto de 2023 en el diario saudí Al-Sharq Al-Awsat, el periodista y comentarista libanés Iyad Abu Shaqra afirmó que los árabes no se beneficiarían en absoluto del acuerdo y que Estados Unidos velaba por sus propios intereses, sin consideración por los suyos. También argumentó que los fondos liberados de hecho se utilizarían con fines humanitarios, pero permitirían a Irán asignar otros fondos de su presupuesto a la Guardia Revolucionaria y sus milicias, en detrimento de la región.

Abu Shaqra escribió: «Se filtró que Washington y Teherán llegaron un acuerdo en el que Teherán liberará a cinco prisioneros estadounidenses, y Washington, a cambio, liberará unos 6.000 millones de dólares de los fondos congelados de Irán. Elementos oficiales estadounidenses se apresuraron a restar importancia a este trato, como de costumbre, pero [la verdad es que] es importante y peligroso por varias razones, la principal de ellas las siguientes:

  1. [El acuerdo] demuestra que Washington siempre está dispuesto a dialogar con el régimen iraní para promover sus intereses, independientemente del panorama regional más amplio en Medio Oriente. En este contexto, Washington está decidido a ignorar la existencia de toda una estrategia iraní destinada a apoderarse del Mashreq [los países árabes en la cuenca del Mediterráneo oriental]…
  2. Incluso si Washington es muy consciente de esta estrategia y sus detalles, está ansioso por aprovecharla para su propio plan privado. Este plan se basa en la normalización árabe con Israel, independientemente de quién esté en el poder en Tel Aviv, cuál sea su ideología y prioridades, y cuán dispuestos están a coexistir con su entorno. Por lo tanto, en lo que respecta a Washington, cuanto más extremista se vuelve Teherán y mayor es su agresión y [ambiciones] expansionistas, más efectivo es como un medio para chantajear los árabes y empujarlos hacia la normalización con Israel, que se percibe como un refugio y una fuente de asistencia [contra Irán].
  3. Irán [se atreve a] exacerbar [la situación], emplear el chantaje y faltar el respeto a sus rivales porque conoce la postura real de las tres superpotencias globales hacia él: Rusia es un aliado importante en el dominio de las armas y los intereses… China es un socio y aliado político, de seguridad y comercial vital de Teherán… Y en cuanto a Estados Unidos, es un viejo aliado estratégico y hay entendimientos profundos entre las partes. El silencio norteamericano a lo largo de décadas permitió a Irán desarrollar su programa nuclear, hasta que llegamos al punto de que las negociaciones son solo sobre el grado en que puede enriquecer [uranio]…
  4. Incluso Israel, que emplea contra Irán una [política] arrogante de advertencias y amenazas y de camiones bomba que transportan armas, sabe cuánto se beneficia de la agresión de los líderes iraníes y de la Guardia Revolucionaria, siempre que su comportamiento se mantenga dentro de ciertos límites que han sido tácitamente acordados. Como parte de esto, Tel Aviv se preocupa por preservar el régimen sirio en su frontera norte, y llega a entendimientos con el Hezbollah libanés sobre la frontera marítima y terrestre [entre Israel y el Líbano], mientras esta organización endurece su dominio sobre el Líbano y acelera [sus intentos] de cambiar su carácter político, económico, cultural y demográfico”.

“A la luz de lo anterior, creo que los árabes no obtendrán ningún beneficio del acuerdo, que terminará, nos guste o no, financiando la ocupación iraní en nuestra región y fortaleciendo la infiltración [iraní] en nuestras sociedades, para destruirlas desde dentro”.

“Algunos dirán: ‘No, tales acuerdos están sujetos a términos y mecanismos estrictos de supervisión en todos los niveles. Los fondos descongelados serán supervisados, para asegurarse de que se destinen a fines humanitarios y no militares’. Quizá esto es lo que pretendían los negociadores, los bienhechores que promovieron las negociaciones, pero la provisión por parte de Estados Unidos de 6.000 millones de dólares [a Irán] para ‘fines humanitarios’ liberará la misma suma en el presupuesto iraní, que seguramente irá a parar a los almacenes de la Guardia Revolucionaria y a las milicias de Irán en todas partes. Por lo tanto, el panorama regional es sombrío, sin ningún atisbo de esperanza…»[6]

[1] Nytimes.com, irna.ir, 10 de agosto de 2023; isna.ir, 14 de agosto de 2023; Al-Arabi Al-Jadid (Londres), 12 de agosto de 2023. Cabe señalar que, según los medios occidentales, los fondos a liberar son $6 mil millones congelados en Corea del Sur, pero según los medios iraníes, también hay una suma adicional de $ 4 mil millones congelada en Irak.

[2] English.aawsat.com, 13 de agosto de 2023. La traducción se editó ligeramente para mayor claridad.

[3] Malley fue el principal negociador de Estados Unidos en el Plan de Acción Integral Conjunto durante la administración de Obama, y en 2021 fue designado por el presidente Biden como enviado especial a Irán. El 29 de junio de 2023 fue puesto en licencia no remunerada como enviado especial a Irán y su autorización de seguridad fue suspendida, en medio de una investigación sobre un posible mal manejo de material clasificado (Edition.cnn.com, 29 de junio de 2023).

[4] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 13 de agosto de 2023.

[5] Alarabiya.net, 13 de agosto de 2023.

[6] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 13 de agosto de 2023

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.