Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| martes junio 18, 2024

22 años desde el 11 de septiembre y más: los yihadistas esperan su oportunidad


La revelación a finales de agosto de que una red de tráfico de migrantes con vínculos con ISIS había ayudado a más de una docena de personas a llegar a Estados Unidos desde México debe entenderse como un recordatorio – cuando hoy se conmemora el 22º aniversario de los ataques del 11 de septiembre – de que los grupos terroristas no perdieron la esperanza de llevar a cabo más ataques en su patria. Se sabe poco sobre el paradero de estas personas y cabe esperar lo peor. Al mismo tiempo, esta revelación dio lugar a una gran cantidad de conversaciones por parte de yihadistas en línea sobre formas aún más específicas de ingresar a Estados Unidos, tanto desde México como desde Canadá.

Aproximadamente cada dos semanas, hay más noticias sobre arrestos, juicios y condenas relacionados con Al Qaeda e ISIS en Estados Unidos (por ejemplo, en Massachusetts, Michigan, Minnesota, Indiana, Florida, Texas y Oregón) y en el extranjero, en el Reino Unido, Austria, España, en otros lugares de Europa y Australia. En uno de los casos más inquietantes, un joven de 17 años de Pensilvania fue arrestado el 14 de agosto y acusado, entre otras cosas, de planear un ataque terrorista utilizando armas de destrucción masiva. La Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo del FBI dijo que, si lo hubiera logrado, podría haber sido «catastrófico».

Aquellos yihadistas cuyos ataques tuvieron éxito tuvieron que conformarse con ataques de pequeña escala con impacto limitado. Pero esto no es así por falta de intentos ni por falta de deseo de perpetrar un ataque con víctimas masivas de alcance aún mayor que el del 11 de septiembre. Para conmemorar el aniversario del 11 de septiembre del año pasado, Al-Qaeda publicó un libro de 270 páginas, escrito por el difunto líder adjunto del grupo, Abu Muhammad Al-Masri, que enfatiza la necesidad de obtener y usar armas nucleares.

Portada de la edición del 10 de septiembre de 2022 de la revista Ummah Wahidah («Una Nación») de Al-Qaeda, que muestra las secuelas del ataque del 11 de septiembre al Pentágono.

Algo que los yihadistas tienen y nosotros no es paciencia. Veintidós años no es nada en la historia yihadista, y así se lo han estado diciendo a Occidente durante décadas. Uno de los comandantes de Al-Qaeda más cercanos a bin Laden, Abu Salma Al-Hijazi, prometió, en una entrevista con el foro islamista de Internet Al-Qal’a («La Fortaleza») en 2003, que «somos pacientes. Nuestra paciencia sólo terminará con el colapso de Estados Unidos».
El comandante de Al Qaeda en Irak, Abu Mus’ab Al-Zarqawi, llamó en febrero de 2005 a sus seguidores a tener paciencia porque Alá había prometido la victoria contra el «tirano» estadounidense. En una entrevista de mayo de 2007 publicada en sitios web yihadistas, el entonces líder adjunto de Al-Qaeda, jeque Mustafa Abu Yazid, aconsejó a sus seguidores «ser pacientes y persistir en el camino [de la yihad], cualesquiera que sean las dificultades…»

Además, el agente alemán de Al-Qaeda Abu Talha dijo en el foro islamista Al-Faluja en enero de 2009: «El muyahid es el único vehículo que no puede retroceder… Es paciente». Más recientemente, una revista de Al-Qaeda subrayó con motivo del aniversario del 11 de septiembre del año pasado: «En cuanto a Estados Unidos, su fragilidad es evidente para los muyahidines y los dirigentes estadounidenses lo perciben bien. Nuestra lucha es muy larga y nuestra paciencia no falta.  La victoria es paciencia…»

La revista de noticias canadiense Macleans transmitió un vistazo a la comprensión yihadista del tiempo en septiembre de 2017: Durante la Guerra de Afganistán, muchos años antes de la retirada de Estados Unidos de Afganistán, un comandante talibán que había visto a sus fuerzas perder batalla tras batalla le dijo a Rick Hillier , entonces Jefe de Estado Mayor de Canadá: «Ustedes tienen los relojes, pero nosotros tenemos el tiempo». Por lo tanto, el modelo talibán sirve como ejemplo a emular por el movimiento yihadista global.

Cada aniversario que pasa desde 2001, más estadounidenses olvidan el impacto visceral de los ataques. Leemos los nombres de las víctimas y observamos las conmemoraciones anuales de ese día en los medios de comunicación, mientras los yihadistas conmemoran a su manera. En sus sitios web, difunden fotografías y vídeos de los ataques, los celebran y publican elogios para ellos y para los planificadores.

Una destacada revista femenina de Al-Qaeda describió cómo el mundo yihadista conmemora el aniversario del 11 de septiembre: «Hoy, en el año 2022, seguimos hablando con gran orgullo sobre los ataques del 11 de septiembre y los actos de valentía emprendidos por nuestros 19 valientes hermanos [secuestradores]». A continuación agregó: «Nuestros hijos deberían recordar esta fecha gloriosa y nuestras mujeres deberían enseñarles sobre ella. Debería enseñarse en todas las escuelas. Todos los musulmanes deberían estar orgullosos de ella…»

Esta misma semana, un escritor pro-ISIS publicó en línea una fotografía de la cabina de un Boeing 737 detallando cada elemento de la cabina y escribió: «por si acaso Ikhwan», una referencia a los ataques del 11 de septiembre. Sin los incansables esfuerzos diarios de los funcionarios antiterroristas durante los últimos 22 años, se habrían producido decenas de ataques letales en todo el mundo. Pero si sus esfuerzos cesan por un solo minuto, los grupos terroristas dentro de Estados Unidos y en todo el mundo estarán listos para atacar.

*Steven Stalinsky es director ejecutivo de MEMRI

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.