Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 18, 2024

¿Por qué nos atacaron?


A pesar del odio y el amor a la muerte por parte de Hamás, la razón del momento y la magnitud del evento radica en la saga de la guerra fría, que se está calentando ante nuestros ojos. En el panorama general, nuevamente están los sospechosos inmediatos: el dinero y el poder.

Quienes piensan que el motivo del ataque fue sólo el tremendo odio y la liberación de los prisioneros, no ven el panorama general. Y no me refiero al panorama de Hamás o los palestinos, sino al panorama realmente general.

Según informes extranjeros, alrededor de 500 militantes de Hamás y la Jihad Islámica participaron en ejercicios en Septiembre, dirigidos por oficiales de la Fuerza Quds, el brazo de operaciones exteriores de la Guardia Revolucionaria de Irán, fue el general Ismail Kaani, comandante de la Fuerza Quds quien participó en el entrenamiento, él mismo en persona. Fuentes de inteligencia en el mundo afirman que Irán inició el ataque.

El Wall Street Journal, citando a altos funcionarios de Hamás y Hezbolá, informa que la decisión se tomó en una reunión en Beirut el 2 de octubre en presencia de sus líderes. Un asesor del gobierno sirio y un funcionario europeo dieron el mismo relato sobre la participación de Irán.

Entonces esto es Irán. ¿Pero por qué Irán?

Porque, a pesar de su odio monstruoso y su deseo de asesinarnos, los dirigentes iraníes son en general muy reflexivos. Incluso cuando optan por utilizar la fuerza directa, lo hacen con estrategia. Después de todo, sabían que después de algo tan excesivo, Israel perdería los estribos, perseguiría a altos funcionarios de Hamás e intentaría aplastarlos. Entonces, ¿Qué pasó por la mente de los líderes chiítas? ¿Por qué conducir a Gaza a un desastre?

La respuesta: porque eso era exactamente lo que querían: un desastre en Gaza.

Los que no estén satisfechos con la respuesta, “porque están locos”, que vayan a buscar la razón en el dinero. Sí, lo es otra vez, el dinero.

Ya lo digo, no cambiaré nada aquí. Todos lo saben los líderes y estadistas e incluso la inteligencia que falló. Sé que duele pensar que por dinero mataron a mil quinientos de nuestros hermanos y hermanas, secuestraron a nuestros hijos y madres e hicieron actos tan horribles. Por otro lado, para quienes conocen los vericuetos de la Guerra Fría, esto no es sorprendente.

Siempre es el poder y siempre es el dinero. Pero esta vez es mucho más grande. No, ni los millones que Qatar transfirió a Hamás, ni siquiera el dinero que Estados Unidos paga a los países de la región. Mucho más que eso. Mucho, mucho más que eso: esta vez es la guerra de dinero más grande que jamás hayamos conocido.

Bienvenidos al fin de la Guerra Fría.

Subimos a lo más alto, al dinero más grande: fue y sigue siendo en energía, petróleo y gas. Precisamente ayer Rusia anunció que Hamás no es una organización terrorista. ¿No es raro? ¿Por qué Rusia diría tal cosa? ¿Ella que tanto sufre de terror? ¿Por qué está avivando el fuego contra nosotros? ¿Qué tiene que ver Rusia con el conflicto entre Israel y los palestinos? ¿Gana ella algo con nuestro conflicto?

Ahora bien, no puedo afirmar que Rusia nos haya hecho esto, no tengo idea. Pero de una cosa estoy seguro, y comprenderán inmediatamente lo simple que es esta matemática: el mayor beneficiario de la guerra podría ser Rusia.

«Gazprom» es la empresa energética más grande del mundo y es propiedad del gobierno ruso. Este es el proyecto con mayor inversión en energía global de todos los tiempos, el bebé de Putin, que se construyó durante las últimas dos décadas, silenciosamente. Rusia ha trasladado un sistema de tuberías inmenso desde su territorio a medio mundo, y especialmente a Europa. Sí, hacia el oeste. Es un sistema de tuberías que parece imaginario. En sólo unos pocos años, Rusia ha alcanzado un tremendo nivel de control sobre la energía de Europa, hasta el punto  que el logro es a veces inimaginable. Hasta la guerra de Ucrania, Rusia vendía alrededor del 50% de todo el gas en Europa y era el principal proveedor. Una cifra ridícula a todas luces. Hay que entender que en Europa el gas no es sólo electricidad, el gas es un producto de supervivencia con el que se calientan las casas en los días de nieve helada, gracias al cual hay agua caliente en el grifo. El gas es vida.

Rusia controla Occidente controlando el grifo del gas. ¿Sabía usted esto?

Quienes se benefician enormemente de esta cooperación con Rusia son China del este e Irán. Ya conoces a Irán. El pasado mes de julio, Irán firmó un acuerdo de gas con Rusia por valor de 40 mil millones de dólares, que se suma a muchos otros negocios que existen entre ambos. Irán tiene la segunda reserva de gas más grande del mundo, después de Rusia, y necesita vendérsela a alguien. Entonces, con la ayuda del gasoducto de Putin, Irán está vendiendo gas a… Occidente. Raro, ¿Verdad? ¿Sanciones a Irán? No cuando tienes a Rusia.

Uno de los oleoductos de Rusia va directamente desde territorio ruso a Europa, a través de Ucrania (conozco este nombre) y se llama «Druzhva» que significa «amistad». Porque él es el conducto que conecta a Rusia con Occidente, por amistad, por supuesto. Qué es sino la amistad…

Este gasoducto transporta una enorme cantidad de gas que se estima (lo cual no nos dice nada) en 40 mil millones de metros cúbicos de gas al año. El año pasado, Rusia obtuvo la astronómica cantidad de 138 mil millones de dólares sólo por las exportaciones de gas y otros 218 mil millones de dólares por las exportaciones de petróleo, y esto a pesar de las sanciones que le fueron impuestas tras la guerra con Ucrania.

Rusia gana mucho dinero con Europa. La mayor cantidad de dinero que pueda existir.

El oleoducto de Putin ya no es un proyecto económico: es un proyecto de infraestructura colonialista de poder y fuerza. Este oleoducto convirtió a Rusia en un verdadero monopolio. Putin construyó la cosa más ingeniosa que se le ocurrió. Es el principal proveedor de gas de Fucking Europa. También es el principal proveedor de gas al resto del mundo. De hecho, es el mayor proveedor de gas del mundo. Pero tiene un cariño especial por el oleoducto europeo, por una sencilla razón: tiene a Occidente agarrado por las pelotas.

Este proyecto se ha construido a un ritmo récord durante los últimos 20 años, cuando el gasoducto «Nordic Stream» se construyó en un año y medio, en colaboración con países europeos, Dios sabe lo que estaban pensando. Esto sucedió cuando Estados Unidos estaba ocupado con sus guerras del Golfo, en Afganistán e Irak, en la era posterior al 11 de Septiembre. Se puede decir que Estados Unidos se quedó dormido en guardia y Putin tomó Europa.

Así que Estados Unidos, al despertarse tarde en este juego de Monopolio, buscó tardíamente una forma de recuperar el control perdido. El temor de Estados Unidos era que Rusia utilizara este poder contra Occidente.

Y este temor se verificó en la guerra de Ucrania cuando Rusia cerró la puerta a Occidente, como un ultimátum para el apoyo de Occidente a Ucrania, y además uno de los oleoductos que van de Rusia a Alemania fue atacado por un misterioso acto terrorista. Luego la «amistad» se volvió un poco menos amigable cuando los precios del gas se dispararon en Europa, hasta el punto  que muchas familias vivieron en el frío, porque preferían no comprar el gas caro. El gas y el petróleo en el mundo aumentaron un 700%. Europa entró en ansiedad existencial y países como India se encontraron al borde de la crisis. No hay duda que este paso de Rusia evitó un ataque de Occidente en la guerra de Ucrania. Porque ¿Cómo puedes atacar al que te vende gasolina?

Estados Unidos se dio cuenta  que tenía que responder a esta situación. No es posible que en cualquier conflicto entre Occidente y Rusia, Putin cierre la brecha. Entonces se le ocurrió una solución particularmente creativa. Si Putin llega a Europa por el norte, seremos más astutos que él y lo evitaremos, desde el sur.

Al ambicioso proyecto económico estadounidense se le ha dado un nombre muy amigable. Lo llamaron: «Los Acuerdos de Abraham». Sabes, también es paz, por supuesto. Pero también es mucho gas. La visión es producir una secuencia territorial de relaciones normalizadas que comience en la India, a través de los Emiratos, Bahrein, Arabia Saudita, Jordania, Israel y de allí a Grecia, Chipre y Europa. Si Rusia viene del Norte, Estados Unidos quiere aplastarla desde el Sur.

Si se quiere, este es el frente ruso-iraní-chino contra el frente occidental-suní-israelí. Juego de Tronos: pequeño para nosotros.

Presta atención al dibujo que adjunto. Arriba está el sistema de oleoductos de Rusia, abajo, la nueva ruta del oleoducto de Estados Unidos, tal como la presentó el propio Netanyahu en su discurso de celebración el 9 de septiembre de este año, un mes antes del ataque.

May be an image of map and text that says 'Baltic Sea Vyborg Ust-Luga RUSSIA Greifswald GERMANY NORD STREAM NORD STREAM 2 -------------.'

May be an image of map and text that says 'Baltic Sea Vyborg Ust-Luga RUSSIA Greifswald GERMANY NORD STREAM NORD STREAM 2 -------------.'

May be an image of 1 person, map, newsroom and text

Queda una pieza del rompecabezas: Arabia Saudita e Israel no tienen relaciones oficiales.

No es un gran problema, Arabia Saudita es uno de los proveedores de gas particularmente afectados por el proyecto del gasoducto de Putin, por lo que él mismo está buscando una solución. Entonces diremos “Paz», fácil. Todos se beneficiarán: la sunita Arabia Saudita venderá petróleo y gas a Occidente y evitará al odiado Irán chiita, que suministra petróleo y gas al oleoducto ruso en el norte. Básicamente, Estados Unidos ideó una estrategia que pasa por alto a Putin y a Irán: una ruta de petróleo y gas desde sus amigos árabes suníes en el sur del Golfo que competirá con Rusia y los chiítas en el norte.

De hecho, durante el verano de este año, todo cobró impulso cuando Biden y Netanyahu empezaron a hablar de una paz histórica entre Israel y Arabia Saudita. Luego, el 9 de septiembre, durante la conferencia del G20, Biden anunció su propio super-plan de locura: el «Tren de la Paz».

No sólo un tren, no sólo la paz: «cambiar las reglas del juego regional», palabras de Biden.

Se trata de un tren rápido y avanzado que transportará mercancías entre los países del Eje de Paz de los Acuerdos de Abraham, desde la India hasta Europa. Una visión maravillosa en sí misma. Pero este tren, con toda la tranquilidad y todo eso, esconde un objetivo más importante bajo la vía y la visión humana: ya lo entendiste… un gasoducto.

Los invitamos a ver el vídeo que les adjunto aquí del canal ILTV del 9 de Septiembre de este año, y a prestar atención a las palabras de Ursula Gertrud von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, que dice concretamente las palabras: «un oleoducto de gas limpio», intenta no enfatizarlo demasiado, pero para todos está claro de qué se trata. Hay que decir que «gas limpio» son palabras desechadas en ecología, cuyo significado simple es: «un gasoducto que competirá con el gasoducto de Putin». Biden tendrá una cartera más grande.

video: https://www.facebook.com/631503054/videos/pcb.10161477889498055/3204471833195940

Y este tren gasoducto procedente de la India también conecta con el gasoducto del que hablaron Netanyahu y el Primer Ministro de Grecia en la reunión del 4 de septiembre, cuatro días antes, donde acordaron la construcción de un gasoducto submarino entre Israel y Grecia.

¿Y Arabia Saudita? Necesita muchísimo este nuevo oleoducto para atrapar a Irán, que la odia con el alma, y evitar el monopolio ruso hacia Europa. Tanto es así que en la conferencia del G20, el príncipe heredero saudí anunció que su país invertiría unos 20 mil millones de dólares en el proyecto, incluso antes  que se firmara el acuerdo de paz con Israel. La paz es ya un hecho. ¿Qué más puede interferir?

Estados Unidos amenazó directamente a la reina  Putin.

Para todos está claro que un oleoducto así es un desastre para Rusia. Y si es un desastre para Rusia, también lo es para Irán, porque refuerza su odio hacia los sunitas del sur y los conecta con su odio hacia los sionistas del oeste, y de hecho empobrece a Rusia y le quita a Rusia su monopolio más valioso.

Para Irán, una alianza entre la suníta Arabia Saudita e Israel, es un desastre indescriptible. Esto conecta a Arabia Saudita con el poder militar de Israel, e Israel con el poder económico de Arabia Saudita. Y eso coloca a Arabia Saudita e Israel como actores importantes en el mercado energético mundial. Es un ”Casus belli”, una declaración de guerra.

Por otro lado, en lo que respecta a Arabia Saudita, el Irán chiita es odiado y además tiene una bomba atómica.

Entonces, ¿Cómo se puede torpedear el oleoducto del «Tren de la Paz»?

Fácil: matando la paz.

¿Y dónde? en Gaza

Unos días después, la gente de Hamas ya estaban entrenando en Irán, y tres semanas después del anuncio tuvo lugar la reunión con Hezbolá y Hamás y se lanzó la operación para frustrar la paz. Todo sucede en Septiembre, los días terribles de los judíos (Yamim Noraim).

El 3 de octubre, cuatro días antes del ataque, Jamenei fue citado criticando a Arabia Saudita por el plan de paz, y concluye sus palabras con una frase firme: «no sucederá».

Irán eligió a Hamás y no en vano. Hamás es sunita, como Arabia Saudita, y el público en Arabia Saudita los ama. Pensamos que todo es una guerra para liberar alguna conquista o agenda religiosa profunda, pero al final, es dinero.

Para Hamás, atacar a Israel es una mitzvá (un precepto), liberar prisioneros, dar una sensación de victoria. ¿Pero en lo que respecta a Irán? Realmente les importa la pequeña organización sunita que se apoderó de Gaza. Más bien, los chiítas odian tanto a los sunítas que algunos dicen que los judíos los odian aún menos. Es odio a nivel de ADN. Un odio que se describe en la famosa cita chiíta: «De todas las criaturas de Dios, el perro es la más impura, pero un árabe sunita es peor que el perro».

Irán podría haber elegido a Hezbollah para iniciar la guerra y podría haber sido un éxito aún mayor. Pero Hezbollah es el verdadero hijo de Irán, una organización religiosa chiita, a la que está obligado a proteger. Pero Hamás, el «perro» sunita, puede ser sacrificado en el altar del oleoducto. Mohammad Deif es tan estúpido como para pensar que Irán está a favor de los habitantes de Gaza, y eso fluyó como gas en las tuberías de Rusia.

Pero para torpedear un acuerdo de paz tan importante, no basta con que un pequeño ataque terrorista en la calle Dizengoff de Tel-Aviv arrastre tras de sí otro pilar de humo desde el que se pueda restaurar la paz y el tren de Biden. Necesitamos algo sustancial, grande, que resuene en todo el mundo árabe, hasta que Arabia Saudita ya no pueda siquiera pensar en esa paz. Necesitas algo que dure años. Israel necesita volverse loco, para que esté tan enojado que ni siquiera Biden pueda detenerlo. Necesitamos un mega-ataque inolvidable, necesitamos un 11 de Septiembre. Necesitamos una guerra.

Y así empezó lo horrible que  ocurrió en la zona alrededor de Gaza. No en nombre de la guerra religiosa chiita debido la ocupación sionista, sino en nombre del dinero. No una guerra de pueblos, sino una guerra del gas.

El resultado obvio: la paz está a punto de irse al demonio. El oleoducto ruso está a punto de salvarse.

Pero hasta que Arabia Saudita declare que la paz está cancelada, el objetivo no se habrá logrado.

Tenga en cuenta que los sauditas todavía guardan silencio. Están aplastando a sus hermanos en Gaza y están en silencio, tratando de mantener alguna apertura para la paz con Israel y el proyecto del valle que es tan importante para ellos. Es probable que veamos intentos por parte de Rusia e Irán de incrementar la guerra, de prolongarla, con todo tipo de juegos de rehenes por goteos, y una protesta global organizada y bien financiada, hasta tocar a Arabia Saudita.

Algunas anécdotas:

– La locura psicótica de Hamás y los habitantes de Gaza que lo acompañan no tiene nada que ver con el panorama general. Son unos miserables asesinos que le dieron rienda suelta al diablo para asesinarnos y violarnos, y necesitan ser eliminados. hasta el final. Trituración completa.

Al mismo tiempo, también es necesario comprender el panorama general. Porque desde el momento en que Israel entró en la arena de la guerra energética global y se convirtió en un actor principal, es una historia completamente nueva. Ahora somos un actor importante en la Guerra Fría.

Israel no es sólo un cruce central entre placas tectónicas. También es un importante cruce entre los poderes mundiales. Y ésto sólo aumentará a medida que la paz se fortalezca y el oleoducto se ponga en marcha. Y espero que finalmente se ponga en marcha.

– Hezbollah no tiene prisa por entrar en la guerra y no en vano. Su interés es que la guerra con Hamás no haga más que aumentar y la atención del mundo sunita, que se encuentra principalmente en Arabia Saudita, se dirigirá principalmente a la derrota de los sunitas. Disparan armas antitanques aquí y allá, pero es pura palabrería, nada más.

– Rusia se opuso públicamente a Israel. Probablemente le interese en este momento que Israel sea retratado como una entidad maligna para alejar lo máximo posible el acuerdo de paz con Arabia Saudita. Rusia es el principal beneficiario de la crisis. Inequívoco. También complica a Estados Unidos en Medio-Oriente y aleja a Occidente de Ucrania.

– Los EAU, Bahrein y Arabia Saudita guardan bastante silencio. Todo el mundo ya comprende que el proyecto del oleoducto corre peligro de fracasar, pero en el corazón mantienen la esperanza de su restauración. Quienes hablan en contra de nosotros, de Israel, son principalmente los países que comparten la economía rusa, como Irán, Turquía y China…

– Estados Unidos vino aquí como nunca antes lo había hecho. El portaviones Gerald Ford a Israel y otro al Golfo. ¿Por qué? ¿En qué se diferencia esta noche a las otras noches? Después de todo, se trata nuevamente de Israel contra una organización terrorista. ¿Qué enorme interés tiene que proteger esta vez? ¿Existe algún tipo de oleoducto amenazado? Entiendan, este es el mayor proyecto entre Estados Unidos y Rusia en este momento. En las dimensiones de la Guerra Fría: ser o ser.

– Toda Europa está sin duda a favor de Israel. El mundo está dividido en Occidente y Oriente. Todo el mundo ya entiende lo que está pasando aquí, sólo somos nosotros los que nos decimos que es Israel contra los palestinos y nada más. A Europa le encantaría liberarse de las manos asfixiantes del monopolio ruso.

– Si no has entendido lo que Rusia quería de Ucrania, ahora sabes más, era su petróleo y su gas, y especialmente su zona por donde pasa una parte importante del oleoducto. Incluso el nombre de esa historia es llamado terrorismo de algúna manera.

– Es muy posible que el gran enfrentamiento entre Arabia Saudita e Irán aún esté por delante. Seguramente, mientras el proyecto de paz de Biden continúe, veremos cada vez más intentos de Rusia e Irán de frustrarlo. Incluso el oleoducto-tren, cuando empiece a construirse, sufrirá ataques «terroristas» en toda su longitud. Por lo tanto, nos espera una larga historia que no ha hecho más que empezar.

– Los Acuerdos de Abraham se presentan como un tremendo logro de Netanyahu. Vamos, en realidad es un enorme proyecto económico de Estados Unidos que inició y tramó todo para un camino de circunvalación de Putin, somos otra parte del rompecabezas de la Guerra Fría. Es triste que las víctimas hayan tenido que pagar por los caprichos de poder de los poderes fácticos.

– Al parecer a nadie le importa realmente el pueblo palestino y su lucha. Son otra herramienta en la caja de herramientas de la Guerra Fría.

– Al mismo tiempo, tengo claro que si Irán siente, algún día, que puede conquistar Israel, lo intentará. Y habrá naciones mayores que ella que la ayudarán.

Eso es todo, fue largo, ¿eh?

¿Estás empezando a entender la gran historia?

Al final todo se remite a «quien tiene el tubo más grande».

 

Link al original en hebreo:

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10161477889498055&id=631503054&eav=Afb6ojshDbfTKgjIBKpw4d5z3GcfNQQtDnAnw4q2J3P9HrJaDMSETPKszU2RJweqBgg&m_entstream_source=timeline&paipv=0

 

https://www.facebook.com/shaieden?mibextid=ZbWKwL

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.