Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| lunes abril 15, 2024

Escritor kurdo: «El secuestro de civiles por parte de Hamás fue un acto de terrorismo que perjudicó la causa palestina»


Kamil Salman (Imagen: Sotkurdistan.net)

En un artículo publicado en el sitio de noticias Elaph, el escritor kurdo Kamil Salman acusó a Hamás de provocar el derramamiento de sangre en Gaza para servir a los intereses de Irán, y afirmó que el secuestro de civiles israelíes, especialmente mujeres y niños, es un acto de terror que daña la causa palestina y no puede ser tolerado por los países del mundo. En cuanto a Israel, Salman escribió que «tiene presencia, estatus y reconocimiento en la ONU» y no puede ser destruido, y que incluso si continúa matando palestinos durante 1.000 años no alcanzará una décima parte del número de árabes musulmanes que han sido asesinados por Irán en Siria, Irak, Líbano y Yemen y los kurdos que mataron en Kurdistán.

 

Lo siguiente son extractos traducidos de su artículo:

«Aquellos retenidos por Hamás después de la operación militar [del 7 de octubre], alrededor de 240 en total, han recibido diferentes etiquetas. ¿Son prisioneros de guerra? ¿O secuestrados? ¿O rehenes? Entre los retenidos se encuentran mujeres, hombres y niños, soldados y civiles desarmados. Por lo tanto, no se les puede dar a todos la misma etiqueta. Los soldados y combatientes pueden ser considerados prisioneros de guerra, [mientras que] los ciudadanos desarmados -hombres, mujeres, niños y ancianos- son todos secuestrados que se han convertido en rehenes, porque su liberación depende de las condiciones o demandas.

En cuanto a los detenidos, la operación militar llevada a cabo por Hamás el 7 de octubre tiene dos facetas. Matar y capturar a personal militar israelí se considera legítimo en términos del código militar y es un logro militar sobre el terreno. Por el contrario, el secuestro de civiles, especialmente mujeres, niños y extranjeros que se encontraban en la zona durante la operación militar, se considera un acto de terrorismo. Este comportamiento hacia los civiles -asesinato y secuestro- es un golpe duro y claramente perjudicial para la causa palestina, ya que el terrorismo se ha convertido en una preocupación persistente del mundo libre, e incluso del segundo y tercer mundo. Por eso no hemos oído de ningún país del mundo apoyo al comportamiento de Hamás, ni siquiera de los países árabes y musulmanes, excepto Irán. Esto no se debe a que los países árabes y musulmanes no apoyen la causa palestina o hayan renunciado a ella, sino todo lo contrario: [ahora] apoyan aún más al pueblo palestino y sienten solidaridad con él.

Los corazones de los gobiernos y naciones árabes y musulmanes sangran por el pueblo palestino. Pero los gobiernos no son imprudentes; son racionales, protegen los intereses de sus países y se comportan de una manera políticamente civilizada. No desean ser condenados al ostracismo por la comunidad internacional, especialmente no por los países occidentales que representan el pináculo del progreso y la libertad en el mundo. Este no es un tema para emociones furiosas, [aunque] las emociones están furiosas por [la difícil situación] de los ciudadanos inocentes de Gaza, quienes pagaron el precio por el comportamiento criminal de Hamás y el racismo del gobierno de Netanyahu.

Arabia Saudita, Egipto, Jordania, los países del Golfo y Marruecos se han comportado responsablemente y no permitieron que la situación se salga de control. Entendieron el juego desde el principio y comprenden perfectamente la importancia, el poder y la influencia de Israel, Estados Unidos y los países occidentales en toda la región. Por eso, no están dispuestos a debilitarse, a sus países y a sus pueblos, en una confrontación con los países occidentales, que controlan la condición de los pueblos desde el punto de vista económico, científico, tecnológico y mediático.

Al mismo tiempo, los líderes de los países vecinos de Israel tienen 75 años de experiencia en el conflicto con Israel. Saben que la lucha militar práctica en el terreno ha terminado y se ha ido para siempre. No hubo guerras desde octubre de 1973. Israel hoy tiene presencia, estatus y reconocimiento en la ONU, nos guste o no. Nadie puede destruir a Israel a menos que toda la ONU deje de existir. Por lo tanto, los países árabes y la OLP adoptaron el camino de la paz, la política, la diplomacia y el diálogo como única manera de lograr la paz y los derechos, y construir sus Estados.

Las naciones occidentales y Estados Unidos pueden subyugar [incluso] al país más grande del mundo sin guerra, sólo mediante un bloqueo económico. Esta verdad debe ser reconocida. Mire la situación de Irán bajo las sanciones que solo Estados Unidos le impone. No escuchen la propaganda, pregúntele al ciudadano iraní promedio. Él es quien le dará la respuesta directa. Él les dirá: Las sanciones estadounidenses hacen que los iraníes acudamos en masa a Irak con el pretexto de visitar los lugares de peregrinación, sólo para comer la comida que los iraquíes nos dan gratis. Pregúntenles a los iraquíes, ellos [también] lo confirmarán. ¿Son los países árabes e islámicos tan estúpidos e ignorantes como para causar tal humillación a su pueblo? Desde la perspectiva de la moral, la religión y la cultura, ¿Es apropiado alinearse con un país [es decir, Irán] que pretende liderar la resistencia [contra los enemigos del Islam] pero al mismo tiempo es responsable de la muerte de millones de personas de las naciones islámicas?

Incluso si Israel continúa matando palestinos durante otros 1.000 años, no alcanzará una décima parte del número de musulmanes árabes, tanto chiítas como sunitas, que han sido asesinados por Irán en Siria, Irak, Líbano y Yemen, así como los kurdos en Kurdistán y prisioneros iraquíes durante la guerra Irán-Irak.

Todos los movimientos, organizaciones y partidos que se alinean con Irán, en todos los países árabes y musulmanes, compartirán el destino de Gaza tarde o temprano. Basta mirar a Gaza, al norte y al centro de Siria, a grandes partes de Irak, a Yemen, y a los millones de personas desplazadas en [estas áreas]. Y el futuro será aún peor, ya que el diablo iraní todavía está a salvo del castigo.

Sí, Hamás ha sacrificado Gaza para Irán. Esto es también lo que Hezbollah está haciendo con el Líbano, y lo que harán todas las organizaciones y milicias que Irán estableció en los países árabes. Harán lo que es malo para sus países como un servicio a Irán y los ríos de sangre no se detendrán mientras Irán esté en la escena.

El pueblo iraní tampoco merece vivir en la miseria que está experimentando debido a la política sangrienta del gobierno iraní. Lo digo con gran dolor. Cada vez que trato de obligarme a ser optimista y esperar que la guerra en Gaza termine en una solución pacífica y en el restablecimiento de la seguridad en la región, me siento en el colmo de la ingenuidad, porque el bando que actúa en esta zona inflamable es el bando lleno de odio y enemistad hacia los pueblos de la región, y no dudará en prenderle fuego a todo. Ojalá estuviera equivocado».

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.