Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo mayo 26, 2024

De regreso a casa: el Ministerio de Salud revela protocolos estrictos para el tratamiento de rehenes liberados

Después de ser entregados a las FDI por la Cruz Roja, los rehenes serán enviados a 6 hospitales israelíes, donde el personal seguirá protocolos en todo, desde evitar la sobrealimentación hasta documentar la violación


Hospital Soroka de Beer Sheva

Los niños y bebés secuestrados el 7 de octubre y mantenidos como rehenes por terroristas en la Franja de Gaza. (Cuenta oficial de Twitter de Israel)

El Ministerio de Salud anunció que está listo para recibir a los rehenes que serán liberados del cautiverio en Gaza en los próximos días.

Según un acuerdo negociado por Qatar junto con Egipto y Estados Unidos, se espera que Hamás comience a liberar a los rehenes israelíes el viernes. El acuerdo implica el intercambio de 50 mujeres y niños israelíes por 150 mujeres y adolescentes palestinos prisioneros de seguridad en cárceles israelíes. Un total de 238 ciudadanos israelíes y extranjeros se encuentran actualmente detenidos por Hamás y otros grupos terroristas en Gaza.

Si el acuerdo sale según lo planeado, grupos de 12 a 13 israelíes serán liberados cada día durante una tregua de cuatro días en la guerra entre Israel y Hamás.

Ya el 7 de octubre, cuando Hamas atacó salvajemente el sur de Israel, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Bienestar Social comenzaron a preparar protocolos para tratar a los rehenes liberados. Los profesionales médicos y de salud mental están preparados para recibir a los rehenes y esperan poder finalmente poner en práctica las directrices.

«Hemos estado practicando y estamos preparados para cualquier escenario», dijo el director general del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman-Tov, en una conferencia de prensa el miércoles.

Después  que Hamas entregue a los rehenes israelíes a la Cruz Roja, serán transferidos a representantes de las FDI en el cruce fronterizo de Rafah.

Tras los controles iniciales, los rehenes serán enviados a uno de los seis hospitales israelíes: el Centro Médico Soroka, el Centro Médico Sheba, el Centro Médico Wolfson, el Hospital Ichilov, el Centro Médico Shamir o el Centro Médico Infantil Schneider.

El personal médico del Ministerio de Salud determinará adónde irá cada rehén liberado. Las madres y los niños no serán separados. Los familiares cercanos de los rehenes serán notificados sobre el lugar al que serán trasladados sus seres queridos y se reunirán con ellos allí.

Los rehenes y sus familias serán recibidos en áreas separadas y especialmente designadas de los hospitales para que puedan disfrutar de privacidad. Todas las evaluaciones médicas también se realizarán en esta área, lejos de otros pacientes y personal.

Inicialmente, a los medios de comunicación no se les permitirá el acceso a los rehenes y sus familias. Bar Siman-Tov dijo a un canal de noticias hebreo que las familias pueden tomar sus propias decisiones sobre las entrevistas más adelante. Sin embargo, él y sus colegas creen que sería mejor para los rehenes y sus familias recuperarse de su terrible experiencia fuera del centro de atención. Esto se produce después de una controvertida conferencia de prensa en el Hospital Ichilov tras la liberación del rehén Yocheved Lifshitz, de 85 años, el 24 de octubre.

Los archivos médicos de cada uno de los rehenes se han compilado utilizando información recopilada de las organizaciones de mantenimiento de la salud de Israel y por el equipo médico y de resiliencia del Foro de Rehenes y Familias Desaparecidas, encabezado por el profesor de salud pública Hagai Levine.

Tan pronto como se confirme la entrega de los rehenes a Israel, sus registros médicos confidenciales serán entregados al hospital correspondiente. También se enviarán con anticipación maletas pequeñas con ropa, artículos personales y juguetes. El personal médico también se encargará de que todos los medicamentos y dispositivos médicos necesarios, como audífonos, estén disponibles.

Hagai Levine. (Captura de pantalla: YouTube)

El Ministerio de Bienestar Social ha dado instrucciones a las FDI para garantizar que la mejor atención posible para los rehenes liberados comience antes de que lleguen a los hospitales.

Se ha aconsejado al ejército que asigne un solo soldado para acompañar a cada niño o familia. Los soldados deben identificarse y hablarle de manera tranquilizadora a un niño, pero al mismo tiempo no tomarlo de la mano ni cargarlo a menos que esté de acuerdo. Si estas acciones fueran necesarias, el soldado debe explicar exactamente qué está haciendo y por qué.

De manera similar, es posible que los rehenes adultos no quieran que los toquen o sean sensibles a sonidos específicos. Suponiendo que los rehenes hayan estado retenidos bajo tierra durante siete semanas, la luz del sol puede resultarles incómoda.

“Si los niños [que no tienen a uno o ambos padres] hacen preguntas como: ‘¿Dónde está mamá?’ o «¿Dónde está papá?» Los soldados no deberían responder a estas preguntas, incluso si conocen las respuestas”, dicen las directrices del Ministerio de Bienestar Social.

Avigail Idan (izquierda) 3, aquí con su padre Roee y su hermano Michael, fue tomada cautiva por terroristas de Hamás el 7 de octubre de 2023 en el kibutz Kfar Aza. Los padres de Avigail fueron asesinados delante de ella antes de ser secuestrada. (Cortesía)

La respuesta debe ser del tipo: “Lo siento cariño, no lo sé. Mi trabajo es llevarte a Israel a un lugar seguro donde las personas que conoces puedan responder todas tus preguntas”.

Los hospitales han hecho arreglos para que doctoras, enfermeras y otro personal médico traten a los rehenes que serán liberados en este primer acuerdo. Los médicos realizarán con sensibilidad exámenes físicos completos de las mujeres y los niños y solicitarán los análisis de sangre o de imágenes necesarios.

El Ministerio de Salud ha dado instrucciones a los médicos para que busquen y documenten cualquier signo de tortura, violación u otros crímenes de guerra. Si se detectan pruebas de violación o el rehén habla de ello, se debe recurrir a los profesionales adecuados para evaluar si sería posible entrevistar a la mujer y recopilar pruebas sin volver a traumatizarla.

Una captura de pantalla de un vídeo de propaganda publicado por Hamás el 30 de octubre de 2023, que muestra a tres rehenes israelíes: Rimon Buchshtab Kirsht (izquierda), Danielle Aloni (centro) y Lena Trupanov (derecha).

Entre los protocolos distribuidos por el Ministerio de Salud se encuentra un documento detallado sobre una nutrición adecuada para los rehenes liberados, que presumiblemente regresarán a Israel desnutridos.

El documento tiene como objetivo prevenir el síndrome de realimentación, una afección potencialmente mortal causada por darle a una persona desnutrida demasiada comida y líquidos demasiado rápido, lo que provoca trastornos metabólicos y desequilibrios de líquidos y electrolitos. Estos pueden provocar daños a los sistemas nervioso y respiratorio, la función cardíaca, los músculos y la sangre.

Después  que un rehén sea evaluado médicamente en su totalidad, su médico discutirá con los funcionarios de defensa si está listo para ser interrogado. Los adultos que se consideren suficientemente sanos serán interrogados desde el principio, pero el interrogatorio de los niños se retrasará algún tiempo.

A cada rehén o familia de rehenes se le asignará un trabajador social, o un psicólogo o psiquiatra si es necesario, para evaluarlos y tratarlos.

Los rehenes no sólo vivieron un cautiverio infernal sino que tampoco conocen la magnitud de lo que ocurrió el 7 de octubre y durante la guerra que siguió. No saben que los terroristas destruyeron más de 20 comunidades, asesinaron a 1.200 personas y secuestraron a unos 240 israelíes y extranjeros.

Muchos recibirán la devastadora noticia de que sus familiares, vecinos y amigos fueron asesinados, siguen cautivos o están desaparecidos.

Una cama infantil empapada de sangre en el kibutz Kfar Aza vista en una fotografía compartida por el primer ministro Benjamin Netanyahu el 11 de octubre de 2023, tras el ataque de Hamás a Israel el 7 de octubre. (X/Netanyahu)

Levine, del Foro de Rehenes y Familias Desaparecidas, dijo que la continuidad de la atención es fundamental.

“Si un profesional de la salud mental ha apoyado a la familia de un rehén desde el comienzo de esta terrible experiencia, debería continuar con ellos. Y si alguien comienza a trabajar con un ex rehén, entonces esa relación debe continuar durante un tiempo considerable”, dijo.

Bar Siman-Tov enfatizó la importancia  que los ex rehenes abandonen el hospital tan pronto como estén médicamente estables para comenzar su recuperación junto a su familia y la comunidad.

Levine dijo que el mejor ambiente para la recuperación variará de persona a persona y que escuchar lo que cada uno quiere es clave.

«Cada persona será evaluada adecuadamente, pero en última instancia, cada uno debe ser tratado como un individuo», dijo Levine.

Hizo hincapié en que se trata de un acontecimiento horrendo y sin precedentes en la historia de Israel y que ha sido un proceso de aprendizaje para todos los que trabajan por la libertad de los rehenes.

“No todos los rehenes serán liberados juntos. Podemos aprender de nuestra experiencia y perfeccionar nuestros protocolos para cada grupo posterior liberado”, dijo.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.timesofisrael.com/coming-home-health-ministry-discloses-strict-protocols-for-treating-freed-hostages/

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.