Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| sábado abril 13, 2024

Periodistas libaneses: “Hezbollah está arrastrando al Líbano a una guerra devastadora con Israel”


En medio de la escalada de ataques lanzados contra Israel desde el sur del Líbano por Hezbollah y otras organizaciones armadas allí, tanto libanesas como palestinas, muchos en el Líbano están cada vez más preocupados de que el país se vea arrastrado a una confrontación con Israel.[1] También existe preocupación por el creciente poder de las milicias palestinas en el país y un posible retorno a la situación que prevaleció allí en los años 1970 y 1980, cuando se dio rienda suelta a las organizaciones palestinas y éstas arrastraron al país a una guerra devastadora.

Artículos en la prensa libanesa rechazaron la afirmación de Hezbollah de que su acción militar disuade a Israel de atacar al Líbano, y señalaron el alto precio que el país, y especialmente el sur, están pagando por la actividad de la organización chiita. Asimismo, agregaron que la mayoría del público, incluso en los bastiones de Hezbollah, no apoyará la decisión de esta agrupación de arrastrar al Líbano a una guerra con Israel, dadas las terribles consecuencias que esto tendría. Algunos de ellos se quejaron de la impotencia del gobierno libanés, que es incapaz de impedir la presencia de milicias armadas en la frontera con Israel, y argumentaron que desplegar allí el ejército libanés y la FPNUL es la única manera de evitar una mayor escalada.

Destrucción en la Dahiya, el bastión de Hezbollah en Beirut, a raíz de la guerra de 2006 entre Israel y Hezbollah (Imagen: Al-Akhbar, Líbano, 23 de julio, 2007)

Lo siguiente son extractos traducidos de algunos de estos artículos:

Editor de diario libanés: “La mayoría de los libaneses se oponen a involucrar al Líbano en la guerra entre Israel y Hamás; La FPNUL y el ejército libanés deben desplegarse a lo largo de la frontera”

En un artículo publicado el 6 de noviembre de 2023, Bechara Charbel – editor del diario libanés Nida Al-Watan, conocido por oponerse al involucramiento de Hezbollah y de Irán en el Líbano – escribió que la mayoría de los libaneses no apoyarán una decisión de Hezbollah de involucrar al Líbano en la guerra entre Israel y Hamás, debido al alto costo de tal guerra. El autor escribió: «Nadie puede engañarse ni engañar a otros haciéndoles creer que los libaneses se unirán detrás de Hezbollah si los intereses del eje de resistencia requieren que aumente las provocaciones [contra Israel] hasta el punto de unirse a la guerra, con el objetivo de mantener a Hamás en la ecuación del conflicto. Dejemos de lado el discurso táctico difundido por los medios de comunicación sobre la resistencia y la hipocresía de sus aliados cristianos, y preguntemos directamente al pueblo libanés: ¿quieren la guerra y están dispuestos a pagar el precio por ella? La abrumadora mayoría dirá que la guerra será simplemente otra tragedia más que se sumará al colapso [del país] y que, en el mejor de los casos, Israel terminará pagando un alto precio, pero el Líbano seguirá pagando el doble, debido a la disparidad [de poder entre ellos]. Sin mencionar que la decisión de unirse a la guerra estará en manos de un partido [es decir, Hezbollah] o secta que no representa al Estado ni a todo el Líbano.

«Hoy existe una solución que evitará la guerra en el sur [Líbano] y servirá como base para la estabilidad en todo el país, y es desplegar inmediatamente el ejército [libanés] y las fuerzas internacionales [FPNUL] a lo largo de la frontera. Todo factor influyente que ignora esto tiene la responsabilidad de justificar la agresión [contra el Líbano] y no cumple con su obligación de devolver las instituciones y la seguridad a los ciudadanos…» [2]

Periodista libanés: “El Líbano tiembla de miedo ante la perspectiva de una guerra con Israel; Las acciones de Hezbollah y las otras milicias perjudican al país”

El periodista libanés Yousuf Bazzi escribió en el diario en línea Almodon.com que las acciones de «disuasión» de Hezbollah son muy peligrosas para el Líbano e irritan incluso a los partidarios de la organización. Estas acciones, argumentó, podrían enredar al Líbano en una guerra con Israel, que no mejoraría la situación en Gaza pero que tendría consecuencias devastadoras para el propio Líbano.

Bazzi escribió: «Recientemente hubo insatisfacción entre los partidarios de Hezbollah, bajo el titular ‘el pueblo del sur también es libanés’… Porque, si el fundamento de la acción militar [contra Israel] es que sirve como disuasión y previene la agresión contra el Líbano, entonces este argumento excluye [al sur] del pueblo libanés, lo ignora y no atribuye ninguna importancia a su desplazamiento [de sus casas], a la destrucción de sus hogares y tierras, a la quema de sus cosechas y bosques, la muerte de sus hijos y de personas inocentes entre ellos y la pérdida de su honor”…

«La cosecha [de la guerra] este mes – incluso ignorando el daño económico causado al Líbano y los costos sociales y políticos – ha sido muy amarga desde un punto de vista militar y humanitario. Parece que toda la percepción de la disuasión se ha echado a perder. en duda, a medida que el comportamiento irresponsable [de Hezbollah] continúa expandiéndose y profundizándose. Parece que toda la percepción de disuasión ha quedado en duda, a medida que el comportamiento irresponsable [de Hezbollah] continúa expandiéndose y profundizándose. De hecho, parece haber una retirada incluso de los entendimientos de abril [3] y una peligrosa reactivación del terrible Acuerdo de El Cairo[4], que trajo la ruina al sur [Líbano] y una tragedia histórica al país”..

«Lo peor es que esta ‘campaña’ limitada no tendrá ningún impacto en el curso de la desastrosa [guerra] de Gaza… sin embargo aumenta [la probabilidad] del escenario más oscuro: que la locura explosiva de Israel y su máquina de guerra «se vuelva contra el Líbano con el pretexto de evitar que se repita el ataque [de Hamás] del 7 de octubre en el norte [de Israel]. Esta excusa será apoyada política y militarmente por Estados Unidos, como se desprende de lo que está sucediendo en el Mediterráneo, que está lleno de buques de guerra”.

«En este contexto, el Líbano tiembla de miedo, porque la acción militar ya no es sólo una prueba del equilibrio de disuasión y poder [entre Israel y Hezbollah], y ha violado las llamadas ‘reglas del conflicto’ que garantizan «la seguridad fronteriza y la sensación de seguridad de ambos lados. Una guerra que estalla cuando [el Líbano] está en quiebra… y no tiene otro propósito que salvar el honor del eje [de la resistencia], no es una perspectiva atractiva para ningún ciudadano libanés. Lo peor es que [esta guerra] puede ser una emulación de [lo que está sucediendo] en Gaza, y es posible que ni siquiera disfrutemos de la simpatía que se extiende hacia los palestinos gracias a su justa causa”…

«Digo esto para que la sangre no se considere barata, para que los actos de heroísmo no sean en vano y para que la muerte de nuestros jóvenes no se considere insignificante. No necesitamos más masacres de niños para demostrar que nosotros somos las víctimas y que el enemigo es bárbaro, especialmente porque su barbarie puede no indignar al mundo, [incluso] si nos hemos vuelto suicidas [lo suficiente como para unirnos a la guerra].»[5]

Columnista libanés: “El sur del Líbano está al borde de un volcán; El Estado libanés puede colapsar”

El columnista de Nida Al-Watan, Alain Sarkis, advirtió sobre una posible pérdida de control por parte del gobierno libanés. Al mismo tiempo sostuvo que la situación actual, en la que Hezbollah y otras milicias atacan a Israel desde el sur del Líbano, lleva al país a períodos oscuros de su historia, cuando estaba controlado por milicias libanesas y palestinas que le trajeron la ruina.

Sarkis escribió: «El sur del Líbano se ha convertido nuevamente en una zona de guerra sin ley, y el sueño del pueblo libanés de tener un Estado real, [que nació] después de la Revolución de los Cedros de 2005 [6] y la aprobación de la Resolución 1701 [del Consejo de Seguridad de la ONU], se ha desvanecido. El sur está al borde de un volcán y nadie sabe cuándo podría entrar en erupción, porque las decisiones de guerra y de paz no están en manos del Estado, y los acontecimientos militares dejan espacio para todas las posibilidades».

Al tiempo que enfatizaba la oposición del pueblo libanés a las armas fuera del control del Estado, Sarkis expresó sus dudas de que cualquier organización excepto Hezbollah sea realmente responsable de los ataques lanzados contra Israel desde el sur del Líbano, y escribió: «Después de 2005, los líderes políticos del soberano [Estado libanés] llamado a confinar las armas al ejército [libanés] y a las fuerzas [de seguridad] legítimas, y a formular una estrategia de defensa [para el Líbano]. Hubo oposición a que Hezbollah usurpara [la autoridad del Estado para tomar] decisiones sobre la guerra y la paz. Sin embargo, los libaneses, que están sufriendo por el colapso de su Estado, se sorprendieron [recientemente] al descubrir que hay más de una facción asumiendo responsabilidad, aunque sólo sea formalmente, por acciones [militares] en el sur del Líbano bajo la protección de Hezbollah”.

«La acción [militar] [contra Israel] en el sur no se limita a Hezbollah, pues de vez en cuando varios elementos, libaneses y no libaneses, se atribuyen la responsabilidad de disparar cohetes desde el sur, incluido [el ala militar de Fatah], las Brigadas Aqsa, [el ala militar de Hamás, la Brigada Izz Al-Din], las Brigadas Al-Qassam y las Fuerzas Al-Fajr, que pertenecen a Al-Jama’a Al-Islamiya [una rama de los Hermanos Musulmanes libaneses]… y el Estado es el último en saber algo sobre esto”.

«El sur del Líbano sufrió la pesadilla de las operaciones palestinas fida’i [autosacrificio], que socavaron la prosperidad del Estado y lo devastaron. El clímax llegó en 1969 cuando se firmó y ratificó el Acuerdo de El Cairo, que legitimó estas operaciones por el Parlamento [libanés]… La pesadilla del Acuerdo de El Cairo pasó cuando el presidente Amine Gemayel y la OLP acordaron abolirlo en junio de 1987, y terminó definitivamente en 1989 con la ratificación del Acuerdo de Taif”… [7]

«Pero [hoy] la situación parece sombría, ya que las fuerzas soberanas son testigos de una regresión a períodos [históricos] anteriores. El Acuerdo de Taif ha sido torpedeado por la negativa de las milicias a entregar sus armas y por la implementación inadecuada del acuerdo. Eso no es todo. Hemos [de hecho] revivido algo como el Acuerdo de El Cairo, sólo que esta vez sin un acuerdo formal y sin el consentimiento del pueblo libanés”.

«Según los datos militares, no hay posiciones militares de Hamás y de la Yihad Islámica [palestina] en el sur del Líbano, y también es un hecho conocido que la facción palestina más fuerte en el Líbano es Fatah. Por lo tanto, las fuerzas soberanas se preguntan dónde están Los combatientes [palestinos] y por qué el Estado y los aparatos [de seguridad] no los arrestan, especialmente porque el Estado controla las entradas y las existencias de los campos de refugiados [palestinos]. No estamos hablando de contrabandistas de muebles, combustible o harina, sino de personas que portan cohetes y lanzacohetes sin el conocimiento de las [autoridades] legítimas, [una acción] que puede ser un boomerang contra el Líbano en forma de un ataque del enemigo [es decir, Israel]”.

«Las advertencias sobre una pérdida de control en el sur están aumentando. Si estas facciones actúan bajo la supervisión de Hezbollah, y [Hezbollah] simplemente está [usándolas para] proporcionar una cobertura suní y palestina para su propia acción militar, entonces el Estado libanés parece indefenso. Si alguien está pensando en revivir el Acuerdo de El Cairo, [debe saber que] a la gran mayoría de los libaneses no les gusta la idea de que el estado colapse, y podrían hacer algo para sacarlo de esta situación anómala». [8]

 

[1] Véanse los informes de MEMRI: Despacho Especial No. 10852, Políticos libaneses a Hezbollah: “No involucren al Líbano en una guerra contra Israel”, 11 de octubre, 2023; Despacho Especial No. 10891 – Críticas en el Líbano: “El gobierno no tiene autoridad; Irán y Hezbollah deciden sobre cuestiones de guerra y paz”, 20 de octubre, 2023.

[2] Nidaalwatan.com, 6 de noviembre de 2023.

[3] Los Entendimientos de Abril son un acuerdo escrito pero informal firmado por Israel y Hezbollah en 1996 después de la Operación Uvas de la Ira, que incluye un alto el fuego completo entre las partes.

[4] Este fue un acuerdo secreto firmado en noviembre de 1969 por la OLP y el gobierno libanés, que concedió al primero permiso para llevar a cabo sus actividades desde el Líbano.

[5] Almodon.com, 9 de noviembre de 2023.

[6] La Revolución de los Cedros fue una serie de protestas masivas en el Líbano pidiendo la retirada de la presencia militar siria del país tras el asesinato del primer ministro libanés Rafik Al-Hariri el 14 de febrero de 2005. A raíz de las protestas, Siria completó la retirada de sus fuerzas del Líbano y el gobierno libanés pro-sirio fue derrocado.

[7] El Acuerdo de Taif, firmado en 1989 al concluir la guerra civil libanesa, distribuyó la autoridad política, civil y militar en el país según líneas sectarias.

[8] Nidaalwatan.com, 9 de noviembre de 2023.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.