Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo marzo 3, 2024

Gaza, el día después de mañana


La guerra en Gaza sigue aun activa, en estos momentos pesa un alto al fuego debido a negociaciones realizadas una vez más por actores del mundo árabe que han antepuesto la diplomacia a la lucha armada. En este caso, Qatar; gran financista de Gaza y Egipto; con un gobierno opositor al régimen islamista de Hamas y la Yihad Islámica, han intercedido para lograr una pausa humanitaria para permitir el ingreso de ayuda para los civiles y mitigar días de violencia.

El gobierno de Doha ha enviado incluso a personal de inteligencia para negociar condiciones que permitan llegar a un acuerdo entre israelíes y terroristas del Hamas. Este se llegó con la devolución de grupos de secuestrados del 7 de octubre, alto al fuego en la zona y además el retorno de palestinos encarcelados en Israel por tentativas de terrorismo o abiertamente por ataques. El régimen de los Al Thani además, logró que Israel se comprometiera a no asesinar a los líderes de Hamas que se encuentran viviendo de los lujos en territorio qatarí y se ha planteado incluso que el alto al fuego se pueda extender por cada diez israelíes liberados posterior a terminar el cuarto día de cese de hostilidades.

Sin embargo, hay que entender que, pese a esta pausa, es posible que las operaciones regresen al norte y centro de Gaza porque el objetivo de Israel es claro, desmantelar todo el aparato militar y político del grupo islamista, por lo que es posible que, salvo ocurra alguna situación extraordinaria desde el punto de vista político Hamas no controlará más el enclave de Gaza, lo que lleva a plantear ¿Cómo será el día después de terminadas las hostilidades para los gazatíes y cómo se administrarán?

Ambas preguntas no tienen una respuesta fácil, la salida que venga después de semanas o meses debilitando al grupo islamista y su aliado de la Yihad Islámica no tiene una propuesta única. Entre las soluciones planteadas se encuentra darle el control al gobierno de Abu Mazen que administra en Cisjordania, sin embargo, ha perdido legitimidad y fuerza entre la población palestina y más bien, células cercanas a Hamas y similares han ido ganando poder en esta zona palestina por lo que es posible que el próximo foco de tensión importante entre israelíes y palestinos se traslade nuevamente a aldeas y pueblos palestinos en la Margen Occidental.

La segunda tesis planteada es la posibilidad de una ocupación indefinida por parte de Israel. Sin embargo, esto es rentable en un mediano plazo porque se podría caer en una guerra de desgaste y enfrentamiento con nuevas células de palestinos opuestos a esta ocupación e impulse la aparición de nuevas guerrillas causando más violencia. Aun así, la ocupación israelí será el primer paso temporal hasta desmantelar operativamente al Hamas y sus capacidades de volver a tener control y poder en el enclave.

El tercer planteamiento realizado sobre esto es la posibilidad de conformar una fuerza de paz extranjera que haga cumplir con la reconstrucción del sitio, el retorno de los palestinos que se movilizaron hacia el Sur y garantizar a través de un fideicomiso basados en el artículo 77 de la Carta del régimen internacional de administración fiduciaria como un territorio no autónomo.

Para que esta tenga efectividad debería hacerse a través de Naciones Unidas en conjunto con un grupo de países principalmente árabes comprometidos con la paz y el desarrollo. Aprovechando el impasse de los últimos años, podría plantearse la presencia de una fuerza administrada por Emiratos Árabes Unidos, Marruecos e incluso Qatar, con el apoyo de potencias globales como Estados Unidos, China y la UE que sean garantes desde una perspectiva económica y política y que se encuentren presentes representantes de la ANP que son finalmente quienes tienen la voz oficial de los palestinos frente al mundo conforme a Oslo y a la Conferencia de Paz de Madrid y a quienes se les debe finalmente dar los insumos para administrar los territorios como corresponde y tener más responsabilidades de cara al mundo.

Los palestinos de Gaza requieren de quien vele por brindarles las herramientas básicas de desarrollo económico e infraestructura para encaminarse a la autosuficiencia, mientras sus destinos estén en manos de grupos como Hamas o de similares que tienen como objetivo principal su propio enriquecimiento y la exposición sin contemplaciones de poblaciones civiles a condiciones de violencia extrema como la que se viene dando desde octubre anterior los palestinos continuarán en una espiral autodestructiva sin final.

Incluso, están quienes proponen la necesidad de un “Plan Marshall” para los palestinos, pero, el dinero por sí mismo no logra nada si no se puede garantizar un gobierno estable que controle a todos los grupos armados existentes y las divisiones políticas que hay en las diferentes aldeas, como también puedan combatir la corrupción a lo interno de las fuerzas palestinas para evitar que algunos líderes opten por el enriquecimiento ilícito con dineros de inversión para los palestinos.

También, es fundamental plantear las condiciones para que regrese el dialogo a la mesa entre israelíes y palestinos de manera efectiva y se retome el camino hacia una pacificación que no se logra con las estrategias actuales de deslegitimación y llamados a la violencia algunas fuerzas políticas promueven como herramienta política.

Sin dudas, aún es prematuro plantear salidas a la situación palestina en Gaza, pero ya hay que ir haciendo propuestas para lo que debe suceder el día después de la guerra y trabajar a favor de una paz justa y consensuada que siga defendiendo la necesidad de forjar la solución de dos Estados de manera imperativa, por encima de las posiciones radicales que hacen ruido en la actualidad.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.