Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| jueves junio 13, 2024

El hombre de confianza de Schindler que se transformó en el Walt Disney israelí


¿Recuerdas la escena en La lista de Schindler cuando la pareja se casa secretamente en el campo de concentración? Esa escena está basada en la boda secreta de Joseph Bau y su esposa Rebecca en el campo de concentración de Plaszow. Como artista y dibujante, Bau era un maestro de la falsificación de documentos y trabajó con Oskar Schindler para salvar a cientos de judíos de una muerte segura. Después de la guerra, Bau se convirtió en un artista celebrado tanto en Polonia como en Israel, donde llegó a ser conocido como «el Walt Disney israelí» por su importante rol dentro de la primera industria cinematográfica de animación de Israel.

Nacido en Cracovia, Polonia, en 1920, Bau estudió en la Universidad de Artes Plásticas de esa ciudad. En su primer año, su profesor de caligrafía anunció una lección opcional de letras góticas alemanas. A pesar del disgusto de Bau por el idioma alemán, particularmente durante la guerra, él asistió a esta lección opcional, y esa decisión terminó salvándole la vida.

Joseph y Rebecca Bau

Cuando Bau tuvo que mudarse con su familia al gueto de Cracovia en 1940, la policía alemana lo contrató para escribir letras góticas para señales y mapas. Al mismo tiempo, forjó documentos para el sistema clandestino judío. «Lo gracioso es que los nazis buscaban espías por todas partes», recordó su hija Clila Bau-Cohen, «¡y no sabían que el espía más grande estaba sentado justo en su oficina!».

De ahí, la familia fue al campo de concentración de Plaszow, donde tuvo lugar la famosa boda secreta en la litera de la madre de Bau, Cyla Bau, en 1944. Bau había intercambiado sus preciadas raciones de pan por una pequeña cuchara de plata, que luego había transformado en dos anillos de boda.

Bau habló sobre la escena de la boda representada en la película de Spielberg, donde amigos de la novia y el novio fabrican un dosel nupcial con una sábana sostenida por dos escobas, «Completa tontería. ¿Quién ha oído hablar de sábanas en un campo? ¡Dormíamos sobre trapos!».

Un dibujo del Holocausto de Bau ‘La repartición de sopa’

Como manicurista del monstruoso comandante de Plaszow, Amon Goeth, Rebecca se enteró de la lista de Schindler y organizó para agregar el nombre de su esposo a ella, en lugar del suyo. Bau solo se enteró de este acto desinteresado de amor 50 años después.

La pareja tuvo que separarse durante varios meses cuando Rebecca fue enviada a Auschwitz y Bau a Gross-Rosen y luego a Brünnlitz, el «campo» dirigido por Oskar Schindler, en Checoslovaquia. Schindler dirigía una fábrica de armamentos que protegía a los judíos que trabajaban allí.

Después de la guerra, Joseph y Rebecca Bau se encontraron milagrosamente en Checoslovaquia y renovaron sus votos en una ceremonia formal en Cracovia en 1946. Lamentablemente, ambos habían perdido casi a todos en sus respectivas familias en el Holocausto.

 

 

El ‘Retrato de Oskar Schindler’ de Bau

Bau retomó sus estudios de diseño y disfrutó de éxito como caricaturista y dibujante para cuatro periódicos en Polonia. En 1950, él y Rebecca se mudaron al recién independiente Estado de Israel. Bau se convirtió en el primer animador de Israel, y se ganó el apodo de «Walt Disney israelí» en los medios. Produjo cortos animados para cines y televisión, así como anuncios de servicio público, y creó los títulos de apertura y cierre y créditos para casi todas las películas israelíes filmadas entre los años 50 y los años 70.

Un hecho desconocido para su familia hasta después de su muerte en 2002, fue que Bau también trabajó como artista gráfico para el Mosad. Forjó papeles para Eli Cohen, quien espió famosamente a Siria para Israel, así como para el equipo que capturó a Adolph Eichmann en Argentina.

Hace más de 25 años, sus hijas convirtieron el estudio de arte de su padre en Tel Aviv en el ‘Museo Casa Joseph Bau’, donde los visitantes pueden aprender sobre la vida y obra de este hombre asombroso. Aunque el museo ha recibido premios por ser una importante atracción turística, el Ministerio de Cultura quiere derribarlo. Debido a su pequeño tamaño, 53 metros cuadrados, en comparación con los 200 metros cuadrados requeridos por la ley, el Ministerio no considerará la Casa Joseph Bau como un museo, y por lo tanto, no la apoyará financieramente. El museo debe depender de donaciones personales para sobrevivir.

También se puede ver la obra de Bau en museos y galerías de todo el mundo, y también en sedes internacionales como la Knéset (Parlamento israelí), el Parlamento español y la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Joseph Bau

Bau escribió 10 libros, incluyendo sus memorias de la Segunda Guerra Mundial: Dear God, Have You Ever Gone Hungry? La versión en hebreo se publicó en 1982; la inglesa en 1998. El libro también ha sido traducido a muchos otros idiomas. En él, Bau dibujó un diagrama del campo de concentración de Plaszow, que Steven Spielberg utilizó para recrear el campo en La lista de Schindler. A diferencia de la mayoría de los libros sobre el Holocausto, Bau incorporó algo de humor en él, lo que sin duda le ayudó a sobrellevar esos cinco años infernales. «Nunca perdió su humor. Incluso en los momentos más difíciles, encontraba algo gracioso que decir», dice su hija Clila Bau-Cohen.

Él también escribió un libro de poesía durante el Holocausto, titulado The World and I. Hadasa Bau dijo que su padre originalmente había fabricado las páginas del libro con colillas de cigarrillos descartadas por los soldados alemanes. Bau también escribió un libro llamado Brit Milah, en el que comparte con el lector su fascinación por el idioma hebreo, principalmente a través de caricaturas divertidas.

Bau no menciona en ninguno de sus libros que él activamente salvó la vida de tantas personas. Cuando se le preguntó, años después, por qué no forjó papeles para sí mismo, Bau respondió humildemente, «Si hubiera escapado, ¿quién habría salvado a los demás?».

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.