Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| sábado abril 13, 2024

Columnista en diario qatarí: “El odio y la hostilidad están arraigados en los judíos; La guerra en Gaza es una copia exacta del complot de sus antepasados contra los musulmanes en tiempos del Profeta»


En un artículo antisemita en su columna del diario qatarí Al-Sharq, Abdullah Al-Amadi, ex asesor del ministro de Educación de Qatar y editor adjunto de este diario, escribió que los judíos son intrigantes, deshonestos e infractores de tratados y promesas y, por tanto, que los musulmanes no deben mostrarles flexibilidad ni perder el tiempo negociando con ellos. El autor agregó que el odio, el resentimiento y los celos hacia los musulmanes han sido arraigados entre los judíos desde los días del profeta Mahoma, y ​​que los judíos de hoy, al igual que sus antepasados, se esfuerzan por perjudicar a todos los musulmanes en todas partes. Según Al-Amadi, la actual guerra en Gaza es una copia exacta del complot tramado por las tribus judías de la Península Arábiga contra la comunidad musulmana en la época del Profeta. Además, su ejército está tratando ahora de expulsar a los palestinos de Gaza del país como parte de «un asqueroso plan estadounidense» para construir un puerto allí, ocupar el norte de la Franja de Gaza y apoderarse de los depósitos de gas frente a sus costas.    

Cabe señalar que, tras los acuerdos de normalización firmados por Israel y varios países árabes en 2020, Al-Amadi publicó un artículo similar, afirmando que el Corán presenta «una verdad histórica» ​​sobre los judíos, a saber, que odian a los musulmanes y seguirán odiándolos hasta el día del Juicio. [1] En una columna de noviembre de 2021, el editor dedicó una larga discusión a una historia que aparece en el Corán y el Hadiz, según la cual Alá convirtió a algunos judíos en simios y cerdos como castigo por desobedecerle. [2]

Abdullah Al-Amadi (Imagen: Al-Sharq, Qatar)

Lo siguiente son extractos traducidos del reciente artículo de Al-Amadi: [3]

«No es ninguna sorpresa que el Corán profundice sobre los judíos en Surat Al-Baqarah [la segunda sura del Corán]… exponiendo su carácter y su actitud hacia los profetas e incluso hacia Alá [Él mismo]. [El Corán] lo hizo para una razón muy seria, que es fundamental para nuestro discurso de hoy…”

“Banu Qurayza, Banu Nadir, Banu Qaynuqa y Banu Khaybar eran tribus judías que se asentaron en Medina. Tenían más conocimientos que los musulmanes analfabetos y se jactaban de sus conocimientos ante los árabes, incluido su conocimiento sobre el Último Profeta [que estaba a punto de aparecer]. Ellos, o algunos de ellos, esperaban que este profeta fuera uno de ellos, así que cuando resultó ser un árabe del clan hashemita y la tribu Quraysh [es decir, el profeta Mahoma], estos [judíos] pronto revelaron su fea cara, se volvieron abierta y encubiertamente hostiles y negaron lo que Alá reveló a su honorable Profeta. Fueron los primeros en renunciar al Profeta, a pesar de que sabían de su venida [de antemano].”

“El Corán expone la verdad sobre los judíos. Surat Al-Baqarah comienza con historias sobre ellos, como si se dirigiera a los judíos de Medina y les recordara la relación de sus antiguos antepasados ​​con el profeta de Alá, Moisés y otros profetas. Les recuerda su historia, que refleja todos [sus rasgos]: su astucia, deshonestidad y reiterada violación de promesas y tratados a pesar de las pruebas y tribulaciones que sufrieron como castigo por sus acciones. Cada vez que se recuperan de una caída, inmediatamente caen en otro pozo. Los desastres no los ayudaron [a aprender], no los disuadieron y no cambiaron su naturaleza, generación tras generación.”

“La hostilidad de los judíos hacia la comunidad musulmana, que continúa desde aquellos días hasta hoy, es diferente de [la hostilidad] de todas las demás naciones hacia el islam y los musulmanes, porque su resentimiento, celos y odio están arraigados en ellos. De hecho, parece que [estos sentimientos] fueron transmitidos de generación en generación, hasta el día de hoy. Lo que está sucediendo ahora en Gaza, por ejemplo, no es diferente del complot tramado por la tribu judía Banu Nadir contra el Profeta, o de la traición de los Banu Qurayza a los musulmanes, que siguió a una traición similar por parte de las tribus Qaynuqa y Khaybar.”

«Los judíos del pasado son los judíos de hoy. En su forma moderna, se distanciaron aún más de las leyes de Moisés y de las religiones monoteístas, en comparación con sus antepasados ​​en Medina o durante los muchos siglos anteriores. Se convirtieron en sionistas, que no tienen [conexión] alguna con religiones, moralidad o valores. De hecho, su hostilidad, barbarie y crímenes contra los musulmanes en Gaza han empeorado, y pretenden perjudicar a todos los musulmanes en todas partes, si pueden.“

“Por lo tanto, encontramos que el extenso discurso en el Corán sobre los Hijos de Israel simplemente tiene como objetivo advertir a los musulmanes de cada época sobre el peligro que representa este grupo que está lleno de odio hacia la humanidad… Moisés no escapó a su naturaleza de astucia y deshonestidad, entonces, ¿a alguien más le irá mejor?”

“Lo que está sucediendo en Gaza [hoy] es una réplica exacta de lo que los líderes de la tribu [judía] Banu Nadir, y más tarde la tribu Banu Qurayza, conspiraron contra la comunidad musulmana de Medina. Usan los mismos métodos y el mismo razonamiento, destinado a desarraigar y exterminar a los musulmanes. Hoy continúan su plan genocida en Gaza, considerada el [bastión] de la resistencia sunita más feroz y clara a sus planes, arrasando sus edificios y planeando reocuparla junto con Estados Unidos y Occidente y algunos árabes hipócritas. Matan, arrestan y saquean en nombre de su Torá distorsionada, sin distinguir entre niños, mujeres y hombres; todas las personas son igualmente sometidas a masacre y exterminio. Por lo tanto, se puede decir que esta ocupación criminal recrea precisamente las historias de [las tribus de] los Banu Nadir y los Banu Qurayza y su trato hacia los musulmanes.”

“Alá le habló a la nación [musulmana] desde sus inicios acerca de personas como éstas y su carácter. Uno no debe ser flexible ni involucrarse en diplomacia con ellos, ni perder el tiempo en negociaciones agotadoras… o en ir y venir entre las capitales árabes y occidentales mientras su cobarde ejército, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos y Occidente, destruye los barrios [de Gaza] junto con sus residentes y árboles. Luego pavimenta carreteras hacia el [lugar del] sucio plan estadounidense de construir un puerto en Gaza con el pretexto de ayuda humanitaria, que en realidad está destinada a sentar las bases para expulsar del país a los supervivientes de Gaza, y nada más. Esto es una preparación para ocupar la zona alrededor del puerto, o el norte de la Franja de Gaza, como parte de un plan más amplio: hacerse cargo de los recursos de gas [natural] de Gaza, del cual las empresas extranjeras desean apoderarse.”

“Según muchos informes, el estado de ocupación criminal [siempre] planeó poner sus manos sobre estos recursos musulmanes, pero [la Operación] Inundación de Al-Aqsa [es decir, el ataque de Hamás el 7 de octubre] reveló cosas que habían estado ocultas, exponiendo estos vergonzosos complots y la cara de todos los criminales de la [comunidad] internacional que están colaborando con los judíos de las tribus [actuales] Qurayza y Nadir, y con Netanyahu, Ben Gvir y otros. Hoy en día no hay nadie que les dé el trato que merecen, el trato que les dieron a sus antepasados Hay bin Akhtab [4], Ka’b bin Ashraf [5] y otros. Lamentablemente, este tratamiento no existe hoy en día…»

 

[1]  Véase MEMRI Investigación y Análisis No. 1634 –Antisemitismo y negación del Holocausto en la prensa qatarí– 28 de abril, 2022.

[2] Véase MEMRI Despacho Especial No. 9660 –Artículo en un diario qatarí sobre la historia islámica del castigo de Alá a los judíos convirtiéndolos en simios y cerdos– 2 de diciembre, 2021.

[3]   Al-Sharq(Qatar), 14 de marzo, 2024.

[4]  Hay bin Akhtab (Hay bin Ahituv) fue uno de los líderes de la tribu Banu Nadir en la época del Profeta, hasta la Batalla de Khaybar en 628 entre judíos y musulmanes. Cuando las fuerzas musulmanas rodearon a los judíos supervivientes en Yathrib (Medina), el Profeta ordenó ejecutar a Hay bin Akhtab y su hijo.

[5] Según el Hadiz, Ka’b bin Ashraf (m. 624) era un poeta, hijo de una madre judía de la tribu Banu Nadir y un padre árabe de la tribu Banu Tayy, que se burló del profeta Mahoma y fue asesinado por los musulmanes. Según una de las versiones del Hadiz, fue asesinado con el conocimiento y la bendición del Profeta, y según otra, fue decapitado y su cabeza fue llevada al Profeta.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.