Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo junio 23, 2024

¿Septiembre negro de 2024?


La amenaza no podría ser más clara.[1] Irán, a través de sus numerosos representantes, considera que el debilitamiento del Reino Hachemita de Jordania es una pieza clave de su estrategia regional. Subvertir y penetrar en Jordania, a través de facciones islamistas palestinas (Hamás) y jordanas (Frente de Acción Islámica y aliados) ofrece la oportunidad de avanzar en uno de los objetivos clave de la Guerra de Gaza de 2023 lanzada por Hamás el 7 de octubre: la toma del poder de la Margen Occidental gobernada por Fatah y la ampliación de los puntos de confrontación directa con Israel. Los representantes de Irán en Irak, Siria, Gaza y el Líbano están ansiosos por ayudar a que esto suceda. Una Jordania que se sometiera al Eje de Resistencia de Irán convertiría a todo el país en una primera línea estratégica de combate directo en el cerco iraní a Israel. Irán ha trabajado diligentemente para fortalecer las facciones palestinas como parte de su red más amplia de fuerzas proxy.[2]

La geografía y la demografía condenan a Jordania a estar involucrada de alguna manera en el conflicto palestino-israelí. El país constituye la mayor parte de la frontera occidental de Israel y la mayor parte de la población de Jordania es de origen palestino. El rey de Jordania sigue siendo el custodio tradicional de los lugares santos musulmanes y cristianos de Jerusalén. Jordania libró dos guerras contra Israel (en 1948 y 1967) y firmó un tratado de paz formal en 1994 con su antiguo enemigo.

A primera vista, las amenazas parecen excesivas. Hace 54 años, Jordania luchó y ganó en una guerra total contra facciones armadas palestinas, el infame «Septiembre Negro» de 1970. Hoy, a pesar de la retórica de las milicias encabezadas por Irán en Irak y de los aliados locales de Hamás en Jordania, hay En Jordania no existe un «Estado dentro de un Estado» armado. No sólo eso, sino que tanto la Inteligencia jordana como el muy capaz Directorio de Inteligencia General (DIG) y las Fuerzas Armadas jordanas están bien financiados y son bien considerados por su profesionalismo. En los últimos días, Jordania ha recibido fuertes declaraciones públicas de apoyo de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Mahmoud Abbas de la OLP. La Administración Biden también es un firme partidario.[3] Así pues, sobre el papel, Jordania parecería muy bien preparada para defenderse internamente.

Desde el 7 de octubre, el gobierno trató de canalizar la ira popular contra Israel y Occidente adoptando gran parte de la misma retórica utilizada por los partidarios de Hamás en otros lugares. Los observadores occidentales notaron en particular la dura retórica de la Reina Rania de Jordania (de origen palestino) y del ministro de Relaciones Exteriores Ayman Safadi (ex periodista y miembro de la comunidad drusa de la Ribera Oriental de Jordania).[4] Esa táctica no parece haber funcionado para calmar la situación interna o al menos no funcionó lo suficiente [5].

Los funcionarios de seguridad jordanos tienen mucha experiencia y habilidades para enfrentar las amenazas islamistas en el país que produjo a Abdullah Azzam, Abu Musab Al-Zarqawi y Abu Muhammad Al-Maqdisi.[6] Pero los opositores al régimen, especialmente los islamistas, también tienen décadas de experiencia en subversión, ganada con mucho esfuerzo.

Obviamente, una parte del objetivo es promover la proliferación de ataques terroristas desde Jordania hacia Israel.[7] Pero el segundo objetivo es promover el caos dentro de la propia Jordania, presionando así tanto a las autoridades como a la opinión pública a favor de Hamás. El final será al menos un cambio de política, sino (todavía) un cambio de régimen. Una serie de artículos recientes en la prensa jordana (fuertemente monitoreada e influenciada por el DIG) advirtieron a Hamás y sus aliados islamistas locales que no sigan este peligroso juego.[8] Ya hay mucho descontento en Jordania, incluso sin Gaza.[9]

Los hashtags progubernamentales en las redes sociales transmitieron recientemente el mensaje de «Jordania Primero» y «Línea Roja de Jordania», advirtiendo que los atentados contra la estabilidad y la seguridad del régimen son líneas rojas.[10] Mientras que algunos jordanos afirmaron que Israel estaba secretamente detrás de parte del lenguaje intemperante contra el régimen de Ammán,[11] los verdaderos árabes antiisraelíes criticaron abiertamente a las fuerzas de seguridad, al gobierno e incluso al rey jordanos por su supuesta complacencia en Gaza.[ 12] Como cantó un grupo en El Cairo en TikTok, «Abdullah, guardia de la entidad [sionista], que encarcela a nuestra juventud en Ammán». [13] Dentro de Jordania, otros amenazaron con que no puede haber estabilidad dentro del país «sin la eliminación de la entidad sionista en Palestina” [14] Y, no sorprende, que las protestas pro-Hamás en Jordania hayan recibido una cobertura positiva y de alto perfil en Al-Jazeera, que sirve como una especie de ministerio informal de propaganda para el grupo terrorista. [ 15]

Fue el primer ministro israelí, Ariel Sharon, quien una vez dijo notoriamente que «Jordania es Palestina», una noción que todavía prevalece entre algunos en Israel y que probablemente sea más popular allí después de los comentarios de la Reina Rania en los últimos meses. La difícil verdad es que Jordania tiene, o busca mantener, una identidad separada (de la Margen Occidental o transjordana, hachemita, musulmana y árabe) basada en ciertas realidades históricas. Es por eso que una de las preocupaciones actuales sobre Hamás y compañía es que buscan dominar la calle incitando a las tribus de Jordania a unirse a su causa, tribus que son pilares tradicionales del gobierno hachemita. Y subvertir esa vieja lealtad es una línea roja. Los partidarios de los hachemitas respondieron al hashtag árabe “Inundación de Al-Aqsa” creado por Hamás con una “inundación de lealtad” propia, lealtad al Estado y a la corona.[16]

El mundo y Jordania son muy diferentes de lo que eran en septiembre de 1970, pero la agenda es inquietantemente similar: someter a Jordania y su voluntad política a la primacía de la causa palestina, como si –como dice a diario el eje de representantes de Irán– no hubiera ninguna otra causa importante.

Dadas la demografía y la política regional, Jordania tradicionalmente ha tratado de actuar con cautela –aliada con Occidente, apoyada por los Estados del Golfo de tendencia occidental, haciendo la paz con Israel– y al mismo tiempo dando espacio y palabrería retórica a los partidarios del » Palestina primero». En 1968, el rey Hussein dijo la famosa frase: «todos somos fedayines». Dos años más tarde, luchaba contra ellos y los mataba en las calles de Ammán.

El régimen jordano preferiría mantener la vieja ambigüedad que funcionó tan bien durante décadas después de Septiembre Negro, maniobrando con cuidado en el intranquilo centro. Cuando serví en Ammán, sabía (era de conocimiento público) que los jordanos trabajaban estrechamente con los estadounidenses en el contraterrorismo [17] mientras que, a diario, como responsable de prensa, veía montones de veneno antiestadounidense en las páginas de los periódicos jordanos. Mediante esa combinación se gestionaba esa ambigüedad, decir una cosa y hacer otra. Fue una estrategia de crisis exitosa, posible gracias a un establishment de seguridad nacional y una elite gobernante leales, unidos y capaces.

Jordania prefiere tener espacio para maniobrar, permanecer indefinido y mutable, dividir y conquistar, como táctica clave de supervivencia. El Septiembre Negro de 1970 fue una excepción, el puño de hierro cuando fue llevado a la desesperación. La cuestión es si esa otra estrategia de ambigüedad cuidadosamente planificada todavía funciona, en caso de que Hamás surja políticamente fortalecido de los escombros de Gaza y si Irán, Al-Jazeera de Qatar y los propios islamistas de Jordania realmente hacen causa común y encuentran oportunidades reales para pescar en las conflictivas aguas jordanas.

*Alberto M. Fernández es vicepresidente de MEMRI.

[1] Véase MEMRI Investigación y Análisis No. 1758, El gran plan de Irán: derrocar al régimen jordano, atacar a Israel desde el este y frustrar el proyecto de normalización occidental-sunita – y esto podría comenzar este viernes, Día de Qods en Irán, 3 de abril , 2024.
[2] Ctc.westpoint.edu/the-path-to-october-7-how-iran-built-up-and-managed-a-palestinian-axis-of-resistance, diciembre de 2023.
[3] Washingtonpost.com/politics/2024/02/12/biden-jordan-abdullah-rafah-israel-gaza, 12 de febrero, 2024.
[4] Véase el Despacho Especial No. 10950 de MEMRI, Ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Ayman Al-Safadi: Hamás es una idea y las ideas no mueren, 9 de noviembre, 2023.
[5] Aljazeera.net/news/2023/10/25/%d8%a7%d9%84%d9%85%d9%84%d9%83%d8%a9-%d8%b1%d8%a7%d9 %86%d9%8a%d8%a7-%d8%a5%d8%b3%d8%b1%d8%a7%d8%a6%d9%8a%d9%84-%d8%aa%d8%b1%d8 %aa%d9%83%d8%a8-%d8%a3%d8%b9%d9%85%d8%a7%d9%84%d8%a7, 25 de octubre de 2023.
[6] Washingtoninstitute.org/policy-analysis/sustained-counterterrorism-efforts-remain-key-preventing-attacks-jordan, 11 de marzo de 2021.
[7] Véase Despacho Especial No. 11226, Llamados a operaciones terroristas contra Israel desde territorio jordano – Funcionarios de Hamas y la Hermandad Musulmana, clérigos cercanos a Qatar: Los jordanos deben comprar armas y someterse a entrenamiento militar; Luchar contra los judíos es un “deber islámico”, 25 de marzo de 2024.
[8] Véase MEMRI Despacho Especial No. 11251, Régimen jordano furioso con Hamás y la Hermandad Musulmana: Están actuando para fomentar el caos en el Reino al servicio de Irán, 4 de abril, 2024.
[9] Worldbank.org/en/country/jordan/overview, consultado el 5 de abril de 2024.
[10] Twitter.com/arabianknight33/status/1775906548776153518, 4 de abril de 2024.
[11] Twitter.com/hayatfmofficial/status/1775828639847706916/video/1, 4 de abril de 2024.
[12] Twitter.com/Quraish911/status/1775654324791570529/photo/1, 3 de abril de 2024.
[13] Twitter.com/Lr3Bx/status/1775924695017156815, 4 de abril de 2024.
[14] Twitter.com/KhaledEljuhani/status/1775905430121632243/video/1, 4 de abril de 2024.
[15] Twitter.com/BenEgypt_w/status/1774143350033027417, 30 de marzo de 2024.
[16] Twitter.com/Hashimieh/status/1774261339734581309, 30 de marzo de 2024.
[17] Brookings.edu/articles/the-remarkable-case-of-the-triple-agent-and-the-bombing-in-khost-afghanistan, 6 de diciembre de 2019.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.