Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles mayo 22, 2024

Las mentiras sobre el primer ataque directo de Irán a Israel

Algunas mentiras que usted probablemente escuchará en los próximos días


Mentira número 1: «Israel empezó esto con su ataque aéreo en Damasco».

FALSO. Irán ha estado realizando ataques constantes contra Israel durante décadas a través de sus representantes en la región, el principal de ellos Hezbolá, que está totalmente financiado, armado y controlado por el régimen iraní. Ese ataque sólo se ha intensificado desde el 7 de octubre. Hezbolá ha disparado cohetes y misiles contra el norte de Israel casi a diario durante más de seis meses, provocando el despoblamiento de gran parte de esa zona. Decenas de miles de israelíes no han visto sus hogares desde hace medio año debido a estas agresiones dirigidas por Irán; muchas de sus casas ya no existen, pues fueron destruidas por los cohetes de Hezbolá. Los hutíes, otro grupo aliado de Irán con base en Yemén, también han disparado numerosos misiles contra el sur de Israel. Finalmente, Hamás y la Yijad Islámica Palestina han sido financiados, armados y entrenados por Irán durante años, y el régimen iraní considera a esos grupos terroristas palestinos como parte de sus esfuerzos ofensivos contra Israel. No ha habido un solo día en los últimos seis meses en que Irán, a través de sus diversos representantes en la región, no haya atacado a Israel. El ataque aéreo en Damasco tuvo como objetivo a personas directamente responsables de la agresión permanente de Irán contra el Estado judío.

Mentira número 2: «El objetivo del ataque aéreo de Israel en Damasco era una instalación diplomática».

FALSO. La idea de que el objetivo del ataque aéreo de Damasco fuera un «consulado iraní» es ridícula. El edificio era el cuartel general local del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC), una rama del ejército iraní que ha sido designada como organización terrorista por Estados Unidos y muchos otros países. Los muertos fueron figuras de alto rango del IRGC, incluido el general de brigada Mohamad Reza Zahedi, un alto comandante de la unidad de operaciones exteriores del IRGC, que era responsable de enlace con Hezbolá, y su adjunto, el general Mohamad Hadi Hajriahim. Otros cinco oficiales del IRGC murieron en el ataque aéreo, al igual que cinco milicianos afiliados a Irán, un agente de Hezbolá, un asesor militar iraní y al parecer dos civiles. El ataque aéreo estuvo dirigido a figuras militares en una instalación militar, y los objetivos estaban directamente involucrados en la orquestación de ataques contra Israel. El hecho de que el edificio estuviera ubicado adyacente a la embajada iraní no cambia su carácter militar.

Humor negro israelí: en esta imagen de IA creada por Matthew Morgenstern, los mullás iraníes vuelan en alfombras voladoras propulsadas por misiles
(Fuente: The Times of Israel)

Mentira número 3: «Israel llevó a cabo el ataque aéreo en Damasco para provocar una guerra más amplia».

FALSO. Durante meses, Israel ha limitado su respuesta militar al ataque en curso de grupos proxy iraníes a retaliaciones aéreas y fuego de artillería dirigidos únicamente a las fuentes de los ataques. La realidad, sin embargo, es que grandes extensiones del norte de Israel han quedado inhabitables debido a los continuos ataques de Hezbolá, dirigidos por el jefe del grupo, Irán. La única manera de obligar a Hezbolá a detener su ataque al norte de Israel y restablecer la calma es atacar a los oficiales militares iraníes que están detrás de esas agresiones. Eso es lo que pretendió hacer el ataque aéreo de Damasco: poner fin a la impunidad de la que disfrutan los oficiales militares iraníes mientras supervisan los ataques en curso contra el pueblo de Israel.

Mentira número 4: «Cualquier respuesta israelí hará que la situación empeore aún más».

FALSO. El ataque iraní sin precedentes contra Israel, que involucró cientos de misiles y drones, fue la escalada. Ha sido condenado rotundamente en todo el mundo. Israel responderá a este acto de agresión sin precedentes como lo haría cualquier país soberano, sobre todo para disuadir al régimen iraní de llevar a cabo nuevos ataques contra territorio israelí y enviar el mensaje de que Israel no tolerará ataques masivos contra su territorio soberano por parte de otro Estado.

Mentira número 5: «El daño relativamente limitado del ataque iraní significa que no fue gran cosa, e Israel debería dejarlo pasar».

FALSO. El ataque iraní no tuvo precedentes en cuanto a su alcance y gravedad. La única razón por la que no causó daños generalizados y bajas masivas fue porque Israel y sus aliados han invertido, durante años, miles de millones de dólares en el desarrollo de sofisticados sistemas de defensa aérea contra la amenaza planteada por Irán. La mayoría de los misiles y drones fueron interceptados antes de que llegaran a las fronteras de Israel, porque Israel y sus aliados estaban preparados. Pero no nos equivoquemos: este ataque iraní tenía como objetivo provocar muerte y destrucción sobre el pueblo de Israel. Si Israel no responde, abrirá la puerta a nuevos y más severos ataques por parte de Irán, que ha manifestado su deseo e intención de destruir el Estado judío en numerosas ocasiones. A ningún otro país se le pediría que tolerara eso. Israel tampoco debería hacerlo.

*Ex editor en jefe de The Jerusalem_Post.
Fuente: cuenta en X @avimayer.
Traducción Sami Rozenbaum / Nuevo Mundo Israe

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.