Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles mayo 22, 2024

Entre el relato falso y cambios en el mapa


El lunes 1 de abril, medios de difusión como BBC, New York Times, agencias de noticias y finalmente, medios de todo el mundo publicaron brevemente los siguiente: “Al menos 7 personas murieron en un ataque atribuido a Israel contra el edificio del consulado de Irán en Damasco este lunes. Entre los muertos está el general de brigada Mohamed Reza Zahedi, uno de los comandantes de más alto rango de la Guardia Revolucionaria, según informó esta organización perteneciente a las fuerzas armadas iraníes. El ataque destruyó el edificio de varias plantas situado junto a la embajada de Irán en el distrito de Mezzeh de la capital de Siria.”

A partir de allí, Irán instaló un relato; Israel no hizo, ni siquiera hasta hoy ningún comentario y no hay prueba demostrable de la procedencia de los aviones que hicieron el bombardeo, salvo la palabra de Irán. El párrafo de la noticia, sin embargo, demuestra que el relato de Irán que, por conveniencias políticas, potencias y no potencias, decidieron comprar, tiene, como siempre que Irán anuncia, denuncia o acusa, falsedades al servicio de su política terrorista. Reza Zahedi, diseñador de los bombardeos diarios de Hizbollah contra Israel que ha obligado a desplazar decenas de miles de israelíes y de lo cual, por supuesto nadie habla ni condena, y uno de los planificadores de la masacre de Hamas del 7 de octubre, o sea, un criminal de guerra murió junto a 6 de sus oficiales en un complejo militar adjunto a los edificios diplomáticos de Irán en Damasco, y no, en lo que Irán llama “territorio diplomático iraní”.

 

El sábado 13 de abril Irán disparó entre 350 y 450 drones suicidas y misiles balísticos (nadie ha dado cifras oficiales) contra las ciudades de Israel, y siguiendo la línea de instalar un relato falso, expresó públicamente a través de sus Embajadas por el mundo lo siguiente: “Las fuerzas armadas de la República Islámica de Irán han llevado a cabo una serie de ataques militares contra las bases militares de Israel en respuesta, y en ejercicio de su derecho inherente a la autodefensa reconocido en el Artículo 51 de la Carta de Naciones Unidas, contra las recurrentes agresiones militares de Israel, lo que resultó en el martirio de los asesores militares iraníes presentes en Siria a invitación del gobierno sirio, en particular el ataque armado del 1 de abril contra las instalaciones diplomáticas de la República Islámica de Irán en Damasco”. Además de los Estados cómplices que compran hasta la respiración de los Ayatolas, los medios de difusión de distintos continentes mezclaron ignorancia, mala fe y total falta de seriedad profesional, comprando esa mercadería falsa.

 

Primero, Irán atacó ciudades israelíes y no le bastó con eso ya que, al atacar Jerusalén, sus misiles hubieran destruido la explanada de las Mezquitas y hubieran dañado no se sabe cuánto a Al Aqsa y al Domo si no fuera que Israel neutralizó a los misiles. Esto confirma que ninguna dictadura y/o teocracia tiene problema alguno en asesinar a su propia gente.

 

Segundo, Irán invoca el derecho a la auto defensa a pesar de que su territorio no fue atacado. Ni la Embajada ni el Consulado. Sí, un complejo militar que no es territorio diplomático, aunque lo pinten así y se repita como si Goebbels fuera el escritor de sus comunicados. Invoca ese derecho para atacar a Israel, pero no tiene pruebas quien tiró abajo el lugar de ejercicio y planificación militar en Damasco. Ya que se miente una vez, ¿Por qué no dos, tres, o las veces que sean?

 

Tercero, Irán no está invitado por el gobierno sirio como falsamente alega. Irán, en complicidad con el dictador sirio, ocupa Siria y ayuda a asesinar civiles, siendo cómplice de más de medio millón de crímenes en la última década y millones de desplazados y refugiados que han huido de la masacre que cometen Assad, Irán y Rusia. O sea, Irán agredió a Israel sí en su territorio, a sus ciudades, e Israel sí tiene derecho a hacer uso de su legítima defensa.

 

En el mismo comunicado, Irán agregó un párrafo: “El recurso de la República Islámica de Irán a medidas defensivas en ejercicio de su derecho a la autodefensa demuestra el enfoque responsable de Irán hacia la paz y seguridad regionales e internacionales”. Corea del Norte, Rusia, China, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Siria y varias izquierdas fascistas latinoamericanas y europeas defienden la postura del eufemismo de la autodefensa, cuando en la realidad, incluso usando a varios de sus tentáculos (Hamas, Hizbollah, Yihad Islámica, hutíes) Irán como estado terrorista, agrede desde hace medio siglo y mata, en todos los continentes. Y esa mención brutal de declararse defensor de la paz cuando es el factor primario de la peor violencia en el mundo, ha hecho que con la agresión contra Israel del sábado 13 de abril, cambien los mapas y las alineaciones. Hasta los que querían eludir responsabilidades y esconderse detrás de discursos valor cero en organismos internacionales, tuvieron que salir a la luz pública.

 

Hoy, la división en dos grandes bandos marca los enfrentamientos que hoy atrasan a todo el mundo, porque las guerras sólo nos llevan al atraso. Jordania y Arabia Saudita se sintieron amenazados por la andanada de drones y misiles lanzados por Irán y se defendieron tirando abajo con sus propias defensas las armas que los Ayatolas lanzaron, no a instalaciones militares como mintieron, sino a ciudades y civiles poniendo bajo la mira no sólo a Israel sino a países musulmanes. EE. UU., Inglaterra, en particular, gran parte de la Unión Europea, varios países árabes, además de Jordania, Arabia Saudita, Egipto y varias democracias latinoamericanas enfrentaron o con condenas verbales o con defensas militares, la agresión iraní. Los gobiernos de España, Brasil, Colombia, prefirieron no sólo no condenar una flagrante agresión, sino unirse, al oscuro mundo de Irán, Rusia y compañía. ¿Y cuál es la compañía más notoria que decidió jugarse por la violencia de una dictadura teocrática? La hasta hoy silenciosa China, no sólo no condenó el ataque iraní, sino que lo consideró moderado, adecuado y medido por no causar bajas civiles. Más cínico, difícil. No hubo bajas civiles, porque Israel interceptó los misiles, porque Jordania evitó que cayeran y asesinaran jordanos. Los misiles y drones no fueron adecuados como espetan los chinos, se lanzaron para matar y fracasaron.

 

Esta vez, Israel pidió reunión del Consejo de Seguridad para que hubiera una resolución condenatoria contra Irán. Aunque Israel sabe que el Consejo obedece a una estructura caduca, obsoleta y constantemente agresiva contra Israel, a pesar de que el Consejo ni siquiera ha mencionado a Hamas para referirse a la barbarie del 7 de octubre, Israel decidió expresarse en una tribuna internacional y además exponer no sólo a Irán sino al realineamiento geopolítico que ha surgido después de la tropelía de los Ayatolas. Lo primero que se logró en el Consejo fue el uso reiterado de la indecencia: no hubo declaración alguna. Aplauso directo e indirecto a Irán. Pero también apareció el inefable secretario general: “La gente de la región enfrenta el peligro de un conflicto a gran escala. Ahora es el momento de bajar la tensión y de restringir la violencia. Hay que evitar confrontaciones en múltiples frentes”. Guterres, hace más de una década que en Siria se asesinan cientos de miles, hace más de una década que Irán y Rusia ocupan Siria, hace décadas que HIzbollah bombardea el norte de Israel con impunidad, hace décadas que Hamas acumula misiles de Irán con impunidad, los generales iraníes planificaron el intento de genocidio del 7 de octubre y usted, Guterres, a la cabeza, culpó a Israel por defenderse. Honestamente, ¿de qué está hablando? Es obvio que a dictaduras como Irán o Rusia no les interesa lo que Ud. diga, pero tenga presente que cada declaración suya hace un poco más irrelevante a los restos de Naciones Unidas y provoca sentimientos tan opuestos como la ira, la risa y la lástima.

Israel ha anunciado que responderá a Irán,a pesar de la presión de EE. UU., Unión Europea (en especial Francia, Inglaterra) de que no lo haga. Medio Oriente no funciona como Occidente piensa. Basta con recordar los resultados de Occidente invadiendo dictaduras islámicas para convertirlas en “sociedades democráticas”. La lógica es atacar y defender, mantener lo que se denomina honor y respeto de propios y ajenos. Irán se sintió con derecho de atacar a Israel no sólo por su objetivo de que Israel debe desaparecer del mapa, sino, como además lo dijo, para lavar su honor por el ataque sufrido en Siria. Fabricaron su relato, encontraron cómplices y actuaron. Si Israel, tarde o temprano, no responde, la lógica del Medio Oriente señalará que Israel tendría temor y en consecuencia, es débil. Y esto que señalamos no es una espiral que puedan detener así nomás los preocupados por sus elecciones o el criminal de guerra que invadió Ucrania.

 

En ese contexto, Israel responderá Irán en día y hora que el mundo sabrá después que suceda, seguirá en Gaza en uso de su derecho no sólo a defenderse sino a recuperar a los secuestrados. Irán, por su parte, seguirá siendo un peligro existencial y no sólo para Israel, y el mundo en todos sus rincones deberá ya encender luces rojas porque los terroristas son asesinos que no discriminan. Matan.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.