Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles agosto 5, 2020
donativo

Las dos caras de Arabia Saudita


Arabia Saudita se descubre como una de las aliadas principales de Occidente en la lucha contra Irán. A modo de ejemplo: los sauditas, en colaboración con la Unión de Emiratos, proponen suministrar- a China- petróleo como sustituto del iraní que pueden perder si, Beijing, apoya las sanciones contra Irán ante el Consejo de Seguridad en Naciones Unidas. Los sauditas no olvidaron los años 80 cuando Riyadh apoyó a Saddam Hussein. Por entonces, retornaron los vuelos a su espacio aéreo y amenazaron los depósitos de petróleo. En 1996, Hezbollah condujo un atentado en las Torres Khobar en Dhahran, apoyándose en la asistencia saudita, basada en ciudadanos chiítas. Una investigación del FBI ligó los ataques con dirigentes iraníes y la Guardia de la Revolución. En el último tiempo, Arabia Saudita lidera una batalla contra Irán a través de sus mensajeros en el norte de Yemen. ¿Será posible que el Medio Oriente se encuentre ante un desafío en el que Israel y Arabia Saudita estén del mismo lado y puedan ser aliadas en el esfuerzo por frenar a Irán? El problema es que Arabia Saudita tiene otra cara. 15 (de los 19 terroristas que participaron de los atentados del 11 de septiembre) y su comandante Bin Laden, son sauditas. Ese dato acentúa la intervención de saudita en Al Qaeda y en el extremismo sunnita. Desde el principio, el gobierno saudita se basó en la alianza entre la Casa Saudí gobernante y la conducción wahabi religiosa, que le brindó legitimidad a cambio de fuertes sumas de dinero. Los lideres religiosos wahabi crearon un sistema de beneficencia a lo largo del mundo, como WAMY ( The World Assembly of Muslim Youth) , IIRO ( The International Islamic Relief Organization) y AL- HARAMAIN (Al-Haramain Islamic Foundation). En 2002, las FDI descubrieron documentos que vinculan a IIRO directamente con el Movimiento Hamas, si bien – en los últimos años- disminuyó el apoyo saudita y fue sustituido por el iraní. Después de cinco años del atentado del 11 de septiembre, muchas de esas organizaciones de beneficencia, están involucradas en la financiación del terror. En 2006, el Tesoro de Estados Unidos declaró que dos delegaciones de IIRO derivan fondos hacia Al Qaeda. Dos años después, señaló a la red AL-HARAMAIN como recaudadora de fondos para Al Qaeda. Mientras las fuerzas de seguridad sauditas estaban dispuestas a reprimir la acción de Al Qaeda en el reino, continuaron apoyando a los grupos extremistas fuera de sus fronteras. Según fuentes del ejército norteamericano, citadas en julio de 2007, los sauditas constituyen el factor extranjero independiente más grande entre las fuerzas extranjeras que luchan contra Estados Unidos en Irak. Más aún, en el Congreso norteamericano se informó ( 2009) que el apoyo de los fondos de beneficencia saudita a los grupos terroristas internacionales preocupan al gobierno. Arabia Saudita comenzó a concretar nuevas normas en reacción a la crítica norteamericana. El camino es largo. En el pasado, la nación intentó mejorar su imagen a través de dichos sobre la paz que condujeron, al final, al programa de paz. Es posible que, en el futuro, Israel quiera poner en tela de juicio la seriedad de las intenciones sauditas pero, cabe recordar que, el primer funcionario en promover la iniciativa fue Adel Al – Jubeir, actual embajador en Washington, que fuera enviado luego de los atentados del 11 de septiembre a Estados Unidos para colaborar en los intentos de «esclarecimiento» saudita. Israel debe aprovechar cualquier oportunidad de promoción de la paz sin honrar el nombre del país mientras esté asociado a organismos terroristas. Arabia Saudita e Israel mantienen intereses comunes en el freno de Irán nuclear. Pero eso no debe hacer cerrar los ojos de Occidente ( o de Israel) al referirse al continuo problema del extremismo sunnita que goza del apoyo tradicional por parte de Arabia Saudita, hasta el día de hoy.

Fuente: CIDIPAL

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.