Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes septiembre 28, 2020
donativo

Las verdades detrás de “al jazeeraleaks”


Con todos sus defectos y a pesar de  los motivos de crítica que nos ha dado en diferentes ocasiones, la ANP actual es por ahora el único interlocutor posible de Israel en la búsqueda de la paz. En parte por las declaraciones de Abu Mazen a favor de una solución pacífica del conflicto con Israel y en gran parte por la terrible alternativa- un gobierno como el de Hamas en Gaza- quisiéramos tener la certeza de que la Autoridad Palestina no cae, no se desmorona, no se desprestigia a tal punto que desaparece y debe ceder su lugar.

En cuanto a lo que se desprende de toda esta tormenta,  nos parece que hay grandes  verdades a las que vale la pena prestar atención.

• Tanto israelíes como palestinos han tenido con quien hablar, han estado frente a interlocutores serios, que intentaron llegar a una solución. No es cierto al parecer que “Israel no tiene con quién hablar” ni tampoco que “Israel no está dispuesto a transar en nada”.

•  No se llegó nunca a un acuerdo ni se “cerró” ningún tema. Las distancias todavía existían y no eran pequeñas. Hasta que no está todo escrito y sellado, no hay acuerdo, por más entendimiento que se haya sentido en varios puntos durante las conversaciones. Inclusive si todos los documentos son auténticos, no se puede ver las posiciones allí reveladas-tanto del lado israelí como del palestino –ni como punto final ni como compromiso de las partes  de cara a un futuro.

• El problema principal parece ser que del lado palestino, en el sentido que  al llegar al momento de la verdad, temen firmar, temen comprometerse a una situación en la que tienen que decir “se terminó el conflicto, no hay más exigencias”. En la época de Yasser Arafat, su negativa a firmar fue evidente. Bajo Abu Mazen, se lo presentó en forma menos dramática quizás, pero el resultado fue el mismo.

• Del lado israelí, había disposición sobre el papel a concesiones nada sencillas, pero no está claro si finalmente habrían firmado dar pasos como desmantelar asentamientos que si bien son sólo parte del total (no la mayoría), son especialmente simbólicos, como la zona judía de Hebron y la aledaña Kiryat Arba, entre otros. Algunos analistas israelíes estiman que la dificultad de Israel es con el precio que tendrá que pagar el gobierno de turno, en términos de concesiones, para concretar un acuerdo.

• Resulta preocupante que el tema de concesiones-que evidentemente todos deberán hacer para que se llegue a un acuerdo- es tan problemático en la arena palestina. “Al Jazeera” las presenta como  prueba de que la Autoridad Palestina vendió los intereses de la nación a Israel, el Presidente Abbas (que  por supuesto tenía que defenderse) no tiene más remedio que afirmar que él no había renunciado a nada….y Saeb Erekat, el conocido negociador, dice abiertamente que teme que lo asesinen por las concesiones que le fueron atribuidas. La gran diferencia entre lo que parecería ser la conciencia en torno a la mesa de negociaciones de que en algo habrá que transar y la posición pública, indica que el liderazgo  sabe que no puede presentar serias concesiones ante el pueblo. En gran medida, esto es su propia responsabilidad, por  mantener como discurso oficial posturas maximalistas que no preparan a los palestinos para aceptar términos medios. Un ejemplo concreto y clave, de entre muchos que podríamos dar: oficialmente, el liderazgo palestino sigue hablando del “derecho del retorno” de los refugiados y sus descendientes, aunque sabe perfectamente que ni siquiera un gobierno de izquierda en Israel lo aceptaría. No se lo han dicho a su pueblo…todo lo contrario.

• También nos preocupa la reacción de Israel. El Premier Benjamín Netanyahu se ha equivocado al comentar  el tema casi ridiculizando la postura palestina. Recordando la negativa de la ANP del último año a volver a negociar a menos que él congele toda construcción no sólo en los asentamientos de Cisjordania sino también en Jerusalem Este, Netanyahu se preguntó retóricamente por qué los palestinos presentaron esa exigencia, si de todos modos “ya renunciaron a la mayor parte de Jerusalem oriental” (en referencia a la supuesta aceptación de que los barrios judíos en dicha zona queden del lado israelí, según reportó “Al Jazeera”). Esa no es una forma de apreciar  un enfoque serio de parte de los palestinos , de alentar  su disposición a concesiones ni de fortalecer la imagen del liderazgo palestino….Netanyahu no debería olvidar nunca que la alternativa es Hamas, por más críticas que tenga a Abbas.

• El evidente temor de la ANP ante el ataque de “Al Jazeera”, no es una buena señal, en absoluto, en cuanto a la entereza del interlocutor de Israel y a su posición  en la arena palestina. El que hayan salido miles a atacar la sede de la televisión Qatarí en Ramallah, condenando a los críticos de Abbas, no enseña nada sobre la firmeza de su posición.

• El alejamiento entre Fatah y Hamas va en aumento y todo indica que será imposible una reconciliación en los próximos tiempos. Eso refuerza los temores de la ANP en cuanto a los esfuerzos de Hamas por repetir en Cisjordania lo que hizo en Gaza hace casi cuatro años, intensificará el potencial de cooperación entre Israel y la ANP en la lucha contra Hamas y complicará más aún el logro de un acuerdo israelo palestino que incluya una solución en la –Franja de Gaza.

• Para terminar, un mensaje a los radicales de “Al Jazeera”, de la organización Hamas a la que apoya y de todos los opositores que se relamen con la complicación en la que colocaron a Abbas: claro está hace tiempo, que lo que ustedes quieren, no es velar por los intereses del pueblo palestino, sino apoyar la línea extremista contra Israel, esa nefastamente conocida postura del “todo o nada”. A esta altura, deberían saber ya que no conduce a nada más que a sufrimiento…Aunque hemos criticado , por ejemplo, los reconocimientos anunciados del Estado palestino  antes de que este sea creado-en los últimos días se sumó Perú a la lista-, podemos darlo de ejemplo de que quien sigue recibiendo esos “regalos” diplomáticos, es únicamente quien sostiene que la vía es la negociación. Mientras tanto, Hamas continúa del otro lado, no sólo más allá del cerco de Gaza, sino también más allá de la línea que separa el intento de vida normal del fanatismo fundamentalista. …continúa allí, sumida en la oscuridad del eje cuyos patrones son Siria e Irán.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.