Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado junio 20, 2020
donativo

Israel, ¿Otra Vez Solo?


Yossi Klein Halevi

Publicado el 1° de febrero de 2011

New York Times

Jerusalem

Fotos de Porisrael

egipto_conflicto1Los israelíes quieren alegrarse por el estallido de protestas en las plazas de las ciudades de Egipto. Quieren creer que este es el equivalente árabe del momento mundial de 1989. Tal vez, dicen, el venenoso reflejo de culpar al estado judío de los males de Medio Oriente sea reemplazado por una honesta autoevaluación.

Pero pocos israelíes creen, realmente, en ese resultado esperanzador. En cambio, la sombría suposición es que sólo es cuestión de tiempo antes de que el único grupo real de oposición en Egipto, la islamista Hermandad Musulmana, tome el poder. Los israelíes temen que Egipto siga el camino de Irán y Turquía, con los islamistas tomando el control mediante la violencia o la cooptación gradual.

egipto_conflicto2Cualquier resultado sería el fin de la relación más importante de Israel en el mundo árabe. Hace tiempo que la Hermandad Musulmana manifestó su oposición a la paz con Israel y se ha comprometido a revocar, si llega al poder, el tratado de paz de 1979 entre Egipto e Israel. Teniendo en cuenta el fortalecimiento de Hezbollah en Líbano, el control de Gaza por Hamas y la desintegración de la alianza turco-israelí, un Egipto islamista podría producir la peor pesadilla de Israel: vivir en un país rodeado por aliados o representantes de Irán.

Mohamed ElBaradei, el icono de los manifestantes egipcios, y muchos analistas occidentales dicen que la rama egipcia de la Hermandad ha renunciado a la violencia en favor de los comedores populares y clínicas médicas. Incluso si eso fuese verdad, es poco consuelo para los israelíes, que temen que la no violencia de la Hermandad sea una maniobra táctica y saben que su visión del mundo tiene sus raíces en el crudo antisemitismo.

egipto_conflicto3

La Hermandad y sus retoños han sido los proveedores principales de las mundialmente generalizadas teorías musulmanas de conspiración por parte de los judíos, de culpar a los servicios de inteligencia israelíes del 11/9, de acusar a los sionistas de inventar el Holocausto para chantajear a Occidente.

Otros sostienen que las responsabilidades de gobierno moderarán a la Hermandad, pero eso queda desestimado como ingenuidad occidental: la misma predicción, después de todo, se hizo sobre el régimen iraní, Hezbollah y Hamas.

egipto_conflicto4

El temor de un cerco islamista les ha recordado a los israelíes su situación de peligro en Medio Oriente. En su relación con los palestinos, Israel es Goliat. Pero en su relación con los mundos árabe y musulmán, Israel sigue siendo David.

Desde su fundación, Israel ha tratado de romper el cerco militar y diplomático impuesto por sus vecinos. En ausencia de la aceptación del mundo árabe, encontró aliados en la periferia de Medio Oriente, Irán y Turquía. La paz con los vecinos inmediatos de Israel debía esperar.

egipto_conflicto5

Esa doctrina comenzó a revertirse en 1979, cuando la alianza entre Israel e Irán se derrumbó y fue sustituida, efectivamente, por el tratado egipcio-israelí de ese mismo año. La eliminación de Egipto del frente anti-israelí, dejó al mundo árabe sin una opción militar realmente creíble; la última guerra convencional peleada por las naciones árabes contra Israel fue, en 1973, el ataque conjunto egipcio-sirio en Iom Kipur.

Desde entonces, todos los conflictos militares de Israel – desde la primera guerra de Líbano en 1982 hasta la guerra de Gaza de 2009 – han sido enfrentamientos asimétricos contra terroristas. Mientras que esos conflictos le han presentado a Israel problemas estratégicos, diplomáticos y morales, no enfrentó más una amenaza existencial del mundo árabe.

egipto_conflicto6

Para Israel, entonces, la paz con Egipto ha sido esencial, no sólo estratégicamente sino también psicológicamente. Los israelíes entienden que el fin de su conflicto con el mundo árabe depende, en gran medida, de la durabilidad de la paz con Egipto – con todas sus limitaciones, es el único modelo exitoso de un acuerdo tierra por paz.

Por sobre todo, sin embargo, el optimismo de Israel ha estado sostenido por el recuerdo de la inverosímil alianza entre el presidente Anwar el-Sadat de Egipto y el primer ministro de Israel, Menachem Begin. Sólo cuatro años antes de volar a Tel Aviv en su misión de paz, Sadat había atacado a Israel en su día más sagrado. Begin, el primer ministro israelí más halcón, hasta ese momento, se retiró de la península de Sinaí, un área más del triple del tamaño de Israel.

egipto_conflicto6

Aunque Egipto no produjo la normalización de relaciones que los israelíes ansiaban, los miles de turistas israelíes que han llenado las playas de la costa de Sinaí experimentaron algo de la promesa de una paz real. Por lo menos en un rincón del Medio Oriente árabe, se sintieron bienvenidos. Un Sinaí desmilitarizado demostró que Israel podía perder profundidad estratégica y aún sentirse razonablemente seguro.

La frontera de Sinaí es la única frontera de Israel que no ha sido vallada. Ahora, a los israelíes les preocupa que esta frágil apertura al mundo árabe esté a punto de cerrarse.

egipto_conflicto7

Yossi Klein Halevi es miembro del Instituto Shalom Hartman y colabora como editor en The New Republic.

http://www.nytimes.com/2011/02/02/opinion/02Halevi.html?_r=1

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Difusion y fotos de Porisrael.org

 
Comentarios
MENTIRAS NUNCA MAS

estamos asistiendo al principio del fin del ente nazi sionista,por el bien de la humanidad que no se demore ,estos nazis nos tiene saturados con su victimizacion jerarquizada su sobervia,su racismo explicito y sus holocuentos.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.