Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes abril 17, 2020
donativo

Israel y Naciones Unidas


Chicago Tribune

4 de abril, 2011

En el 2009, una comisión de Naciones Unidas – encabezada por Richard Goldstone-  hizo público un explosivo informe, de 575 páginas,  donde se acusaba a Israel de cometer crímenes de guerra contra los palestinos, durante la invasión a Gaza, de tres semanas de duración. El informe Goldstone fue un golpe de suerte diplomático para los enemigos de Israel en todo el mundo. Fue  tan condenatorio que, algunos funcionarios israelíes, dejaron de viajar al exterior por temor a ser arrestados por crímenes de guerra.

El viernes pasado, Goldstone escribió un artículo de opinión sobre de su informe  en » The Washington Post» que puede ser resumido en tres palabras: No tiene importancia.

“Si hubiera sabido, en aquel momento, lo que sé ahora, el reporte Goldstone habría sido un documento diferente”, escribió. Goldstone dijo que ya no creía en una de las acusaciones más incendiarias del informe: que los soldados israelíes usaban deliberadamente objetivos civiles palestinos durante su invasión a Gaza.

¿De qué manera, entonces, recupera una nación su reputación?

Los líderes israelíes relamaron,  durante años,  que  Naciones Unidas eran tendenciosas contra el Estado Judío, que juzga casi toda acción de Israel a través de un prisma palestino.

Y ahora… la evidencia. No sólo un reporte desastrosamente equivocado sino, también,  la evidencia  que, toda la iniciativa, fue tergiversada, desde el principio,  en contra de Israel.

Torcida, tergiversada no es una palabra nuestra sino la de Goldstone. Escribe que “insistió en cambiar el mandato original adoptado por el Consejo de Derechos Humanos, que fue tergiversado contra Israel”.

Goldstone afirma  que “esperaba que nuestra investigación, en todos los aspectos del conflicto en Gaza, iniciaría una nueva era de imparcialidad en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, cuya historia tendenciosa – en contra de Israel-  es indudable”.

Esto no debería sorprender a nadie. Israel fue, casi, intachable en las décadas de los conflictos en Medio Oriente. Pero, la comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, pasó  por alto el genocidio y la masacre en lugares de  todo el mundo y se centró casi exclusivamente, año tras año, en los presuntos delitos de Israel. Alguna vez, la comisión de Derechos Humanos  concedió el liderazgo a Libia y cuidó a los peores abusadores de los derechos humanos en todo el mundo, incluyendo a Irán y Sudán.

Se suponía que Goldstone sería la excepción: No se lo consideraba anti – Israel. ¿Entonces, cómo llegó a equivocarse? Goldstone lamenta que, su comité, no tuvo “evidencia israelí que surgió ” a partir de la publicación del reporte, “explicando las circunstancias en las cuales decíamos que se usaban a civiles como blancos en Gaza, porque esto, tal vez, hubiera influido en nuestros fallos acerca de la intencionalidad y los crímenes de guerra”.

De este modo, a falta de hechos, la comisión  Goldstone llegó a la conclusión que, Israel, uso, deliberadamente,  objetivos civiles. Fue una ruidosa acusación. Esperamos que Goldstone continúe elaborando sobre cuáles fueron las presiones y las políticas que llevaron a esta conclusión.

¿Qué es, entonces, lo que sabemos? Israel no utilizó objetivos civiles. Hamas lo hizo. Lanzó cientos de misiles contra ciudades israelíes. El reporte instaba,  a Israel y Hamas,  a investigar las acciones de sus soldados. Israel lo hizo. Hamas no. Un funcionario de Hamas dijo al «The New York Times» que no había nada que investigar, porque lanzar misiles para matar civiles en Israel era “un derecho de autodefensa…”.

 Naciones Unidas debería retractarse, formalmente, del Informe Goldstone. Pero no puede terminar allí.  Naciones Unidas deben admitir que no hubo un intermediario honesto en  Medio Oriente. Deben reconocer que su comisión de derechos humanos continúa siendo una vergüenza que socava, profundamente, el prestigio del organismo mundial.

«The New York Times » reportó, el domingo pasado,  que Naciones Unidas podrían votar este otoño para reconocer un Estado palestino en la Margen Occidental, Gaza y Jerusalén Oriental. Naciones Unidas determinarían las fronteras – y esto pondría a Israel en la posición de ocupar las tierras pertenecientes a un Estado soberano y miembro de Naciones Unidas.

Naciones Unidas no tienen  autoridad moral para una declaración de esta índole. No fue un intermediario honesto. Ni siquiera estuvo cerca.

CIDIPAL:

Porisrael agradece a CIDIPAL este material

 
Comentarios
Luisa Oaknín Bendahá

¿Qué puede esperarse de un organismo ,la ONU ,que permite permanezca como miembro a un pais que declara querer y persigue borrar del mapa a otro pais miembro de ese mismo organismo ? Ya en 1973 escribió en un periódico de Barcelona el prestigioso y llorado miembro de la RAE Exmo Sr D. Julián Marías :¿En manos de quienes habéis puesto el mundo ? .
Al Juez Galdstone le pido valentía en su inexcusable arrepentimienro

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.