Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 13, 2019
donativo

Arte de la guerra jurídica: La mujer que lucha contra el terrorismo


Darshan-Leitner2La abogada Nitsana Darshan-Leitner es una mujer con una misión: Colocar financieramente de rodillas a los grupos terroristas. ‘Estoy aquí para hablar por aquellos que no pueden hablar por sí mismos’, dice

Smadar Shir

Ynetnews

Publicado: 20.05.11 / Israel News

El arte de la guerra jurídica: La abogada Nitsana Darshan-Leitner, durante más de una década, ha estado recorriendo camino a través de diversos tribunales en todo el mundo, presentando demandas en contra de organismos políticos, empresas e, incluso, naciones como Irán e Irak – todo en nombre de lograr justicia para las víctimas del terrorismo.

Darshan-Leitner, que fundó el Israel Law Center (ILC) [Centro de Derecho de Israel – CDI] en 2002, tiene un objetivo: desestabilizar la infraestructura financiera de las organizaciones terroristas.

Justo la semana pasada, el ILC envió cartas de advertencia a compañías de seguros que ofrecen pólizas marítimas cubriendo a los buques que podrían participar en navegaciones con destino a Gaza. Las cartas dicen que, si la empresa en cuestión proveyera cobertura de seguro para aquellos que tratan de proporcionar apoyo técnico y financiero a Hamas en Gaza, las empresas podrían ser responsables de cualquier acto terrorista que cometa en el futuro.

Esta medida preventiva, como la llama Darshan-Leitner, es sólo una pequeña parte de las actividades de ILC. A través de la organización, hasta ahora ha sido capaz de reunir unos $1 mil millones en daños y perjuicios para las víctimas del terrorismo. Estos incluyen una orden de restitución de $116 millones a la familia de las víctimas de un tiroteo en 1996 en la Margen Occidental, y $183 millones por daños a la familia de una de las víctimas de un atentado de Hamas contra un autobús en 1996 en Jerusalem.

«Hasta ahora hemos sido capaces de cobrar millones de dólares a través de ocho juicios, para las familias de los atentados con bomba (autobús)», dijo. «Cuando obtuve la sentencia, hice copias y las envié a todos mis conocidos, incluso a aquellos que, inicialmente, trataron de desalentarme».

Quemándose las pestañas

 

Darshan-Leitner es hija de inmigrantes persas que llegaron a Israel cuando eran niños.

«Mi padre fue el único en esa comunidad que fue capaz de progresar en el mundo. Obtuvo una educación universitaria y trabajó como profesor, y nos obligó a estudiar y sobresalir Era un hogar modesto. No hay duda que parte de mi vida me ha hecho determinada. Cuando me propongo una meta, no dejo de buscar la manera de hacerla realidad», dijo.

Graduada de una escuela secundaria religiosa y del Servicio Nacional como voluntaria de los servicios de emergencia de Magen David Adom, Darshan-Leitner tenía su corazón puesto en la escuela de medicina, «antes de darse cuenta de que todas esas largas horas no eran adecuadas para una joven con esperanza de formar una familia».

En lugar de eso, eligió la escuela de derecho, y fue allí donde conoció a Aviel Leitner, quien se convertiría en su marido. Los dos son los orgullosos padres de seis hijos, incluidos trillizos.

«Al final del día trabajo más duro que la mayoría de los médicos», dijo. «desaparezco durante semanas de una vez, viajando por todo el mundo, e incluso cuando las cosas están en así llamada calma, me quemo las pestañas en la oficina».

Mientras estaba todavía en la escuela de leyes, rápidamente se dio cuenta de que el derecho de sociedades no sería suficiente:.. «Me di cuenta de que quería hacer algo de valor. Los Acuerdos de Oslo fueron firmados en esa época, permitiendo que muchos asesinos volvieran a Israel. Algunos de mis compañeros y yo pensábamos que estaba mal, especialmente en el caso de Mahmoud Abbas – que fue el autor intelectual del secuestro de 1985 del crucero italiano Achille Lauro».

«Los terroristas exigían la liberación de prisioneros palestinos – o de lo contrario matarían a todos los pasajeros judíos. Cuando Israel se negó, agarraron a Leon Klinghoffer, un judío anciano en silla de ruedas, le dispararon y lo arrojaron por la borda», dijo. «Cuando a Abbas se le permitió regresar a Israel, solicitamos a la Corte Suprema, en nombre de la familia de Klinghoffer, prohibirle entrar al país».

El tribunal trató de convencerla, a ella y a los otros tres estudiantes detrás de la petición, de que retiraran de su moción. «Teníamos más bien miedo… entré en la sala del tribunal y argumenté que la sangre de León estaba realmente gritando. Cuando salí, tuve el peor dolor de estómago de mi vida».

Dos semanas más tarde, el tribunal dictó su sentencia: «El tribunal estuvo de acuerdo en que la sangre de León estaba realmente gritando pero dijo que, en última instancia, la decisión era política y, por lo tanto, a Abbas se le concedía el ingreso. Aún así, el tribunal perdonó los honorarios de presentación.

«Fue entonces cuando supimos que eso era lo que queríamos hacer – luchar por las víctimas. Hablar por aquellos que no pueden hablar por sí mismos», dijo.

El efecto dominó

 

La Intifada de Al Aqsa de 2000 hizo que Darshan-Leitner y sus colegas intensificaran sus actividades.

«Ese período fue testigo de una nueva legislación que permitía acciones legales contra los países que patrocinaban o apoyaban el terrorismo», dijo. «Seguimos a los Organismos de Derechos Humanos y Civiles de Estados Unidos, que estaban combatiendo a los neo-nazis en los tribunales y llevándolos a la bancarrota a través de embargos judiciales de sus fondos y propiedades, y decidimos aplicar ese modelo a la guerra de Medio Oriente contra el terrorismo.

«Al principio, presentamos demandas de prueba, porque no sabíamos cómo los tribunales las tratarían», dijo. «Presentamos una demanda en nombre de una de las familias de las víctimas del linchamiento de Ramallah en 2000, y se nos concedió un embargo preventivo de los fondos de la Autoridad Palestina por el monto mencionado en la demanda -. NIS 64 millones (aprox. US $18,3 millones)».

Siguieron varias otras demandas, tanto en Israel como en Estados Unidos, donde la ILC fue tras la AP, Irán y Siria. Unos dos años más tarde, Darshan-Leitner y sus colegas comenzaron a ver resultados.

La primera sentencia, en el caso de una víctima de un atentado de Hamas contra un autobús en 1996 en Jerusalem, sentó un precedente legal – declarando que la AP no podía disfrutar de impunidad.

Las demandas de tan complejos casos, finalmente, forzaron a Darshan-Leitner a dejar su trabajo en el sector privado. Eso, combinado con el enorme costo de hacer viajar a peritos y víctimas por todo el mundo, pronto significó una pesada carga financiera para su familia, lo que la llevó, a ella y a sus colegas, a darse cuenta de que debían formar una organización.

En 2002, Darshan-Leitner se asoció con otros dos abogados para formar «Surat Hadan-Israel Law Center». El comienzo no fue fácil: Ella y su esposo comenzaron a recaudar fondos para la ILC, «Y teníamos que dormir en el automóvil, porque no podíamos permitirnos el lujo de un hotel… La primera vez que recibí un cheque por $10,000 de un abogado de Nueva York fue el momento de verdadero ‘wow’. Tuvimos un par de duros años».

La frustración es un lujo»

 

El ILC disfruta ahora de un presupuesto anual de $1 millón, pero los Leitner todavía viajan por el mundo, recaudando fondos para la representación legal de cientos de víctimas del terrorismo, en cientos de diversos tribunales en todo el mundo.

«Esto no se trata del costo de un rifle o un misil, se trata de cientos de millones de dólares que las organizaciones terroristas invierten en poblaciones con el fin de captar su apoyo», dijo.

«Tenemos $1 mil millones de dólares en sentencias contra entidades terroristas, incluyendo $600 millones que se han incautado y congelado. Estos son activos que finalmente encontrarán su camino hacia las víctimas».

El ILC no recibe fondos o ayuda, de ningún tipo, del gobierno. «El Estado no puede permitirse encabezar estos casos. No puede perseguir a los grupos terroristas y a criminales de guerra nazis, porque tiene fluctuantes intereses políticos, es parte en tratados internacionales y tiene que lidiar con las relaciones exteriores, que podrían verse afectadas por tales acciones internacionales».

Frustración, dice Darshan-Leitner, es un lujo para el que no tiene tiempo: «Cuando me incauto exitosamente de millones de dólares que habrían encontrado su camino hacia una entidad terrorista, cuando demuestro que un grupo terrorista, o un país patrocinador de terroristas, es responsable de un ataque y, naturalmente – cuando soy capaz de ver que a las víctimas del terrorismo se les otorgan grandes sumas de dinero – el sentimiento de satisfacción es enorme».

«Obviamente, esto no traerá de vuelta a los seres queridos de las familias, ni devolverá los miembros amputados de las víctimas, pero les da la oportunidad de sacarlos de una situación difícil», dijo.

Darshan-Leitner dice que es impulsada por un sentimiento judío-sionista – «por el bien del Estado de Israel y de los judíos en todas partes».

Actualmente está centrada en un juicio civil – el primero de su tipo – presentado en la Corte Federal en Washington, contra Bernhard Frank, de 97 años de edad, un ex oficial de las SS que personalmente firmó las órdenes de muerte en masa de judíos de Rusia y Ucrania durante la 2ª Guerra Mundial.

Darshan-Leitner está tratando, actualmente, de extraditar a Frank a Israel.

«El proceso de extradición es largo y estaré triste de ver a Frank morir antes de que responda por sus crímenes», dijo. «Ésta es una rara oportunidad para un paso histórico. Ahora más que nunca, cuando la generación del campo de la muerte se está desvaneciendo y nuevos grupos nazis surgen, tenemos que exigir la restitución para las víctimas.»

«El mensaje tiene que quedar absolutamente claro – los criminales nazis pagarán por sus acciones, aun cuando hayan pasado décadas», concluyó.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4071187,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.